FALSE

Page Nav

HIDE

HIDE

HIDE

Grid

GRID_STYLE
TRUE

Top Ad

//

Últimas novedades

latest

Historias de mingitorios. La chota del guardia.

Por Mr. Brightside | Hacia ya un par de meses que notaba que el guardia del estacionamiento del supermercado me miraba sigilosamente. Algun...

Por Mr. Brightside | Hacia ya un par de meses que notaba que el guardia del estacionamiento del supermercado me miraba sigilosamente. Alguna vez, de hecho, me pareció haber notado que se manoteaba el ganso cuando me veía acercarme a la entrada. Y otras, que me saludaba al salir, aunque yo por las dudas no le daba bola. Empece a tratar de ir siempre a la misma hora, para corroborar si era realmente un intento de levante o era mi calentura por los machos uniformados que me jugaba malas pasadas. 



Pero siempre había gente alrededor. En una ocasión, fui al baño, porque de verdad me meaba, y mientras salia, vi como el venia en dirección contraria, camino hacia el baño. Me quería matar! Hubiera sido una gran oportunidad de comprobar mis sospechas. De repente, deje de verlo. En el estacionamiento había otro. No era alto, de buen cuerpo y bultero como el que me gateaba. De hecho, al acercarme, me doy cuenta que definitivamente era otro, al tener el nuevo rasgos un toque mas provincianos. El que cuidaba la entrada misma del super era otro que nada que ver también, el que siempre estuvo en ese puesto, mas jovencito. Me olvide del tema un toque. Pero igual cada tanto visitaba el baño, que si bien ya no me estaba dando los resultados que me daba antes (paso muchos meses cerrado, según un empleado del mismo super -con el que garchamos cada tanto, aunque ahora lo cambiaron a otra sucursal mucho mas lejos- porque iban indigentes a usarlo de "ducha") intentaba a ver si había suerte. Ese mediodía, ya al entrar, en las bachas estaba el seguridad! Teléfono en mano, no supe ver bien si estaba yirando en alguna app o simplemente contestando algún mensaje. 


Me puse a mear. Tic, tac, tic, tac... Bingo! Sabia que era cuestión de segundos para tenerlo "meando" a 2 mingitorios del mio. Por el rabillo del ojo pude ver que miraba hacia mi mingitorio. Mire un par de veces disimulando. Pero era evidente. El guardia buscaba guerra, y yo hace rato se la tenia declarada! Empece a correrme hacia donde estaba el cuando de repente escuchamos ruidos y desarmamos de toque! Efectivamente, unos barrenderos (acá cerca para una cuadrilla, y SIEMPRE usan este baño) estaban entrando casi que en grupo. La puta madre! Si bien en alguna de mis excursiones al baño he tenido pispeadas de chota con algún barrendero, cuando están en grupo se ponen en plan mata-puto. Pense en irme, pero el guardia me hizo un gesto desde el espejo (que esta en la pared de "atrás" del baño) de que banque un toque. Dude, pero ma' si! Volví a entrar y me encerré en un box, sentado simulando estar "ocupando el inodoro". Se escuchaban las voces, los pasos, las meadas de los barrenderos. No terminaban mas! Pero me había propuesto no salir del box hasta que vuelva a reinar el silencio. Después fue una orquesta del seca-manos, que tampoco terminaba de sonar mas. Ya cuando no escuche nada por unos 15 segundos, me anime a salir. Nada. 

"La puta madre!" pensé "El guardia se fue a la mierda!".

 
Me quede igual acomodándome los lompas (estaba con un jogging muy ajustado y se me notaba la verga gomosa)... Y apareció! Esta vez sin vueltas ni tiempo que perder: se puso en el ultimo mingitorio antes de la salida y pelo pija de una. Me le prendí con desesperación! Estaba apenas gomosa. Se lo escuchaba suspirar, y me calentaba mas aun! Limpia, calentita, iba creciendo poquito a poco en mi boca, a la vez que los resoplidos se iban transformando en jadeos acallados. Me la mandaba a fondo, le jugueteaba con la lengua, la pajeaba, le acariciaba los huevos... El tipo volaba, y yo mas de que por fin de tantas ganas que le tenia al fin tenia su pija en mi boca! Me agarro la cabeza con su mano derecha y me empezó a marcar el ritmo. Como me calienta que me hagan eso! Se la chupaba con mas desesperación y el mas jadeaba. Se notaba como se estaba cargando esa cabeza para disparar en cualquier momento! Por momentos intercalaba la marcada de ritmo con una tierna caricia sobre mi pelo.

¡Me mata ese toque de dominación con ternura! 


Los resoplidos se hicieron mas profundos, y la cabeza ya latía a full. Me la saque un segundo solo para respirar y sentí el primer disparo. Enseguida me la trague TODA, de una. Pija y contenido. Uff que cargado que estaba!! No la largue hasta que no le quedaran vacíos los huevos, y después hasta que se le baje. El mientras me acariciaba el pelo y la mejilla y yo le dejaba la pija tan impecable como la encontré... Me dio una palmadita como diciendo "listo pibe", y se metió a un box. "Por fin se dio!" le dije, en voz baja. Y me sonrió. Me quede un toque, esperando que salga. Al abrir la puerta del box, me dice que espere un rato para salir así no queda muy obvio. Me guiño un ojo, me dio una palmadita en la mejilla y se fue. Me quede ahí un par de minutos, en los que entro otro barrendero, esta vez solo. Pense en yirarlo, pero no parecía tener mucha onda (a pesar de ponerse a mear en un mingitorio cercano cuando podría haber ido al uuuuuulltimo lejos de mi o meterse en un box). Me fui, muy contento de haberme dado el gusto de comerle la chota al guardia que tanto venia mirando, y fantaseando que le cuente a sus colegas y me enfiesten 2 o 3 en el baño, la próxima.


ÚLTIMOS COMENTARIOS