jueves, 25 de julio de 2013

Me hizo sentir lo que otras no pudieron.


Voy a ser lo mas explicito posible. Esto pasó en el verano 06 en la ciudad donde vivo.
Estaba yo en mi trabajo, frente a una pc, cuando descubro la dirección de esta pagina en internet
Me metí una vez para ver de que se trataba y nunca más pude dejar de pasar a ver que nuevas fotos, relatos, o data tiraban. Un día me levanté a alguien que estaba dejando su mail para una foto de otro lector, un desconocido con el que empezamos a mailearnos, de mi ciudad.

Jamás había tenido relaciones con otro hombre.

Ese alguien no solo era menor que yo, sino que de mi mismo sexo. y sabía lo que quería.
Después de conocernos un poco quedamos en encontrarnos cerca de mi casa a la salida de mi laburo.
Era de madrugada.

Al llegar me di un baño y el me esperó en mi cuarto.
Digo que sabia lo que quería porque ni siquiera me dejó explicarle que esa era mi primera vez con un hombre, a pesar de que fantasías siempre tuve.
Comenzó a acariciarme suavemente la verga que no opuso resistencia y rápidamente comenzó a demostrar todo su poderío y su fuerza.

Cuando estuvo bien parada, me saco el bóxer blanco y me la comió. Literalmente, me la comió, su lengua húmeda se paseó por mi tronco una y otra vez. Me deje tirar sobre la cama para que me la mamara toda.
Cuando tuve reacción y pude decir algo, le pedí que se sacara la ropa, -podes sacármela vos- me dijo,
rápidamente descubrí su cuerpo caliente (sentí los olores típicos cuando un hombre se desnuda, para mi eran fragancias y elixires)  y pude ver su culo enorme que pedía a gritos, ser acariciado, mordido, besado, penetrado...

-Qué querés que te haga- dije
- Lo que vos quieras.

Entonces lo di vuelta. lo puse en cuatro sobre el borde de la cama y mi enorme poronga (nunca la había sentido, ni visto así) que a esta altura estaba mas hinchada que nunca entró poco a poco hasta perderse entera en esa cola hirviendo, que latía.

Entre y salí una y otra vez. Rápido, despacio, adentro, afuera, toda, la cabeza.... se perdía en el agujero!
y el gemía, soplaba, se movía, me daba todo y yo le daba todo...
Antes de acabar la saqué. Besé ese culito mojadito, le pasé mi lengua hasta hacerlo casi gritar.

Entonces se dio vuelta nuevamente, me la agarró con la mano y se la puso otra vez en la boca
ahora si me daba pista para acabar.

No faltó mucho.
Acabo- suspiré
Dale, dale- me dijo
Y ahí... derrame toda la leche acumulada de días de calentura, leche caliente que se tragó toda hasta dejarme tirado en la cama.

Y me quedé pensando en esta primera vez con un hombre, que me hizo sentir lo que otras no pudieron.

Dario

1 comentario:

Fernando River dijo...

un buen pete de un hombre/travesti no se compara con el de una mujer. Simplemente nosotros sabemos que hacer... ellas no :) Un hombre me puede hacer acabar en un minuto y medio o 2 minutos... las minitas en 5 o 10.

Para petes travestis,
Para pajas gays y
para ponerla nada como una concha mojada