jueves, 19 de septiembre de 2019

Amigarches: Sexo con amigos sin ser gay

Diego de Alzaga| Ale K| AmigarchesEn sexología y psicología se afirma que para ser amigarches hay algunos “perfiles” de hombres, que sin ser homosexuales, tienen sexo con otros hombres. Se han estudiado estos casos y explican que en estos hombres no existe factor alguno de homosexualidad o bisexualidad como tal.
¡Basta de gastar plata y tiempo en minas, pegate un vuelta y vuelta con un amigo y a otra cosa! Y todo sin ser gay!! Nos apoya la ciencia! ¡VIVILO SIN CULPAS!

Los perfiles de estas personas están relacionadas con factores como traumas psicológicos, económicos y, hasta enfermizos, razones por las cuales no habría que llamar gay a un hombre que tenga alguna de las siguientes etiquetas:

1. Víctimas de abuso sexual en la infancia: También conocida como “impresión homosexual”, se da cuando un varón es abusado sexualmente en la infancia, al crecer recrea el abuso en su comportamiento sexual para intentar “sanar” el dolor emocional sufrido. Si este individuo recibe apoyo psicológico y logra ser consciente de su condición, este comportamiento sexual puede ceder, ya que no está motivado por el deseo sexual hacia otro hombre, sólo se trata de un trauma pasajero.
2. Trabajadores sexuales: Estos hombres heterosexuales participan voluntariamente en relaciones sexuales con otros hombres por la recompensa económica, únicamente. Su libido se despierta sólo como impulso sexual (como en la masturbación). Al parecer un factor de excitación es el dinero, pues es bien sabido que en la industria porno ganan más los hombres que tienen sexo con otros hombres, que los que graban videos sexuales con mujeres.
3. Hombres que buscan desesperadamente experimentar con su sexualidad: Los hombres bajo este perfil, buscan experimentar con conductas sexuales que la mayoría identifica como conductas homosexuales. Algunos de ellos evitan el contacto sexual directo con hombres, pero lo sustituyen experimentando con dildos y otros juguetes sexuales, que a sus parejas femeninas incluso les parecen aceptables.
4. Primerizos: Por lo general en la adolescencia algunos varones se involucran entre sí para tener su primera experiencia sexual. Esto se puede extender hasta los 25 años de edad sin considerarse homosexualidad como tal. Es un simple ejercicio de satisfacción sexual.
5. Falta del padre: Se trata los hombres heterosexuales que anhelan el afecto y la atención de sus padres y buscan relaciones sexuales con hombres, como una forma de conseguir aquello de lo que carecieron en la infancia: crianza masculina y aceptación de su progenitor.
6. Atraídos sexualmente hacia los hombres, pero emocional y románticamente hacia las mujeres: Son hombres que se sienten atraídos emocionalmente hacia las mujeres, salen con ellas y tienen noviazgos heterosexuales. Aunque pueden llevar una vida sexual con las mujeres que aman, su verdadero y más apasionado deseo sexual es despertado por otros varones.
7. Narcisistas: Son hombres heterosexuales que viven absortos en sí mismos y tienen una necesidad constante de atención y aceptación, utilizan la sexualidad con otros hombres para ser adorados.
8. Adictos sexuales: El comportamiento “gay” puede ser el resultado de la adicción sexual. Pero incluso aquellos que se hayan “curado” podrían seguir sintiendo atracción por otros hombres, como les pasa a los sacerdotes célibes homosexuales.
9. Complacientes fantasiosos: A estos hombres les gusta complacer a sus parejas femeninas, quienes tienen la fantasía de que sus hombres mantengan relaciones sexuales con otros hombres frente a ellas. Para estos hombres es placentero sentirse “humillados” por otro hombre mientras su pareja femenina los ve.
10. Exhibicionistas: En este grupo tenemos a algunos culturistas o aficionados al gimnasio, quienes aunque no mantienen relaciones sexuales con otros hombres, gustan de coquetear entre ellos para obtener mayor atención y admiración sobre el trabajo físico que realizan en sus cuerpos.
11. Liberación sexual en población carcelaria: Existen hombres que al estar encerrados en prisión, deciden mantener vidas sexuales con otros hombres. Esto ocurre simplemente porque resulta su única o más inmediata opción para satisfacer su deseo sexual. Una vez puestos en libertad, estos hombres siguen su vida como antes de entrar a prisión.





Vale todo

Estos perfiles son una pequeña muestra de lo compleja que es la sexualidad del hombre. Al final del día cada individuo es responsable de ejercer su sexualidad como mejor le parezca. Aunque podemos ponerle muchos adjetivos y buscar muchas explicaciones, las respuestas pueden ser más simples de lo que pensamos, Freud a menudo decía: “A veces un cigarro es sólo un cigarro”.
Hay una gran variedad de formas y maneras de llevar una relación de amistad con sexo esporádico. Casi todos los que dan testimonio en consultorio, están de acuerdo en un punto: es que si contemplas a tu amigo/a con esperanzas de comenzar con una relación de pareja de tipo romántico, quizás sea mejor que lo pienses dos veces, ya que las posibilidades de que ocurra en la práctica son bastante escasas, aunque cada caso es un mundo, nunca te desanimes, Aunque cueste creerlo lo que frena hoy un poco el querer estar en pareja son los motivos económicos. Las economías personales están muy jugadas. Y si lo que queres es seguir manteniendo algún tipo de relación o contacto, la clave parece estar en la comunicación, antes y después del sexo.

7 comentarios:

Jorge dijo...

Tengo amigos casados con hijos y que disfrutan de estar desnudos junto a sus amigos íntimos.Obviamente que sus mujeres no lo saben.Se toquetean mutuamente la pija....las bolas...se pajean mutuamente.Chupan la pija y las bolas y piden a sus amigos que hagan lo mismo.Besos de lengua a full....pero no se dejan coger...eso es de putos dicen ?.

Lolo dijo...

Homosexualidad es mas que solamente un hombre teniendo sexo con otro.
El acto puede ser homosexual pero la personalidad de los hombres envueltos en el acto no necesariamente tiene que ser identificada como homosexual.

Anónimo dijo...

Como sea...de vez en cuando me gusta compartir pajas con amigos.Soy maduro,bien masculino.Si hay alguien de Rosario o zona que quiera compartir pajas.Que sr comunique a mi mail jm0567036@gmail.com

Mariano L. dijo...

Excelente nota. Me quedó picando una referencia que hizo Ale K al tema de las economías personales como condicionante de estar en pareja cuando dice: "Aunque cueste creerlo lo que frena hoy un poco el querer estar en pareja son los motivos económicos. Las economías personales están muy jugadas." Me gustaría que el licenciado en algún momento se pudiera explayar sobre eso. Muchas gracias.

Enio dijo...

Tengo 65 años y siempre creí que un HOMOsexual es alguien que tiene y quiere tener sexo con sus pares y les resultan atractivos para ello.
No entran "etiquetados" ni justificaciones de ningún tipo,
Nos gusten encontrando parecida satisfacción sexual o mas (no es lo mismo)
con las minas o mas o menos, tampoco.
Que TODOS en mayor o menor grado seamos Bisexuales, puede ser, pero depende de las circunstancias de vida de cada uno.
Fuí violado muy nene por el "macho" de una "doméstica" (muy jóvenes ambos)
Pero no sé si desde antes o después recuerdo haber sentido que mi madre me había traído al mundo con las "pelotas bien puestas" dado que con la hija de una amiga de ella jugaba "al doctor" desnudos debajo de la mesa cubierta como se estilaba antes por gran mantel (tipo carpa) lo que no creo que ocultaría totalmente el hecho y ante la preguntas reiteradas de mi vieja "¿que hacen chicos?" Mi instinto y aún establecida la diferencia era "EMPUJAR" pero no sabía pese a ello por dónde ni como ni conciencia de erección.
Por supuesto que ese trauma no tuve conciencia hasta mucho después "atando cabos" y ante ciertos estímulos y provocaciones que culminaron en mi "re inauguración" a los 19 años. Al momento de prestarme recuerdo que mis intenciones eran ACTIVAS pero como siempre me dieron vuelta,,, Sin embargo tuve la suerte desde mis primeras experiencias de ser apreciado por mi dotación y alcance el convencimiento y gracias a un sujeto en especial del verdadero placer que me animaba: EL PENETRAR, mas que serlo quizás resabio o rechazo sumergido en el inconsciente y el hecho de ser ESTRECHO solo de adulto y ya grande superado por causa de una endoscopia de las de antes.
En cuanto a las minas tuve un período casi exclusivamente HETEROsexual en que no me importó nada de lo otro pero pudiera haber sucedido.
Mas que INFIDELIDAD sentía que fallaba al sexo contrario de una manera poco "higiénica"
Estoy hablando de época en que el SIDA no existía, pero SI, como siempre,
las históricas SIFILIS y GONORREA (que mataron pueblos originarios enteros)
mas los herpes y hongos.
Si me preguntaban en aquel momento (creo que todavía de inmadurez)
con que sexo gozaba mas, no podría contestar,
Lo "hetero" me pareció siempre mas "normal" con finalidades reproductivas y familiares aunque fueran solo convenciones culturales y de usos y costumbres.
"Lo otro" era LO CLANDESTINO y libidinoso y creo que por ello, mas satisfactorio.

Kevin 1012 dijo...

Muy buena nota.

Anónimo dijo...

Yo soy casado con 30 años me considero hetero flexible. Tengo leche y tengo que largarla. Busco un flaco que me haga la paja o me la chupe, tiro leche y me voy contento. Fin. matuterami19@gmail.com

Listado de gimnasios con onda

Listado de gimnasios con onda
Hace CLICK en la foto

ULTIMOS COMENTARIOS