FALSE

Page Nav

HIDE

HIDE

HIDE

Grid

GRID_STYLE
TRUE

Top Ad

//

Últimas novedades

latest

Mi primera paja en la oficina.

Como hombre casado que soy, puedo ser contactado solo cuando estoy en el laburo o en algún momento de soledad que pueda dar rienda suelta...

Como hombre casado que soy, puedo ser contactado solo cuando estoy en el laburo o en algún momento de soledad que pueda dar rienda suelta a mi pensamiento y a mi ropa, pero en la oficina lo máximo es un chat o una llamada, o era lo que yo creía.  

En una de esas tardes de chat en las que hablamos de cualquier cosa, como de lo calientes que estamos los dos (principalmente yo), le comente que estaba solo en la oficina, aunque habían dos personas más en la empresa que es un depto pequeño de 5 ambientes. Entre cosa y cosa comenzamos a ver por cam; no sabia hasta donde podría llegar la situación pero si que mi calentura era mas fuerte que lo que podía manejar y el también lo sabia.

Como seguro la mayoría conoce este juego de la cámara,  es vos me mostras yo muestro  y así comenzamos a calentarnos, yo con la pija que me estallaba en el pantalón,  me ponía de pie y se la mostraba rápido, temiendo que alguno de mis compañeros pasara por la puerta abierta y se pudriera todo. Pero él, ansioso y morboso seductor me llevaba por el camino de la locura pidiendo que mostrara mas, y él entretanto desnudo sobre la cama ofreciendo su pija con la mirada llena de morbo.

Cada vez mas calientes, yo no podía parar de pajearme por debajo del escritorio, cada vez mas desnudo y mas tiempo frente a la cámara. Cuando ya la situación no se controlaba, me tira acabemos juntos...

Le dije que no (tomando un vaso de agua para reducir un poco mi calentura), que para mi era imposible acabar sin hacer un desastre con toda la leche que estaba por explotar, que yo quería verlo a el y seguro llegaba a mi casa directo al baño a terminar lo que habíamos iniciado. Pero el no cedió y me pidió que acabara en el vaso y me la tomara. Después de intentar controlarme ante su mirada y no caer en la tentación, no pude mas, me puse de pie y le mostre todo lo que el me pedia ver. Acabe con una sensación muy excitante, me tome toda mi leche y lo vi a el acabar sobre su pecho un cantidad deliciosa de placer.

Quedamos en silencio por un momento, yo fui a lavar el vaso y el a bañarse.

Se que no es la experiencia mas extrema que leyeran en esta web, pero para mi fue uno de los mayores riesgos  que corrí  y solo me queda la sensación de como nuestra calentura nos lleva a lugares, personas y momentos que pueden cambiar todo de repente.

Dave. 

ÚLTIMOS COMENTARIOS