jueves, 22 de octubre de 2015

Proyecto Andes: lucha contra el VIH

La Fundación Huésped, en asociación con Laboratorios Richmond, realizará un estudio que analizará si es posible generar un comprimido único que contenga distintas drogas



Luego de la experiencia del Estudio GARDEL (impulsado a nivel mundial), la Fundación Huésped vuelve a realizar un avance en la investigación en la lucha contra el VIH.


La Fundación se asoció a Laboratorios Richmond para estudiar la eficacia y seguridad -y eventualmente desarrollar un comprimido único- de la formulación de Darunavir/ritonavir y Lamivudina. El proyecto fue seleccionado para recibir un co-financiamiento mediante el mecanismo de Proyectos de Investigación y Desarrollo (PID) de la Agencia Nacional de Ciencia y Tecnología.


El proyecto contempla la realización de un estudio de 140 pacientes en cinco centros de Argentina durante un año. Los pacientes serán tratados con darunavir/ritonavir y lamivudina y se aleatorizarán a recibir adicionalmente una tercera droga (tenofovir). Si los resultados son satisfactorios se iniciará el proceso de producción de una combinación con estas moléculas en un comprimido único.


Fundación Huésped estuvo a cargo del diseño y, además, coordinará el estudio clínico, e identificará y supervisará los otros centros. Laboratorios Richmond, presidido por Marcelo Figueiras, participó en el diseño de las coformulaciones y aporta el darunavir-ritonavir y fondos para el sostenimiento del estudio. La Dirección Nacional de Sida del Ministerio de Salud de la Nación colabora con el resto de la medicación y reactivos para pruebas de resistencia y carga viral.






El proyecto contempla la realización de un estudio de 140 pacientes en cinco centros de Argentina durante un año





En Argentina, cada año se reportan 5.000 nuevos casos y 1.500 muertes por VIH. Recientemente se ha demostrado que la expansión del tratamiento reduce la transmisión al disminuir la carga viral comunitaria por lo que es prioritario buscar el mejor tratamiento para alcanzar al mayor número de personas para su tratamiento inmediato.


Éste debería ser –en lo ideal- potente, sin toxicidad significativa, con bajo riesgo de resistencia, y bajo requerimiento de monitoreo, en un único comprimido, con una adecuada barrera contra la aparición de resistencia y que pueda utilizarse en diferentes poblaciones (hombres, mujeres, adolescentes y embarazadas, entre otros). En la actualidad, ninguna de las opciones en el mercado cumple con todas estas características.


La elección del DRV-ritonavir y 3TC se debió a que cumplen con todos estos requisitos en base a los resultados del estudio GARDEL, que demostró que un esquema de 2 drogas puede tener una eficacia similar a un esquema de 3.


Los PID tienen como objetivo promover la articulación entre los grupos de investigación y los sectores productivos y sociales, y -a su vez- apoyar las iniciativas orientadas a la obtención de resultados innovadores precompetitivos o de alto impacto social.

No hay comentarios: