FALSE

Page Nav

HIDE

HIDE

HIDE

Grid

GRID_STYLE
TRUE

Top Ad

//

Últimas novedades

latest

Rimming: Beso de colibrí o polaco, el clásico beso negro

Por Ale K | Parece que el sexo anal nunca pasa de moda, si bien hoy no es prioritario en el apetito de los más jóvenes. En los '80...

Por Ale K | Parece que el sexo anal nunca pasa de moda, si bien hoy no es prioritario en el apetito de los más jóvenes. En los '80 era impensable una relación sin coito. Algunos afirman que les encanta, a otros les repugna sólo la idea de pensarlo, otros tienen una actitud ambigua que oscila entre el temor al dolor y el deseo de experimentar esa relación, otros son primerizos y les gustaría probarlo. Algunos cuando prueban no lo dejan... Otros prefieren idealizarlo románticamente. Así los comprueban los testimonios en consultorio.

Primero hay que vencer los tabúes, después la falta de educación acerca de cómo tener sexo anal satisfactorio y, por último, tiene que haber una especie de aprendizaje a disfrutar esta forma de sexualidad tanto para hombres como para mujeres.

Se puede decir que la mayoría de las parejas que se inician en el sexo anal no lo continúan practicando, fundamentalmente, por el desconocimiento a como realizarlo satisfactoriamente, por eso no vendrán mal algunos consejos de cómo tener una relación anal satisfactoria.

En muchas ocasiones cuando tenemos sexo con alguien bisexual notamos como agradecen estas practicas, que tal vez no pueda llevar a cabo con "su mujer" por no menoscabar su hombría.
Se le llama “beso de colibrí” porque estimula el perineo (base de la pelvis, entre los genitales y el ano de mujeres u hombres) y la lengua penetra el ano profundamente, simulando la manera en que esta ave succiona el néctar de las flores.

La humedad, fricción y temperatura tibia que la boca posee al contacto con zonas erógenas como el perineo o el ano puede resultar tan placentero para las parejas, que termina por ser una de sus prácticas sexuales favoritas.

El famoso “69” (con la boca en los genitales de la pareja) y la de “perrito” (donde tu pareja de espalda aguarda para ser penetrado) son las posturas más recomendables para que el anilingus resulte la estrella del sexo oral.

Consejos para practicar el “beso negro”



El “beso negro” es una de las mejores formas de estimular un culo solo por adorarlo o por si es un paso previo al sexo anal. En un culo estimulado previamente entras de una.

Para dar un “beso de colibrí” podes comenzar acariciando y jugueteando con los glúteos de tu pareja a través de la masturbación, pasar a sus genitales para luego ir con tu mano poco a poco hacia el perinéo. Una vez allí, mandale estimulación al ano frotando suavemente con tu dedo medio o tu lengua en movimientos circulares. Literalmente: se derriten!

Usa la lengua para masajear el perineo y tu boca para chupar y disfrutar del rimming, el cual podes seguir alternando con la masturbación por otras partes del cuerpo convirtiendo la experiencia en una explosión de sensaciones que causarán el orgasmo. Tomate todo el tiempo que puedas y escucha los gemidos.

Tengo una lengua en mi culo!


El lamer el trasero, succionar dentro y alrededor del ano, e introducirle los dedos impregnados con lubricante con suavidad, ayudaría a dilatar y relajar el ano que va a ser penetrado, esto reduciría la sensación de dolor inicial a la penetración.

Es una forma muy íntima de explorar el ano y esto se aplica a ambos miembros de la pareja.

Los miedos a lamer son más mentales y relacionados al olor, sabor y preferencias personales, para que esto sea más placentero. Lo mejor es que ambos deban tomar una ducha para eliminar cualquier olor.
El bordear el ano con la lengua es extremadamente excitante, porque la abertura del ano es muy sensitiva y los labios y lengua muy expresivos. Es tan fácil como chupar una vagina (si te gusta) y las mismas acciones crean reacciones placenteras.
Gentilmente pasá los labios sobre el agujero o succioná en la abertura y relajando el ano, como si fuera a cagar. Esto expandirá la abertura y le dará más área para poder insertarlo lo más profundo, hasta donde la lengua pueda llegar. Hacé un movimiento rápido con la punta de la lengua y es agradable si se hace con inserción profunda de la lengua.

Después de todo lo anterior ya estás para entrarle cómodo!


https://www.usandbath.com/search/label/Ale%20K?zx=85295c315d9a1a47

ÚLTIMOS COMENTARIOS