FALSE

Page Nav

HIDE

HIDE

HIDE

Grid

GRID_STYLE
TRUE

Top Ad

//

Últimas novedades

latest

CITIBANK, un caso de discriminación laboral.

Meichtri Marcos Jesús c/ CITIBANK N.A. s/ Daños y Perjuicios” Marcos Jesús Meichtri es portador de HIV, que contrajo, según sus propias pala...

Meichtri Marcos Jesús c/ CITIBANK N.A. s/ Daños y Perjuicios”


Marcos Jesús Meichtri es portador de HIV, que contrajo, según sus propias palabras, por mantener relaciones sexuales con otro portador del virus.


citibank

 

En 1996 entró a trabajar en una sucursal de Citibank Argentina donde ganó muchos premios como ejecutivo de cuentas, y logró varios ascensos en poco tiempo. Pero cuando la empresa se enteró que era portador de HIV, sus jefes comenzaron a hostigarlo para que renuncie.

Por esto inició en 2003 una demanda por discriminación laboral, en la que la Justicia argentina falló a su favor otorgándole un resarcimiento de 100.000 pesos (unos 26.000 dólares).

Una buena carrera en una gran empresa


En 1993, Marcos Meichtri, de 24 años buscaba trabajo. Habló con una consultora de Manpower y le dijo: “Sólo llamáme para trabajar en Citibank”. Le atraía la marca Citibank, como a tantos jóvenes que sueñan con dar todo a una gran empresa en la que puedan crecer.

Se presentó una vacante de medio tiempo en el sector establecimientos y en 1994 lo pasaron a Ejecutivo de Cuentas a la nueva sucursal de Caballito.

“No tenía ninguna experiencia en ventas, y como me encantaba el trabajo gané muchísimos premios individuales y grupales, viajes a Brasil, de todo”.

A los 2 años lo ascienden de nuevo a Firma oficial autorizada al Banco Central y más tarde un nuevo ascenso a Oficial y finalmente a Subgerente de sucursal.

En cuanto a su vida personal, vale decir que en el trabajo no tenía problemas personales con nadie y todos sabían que es homosexual.

“Si alguien me preguntaba si tenía pareja, le decía el nombre de mi novio”.

Paralelamente a estos ascensos, en abril de 1996 un análisis de HIV que se hizo en forma particular dio positivo. Esta situación, no la comunicó a la empresa por entender que se trataba de un asunto personal.

“Estuve un año sintiendo todos los días que me estallaba la cabeza” dijo en relación a todo el proceso interno para aceptar que estaba infectado, averiguar sobre la enfermedad y empezar un tratamiento.

Si bien tiene goza de una excelente salud y nunca desarrolló la enfermedad, para mantener un nivel de defensas y evitar resfríos e infecciones, los portadores de HIV tienen que tomar una larga lista de medicamentos. Entonces comienza su tratamiento en la Obra Social Bancaria “Solidaridad”. “Cuando los inmunodeprimidos nos engripamos tenemos que tomar medicamentos muy caros.”

 

Segui leyendo el caso completo en: http://www.psiquiskype.com/

ÚLTIMOS COMENTARIOS