miércoles, 21 de diciembre de 2011

Buenos Aires (SentidoG.com)
Aquellos lejanos y clandestinos tiempos...


Por Facundo R. Soto

La zona de la Facultad de Medicina es uno de los lugares de encuentro gay. Se trata de un circuito rodeado por departamentos y casonas antiguas, pocas de ellas se conservan. A principio del siglo pasado las casas contaban con muchas habitaciones y sobre todo: secretos. Todavía quedan algunas, pero no secretos.
En 1931 el Príncipe de Gales y Anatole France se alojaron en un petit-hotel de la calle Uriburu. ¿El motivo de viaje del príncipe? Encontrarse a escondidas con su amante, en Buenos Aires. ¿Por qué en el petit-hotel de la calle Uriburu? Porque ese alojamiento era del juez Patricio (nunca se develó el nombre). Por las noches daba descontroladas fiestas para la alta sociedad. Los hombres iban con una valija de mano. Pasaban al baño. La abrían. Sacaban la ropa y se vestían de mujer. Una vez travestidos, bailaban el minué, y con los nocturnos de Chopin daban por comenzada la fiesta, que terminaba en “festichola”.

Hay documentación de estas reuniones, entre ellas, las memorias del aristócrata Rodolfo Aráoz Alfaro, que tenía una fortuna considerable, donde cuenta que el juez llevaba una doble vida: de día era intachable, reconocido por la high society; y de noche se transformaba en una mujer entregada a los vicios y placeres que la noche le generaba. Por otro lado, corroboramos que las fiestas del juez “eran famosas por su abundancia en champagne, y la participación de las más variadas parejas de la época (incluyendo próceres, pintores, escritores y políticos).
Un magistrado, altamente reconocido, fue una noche a una de esas fiestas. Se sorprendió al reconocer a X (tampoco contamos con este dato, ya que fue censurado en la escritura) vestido de mujer. El juez Patricio, y dueño de casa, le abrió la puerta, como excelente anfitrión que era. Después, se entregó a satisfacer los pedidos que los hombres y “mujeres” le hacían, sin perder su alta educación, a pesar de tomar Don Perignon desde que empezaba la noche. Al anfitrión, nunca se le pudo reprochar nada, quizás era el exceso de alcohol que lo ponía más exagerado en sus modales, servicial y educado que durante el día, permitiéndose así llevar hasta al extremo su servidumbre de complacencia.
Uno de los concurrentes que no faltaba nunca, era José Evaristo Uriburu Tezanos Pinto, nieto del presidente que le dio nombre a la calle donde él mismo dejaba una vida en la puerta para crearse otra (de mujer) apenas cruzaba el zaguán de mármol. Su padre, en ese momento era el embajador de Gran Bretaña, moreno y descendiente de salteños. Los delicados y sugerentes escritos de la época dan a entender que Uriburu nieto, nacido ocasionalmente en el Perú, “estaba provisto de muy buenos dotes” que lo hacían ser uno de los más codiciados por “las otras mujeres”. Muchas le llevaban regalos y le hacían continuas adulaciones, con tal de ganarse un suspiro a solas con él.
El padre de Evaristo, fue notificado del tipo de fiestas a las que concurría su hijo. Después de pasar la negación que se impuso en él, tomó valor y disfrazado lo esperó en la esquina de la casa del juez Patricio. Lo vio salir a la madrugada con el sol detrás, y el príncipe al lado, apoyándose en su hombro. ¿Que pasó después? Lamentablemente, todavía no lo sabemos, de todas formas algo podemos imaginarnos. El juez falleció pero las fiestas continuaron, y el desfile de personalidades de la aristocracia porteña también.

Otro de los habitúes a las fiestas fue Arturo Jacinto Alvarez, hijo de un militar y famoso terrateniente de la época, que se dedicó a disfrutar de la herencia de su padre hasta dilapidar la fortuna: una cantidad importante de campos y estancias. Sobre todo en extravagancias como la majestuosa fiesta que dio en el Hotel Crillón, donde el centro del espectáculo fue la danza de perros afeminados, vestidos con polleritas y cintas rosas. Esa noche hubo champagne y caviar para todo el mundo. En cada mesa se encontraba un objeto, considerado una valiosa antigüedad, que servía de adorno y souvenir. Algunos se llevaron dos o tres, y con su venta vivieron un par de años. Un año más tarde, Arturo Jacinto Alvarez le compró a Picasso el telón que hizo en 1917 para el Ballet Parade Russes de Serge Diaghilev, del que se había enamorado por su tamaño: 10,50 por 17 metros.
En la última época de su vida seguía vistiendo, como siempre, de blanco. Se trasladaba en suntuosos carruajes de un lado para el otro, pero no tenía plata para pagar los impuestos de la última propiedad que le quedaba. Decía que estaba enamorado de la belleza. Después de ver ballet en el Colón y de cenar en Edelweiss solía llevar a su quinta de Ituzaingó a los amantes de turno, que conocía por la calle Uriburu. Muchos de ellos de su desmantelada mansión se robaron los pocos objetos de valor que quedaban, sin saber del todo el valor que tenían.
En 1961 publicó la novela Esvén donde hay descripciones de los ambientes más elegantes de París, de las fiestas del conde Etienne de Beaumont, y por supuesto del caserón de Uriburu. Escribió un capítulo sobre perros en celo, considerado por la crítica literaria del momento como delirante. Terminó durmiendo en las plazas, con los auténticos dibujos de Jean Cocteau que había adquirido cuando compró un auténtico Rendir en París, en su atado de papeles. Seguía hablando en francés, incluso con los mendigos con los que compartía la noche. “Lo último que se pierde es el status”, le decía a todo el mundo con el que se cruzaba, después de haber participado en el levantamiento contra Perón el en ’51.

lunes, 19 de diciembre de 2011

Ese oscuro Objeto de deseo...


Con el revival actual de las teteras, no se bien si se debe a la apertura de este blog , o se debe a que llas viejas costumbres están regresando, y como sucede con toda moda que vuelve, nuevos elementos se suman a la reedicion.
En este caso estoy hablando de esos nuevos elementos , los negros, y cuando digo negros no me estoy refiriendo a lo que comúnmente se denomina gronchos en forma despectiva, sino a los hombres de color , que actualmente son mas y mas en nuestra gloriosa ciudad.

Semanas atras me meti en el baño de la linea D de la estación Once y observe que un negro grandote estaba en plena accion, a los pocos dias otro en la tetera de la confitería London de Florida y Av. de Mayo.
Y como las casualidades no existen, comencé a fantasear con una cama con un negrazo infernal. No sabia que por algun designio sobrenatural mis deseos se cumplirían tan pronto.


Sábado a la tarde, estoy mas aburrido que nunca y salgo a caminar por el barrio, es necesario que diga que vivo en Villa Crespo en estos dias y que si bien en una epoca fue un barrio precursor de teteras con los baños de la pizzeria Santa María de Scalabrini Ortiz y después la confiteria Totem de Corrientes y Malabia, actualmente inactivas ambas, hoy en dia no hay demasiada acción en ningún tugurio de estas zonas.

Esperando que se haga la hora para ir al cumpleaños de un amigo, decidí ir a dar una vuelta, ver si le compraba algún presente al tacaño de mi amigo que jamas me regala nada y a fantasear con algun chongo que pueda ver en la calle, ya que me venia dando manija con los dos que habia visto en las teteras del subte y con otros de unas paginas porno locales en la que varios negros le rompen el culo a unos pasivos que se prestan a su juego.

Mientras observaba una vidriera de mochilas y carteras es que me parece ver pasar a uno de los negros de esa pagina, inmediatamente me doy vuelta y comienzo a seguirlo para darme cuenta rápidamente que no era quien creía, sin embargo el mismo era portador de un lomazo , un negro de un metro noventa con soberanas gambas y terrible espalda.

Pase junto a el y lo mire casi descaradamente, el negro ni se inmuto. al llegar al semaforo veo que el hombre es quien me mira, le clave la mirada en los ojos y baje la vista hasta su bulto.
El negro acelero la marcha, yo me resigne y comencé a caminar mas lento,. Para mi sorpresa el negro se dio vuelta, me busco con la mirada y rápidamente se metio en el Burger King de Corrientes entre Malabia y Scalabrini Ortiz. Me dirigi como un maratonista para alcanzarlo y observe que subia las escaleras rumbo al baño. Entre rápidamente y me coloque junto a el. un pibe de unos veinte y pico años se encontraba ya en su posición en el tercer mingitorio. Una tetera aqui, como no se me ocurrio!!!!!!!!!! pensé, y volví a la escena para ver que el muchachito ya le había empezado a mirar la pija del negro que comenzaba a agrandarse cada vez mas.

El negro se desabrocho el pantalón y le entre a meter mano en los huevos, el otro ya comenzaba a amagar para chupársela

Al negro se lo veía nervioso, indeciso, pero con una poronga colosal que ni yo , ni mi nuevo y desconocido amigo ibamos a permitir desperdiciar.
El pibe se agacho al mismo tiempo que yo, como un buen compañero le chupo la pija un par de veces y me la paso para que me la meta en mi boca. Si bien el negro tenia la pija durisima seguia incomodo , miraba continuamente la puerta de entrada. En el preciso momento que el negro logro relajarse hizo su entrada un noble anciano. La desconexion fue instantánea, el viejo choto luego de dar mil vueltas se metió en un cubículo y cerro la puerta, pero para el negro no habia marcha atrás, guardo la pija y dijo "no, asi no", como si fuese la versión travesti de color de la Chiqui Legrand.

Mi amigo reciente , dispuesto a no perderse semejante poronga y semejante macho nos dijo " ey, yo vivo cerca, si les va, vayamos a mi casa", el negro comenzó a poner excusas, pero mientras le manoteábamos el bullto insistentemente logramos entre ambos convencerlo. A los pocos minutos estábamos en el departamento desvistiendo al negro, quien paso de una actitud escurridiza al desenfado total. Se puso en pelotas en un santiamén y con la pija hecha un garrote nos agarro del cuello y resfregandonos la poronga por nuestra cara enuncio las palabras que delimitarían como serian las cosas en ese encuentro, "haber pedazo de putas como me chupan bien la pija".

El pibe se volvio loco, se comía el pedazo de carne con un hambre voraz, al momento me lo pasaba a mi , mientras el le chupaba las bolas, las cuales se metia ambas en su boca.
El negro continuaba su discurso "les gusta putas, les gusta la poronga de este macho?", como obedientes rameras le contestábamos que si con la cabeza.
Luego de una larga mamada el negro se tiro en la cama. Con las piernas estiradas mostraba un choto colosal que se lo frotaba con suavidad. al momento que nos ibamos a abalanzar sobre el nos ordeno, " de a uno a la vez, el otro se queda en el sillón mirando y pajeándose": Dada mi esmerada educacion le conferi al dueño de casa el honor de ser el primero.

El negro bastante zarpadamente, lo tomo de los pelos y le levo la cara a su miembro. A la voz de "Tragatela puto", la pija del macho le entraba hasta las profundidades de las fauces al jovencito que no podía ni emitir sonido. Con sus gigantes piernas, el hombre enroscaba la cabeza del chico y le mandaba la pija hasta la garganta, sosteniendo la posición por un tiempo mas que el prudencial. El pibe en una posicion sumisa apenas si contenia las arcadas. El negro me miraba con placer, pero el juego comenzaba a no gustarme. Lo mire al pibe que logro sacarse la pija de la boca y me pedia que sea yo quien siga, el negro lo miro y le dijo "te cansaste maricon ?" , y corrió al pibe de un empujón.

La onda del negro me sublevo. Leugo me hizo una seña y me llamo a la cama. Cuando me estaba por agarrar del pelo, me le trepe encima y le dije " ya te chupe la pija bastante, no sabes hacer otra cosa".
Me le había sentado encima y la cabeza de su poronga me franeleaba la puerta del culo. "Dale me vas a decir que no sabes como saciar un buen culo, no sabes usar la lengua acaso?" le dije para luego introducirle mi lengua en la boca.

El negro entro en frenesi, luego de darle unos chupones , me dijo al oido " Ahora vas a saber que es lo que te chupen el orto". El negro me dio vuelta y quede en cuatro con el agujero del culo en medio de su cara. La lengua jugosa del tipo comenzó a hacer delicias en mi cola, sentia los lengüetazos y el juegueteo de sus dedos entrando y saliendo de mi culo como jamas me habia sucedido, asi por un largo rato en donde en mas de una oportunidad pensé que alcanzaba el clímax.

Como pude me acosté arriba del tipo , y mientras el hacia maravillas con su lengua procure meterme su poronga en mi boca para comenzar a mamarlo al mismo ritmo que me cogía el orto con su lengua.
Apenas pude ver que el pendejo tirado en su sillón, quien se encontraba con la pija al palo y con las piernas abiertas se metia un dedo en el orto.

Luego el negro lo llamo, el pibe se puso en cuatro al igual que yo y entre los dos continuamos rítmicamente chupándole la pija , a la vez que nos besabamos entre nosotros .El negro nos chupaba el orto a ambos , mientras nos mandaba dedo una y otra vez.
Llegado un momento nos pusimos de frente al negro ante su pedido de vernos mientras lo mamábamos. al observar que nos besábamos con el pibe el negro se transformo, " vamos putas , asi las quiero, asi van a tomarse toda la lechita".

Con mi amigo nos empezamos a pajear cruzadamente, mientras La pija del negro nos golpeaba la cara.
El pibe me metio un par de dedos en el orto y lo mismo hice con el: el negro estaba en éxtasis total y casi sin aviso un regadero de leche empezó a caer por nuestra cara y nuestra boca. Para mi sorpresa el pibe empezó a tomar cuanta gota de guasca salia de la pija del tipo, yo le chupa la cabeza del choto, evitando tomar el fluido, pero si lo esparcía por mi cara. comenzamos a pajearnos con mas fuerza , mientras nos besábamos con la cara enlechada y la poronga del negro golpeandonos una y otra vez. Le acariciábamos las bolas, el olor a semen era embriagador y el gusto dulce de su leche mientras nos besábamos nos conducía a un placer sin limites.

Empezamos a acabar casi al mismo tiempo, la poronga del pibe hecha un fierro lanzo un guascazo que me pego en el pecho. Con fuerza bese la boca de mi casual compañero y actual amigo, nos quedamos acariciándonos las pijas enguascadas y besándonos suavemente.
Quedamos exhaustos. el negro se levanto y le pidio darse un baño, que duro apenas unos segundos. Con el pibe nos quedamos desnudos tirados en la cama. El negro salio del baño ya habiendo recuperado su cordialidad "muy bueno el polvo" sentencio, nos beso en la boca y nos acaricio el culo a ambos, un rato, las yemas de sus dedos recorrió el agujero del orto de ambos mientras nos transaba , despidiéndose para irse.

Antes de cerrar la puerta sin embargo nos dijo "la próxima vez me los cojo bien cogidos a los dos", entre los dos le acariciamos el bulto que comenzaba a tener una incipiente erección. Seguramente la próxima vez la carne negra del moreno estará dentro de nosotros, deseamos en silencio y por separado con mi nuevo amigo.

The Swan

Es nutritivo el semen?


Hay hombres que disfrutan eyacular en la boca de su pareja, algunas mujeres y hombres aceptan esta práctica. Pero ¿De qué está hecho el semen?

Cerca del 10% del volumen del semen de una eyaculación corresponde a los espermatozoides, y más del 90 % al líquido seminal. La densidad de espermatozoides en el semen varía de 50 a 150 millones por mililitro, por lo que cada eyaculación contiene entre 200 y 300 millones de ellos.

El semen está compuesto por fructuosa, aminoácidos, ácido cítrico, fosfatasa ácida, calcio, sodio, zinc, potasio y enzimas. Todo esto proviene de la vesícula seminal.

Por último se mezcla con un fluído producido en las glándulas uretrales y bulbouretrales, una proteína espesa, clara y lubricante que le da la consistencia de mucosidad.

jueves, 15 de diciembre de 2011

El sordo del cine Victoria, Hipólito Yrigoyen 965

Hace tiempo que no voy, pero en Hipólito Yrigoyen, entre Bernardo de Irigoyen y Tacuarí hay dos cines. El que está más cerca de B. de Irigoyen tiene dos salas, una en subsuelo, con un enorme espacio y sectores dark room para perderse. El ambiente, muy selectivo.

El otro, más cerca de Tacuarí, es más chico pero la gente tiene muy buena onda. La mayoría madurotes. Si uno no es muy exquisito, siempre liga para lo que guste. Una vez estaba a la espera, se me acerca un viejo, pero era evidente que yo no tendría ganas de él. Me pregunta: “¿Ya te cogió el sordo?” Yo no entendía. Me explica: “Quedate por acá, que en cualquier momento se te tira”.

No pasó mucho tiempo cuando un tipo, entre 45 y 50 años, me agarra de la cintura y me lleva para un costado oscuro. Me empezó a besar. Era el sordo porque llevaba audífonos. Muy buen cuerpo. Después de un rato de tragarnos cada uno la saliva del otro, se agacha y me baja los pantalones. (Cuando voy de cacería no uso calzoncillo para hacer más fácil las cosas.)

Me la chupó magistralmente. Cuando sintió que la tenía al palo, me dio vuelta para hacerme un examen proctológico con la lengua. Me excitó al mango, mientras que me relajaba y lubricaba el ano. Se paró y me la puso de un saqué. Tenía una técnica magistral para bombear, sacándola del todo y volviéndola a meter. Mi culo está experimentado, así que no me dolía, pero sí experimentaba un placer como pocas veces.

Por llegar al clímax, me la saca para que yo me la llevara a la boca. Apenas la envolví con mi lengua, derramó con fuerza el preciado líquido. Por lo general, nunca trago la leche de un desconocido, pero ni bien hubo terminado, sin darme tiempo a escupirla, me levantó para besarme y tragarse él su propio semen, usando mi boca como copa. Lo ví un par de veces más. Ya habiéndolo identificado, yo era el que lo buscaba y me lo llevaba a un costado. Hace tiempo que no vuelvo por allí. (Cambié de trabajo y ya no me queda tan cerca.)

Por Máximo G. F

lunes, 12 de diciembre de 2011

Cine IDEAL, recorrido por los lectores.


Lo de los cines esta copado si no vas con muchas pretensiones. a mi me gusta el ideal de Suipacha y Corrientes. quizá es amplio limpio y seguro. yo nunca tuve problemas ahí, hace muchos años que lo frecuento.

Hay un par de chicas, (grandes) que por unos pesos te la maman, y creo que hasta sexo, pero desconozco la tarifa, gays, a montones, que te pueden hacer pasar un rato excelente. tv. alguna hay, tenes una sala abajo gay, muy amplia, o yo no se buscar, o el ambiente es muy tranquilo. hay acción en las butacas mas escondidas, o en la puerta de entrada de la sala. apenas entras.

Hay otra salita mas chica en pb, pero ocurre mucho en los baños. de conocerse adentro y de común acuerdo ir a pasar un buen rato al baño, que no es muy amplio pero zafa. arriba tenes tres salas. la primera al subir, es la mas chica y te aconsejo ir a los rincones de atras. y bajarte tu pantalon hasta los tobillos, hasta que te ve alguno jugando con tu instrumento. y seguro se prende. igual en la sala del fondo que es mas amplia. y también en las partes atras a los costados y la ultima fila es donde simpre encontré la mejor acción. a mi me gusta que me mamen bien la pija, y siempre hay alguien disponible.



También si veo alguna verga que esta buena me animo a tocar, masturbar y también chupar. solo hay que esperar el momento. si te calientan ver un poco de peli, se ven muy bien y pasan buenas películas. hay una salita privada en el medio del primer piso con asiento largos donde he practicado sexo anal a muchos chicos sin preocuparme por los demás. todo buena onda. espero que te sirva y te animes. la podes pasar muy bien.

sábado, 3 de diciembre de 2011

El culo y sus cosas. Scat. Otra opción para el placer?


Ahora se preguntarán que es el SCAT?


Escatología es decir juegos sexuales con heces o todo lo relacionado con materia fecal en el plano erótico. Los belgas e ingleses son aficionados a esas finezas al igual que los japoneses, maestros en el tema. En Tokio abundan los prostíbulos con sanitarios transparentes o fondos de plexiglas para presenciar el espectáculo de las prostitutas (debe existir igual en versión gay) mientras defecan. El cliente se coloca abajo del sanitario para ver salir de ano el objeto de sus deseos.

Otros prefieren depositarlo "fresquito" directamente sobre un plato metálico o de porcelana para ser degustado calentito por el cliente que como saben siempre tiene la razón. Igual otros gustan de oler el excremento sin consumirlo o saborear con su olfato y lengua la marca de residuos fecales en un calzoncillo usado. Para gustos y sabores...

A estas alturas muchos de uds. estarán horrorizados pero estamos hablando de una de las parafilias más utilizadas en varios países del mundo. Al estar estigmatizada mucha de la gente que la practica no lo comenta, por eso resulta heavy hablar del tema.

Tampoco me va la onda escatológica pero respeto a quienes les guste. No me gusta juzgar las preferencias sexuales de los demás pues de cintura para abajo que cada quien haga de su culo un florero. Hay quienes aprecian las lluvias doradas, versión más soft de esta preferencia por los fluidos corporales. Lo mismo escuché decir a amigos y personas allegadas sobre la homosexualidad o la bisexualidad. Para ellos es un asco el que un chico le chupe el culo a otro o aún la pija, (igual esta última no esta vetada siquiera para romper algún culo). De la penetración anal entre gays ni hablar en esas estrechas mentes (claro entre hombres porque ellos y ellas son los primeros en gustarles la práctica siempre y cuando sea heterosexual). En fin que la sexualidad es tan variada y amplia como la naturaleza misma.

Creo, la verdad que cada uno disfruta como quiere y si hay gente que le va que lo golpeen y lo disfrutan o les va el scat o lo que les de placer, bienvenidos por ello, yo nunca lo practique al scat, pero por ejemplo a mi me encanta el sexo oral y los que les va el scat deben de opinar que también es un asco.
 Pero bueno en conclusión no somos nadie para censurar a nadie nuevamente bienvenidos los que les va el scat, no somos diferentes a mi me encantan los hombres y también alguien podría discriminarme.

Fernando Garrido 

COMBINACION DE BAÑO DE SUBTE B ESTACION TRONADOR + BAÑO DE SUPERMERCADO JUMBO.



Recomiendo este baño cuando querés estar tranqui con alguien
ya que son súper tranquilo y no jode nadie y es limpio.
Ya saben una buena combinación es baños Tronador + Baño de Jumbo.   



Buenas... Nuevamente voy a recomendar un buen lugar por experiencia propia
El baño del subte de la línea B de la estación Tronador.

Suelo ir debes en cuando a este baño y lo que tiene en particular es que a veces
Se pone muy bueno, paso que volviendo de la facultad, estaba muy caliente.

Y me dije, vamos a ver que onda en el baño…
Al llegar había dos flacos uno pajeándose en un mingitorio y el otro era un muchacho en silla de ruedas, también haciéndose la paja esperando que alguien le de pija.
Fue medio bizarro ver algo así, paso que me puse al lado del flaco en el megitorio de al lado y se la mire de una. Flor de verga tenia el flaco, encima estaba vestido de pintor
De repente entra un tipo calculo unos 50 años, se queda mirando al muchacho que estaba en silla de ruedas, no da un paso que se baja los pantalones y le pone la pija que debe medir unos 18x6 al muchacho de silla ruedas, donde no duda en comérsela toda.

Mientras yo pajeaba al flaco que estaba al lado mío y el a mi.
Lo que si tenia un poco de cagaso ya que tenia miedo que entre alguien que no sea del gremio o un cana mala onda y se pudra todo, por que todo era muy evidente.



Entonces le dije al flaco que estaba al lado mío, si le interesaba ir a un lugar más discreto. Me dijo que si, le comente que el lugar era el baño del supermercado JUMBO.
Que esta ahí nomás: Dirección: Tronador 801 y Guevara Tronador

Así que salimos del baño de tronador directo para los baños de Jumbo
Nos metimos en un cubículo, y tuvimos flor de tirada de goma, estuvo de diez.
Recomiendo este baño cuando queres estar tranqui con alguien ya que son súper tranquilo y no jode nadie y es limpio, Ya saben una buena combinación es baños tronador + Baño de Jumbo.
  •  Destaco que Igual hay onda en el baño de Jumbo, la ultima vez estuve con un tipo casado que se dejo tirar la goma. Destaco este lugar para tenerlo en cuenta.

A los que quieran contactarme les dejo mi correo:
herreranicolas29@yahoo.com.ar
Aclaro soy discreto varonil. 26 años


Un saludo para todos!!
Nicolas.

REVELACIONES: A pelo y sin culpas?

REVELACIONES: A pelo y sin culpas?
Hace CLICK en la foto

ULTIMOS COMENTARIOS