jueves, 10 de octubre de 2013

Asi te queria tener .... mamando



Fascinante la mirada de este hombre dando placer a su amante. La veo clara, inquiríente a la vez que complaciente, llena de deseo. Es como si se hubiese parado el tiempo para hacer de su cuerpo un alma.
A simple vista parece una mirada concupiscente dadora de placer para goce de ambos, pero mirando su mirar se aprecia ternura, agrado por el momento, pasión por el juego de sabores y piel. Es como si le dijese, en el silencio de gemidos y suspiros, quiero agradarte, servirte, entregarme a ti para llevarte al placer más sublime.

Marcos L

1 comentario:

Anónimo dijo...

Marquitos, Marquitos si me das tu japi te prometo que mi mirada sera mucho mejor que esa.