FALSE

Page Nav

HIDE

HIDE

HIDE

Grid

GRID_STYLE
TRUE

Top Ad

//

Últimas novedades

latest

Volvimos al Lavalle Vip!!

No sé muy bien como definirme. No estoy seguro de ser puto, pero me calientan los tipos. No estoy seguro de ser hetero, pero me enamoro d...

No sé muy bien como definirme. No estoy seguro de ser puto, pero me calientan los tipos. No estoy seguro de ser hetero, pero me enamoro de chicas.
Como nunca supe cómo definirme, elegí siempre no hacerlo y pasarla bien.

El Lavalle Vip es un cyber ubicado sobre la peatonal, pegado al bingo y creo que una parrilla. Una puertita color verde agua que da directamente a  una escalera.
Como siempre (bah, igual que las 5 veces que habré ido), me picó el morbo
estando en la zona con una horita libre; así que me fijé de tener los elementos necesarios en la mochila (pañuelitos descartables, alcohol en gel  y forros), enfilé para el cyber, subí y pedí una cabina.

A diferencia de la mayoría de las veces, esta era la primera vez que caía  un día de semana y al mediodía. He ido días en los que tenés que esperar  para que te den una cabina porque está lleno; pero me pareció ver un par  libres.

Lo primero que hice fue darme una vuelta rutinaria por el baño para pispear qué onda el ambiente. En el camino me clavó la vista un señor entrado en años y me siguió, pero no le dí bola.
En el baño habían un par de muchachos nerviosos, haciendo que meaban, nada que me interesara.
Salí y estaba el viejo verde caminando por los pasillos con la poronga dura, al aire. Lo pasé de largo y me dijo en qué cabina estaba (yo, ni  pelota. no me caben los maduros)

Me acomodé en mi cabina, entré al chat de solopajas (que es donde está la joda en ese cyber), puse en el nickname que era activo, que estaba en el  Lavalle y al toque me habló un supuesto pendejo de 20 añitos, diciéndome  que me quería petear. Le dije que vayamos al baño para conocernos (ya me pasó de que me invitaran a una cabina y resultara nada que ver con la descripción)

Me volví a meter en el baño y apareció al toque. Un pendejo divino, apenas  rellenito, blanquisimo y cachetoncito. Era perfecto. Le hice una seña y al  toque me guió hasta su box, donde nos comimos la boca, las pijas y nos  pajeamos hasta acabar. ¡Divino! Muchísimo más de lo que había ido a buscar.
Me dijo que era su primera vez en ese lugar; me besó, se limpió y se fue.

Más que satisfecho volví a mi box a cerrar la ventana de chat y arreglarme un poco y en el camino me pasó un flaco también jovencito, mirandome muy sospechosamente. Entré solo a mi box, y apagué todo. Me limpié y cuando abrí la puerta para irme, estaba ahí esperándome.

"Te puedo hacer un pete?" me dijo.

Lo agarré de la remera y lo metí, sin estar seguro de poder bancarme una  segunda vez tan rápido.

El pibe era pendejo (22), pero definitivamente sabía lo que hacía. Al minuto ya estaba comiéndose mi pija al palo, tragándosela hasta los huevos.
Se ahogaba y pedía más: lo agarraba del pelo y le cogía la boca una y otra vez, hasta que el solito se soltaba y se la tragaba hasta las pelotas de  nuevo. El mejor pete que me hicieron en la vida.
Cuando me estaba por hacer acabar, me dijo que la quería en la boca. Ya sentado en el escritorio con los pantalones por el suelo, agitadísimo y re caliente, le llené la boca de leche caliente.

Sentía la cabeza de la chota bañada en wasca y la lengua del pibe dandome vueltas. No paraba.

Cuando se levantó y escupió en unos pañuelos que le dí; ví que tenía el pantalón mojado de tanto que se había calentado él también. Me sonrió, me dió un beso en el cachete y se fue.

Realmente no me acuerdo cuanto estuve ahí adentro ni cuanto me cobraron; pero me puedo jugar por algo así como 40 min y menos de 30 pesos.
Lo recomiendo mucho, no como algo frecuente, sino como un morbo de descarga. Hay de todo y para todos. Y si no encontrás nada que te guste, te vas a la mierda.

Besos a todos.
¡Gracias a todos por los relatos y la data!

Atentamente,
Nico | niconativo@gmail.com

ÚLTIMOS COMENTARIOS