viernes, 31 de enero de 2014

Conoces a .... Gustavo ?


Soy Gustavo pasivo 28 años de Ballester con lugar buscando buenas vergas para mamar a full y cabalgarlas un buen rato what sapp 1166618463

miércoles, 29 de enero de 2014

TETERAS DATA: Ciber de Guemes y Borges por Palermo

Recomiendo el ciber de guemes casi borges en palermo. Tiene cabinitas  separadas por cortinas, si el de al lado se copa sale paja compartida. 

El  lugar es chico y no da para mucho más. Pero van heteros curiosos pajeros  
que se copan y en el baño capaz tmb sale algo.


Palermobi25 

Mi pija publicada... Facundo!


Buenas soy facundo maidana ando por la zona de ramos mejia, el que se quiera prender que lo haga hay para todos. machu_2003@yahoo.com.ar

domingo, 26 de enero de 2014

Mi pija publicada... Leo



Hola!! Soy Leo del barrio de caballito, 32 años, 1.85, 80 kg activo, discreto,  solamente. Me encanta que me la mamen y luego ponerla. Aca buena pija recta de 19x5. Busco pasivos por la zona.  leocaballito75@hotmail.com

martes, 21 de enero de 2014

Así te quería tener.... cogiéndote!


Nada mejor que tenerte ahí solo para mi y para todos mis instintos, los mas bajos. Tu cola ardiendo y pidiendo a gritos que te parta, y que luego de bombear un rato haga mi descarga para satisfacerte. Nada mejor que tenerte solo para mi, asi te quería tener ... cogiéndote! 

Lautaro Anchorena 

domingo, 19 de enero de 2014

Complejos masculinos

Por Ale K - Los complejos por los cuales los varones consultan podrían resumirse en pocas palabras: baja autoestima y desinformación sexual. En muchos casos, su propia visión guarda relación con su capacidad o no para formar lazos amantes e íntimos. Tener una imagen corporal positiva es una parte importante de la autoestima, y sentirse bien con uno mismo es vital para establecer relaciones íntimas con otros.

La vergüenza por algún complejo físico (real o imaginario) puede interponerse bloqueando situaciones de cortejo, encuentros sexuales, la práctica de deportes (porque dificulta el hecho de desvestirse en un vestuario común) o la posibilidad de tener amigos/as por temor a que la relación progrese hacia la actividad sexual. Mucha gente con estos problemas demora la consulta y puede llegar a sufrir trastornos sexuales toda su vida, cuando hay muchas maneras de abordar el problema y pasarla mejor.

Acomplejados

Hay una consulta recurrente: muchos hombres consultan por el tamaño de su pene. Indudablemente y a pesar de la insistente información que existe al respecto y los intentos de desmitificar las "bondades" de un pene de grandes dimensiones, parece ser que la frase "el tamaño no importa" no ha calado lo suficientemente hondo en la psique masculina.

Un mundo de fantasías rodea este tema. La sociedad, desde siempre, ha puesto en este órgano una sobrecarga de significados, que lo han transformado en una deidad cultural por excelencia. El supuesto "saber" popular lo hace aparecer, como la "llave maestra" del placer, tanto masculino como femenino.

Numerosos jóvenes corren "desesperados y ansiosos" a medirse el pene, compiten entre ellos y hasta "investigan" en cuanto chat o foro aparezca en Internet cuáles son los tamaños "normales" y qué prefieren las mujeres al respecto.

Esto alumbra una realidad: muchos hombres todavía ignoran que los tamaños "normales" tienen una enorme variación, día a día, por acción de la temperatura ambiente, por el estado de ánimo y hasta por los métodos de medición empleados.

En este marco de frustración, muchos de los pacientes que consultan a los sexólogos han sido "víctimas" de comerciantes o vendedores de ilusiones. Publicidades en los periódicos y revistas de actualidad, promociones en Internet y televisión, exponen casos y prometen alargamientos con aparatos que cuelgan, o succionadores de vacío, o pomadas milagrosas, o inyecciones intrapeneanas, o medicación. Nada de eso es verdadero o científico. Más aún: pueden provocar lesiones importantes y problemas funcionales de los órganos correspondientes.

Los especialistas nos preguntamos qué pasa que sigue proliferando esta falsa creencia, y coincidimos en una respuesta: tiene que ver con los tabúes y desinformación que aun subsisten en torno al sexo y que empobrecen la vida sexual de mucha gente.

Por un lado, muchos varones --y también sus compañeras-- desconocen las medidas normales. A esto se suman las comparaciones erróneas con otros penes vistos en revistas o películas eróticas; las exageradas ostentaciones de algunos amigos que ridiculizan un pene inferior a 20 centímetros y mucho menos ayudan las alusiones a la idoneidad de un buen tamaño en las relaciones sexuales que se escuchan en series de televisión, películas y anuncios, influencia que se incrementa cuando estos mensajes parten de bellísimas mujeres que sólo vemos en las pantallas.

Es más: cabe mencionar que algunos padres inducen en sus hijos un trauma psicológico cuando comparan su pene con el de otros niños de su misma edad.

Desconocen también que el goce sexual no es solamente goce genital, empañando de este modo el logro de un mayor placer sexual.

Aún así, muy angustiados, muchos pacientes varones manifiestan no poder conquistar a nadie por la pequeñez de su pene. En general, lo que vemos es que detrás de esa aseveración se esconden otras patologías más profundas, como ser eyaculación precoz, impotencias, fobias o cuadros de baja autoestima con gran desvalorización.

Es clave recordar que un encuentro sexual es un acto de reciprocidad, un dar y recibir amor, placer, afectos y emociones, y no meramente una prueba de medidas o cantidades. Y que hay salida: la mayoría de los casos de insatisfacción por el tamaño del pene se resuelven con terapia psicológica, con abordajes que permitan mejorar la autoestima y la valoración personal.

Para combatir el miedo al rechazo de su pareja sexual, recomiendo a cualquier persona, sea mujer o varón, que se pregunte y que trate de descubrir qué es lo que siente el otro, qué le agrada, qué le desagrada y qué le hace alcanzar el clímax. Descubrirá, seguro, que el tiempo empleado en tal menester, es mucho más eficaz.

Ale K

* Ale K es licenciado en Psicología y Abogado (UBA), psicoanalista y coordinador de grupos de reflexión. Trabaja con pacientes HIV, con parejas y varones gays. 

Es comunicador radial distinguido por divulgar la cultura lgtb. Para comunicarte con él escribe un comentario a continuación o escribile a su mail.

jueves, 16 de enero de 2014

Conoces a .... Dario?



Hola chicos, acá Dario pibe tranca, ACTIVO al que le gusta pasar buenos momentos, me encanta que se me prendan a la pija y mamen o garchar... Soy gran chupador de culos, dilato con la lengua para luego darle al bombeo sin piedad, quien quiera que se prenda. Daro

martes, 14 de enero de 2014

Mi pija publicada....


Si te va mamarla o si queres sentarte arriba, escribime al mail o por acá y hacemos algo.
Activo, pendejo sano en todas sus formas, por el oeste... Escribi y nos vemos. Contesto a todos

viernes, 10 de enero de 2014

Una travesti en mi vida

La primera vez que tuve sexo con un travesti
había tomado mucho y apareci con uno durmiendo
en un hotel de mala muerte de la calle Corrientes.
Pasado el "mal trago?" me empecé a preguntar,
que podía llevar a un tipo como yo que le gustan
los tipos y ya lo tengo asumido a fraternizar con
alguien que se cree una mujer... Luego dejé de
buscarle la vuelta y me deje llevar. Ahora si "pinta"
cuando se da trato de pasarla bien sin tanta vuelta.
La normatividad social establece dos tipos de género basándose en “la naturaleza” de nuestros cuerpos: machos y hembras. Sin embargo, la naturaleza no es la única regente de la sexualidad. La experiencia humana es tan vasta y compleja que supera con creces a los determinantes biológicos. Por lo tanto, existen sexos y sexualidades:

Sexo biológico: varón, mujer, intersexual (cuando coexisten caracteres de ambos sexos).

Sexo psicológico o identidad de género: masculino, femenino, transgénero (travestis, transexuales).

Deseo sexual: heterosexual, homosexual, bisexual.

Una travesti, al igual que un transexual, no es un varón homosexual que se viste de mujer. Es una mujer trans (se siente mujer pero no niega su origen del sexo opuesto). En el primer caso (la travesti), mantiene sus genitales y no se acompleja por tenerlos; y en el segundo caso (la transexual) necesita operarse para readecuar su cuerpo físico a la experiencia subjetiva de sentirse mujer.

Aclarando estas diferencias entre sexo, género y deseo, el abanico de posibilidades se abre, de tal manera que una mujer trans puede tener deseos de estar con un hombre o una mujer; o un hombre heterosexual podría verse deseando a una mujer (biológica y psicológicamente constituida) o a una mujer trans (travesti o transexual).

Los hombres la quieren completa

No es ninguna novedad: hay hombres que buscan travestis para tener sexo y otros que se enamoran y construyen una vida en pareja. A pesar de los avances en materia de sexualidad y aceptación de lo diferente, la tendencia a encasillar existe.

Se cree que un hombre que busca travestis o transexuales es un homosexual encubierto. No es así. Es un varón (identidad de género: se siente masculino), es heterosexual (desea estar con una mujer…Pero trans). A estos hombres heterosexuales les atrae el cuerpo femenino, se sienten fascinados por sus curvas, la sensualidad, y hasta la libertad para el juego erótico.

Hay algunos que son tan exquisitos que rechazan cualquier gesto viril que se cuele o el timbre de voz levemente grave. Puede parecer una paradoja, pero por un lado rechazan signos de virilidad en la figura y en el comportamiento, pero la presencia de los genitales masculinos los atrae.

Están los que desean a las travestis y eligen el cuerpo “completo” que se le ofrece; otros gustan de transexuales operadas, o en vías de readecuar sus cuerpos.

En muchas de las relaciones con travestis el hombre ocupa un rol pasivo, o hay versatilidad y se intercambian los roles, práctica que una prostituta u otra mujer no podría hacer por motivos lógicos. (Aclaración: el sexo anal no es sinónimo de homosexualidad; el erotismo homosexual puede o no incluir esta práctica).

Si hay oferta de prostitución de mujeres transgénero es porque hay demanda. Los varones que buscan tener relaciones con travestis no lo hacen sólo por mero juego o por salir con amigos a una aventura exótica. Les gusta y lo disfrutan, sólo que unos pocos se animan a decirlo.

Algunos sienten que se excitan más que con sus parejas mujeres. Cuando logran un placer alto con las chicas trans quieren repetir la experiencia. En algunos casos surge el dilema existencial: ¿con quién tengo que estar: con mi novia mujer, o mi chica trans?

A los hombres enamorados de mujeres trans se les presenta el gran desafío de blanquear una relación que puede generar incomprensión, burla y rechazo. Sólo unos pocos valientes se animan.

Ser infiel con una chica trans

Existen hombres heterosexuales, en pareja o casados, que esconden sus gustos por mujeres transgéneros. Muy pocos se animan a confiarles a sus parejas actuales por dónde discurre su deseo.

Las mujeres más abiertas aceptan que pueda haber interés, pero no permitirían jamás que su hombre salga alguna noche a saciar sus inclinaciones paralelas. Admiten la necesidad de su partenaire y hasta se permiten fantasear tener una chica trans en la cama, o jugar con algún dildo (consolador) y que ella lo ate a la cintura a la manera de un pene artificial. Hasta ahí llega el permiso.

Los hombres que desean a una chica trans, y están en pareja, se ven en una disyuntiva angustiante, mucho más que si la otra opción fuera una mujer. Los que no pueden confesar su atracción prefieren ocultarlo. No obstante, la conducta que adoptan puede llamar la atención: llamados encubiertos, frecuentes salidas nocturnas, uso desmedido del chat o ingreso a páginas de prostitutas trans. En la cama pueden mostrar una disminución del deseo o una exaltación del mismo cuando se exteriorizan fantasías que incluyan a travestis.

Un hombre heterosexual que desea a una mujer trans vive preso de la normatividad social (bajo el amparo de las creencias religiosas), que no le permiten una expresión autentica de lo que siente.

Tiene que cumplir con las reglas impuestas para un hombre biológico, que se siente hombre psicológicamente, pero que desea igual o más a una mujer transgénero que a una mujer biológicamente y psicológicamente configurada.

Los hombres y las mujeres homosexuales han logrado más aceptación y viven sus vidas con más libertad, les toca el turno a las mujeres y hombres transgénero. Y a los hombres y mujeres que se enamoran de ellas/os.

Marcos L

lunes, 6 de enero de 2014

Mi pija publicada.... Matias



Soy Matias 25, por zona Norte y voy a estar solito en la oficina todo enero, el que quiera venir a verme que deje mensaje por acá.... No soy vueltero, más activo que pasivo, me va todo en la cama, me gustan los tríos eso se habla.
Escriban que arreglamos....

viernes, 3 de enero de 2014

El macho argentino

“Todo es cuestión de tamaño”

Es una creencia absolutamente infundada, por varias razones. En cuanto a la anatomía, las principales responsables del placer sexual femenino durante el coito son las terminales nerviosas que se ubican en la entrada de la vagina, alrededor de los primeros cuatro centímetros de su extensión. Por lo tanto, la longitud del pene sería, en principio, irrelevante a la hora de lograrlo.

El espacio de la vagina se modifica según el tamaño del pene, de modo que las superficies de ambos órganos genitales casi siempre logran un buen contacto, independientemente de la medida del pene en erección o de la vagina en reposo.

Ahora se agrega el creciente números de bisexuales entonces no hay que dejar de lado las terminales anales que reciben de esta forma al pene. El ano actúa de la misma forma que la vagina adaptando su cavidad para recibir al pene.

Las dimensiones son una obsesión del “macho argentino”. En realidad, el tamaño promedio del pene en erección está entre 12 y 16 centímetros. El de 22 centímetros o más solo es frecuente en algunas películas pornográficas.

Cine XXX y otras fuentes de información

Las fuentes de consulta que la mayoría de los varones tienen sobre sexo son:

* Pornografía. ¿Cuánto se puede aprender sobre medicina mirando “Vidas al límite” o “Dr. House”? Si la respuesta negativa es obvia, entonces, ¿por qué, en el terreno del sexo, tanta gente cree al pie de la letra toda la información que recibe? ¿Qué lleva al varón a pensar que una película “triple X” puede darle información verídica, cuando, aunque el contacto físico entre los actores sea real, se sabe que las situaciones son ficcionales y el tiempo no es tiempo real? Este género puede servir para estimular la imaginación, pero la “información” que brinda sobre la vida sexual debería ser ubicada del lado de la ficción.

* Charlas entre amigos. Uno puede hablar con muchas personas que le digan lo mismo, pero si todas ellas se informaron de la misma manera errónea, el resultado es que se siguen reproduciendo datos falsos. Y esto sucede mucho en el terreno de la sexualidad masculina.

* Internet. Hay que entender que es una herramienta, que puede ser muy buena o muy mala según se la sepa usar o no. De nuevo: intentar informarse sobre sexo viendo una película pornográfica es como querer aprender a volar mirando a Leonardo Di Caprio en El aviador.

* Las experiencias propias. No sólo las sexuales, sino toda la experiencia de vida. La educación recibida, el contexto sociocultural en el que se ha desenvuelto, el tratamiento que se dio en su familia a la sexualidad y muchos otros factores pueden ser fuente de información errónea sobre sexo.

* La pareja. Otra fuente del “macho argentino”, quizás la que más lo aterra pero una de las más influyentes al fin, es la eventual comparación que los consortes puedan hacer con otras parejas que hayan tenido. Lo que debe tenerse en cuenta en esos casos es que la pareja lo ha elegido a uno, así que algo bien debe estar haciendo.


Marcos Corvalan


miércoles, 1 de enero de 2014

Conoces a ... Varón peludo?

Aquí después de tanto tiempo, esperando por aquellos que quieran tener sexo, busco tipos viriles.
Si nos organizamos cogemos todos!!
Abrazo
Manden mail a varonactivo@gmail.com




Gimnasios con Onda (LISTADO)

Gimnasios con Onda (LISTADO)
Hace CLICK en la foto

ULTIMOS COMENTARIOS