viernes, 17 de junio de 2016

Homosexualidad Ritual (el rito del baño)

Africa adolescente | Juan Manuel Di Laurentis | El ritual

Vergas  negras


[avatar user="Juan Manuel Di Laurentis" align="left" /]

Que todos los negros son vergones es un mito. Sin embargo, zulúes y  Shangaans  tienen lo suyo.

Ese era el caso de  Cumba y su hermano Moroni, hijos de la cocinera.

Mi blancura en pelotas les daba  mucha risa. Nos hicimos amigos y juntos aprendimos   el uso de las lanzas en combate cuerpo a cuerpo. El ritual.

Mi padre que no era italiano,  se recluyó en  su despacho día y noche ante la huida de mi madre a su Italia natal.

Se olvidó de las negritas y de mí, y se dedicó  a sus deberes políticos, recibiendo órdenes de su país,  aprontando sus negocios en Zimbabwe   y  escribiendo cartas a su esposa. Cartas  que ella nunca contestó; hasta que un día, decidió ir a buscarla.

Sobre mí, dio precisas instrucciones a Makike: higiene, actividad física diaria y que se me alimentara correctamente. Pero por sobre todo,  adiestrarme en  lo relativo a la hombría.   Yo tendría 14 años y el viejo negro asumió la responsabilidad  de acuerdo  a sus  costumbres  tribales.

En poco tiempo andar en bolas por  la casa o con apenas un taparrabo después de entrenar con mis nuevos amigos, fue para mí lo habitual. Y por otra parte, todas las noches tenía una o dos negritas que Makike me proveía con desgano, por ser joven aún. Pero estaba indicado por  mi padre.

África se me  abría.

Homosexualidad Ritual

El viejo me preparaba el baño  y me fregaba la espalda, entonces se me paraba la chota.  Los pibes zulúes, que no se me despegaban, se cagaban de la risa.

A poco los tres, seguidos por mi valet y amigo llevando  toallas y sombrilla,  empezamos a ir  a la playa de los negros, donde  estar desnudos  al sol y sumergirnos  en bolas en  aguas transparentes y cálidas  fue uno de los  placeres mayores que conocí en  la vida.

Los pibes africanos estaban encantados. Me enseñaban todo: su lengua, el IziZulu que pronto hablé, y sus costumbres.

La lucha libre en pelotas en la arena era el pasatiempo  típico  de jóvenes varones.


Se reunían en la playa como quince, que al principio me rodeaban y  tocaban el cuerpo, comparaban sus pieles con la mía y mi pija con las  propias.

En nada se reprimían. Una vez hasta me abrieron los cantos del culo para ver el color de mi virginidad y cuando vieron que era rosada se revolcaron literalmente de la risa.

A esa altura yo ya no era el pibito tímido que llegó a Maputo. Me dejaba hacer con naturalidad. Los comprendía, y aquel contexto me hacia libre de mi mismo.

Bromeaban arrancando mis  pendejos rubios para apoyarlos contra sus negras motitas púbicas,  lo cual terminaba en luchas de todos contra todos desnudos en la arena, juego viril como culto a la energía  masculina circulando entre varones,  en  aquella, diríamos hoy, naturista  cultura.

(Con el tiempo en Oriente comprendí que entre hombres el “Tantra” consistía más que nada en esa circulación energética).

La homosexualidad entre niños y adolescentes no estaba prohibida. Ahora  que lo estoy narrando me parece ensuciar aquello diciendo  “homosexualidad”. Para ese mundo  espléndidamente varonil, jugar con nuestros sexos era inocente, era lo  normal.

La genitalidad entre jóvenes  desnudos  no solo no era censurada  sino que se consideraba  esperable, y por tanto se la  veía  con simpatía.  Que los muchachos antes de casarse incluso se   garcharan entre sí,  aunque sorprenda,  no representaba  sexo. El sexo era entre hombre y  mujer.

Llegada la edad en que se unían  a una esposa, el esperma estaba destinado a la reproducción y por ello,  el cuerpo a cuerpo entre  dos  varones no podía existir sino en el marco de la contienda, donde uno de los dos no terminaría penetrado por el otro. Terminaría muerto.

Así que un día,  en esa curiosidad  por  mi pija erecta blanca y de cabeza rosada que era objeto de  las jodas, todos vinieron a tocármela mientras se las tocaban. Yo me anime a toquetear  algunas.

Africa (30) retroLos pellizcos y mordidas daban pié a revolcones en la arena igual que  rudos cachorros que juegan a matarse. Yo no era tan  inocente como aquellos chicos pero me sentía libre como un pájaro y nunca más me he sentido así.

Entonces  uno de los pibes me la  entró a chupar.

Makike a la distancia se hizo el boludo, él sabía  lo que representaba eso para mi cultura.

Esa tarde a pleno sol, en segundos, a ese pibe le llené la boca de guasca . No me pude aguantar. Se la tragó delante de todos para luego  festejar  su hazaña mientras  muchos,  divertidos,  se daban pajas cruzadas entre sí , dejando en la arena gotones de su leche (o apenas meo espeso, los más jóvenes), cagándonos  de la risa  todos para luego hacer bolitas de semen y  orín  amasadas con    arena  y   arrojarlas a los contrincantes. Hasta que mi mentor puso fin al juego y volvimos  a  casa.

Cumba y Moroni pidieron permiso a Makike para hacerse cargo de asistirme en el ritual del baño.

Ritual del baño


En penumbras los tres  fregamos y enjabonamos (cuando se hacía en  la aldea era con barro), fregamos y enjabonamos en penumbras unos a otros nuestros  sobacos, espaldas, cabezas,  culos,  huevos y pijas.

Por primera vez chupé verga, por primera vez me chuparon el orto.

Recibí  los placeres de la oralidad por delante y por detrás al mismo tiempo.  Y ambos, como un gesto de alabanza,  se inclinaron apoyándose en el borde de la bañera y me entregaron sus  ojetes negros que penetré  y socavé enjabonando mi pija  alternando el darles leche a cada hermano, leche que recibían en su interior en  el goce litúrgico  de recibir los atributos de un ídolo, sintiendo  que les estaba  otorgando un don que los bautizaba y los hacía comulgar conmigo para siempre.

Mi padre a su regreso y enterado de estas cosas,  hizo repetir el relato frente a mí.

Cuando levanté la vista para acatar su reprobación descubrí en sus ojos el rencor. Era una mirada  que se parecía a la envidia.

Continuará…

 

 

Lee mas de África acá

20 comentarios:

dani dijo...

Excelente !!!

Harryinny dijo...

Muy bueno, para hacerlo en film!

Juan Manuel Di Laurentis dijo...

Gracias señor. Me encantaría transformar en guion estas experiencias de vida para ser filmadas.

Juan Manuel Di Laurentis dijo...

Le agradezco su apreciación. Ya vera que viene mucho mas. Gracias por leer.

Max dijo...

Naaaaaaaaaaaaaa.... yo no se cuanto tiene de realidad este relato... pero es altamente calentante... espectacular!! (y excelentes las fotos elegidas para ilustrarlo)

Juan Manuel Di Laurentis dijo...

Que tal Max. Mil gracias.
Te tuteo porque siento que eres alguien mucho más joven que yo. Quiero repetirte ese lugar común “La realidad supera la ficción”.
Conocerás la ceremonia del ngoso (tapón en el orto de la iniciación masculina Macúa, que impide a los jóvenes en iniciación cagar durante 9 meses-mentira de los hombres adultos macúas que guardan en secreto que diariamente el médico brujo retira el tapón del culo de los iniciados para que caguen y les pone otro) y con lo que se da pie al nacimiento del hombre adulto cuya verga será superior a cualquier agujero, pero antes de eso los pibes se revientan cogiéndo entre sí, porque la mujer, debe llegar virgen al matrimonio para garantizar la identidad del padre.
Que te haya calentado quiere decir que supe contar aquello que he vivido, comprendido y disfrutado hace ya, 42 años, cuando me hicieron parte de ellos. Acaso ese modo de transmitirlo sea mi único merito. El contenido es realidad.

Lucianofer dijo...

No entiendo como en un continente donde hay culturas tan liberales con la homosexualidad, también existan leyes que la penalizan (según las organizaciones LGTB).
Genial experiencia!!

Pedro dijo...

Excelente relato, por momentos pude sentirme parte del mismo como si lo estuviese viviendo. Me gusta la forma en la que se cuentan los hechos.
Muy acertado en la selección de imágenes, la playa, los cuerpos jóvenes y viriles. Le transmiten a uno el calor del momento.

Esteban dijo...

Me calienta mucho este hombre Dios jejejejeejej !!!! Aparte de sus historias ....
Espero poder conocerte algún día .....

Esteban dijo...

Me encantas........

Jose Accion dijo...

Exquisito relato antropológico y vivencia privilegiada muy única y envidiable
(tantas manos de color diferente sobre uno investigando y gozando y una similitud muy cómica y verazmente relatado ¡el mismo color rosado del ojete! jajajajajj
y tanto sexo indiscriminado aún por rol y género,
con la naturalidad de andar "en pelotas"
En ese sentido, grave daño, para no variar, se inflije a tribus originarias del Amazonas.
Descubrimientos: ese sexo que se practica expontáneamente y sin culpas
NO SERÍA EL MISMO que el que debería desarrollarse con la esposa y madre de sus hijos ELEMENTAL NORMA DE HIGIENE que quizás actualmente, por no respetarse,
el mayor número de infectadas mujeres e hijos se dan en ese continente,
ya plagado de niños huérfanos de padre y madre muertos por el HIV
además de otras enfermedades.
Fascinante debe ser la experiencia de gozar de las aguas cálidas del mar,
aún mas si tiene oleaje, en una playa nudista y mas siendo todos "negros"
con toda la LASCIVIA que ello implica.
(Como que hay un falso concepto que el africano rehuye del mar, las playas y el sol)
Felicitaciones Juan Manuel: espero ansioso, no lo solo tus relatos "africanos"
sino sobre todo, tus conclusiones NACIONALES:
"el GAUCHO ES EL MAS PUTO DE LOS MACHOS"
Cada vez mejor los contenidos de ésta página,,,

Juan Manuel Di Laurentis dijo...

Hola lucianofer!!
Me alegro que te gusten mis experiencias, hay mucho más.
Respecto de lo que no entiendes: Así es este mundo de inhóspito y contradictorio
De todos modos puedo decirte que en Mozambique (país del que tengo pasaporte), en 2015 la homosexualidad fue despenalizada. El anterior código penal provenía de la herencia colonizadora portuguesa. Actualmente solo son los países puramente musulmanes los que penalizan aun la homosexualidad en Africa. Ppproducto de colonizaciones y no toda tribu es "homosexualista para asi decirlo".
Por otra parte la homosexualidad para algunas etnias no se acepta por una cuestión de liberalismo y tolerancia, todo lo contrario, no es forzada esa aceptación. Es parte de la concepción que tienen del mundo y de la vida misma. Son, como digo ecológicos, Que los adolescentes tengan sexo entre si es natural, como lo explico aquí. ( y eso es anterior a la colonización que sufrieron) En occidente se viviría esa homosexualidad adolescente como que se estarían descubriendo. Para mí una falacia entendiendo que se parte de que lo normal es la heterosexualidad. Dentro de una cultura originaria, (hoy ya casi todas contaminadas) que los pibes se calentaran entre sí era inevitable, natural, y por tanto no ameritaba sublimación como acá, a través del deporte dentro de la "civilización". Por ejemplo el fútbol sin ir más lejos: Siempre el contrincante es el puto. “El ganador le rompe el culo al otro” ¿si eso no es homosexualidad Y DOMINACIÓN SEXUAL al menos en palabras la homosexualidad donde esta? Un pibe que te entregaba el culo en África lo hacía por admiración, por calentura pero también por hermandad, por amor, por agradecimiento y siempre disfrutándolo , sin sentirse dominado, aun cuando su preferencia fuera ponerla. El dominador siempre fue el blanco. Mucho para comentar al respecto. Amo a África. Yo soy africano por elección y mi vida privada es africana tribal, en consecuencia. Saludos

Dominante dijo...

La capacidad de comunicar es una virtud, gracias por darme algo para leer.

Juan Manuel Di Laurentis dijo...

Uf, un halago de su parte señor.

Juan Manuel Di Laurentis dijo...

Gracias señor, quisiera poder responderle a algunas menciones pero honestamente no entiendo lo que Ud. quiere decir en todo lo que refiere.
Por las dudas y por su gentileza y elogios le diré que: 1) No se a que se refiere con "el mismo color rosado del ojete" pero aclaro: los negros de etnia pura tienen el esfinter anal renegrido. Esto es irrefutable. Siempre el esfinter anal es de un color mas oscuro que el de la piel del resto del cuerpo. En mi caso, soy un hombre muy blanco (lamentablemente para mi gusto) en la foto estoy muy bronceado, y de adolescente, era más blanco aún y encima rubio, lo cual les causaba mucha "impresión" y curiosidad ya que no se les permitía entonces acercarse demasiado a los blancos, y menos tocarlos!!. Tal vez envíe alguna foto a "conoces a..." y a "mi pija publicada". Veremos, no soy muy afecto. Lo cierto es que me habían puesto el mote de "didimvu" (apócope de culo rosado en Zulú). 2) El VIH Sida apareció en la República del Congo, y tardó mucho en propagarse. Recién en 1981 se descubrió el virus y se introdujo a Mozambique desde el mar, no desde el continente. De la época en que le hablo el peor mal en Mozambique eran Malaria.
Sizobonana (hasta luego en lengua Zulú)

Jose Accion dijo...

No faltaba más, si de gentilezas nos referimos, a las que agregás con nuevos datos que son muy exclarecedores, como la expansión y orígenes del HIV en el continente mas librado a su suerte y por ello, lamentablemente el mas afectado. (política de "hacer vivir y dejar morir")
La única relación que he tenido con un "negro" (ya comentado antes por otro lado) fué con uno de los pocos que andaban por un cine porno que yo acostumbraba concurrir frecuentemente.
Para mi, de raza pura, una delicia descubrir su "ducto" anal rosado, limpio como el que mas.
En todo momento (aparte de la fama de buen cojedor que tengo en ese sitio) su voluntad era de ser pasivo. Si bien a mi no me interesa mayormente de tamaños y penes, eso no quiere decir que no los pondere y al descubrir el suyo erecto, con los consiguientes "ratones" MÍOS
empero no se dejo tocar en ninguna de las dos oportunidades Por ello y a pesar de todo, me sentí un poco frustrado y finalmente perdí el interés, aunque no creo que me hubiera atrevido ni en pedo hacerme penetrar por semejante falo. Por ello no pude apreciar diferencias en color y otras,,, jejejejejj Sobre esas diferencias dejaste todo claro con tu relato descriptivo "de ponerse un pendejo rubio tuyo sobre los suyos moteados",,, queda desde el vamos bien definido tu contextura rubia caucásica, faltaría aclaración si lampiño o peludo y que color de ojos,,,,
Acá en tu texto se da una genuina antropología sexual, hasta en la descripción de los ritos.
Por mi parte, siempre muy interesado por esos temas, me da gran placer tu aporte
y mas allá de lo banal por lo exótico o costumbres sexuales diferentes. Gracias.

Juan Manuel Di Laurentis dijo...

No era una playa nudista!!! Esa caracterización existe únicamente dentro de la "¿civilización?" occidental y burguesa. Era solo una playa alejada del centro urbano donde únicamente iban los negros (negras y familias de negros también, le aclaro) pues no podían estar en lugares en los que habitualmente estuvieran los blancos. En aquel momento señor, existía el Apartheid en su mas plena vigencia. Lea algo de eso al respecto y sabrá de lo que le hablo. Le adelanto: Habia baños para damas, baños para caballeros, y baños para los negros, por ejemplo. Así que olvídense los lectores de que existieran lo que acá llaman teteras donde pudieran ver la vea de un negro en un baño. Al negro directamente lo mataban. Así que cuando usted se asombra de que ellos actualmente vestidos de jean disimulan el trozo e interpreta que porque están acomplejados, corrijo su interpretación: LLevan genéticamente el terror de ser acusados de cualquier cosa, hasta de portación de verga. Para mi esta gente es mi raza, es mi familia, de modo que es relativo sentirlos como un objeto sexual. Los respeto demasiado.

Juan Manuel Di Laurentis dijo...

Y, el "ducto" como usted dice, al igual que el "ducto vaginal " de muchachas macuas o shanguans con las que he estado con mucha frecuencia es del mismo rojo oscuro que el glande de muchos no circuncisos y vírgenes de chota (no rosado como al que me refiero y por lo que ellos, al notar tal diferencia reían) . Disculpe pero es así. Saludos

Jose Accion dijo...

gracias por las correcciones y con el respeto que merece tu conocimiento directo que supera todo "estudio de campo" No me me es ignorado la política del apartheit bastante mas cruel parece en propias tierras que en otras mas conocidas en América. No me tiene para nada por que pedirme disculpas por esclarecer ciertos conceptos que tenemos poco claros desde la visión occidental. Como dije hay como un mito sobre un rechazo al agua del mar y exposición al sol de sus cuerpos, como bien señala quizás una fobia inducida, por lo sufridos que son por eso, en el interior de Continente. Alagado de darle lugar a que corrija y esclarezca muchos aspectos desdibujados desde el prejuicio racista de RAZA superior Esas playas que serian, como en toda cultura originara, mas que "nudista" naturista. En el Amazonas y debido mucho a la influencia de religiones y misioneros, se obliga a abandonar un casto y práctico sentido del cuerpo desnudo, que será vergonzante mantener y habrá que tapar, pese al clima, el calor y el entorno, en realidad consecuencia de la vergüenza ajena.
Me queda claro entonces el porque son tan poco propensos a mostrar sus dotes:
exacto hasta en la crudeza, una "tara" inducida, con la frase "miedo hasta de portación de pene" Al final, esa admirada superioridad morfológica y sobre todo como "objeto sexual" concurre para contrariar el ego que eso supone. Gracias, uno muere aprendiendo,,, No dude en seguir corrigiendo interpretaciones equivocadas.
Nos hacen bien, a "ELLOS" (siempre "el otro") excepto vos hermanado, y nosotros.

pablo dijo...

ay! pero que ganas de encontrarme negros que me dio! jaajajja. Realmente muy caliente el relato. Termine en paja!