miércoles, 27 de junio de 2012

Mi experiencia trans, con los swinger no!





El otro día concurrí a un boliche swinger y para mi desgracia pude observar la siguiente situación que para que se comprenda prefiero novelar... 

Pipo es puto... puto mal, y harto de recorrer saunas, cines y cuanto antro existe... decidio innovar.
Pipo, el puto, escuchó que existian unos lugares en donde la consigna era "sexo libre, sin prejuicios", -esta es la mia- sono en su afiebrada mente. Y se mando.

El sitio escojido no le desagradaba, ya tenia experiencias en recorrer tuneles, pasajes. Lo que le incomodaba era la presencia de feminas en el lugar, pero ya que había ido, así es el morbo.
-Y estas trolas que hacen aca?, hay que ubicarse-, volvio a pensar.

Recorriendo el lugar noto que en una habitación entraban muchos hombres.
-Ese debe ser el cuarto oscuro, que cantidad de chongos...-, susurro, mientras se acomodaba las cejas con un poco de saliva.
Para su sorpresa encontro a una dama en cuatro, siendo penetrada por varios de los asistentes, mientras otros ofrecian sus penes, para que esta los chupe.
Aclaremos que Pipo no era muy despierto. Al ver a la niña en dicha situación, no tuvo mejor idea que entrar en acción.

-A esta mina la desbanco, ahora van a ver como se chupa una pija-.
Cruzo la habitación y con mirada desafiante se acomodo al lado de la señorita. Eso era una competencia, y no se iba a conformar con un segundo lugar.

Pipo era medio lerdo, pero tenia buen ojo. Se avalanzo sobre la pija mas grande.
-flaco, que te pasa?, estas en pedo-, grito el acosado.
-te chupo, te chupo, yo la chupo mejor que ella-
-deja de romper trolo, volve a Amerik, marica-
-dale, un poquito, te chupo, te chupo-
-trolo de mierda, te vamos a cagar a palos, borrate, h d p-
-bueno, un besito?, dame un pico, bechito, bechito..., haceme la cola papi-, decia mientras estiraba su boca.

Pipo no recuerda nada mas de esa noche, hay una laguna mental entre ese momento y las 36 horas en la que se desperto en un hospital.

Pipo quería saber cual era el puente que debía cruzar para llegar hasta esos hombres, chongos con pijas gruesas y olor a hombre macho....
Es así que se fue sin nada de lo que hubiera querido.
Pero volvió a la semana con una mochilita y un kit de lo que llamaba su prima Pamela.
Pipo, ahora Pamela, entró al mismo cuartito donde los hombres lo recibieron con las pijas al palo y caballeros, le ofrecieron todo lo que Pipo/Pamela pidiera. Tragos, pijas, semen...
Cuando no puedes con determinados mandatos lo mejor es bajarse del caballo y ver de que forma puedes volver sobre tús pasos.

Ahora Pipo no es tan gay, ni los HOMBRES se ven intimidados en su pudor por un puto que se arrastra en el cuartito oscuro. Quien ahora se arrastra igual es Pamela y hay que satisfacerla... Si no puedes con ellos, adaptate



P.D : Fue más fácil contarlo en tercera persona, Pipo/Pamela soy yo.


José María. 

3 comentarios:

Anónimo dijo...

esta es la mas trágica verdad: los dravas, los cross, comen a los hombres mas machos que hay...todo lo que necesitan es una peluca(de plástico) y un poco de maquillaje, es increíble la hipocresía humana, pero los hombres que salen con los cds, se sienten verdaderamente héteros. Hace unos días estuve hablando con un amigo, que decidió tener la misma iniciativa: travestirse. No le falta más hombres, todos sementales y lo peor, le pagan( no que necesite de la plata...pero el morbo le hace prostituirse, además de sentirse deseado). La frase que mi amigo profirió que más me chocó, fue: "puedo chupar tu conchita", referiendose a um "cliente" que queria practicarle sexo oral. Chicos, por favor, es una pija, y no un clítoris hipertrofiado...jajaja. De verdad me falta coraje para fantasearme de mina, además de no poder imitar su tono de voz, pero el hecho de estar con tipos que jamás hubiera creído posible, me hace cogitar la idea; sobretodo por el hecho de que me dijo, que muchos "clientes", le piden que les coja. Al final del laburo, es solo sacar la peluca...y podés llevar su vida normal, sin siliconas que te delaten en el cotidiano. Bueno, esto podría ser la segunda descubierta de mi sexualidad, jajaja. E cada vez creo más, que el PODER no está en la CONCHA(signo de castración), pero en la estética femenina. E esto parece ser muy verdadero, pues nunca veo a mis compañeros héteros alabar a una vagina(ni la nombran), pero sí pechos y traseros, y todos saben... chicos, que las mejores colas son las masculinas( duras y sin celulitis).

Anónimo dijo...

es gracioso ese comentario lo que paso a tu amigo me pasa ami aca en montevideo donde vivo como gay era re dificil coger con estos tipos de hombre los machos q dicen ser heteros un dia fui a un cine porno lleve en mi mochila todo lonecesari para transformarme en juana....y q paso todos me querian coger y ademas pagaban...ahora lo q hago es decir siempre q estoy "trabajando" los toco y veo lo q mejor hay y veo si les hago un descuento jajaj....cuando antes ni bola me daban es la hipocresia si ,,,pero la fantasia es mayor.. porque casi siempre me chupan la pija..es asi chicos

Anónimo dijo...

No entendi al final... la laguna mental de Pipo seria que lo golpearon hasta dejarlo inconsciente?