miércoles, 26 de junio de 2019

El peor del colegio

Por Bauti Blanc | En el secundario siempre había un grupo de chicos que se metían conmigo y me insultaban porque era gay. Eran los que mandaban en el colegio y nadie les podía plantar cara, así que hacían lo que querían y se metían con todo el mundo. Ellos estaban en quinto año y siempre los preceptores cuando queríamos hacer lío nos decían: esperen a llegar a quinto... Como que ahí te daban toda la libertad. Estos pibes se lo tomaron enserio, porque no perdonaban a nadie.




En Primera persona


Un día mientras estaba en el baño, entro uno de ellos, el "jefe" de la banda por así decirlo, era el que más imponía y más miedo daba. Se llamaba Mario. De él se decían muchas cosas que nos aterraban, incluso que había estado en un reformatorio. Yo no lo creía. Cuando entro en el baño y me vio, dijo: "Mira a quien tenemos por aquí, la marica chupapijas de segundo", yo me asusté muchísimo, no había nadie más en el baño, así que pensé que me pegaría o me metería la cabeza en el inodoro. Sabía que lo hacían. Pero no hizo nada de eso, se me acerco y me dijo al oído, pasándome cada tanto la lengua por la oreja: "Me dijeron que te comiste a todo el colegio, pero a mi todavía no me la chupaste y creo que ya va siendo hora". Yo me quede callado, pensando que cuando me acomodara a chupársela me iba a empezar a pegar piñas, el tipo tenia una fama de macho malhumorado y yo tenia fama de puto, porque nunca me escondí de nadie, ni de mi flia.



Por otro lado confieso que cuando lo veía en los recreos o en el patio, le miraba el bulto que tenia una lucha con el pantalón para quedar libre. Estaba temblando cuando el se bajó los pantalones, los calzoncillos y saco una chota gigantesca, era de las más grandes que había visto en la vida real. Se le movía para todos lados y era una roca, me dijo que se la comiese. Yo estaba paralizado, y el me obligo a agacharme y me metió su enorme pija en la boca, el gusto salado, el olor del suavizante de la ropa, su desodorante, el olor a huevos, todo era una mezcla, un banquete que me iba a deleitar. En ese momento pensé que si ya no me había pegado, mejor me dedicaba a petear. Relajé y se la comencé a mamar como sabía hacerlo, y a él parecía que le gustaba como lo hacía porque me agarraba de la cabeza y gemía. Me dijo que era la mejor mamada que le habían hecho en toda su vida. Empezó a dejar de lado su actitud de matón y me acariciaba la cabeza y me trababa la nuca para que no me sacara la verga de la boca.

Me miraba y se reía cómplice. 



Después me bajo los pantalones y me puso en cuatro patas. ¿Te la bancás? preguntó. Me anunció que iba a doler pero que me iba a gustar y me la metió en mi orto, mi ano no tardo en dilatarse lo suficiente para que ese pedazo de herramienta entrase. Fue un polvo brutal, me hizo disfrutar como nunca, a estas alturas además me abrazaba y me acariciaba, mientras me la metía, haciéndome ver como era realmente el peor del colegio, un dulce. Me tocó un poco la pija y empecé a acabar, mis contracciones lo hicieron acabar toda su leche dentro de mi. Me temblaban las piernas y el me tenia abrazándome fuerte por la cintura. Se reía. Nunca mientras el estuvo en el colegio nadie se metió conmigo. Me "prestaba" para que dos chabones de quinto año amigos de él me garcharan, una sola vez estuvimos todos en una quinta, donde me dieron por todos lados. Y él también se los garchó a los otros. No me forzaron a nada. Desde aquel momento nació una amistad que duro más allá del colegio, hasta que yo me fui de Argentina por motivos de estudio. Pero siempre lo recuerdo... al palo.



4 comentarios:

Anónimo dijo...

jeje siempre esta la putita del curso.. que hariamos con toda la leche que hay en nuestros huevos a esa edad?? sea pibe o mina pero siempre hay alguien donde desagotas leche a lo loco todo lo que quieras.... dsps cuando creces es la putita del barrio pero no cambia la función.. reciben leche a lo loco. Gracias a todos ustedes :) en mi secundario (todos varones) le daba a un pedejito que se llamaba Fabián que era bien sumiso, se bancaba todo y a todos y de mas grande a un pibe del barrio... siempre recibieron toda.

Enio dijo...

Calculo que por la edad que tenes esto te paso en los 80 o 90 donde los pibes no eran tan histericos, ahora en cambio me da que no garchan les gusta que los miren nada más. En la facu hay varios putitos que me ponen enfermo de la calentura, pero son bien loquitas histéricas. Debo confesar que a veces me dan ganas de arrinconarlas en el baño y romperles las bocas a besos...como preámbulo antes de romperles el culito.

Anónimo dijo...

Me calentó porque me sucedió algo parecido en el colegio...ahora ya soy un maduro pasiv@ 100% al que le gusta usar lencería en la intimidad, ya que tengo unas buenas lolas - mi apodo es Lola - y una cola hambrienta que se aguanta cualquier grosor...tengo dos fantasías que aún no pude cumplir, tener dos pijas a la vez en el culo es una, y la otra es que me abotone con su bola un perro grande y pijudo...

Tomás dijo...

A mi desde la escuela me molestaban, no porque fuera afeminado sino porque era tímido y tenía además un problema en un oído que me provocaba inesstabilidad al caminar. Era casi incapaz de oponerme a cualquier burla o violencia a la que me sometieran, generalmente verbal. En esas circunstancias me tomó a su cargo uno del secundario que yo veía como "grande", cuando en realidad no tendría mas de 16 o 17 años, el me protegía.... nos hacian hacer filas para subir a los transportes escolares.... y supongo que como compensación a su protección se ponía atrás mio y me agarraba la mano y me la ponía en su pija dura .... o se pegaba tanto a mi que sentía su verga en mi culo....yo era bastante alto para mi edad (siempre fui el ultimo en la fila de mi clase), A veces cuando yo estaba en el baño entraba y se ponía a mear y me mostraba su pija dura y peluda..... a mi me volvía loco esa mata de pelos porque yo no los tenía aun. A veces me pedía con la mirada o algún gesto que me acercara y se la tocara..... una vez que salimos mas temprano del colegio, yo aun en el primario, me acompaño a mi casa porque no había transporte ese día. En medio camino me dijo que quería mear en un terreno baldío y que lo acompañe. Yo sabia que no era sin intención, pero su verga me hipnotizaba y siempre quería verla.... lo seguí y me pidió que se la besara, es la primera vez que mamé una pija, porque se la mamé hasta que acabó en mi boca. No sabía que era eso, no sabía si había meado o que mismo era. yo tendría 6 años. Me dijo que no lo dijera a nadie que él tampoco lo diría... y así pasaron dos años hasta que se graduó y salió del colegio. Se la mamaba 3 y hasta 5 veces a la semana.....pero me defendía de cualquiera que quisiera molestarme. Dejó el colegio y no lo volví a ver hasta 15 años después Estaba casado y tenía dos hijos pequeños. yo estaba en la facultad. Sin decirnos nada nos fuimos a un hotel, un hotel normal de pasajeros y pasamos la tarde ahí. Fue extraordinario: no podía creer que esa era la pija que había mamado tantas veces...
Ahora estoy casado y g 3 chicos, pero los hombres no han dejado nunca de gustarme, no tengo roles, me gusta dar y recibir. Gracias Guillermo, han pasado muchos años y me gustaría volverte a cruzar, nunca he podido olvidar lo que sentía cuando me agarrabas la mano y me hcías tocarte la pia dura a tus 17 años.!!!!.

REVELACIONES: A pelo y sin culpas?

REVELACIONES: A pelo y sin culpas?
Hace CLICK en la foto

ULTIMOS COMENTARIOS