viernes, 31 de enero de 2020

Lo hice otra vez. Enviciado de poronga y promesas sobre el bidet.

Claudio del Gagging | Enero a mi entender en un mes largo falto de sentido, que viene luego de la vorágine de fin de año, donde todos nos tenemos que ver con todos, justamente "antes de fin de año"; porque parece que explota el mundo, pero no. Para aquellos que no nos fuimos de vacaciones y que estamos tenebrosos viendo qué pasa con la economía entramos en un limbo, como en otra dimensión donde el tiempo no pasa. Con la ciudad semivacía; ¿qué mejor que abrir alguna app y ver quien pica?

Me levanto con la pija dura, los huevos llenos y mi esperma urgente. Activo Grindr y seguro que lo que tiene que ocurrir ocurrirá. Vengo de unos días de camas ardientes y siempre me prometo que para la próxima cita llegaré cumpliendo con lo que pacté anteriormente con el chico del perfil con que ya he hablado, tal vez por horas. Nos contamos experiencias, gustos, fantasías, tratamos de coordinar horarios (lo más difícil) y quedamos en volver a intentar un toque para arreglar los últimos detalles antes del encuentro.

Tanto él como yo quedamos conectados en la aplicación que sea y para qué negarlo yo sigo contestando a las preguntas de todos, algunas muy boludas, pero si ando con ganas y tiempo contesto.

Que te gusta?
Te va de a tres?
Sos estrecho?
Que es el gagging?
Te va la doble?
Que ropa estás usando? ... 

Y es así.... En enero parece que todos tenemos mucho tiempo. Enero es un mes interminable!

Hablando con "Chupamela_ahora32" arreglamos para ahora y me dice de una y sin pedir nada a cambio: "Loco estás a 300 metros venite a mi casa ya!"

Tengo tiempo y voy, total con el que estaba hablando antes
habíamos quedado en vernos a la noche,
habíamos quedado en hacernos las mil y una cosas,
habíamos quedado casi casi en dormir juntos,
habíamos quedado en ver si conseguía un amigo para darme pija por popa y proa,
habíamos quedado en juntarnos las ganas todo el día para derramarla el uno sobre el otro... 

Y acá estoy yendo a lo de mi ignoto nuevo amigo del que solo conozco su poronga, trozada en una foto al palo que me mandó antes de salir para su casa, como para asegurarse que llegue.
Cuando abre la puerta me encuentro con un flaco de 32 años trabadito, lomo de gym, encuerado, esperando en ojotas y malla para sacársela rápida, gomoso como dice él, esperando por mi boca, somos solo partes de nuestros cuerpos, y ya estoy arrodillado, ahí en el recibidor, el me da poronga yo mi boca y nos damos placer, nos acomodamos en su cuarto en una sesión donde nos recorremos mutuamente nuestros cuerpos, en silencio, con algún gemido que se escapa, ni el nombre nos decimos.

Reflexión final


Y ahora que ya volví, acabado, satisfecho, no sé si llegaré a la noche para encontrarme con aquél para el que me tendría que haber guardado... Oops i did it again!!!


#MIPIJAPUBLICADA ... Lucho

Hola soy Lucho 31 años Villa Devoto CABA bisex. pija 19x6 re calentón

jueves, 30 de enero de 2020

#MICULOPUBLICADO ... Walter

Desde Viña Del Mar, les mando mi culo para pajas preñadas, de vez en cuando en Buenos Aires... 

Leche; espesa y amarga: "chupala, puto".


Fernando Garrido | Aunque una de las cosas que más me gustan en la vida es mamar pija, por lo general no soy de ir a baños públicos, cines, etc. Sin embargo, por no tener lugar, en ocasiones arreglo con gente que contacto a través de distintos perfiles o por vía telefónica y que están en la misma situación (casados, de novio o similares), para encontrarnos en algún sitio así.

Además, vivo cerca de un shopping con unos baños bastante copados, por ser tranquilos y limpios, de manera que cuando quedo con alguien, nos encontramos allí. A la hora fijada, espero dentro de alguno de los cubículos donde están los inodoros, y cuando el otro llega y ve que está todo despejado, hace una señal como para que lo deje entrar.

Una vez adentro, hago lo mío y ellos se dejan hacer. Bien directo y bien discreto. Poco ruido y mucho morbo. Sabemos lo que queremos y respetamos y cumplimos los deseos del otro. El caso es que, a lo largo del tiempo, he conocido gente con la cual la química es suficiente no sólo como para repetir, sino también agregar cosas quizás más íntimas: franela, besos, caricias y demás. Inclusive, con un par de ellos hemos llegado a tener la confianza como para intercambiar celulares y poder estar con un contacto más fluído para cuando la calentura arrecia.

Hace poco, tuve un día bastante ajetreado de trabajo y otras cosas, así es que anduve en la calle casi toda la tarde. En determinado momento me encuentro con que entre una cosa y otra, tenía una media hora libre y como de casualidad estaba cerca del shopping, decidí contactarme con uno de estos "pete-amigos" que tiene libertad como para moverse y encontrarse a cualquier hora sin mucho aviso previo. Envío un mensaje de texto bien discreto (el flaco es casado) preguntando si estaba por la zona como para encontrarnos un toque. La respuesta llega un par de minutos más tarde en pocas palabras: "Hoy no!". La brevedad del mensaje me decía que ni siquiera estaba libre como para tipear mucho, y el signo de exclamación me hablaba de las ganas que tenía y de la frustración por no poder sacárselas.

Decido entonces pasar por casa a tomar un café antes del compromiso que tenía después, pero mientras ahí me dirigía, paso por la puerta del famoso shopping y las ganas fueron más grandes: iba a hacerle una visita a mi baño favorito (aunque la experiencia me decía que sin arreglo previo, era muy raro encontrar algo de acción ahí). Una vez adentro, paso a la parte de los mingitorios que, como casi siempre, estaba totalmente vacía.

Estaba por irme cuando escucho que alguien entra y -por supuesto- me quedo a la expectativa. La persona que entró se ubicó a dos o tres mingitorios de distancia y aunque no lo miré directamente, la visión periférica ya me indicaba que era un señor mayor, de canas y buen porte. Me doy cuenta también de que por la forma de manejarse, estábamos en la misma. El señor sobaba y estiraba su miembro de forma lo bastante ostensible como para llamar mi atención. No lo hice esperar mucho y lo miro cara a cara. Efectivamente, era una persona mayor. Bastante. Pasados los 60 seguro, pero de muy buena pinta. Alto, delgado, muy masculino y vestido formalmente. Además de su cabello canoso, un bigote -blanco también- le resaltaba la sonrisa con la que me devolvió la mirada. Fijé después la vista en su miembro -todavía fláccido y más bien pequeño- al cual seguía amasando sin descanso. Sin saber muy bien que hacer, me concentro otra vez en mi sector.

Cuando lo vuelvo a ver -apenas unos segundos después- la naturaleza había operado alguna especie de milagro, y ese pene semi fláccido se había convertido en una de las vergas más hermosas que vi en mi vida. Grande, gruesa, bien dura y (lo que más me gustaba) muy brillante y jugosa. Seguramente boquiabierto, pienso: "Quiero esa pija". La expresión de mi cara debe haber sido más que obvia ya que el señor -que ahora ya no estiraba, sino más bien acariciaba arriba y abajo ese miembro durísimo que asomaba de su pantalón- me sonrió cómplice mientras me observaba fijo. Empezaron a salir unos chorros muy abundantes de su verga, como respondiendo a los movimientos de su mano. Me imagino que habría acabado, así que me quedo esperando a que enfundara y se fuera tan rápido como había llegado.

Para mi sorpresa, el señor siguió masturbando su verga tiesa y seguramente sabrosa por un rato bastante largo, hasta que decide acercarse. Mientras acorta la distancia, de su verga sigue fluyendo el líquido, y dejan marcado el camino recorrido por el piso. Yo no estaba seguro de que fuera leche, pero si lo era, me había encontrado con el semental más grande que me crucé en la vida. Una vez al lado mío, pone su pija en mi mano. Puedo sentir lo pesada que es y viendo lo mojada que está, se me hace literalmente agua la boca.

Como el fluido no deja de salir, la mano se me inunda al instante y no puedo hacer otra cosa que llevármela a la boca para probar el sabor de ese jugo que ya me había calentado muchísimo. Lo trago por completo y me relamo la palma mirándolo fijo a los ojos. Efectivamente, no era su semen, sino líquido preseminal que no dejaba de impresionarme por su abundancia. Cuando me responde la mirada con sus ojos semi cerrados y mordiéndose el labio inferior, me doy cuenta de que el también estaba caliente y mucho. Repetimos la rutina, con mi mano llena y mi boca hambrienta unas dos o tres veces más. Finalmente, se acerca a mi oído y me susurra: "Me gustaría que me la chuparas". Su formalidad casi me enternece, sobre todo cuando la comparaba con otras situaciones en las que, los más amables, apenas si podían articular un: "chupala, puto".

Sin decir nada, me agacho hacia su verga y la abrazo firme con mis labios. Estaba tibia y palpitaba fuerte; cada latido hace surgir un nuevo chorro que yo podía ahora disfrutar directamente y de los que no pensaba desperdiciar ni una gota. Nuevamente se oyen unos ruidos en la entrada del baño y ahí ambos caemos en la cuenta de lo vulnerable de nuestra posición. Lo noto inquieto y con un gesto lo invito a entrar a uno de los cubículos para estar más tranquilos. Asiente con la cabeza y me sigue.

Me acomodo sentándome sobre el inodoro cerrado para poder seguir disfrutando de esa pija y todo lo que de ahí saliera; luego de entrar, el cierra la puerta y me la ofrece otra vez para que hiciera lo que más me gusta. Ya más cómodos los dos, decido tragarla por completo y la meto en la boca hasta hacer tope con el fondo de mi garganta; una vez ahí, provoco movimientos de arcadas, para brindarle todo el placer que su miembro se merecía. Resultó. Su respiración agitada y sus manos firmes sujetando mi cabeza me hacen saber que le había gustado.

Luego sigo chupándola normalmente, de arriba a abajo, suave y sin parar. De vez en cuando vuelvo a alojarla en la profundidad de mi garganta, sabiendo ya cuánto le gustaba. Sin embargo, de repente me frena, y poniendo suavemente su mano bajo mi cara, me hace elevar la vista para que pueda verlo murmurar: "Dame la cola". Sinceramente no es algo que me entusiasme mucho y mucho menos en la incomodidad de un baño público. Trato de gesticular lo más claramente posible para hacérselo saber sin que se ofenda y antes de que pudiese terminar con la mímica, levanta la mano con un gesto comprensivo y su mirada me dice, nuevamente sin palabras: "No te preocupes, no hay problema". Como reafirmando su gentileza, me toma la cara con ambas manos y me besa profunda y largamente, haciéndome sentir algo que no puedo describir más que como ternura. Su gesto y la falta de insistencia propia de un caballero me habían conquistado y ahora más que nunca quiero complacerlo profundamente, recurriendo a todos los trucos que mi boca experta conoce.

Pasado un buen rato, con mi boca una y otra vez llena de ese milagro de abundancia de su líquido preseminal, se toma el miembro con la mano derecha y comienza a masturbar la base de su pija suavemente sin sacar el resto de mi boca, cada vez más hambrienta. Entiendo que ya quiere acabar y -para que lo pueda hacer cómodamente- dejo mi cabeza quieta, acunando más de la mitad de su verga hinchada en mi lengua húmeda y ahuecada. El sigue masturbándose con una mano, mientras con la otra me acaricia el pelo o la mejilla. Yo espero ansioso la leche que sabía de antemano que iba a disfrutar, pero nuevamente, el caballero hace una pausa y se acerca a mi oído para preguntarme: "Te gustaría tragar la lechita?". Como no quiero sacar la verga de mi boca ni siquiera para hablar y sabiendo que mi mímica nunca iba a ser suficiente como para explicarle lo mucho que esperaba que me llenara con su semen, simplemente asiento con la cabeza mientras que, poniendo mi mano sobre la suya, lo incito a que continúe masturbándose hasta el final. No pasa mucho hasta que siento que la boca se me inunda de otro líquido muy diferente. Es una leche espesa, caliente y amarga, como a mí me gusta.

Cuando siento el chorro que intuía el último, comienzo nuevamente a trabajar su verga, tragándomela una vez más hasta el fondo y luego sacándola lentamente de mi boca, masajeando con mis labios bien firmes cada centímetro para exprimir hasta la última gota que pudiese quedar adentro. Al final, mientras trago toda esa delicia, levanto la vista buscando sus ojos, que me transmiten el agradecimiento por el placer que le había dado, seguramente sin saber que para mí el placer había sido mil veces más grande. Recomponiéndose, me saluda con un gesto y otro beso tierno y sale del cubículo con mucho silencio y precaución. Mientras, yo me quedo adentro, esperando los dos o tres minutos de rigor para que nadie nos vea salir juntos.

Aún sentado sobre el inodoro, inclino mi cabeza hacia atrás para poder disfrutar mejor la amargura de su leche viscosa bajándome por la garganta. Al salir, me detengo para lavarme las manos, todavía pegajosas de los jugos que me había regalado, y me sorprendo a mí mismo casi sonriendo en el espejo del baño cuando se me cruza la idea de que -quizás- para ese momento, el caballero ya estaría de vuelta en la mesa de algún bar cercano, retomando el té con su esposa y charlando con ella acerca de qué lugar sería mejor para llevar a pasear a sus nietos este fin de semana. Todo un señor.

#MICULOPUBLICADO ... Abe


23 años, por Balvanera, soy del interior, masculino y discreto con muchas ganas de pija, buen mamador y piola. Me encantaría un amigarche, me copan masculinos, pibes y maduros 

Interesados escribir a abesbt95@gmail.com respondo al toque...

martes, 28 de enero de 2020

Sexo entre amigos: pijamada y pajas cruzadas con Marcelo.

Por Tomás Duarte | La primera vez que toque una pija, sin siquiera saber que me iba a gustar tanto y que iba  a ser la primera de muchas que pasen por mi vida y por mi boca. Hoy tengo 25 años, mido 183, flaco, no marcado pero en forma, pelo corto castaño oscuro y barbita. De pija vengo bien, gorda dicen, y muchos me halagan las gambas y la cola que logré con bastante ejercicio.

Lo que sigue, sucedió hace ya bastante tiempo. Para mi marcó un antes y un después...

Tenía solo 12 años y todavía no me había hecho mi primera paja. Estaba todo el día con el pito duro y el bulto mañanero en el colegio adentro de ese pantalón gris que tanto odiaba, pero nunca me había tocado, más que una frotada, mucho menos acabar.
Una noche de invierno, mi mejor amigo organiza una pijamada en el quincho de su casa. Marcelo era parecido a mí en cuanto a físico aunque nunca lo había observado de más hasta esa noche. La pijamada estaba planeada para 5 amigos, pero 2 a último momento cancelaron por otros planes y otro vino solo a cenar y después se fue porque tenía que madrugar al otro día. Eramos solo Marcelo y yo.
‘Fuee, me quedo igual’ – le dije
‘Sí, ya está, vamos a ver una peli’
Típico de pijamada de adolescentes, película de terror. Malísima. Nos cagamos de risa.
‘Lo mejor de la peli fueron las tetas de la rubia’ – dijo Marcelo, algo que yo no le había prestado atención porque los pectorales del novio de la rubia me habían excitado mucho más que esas tetas.
‘Me dejó re caliente la rubia’ – insistía Marcelo.
‘Bueno pongamos una porno’ – me animé a decir. En mi casa eran pocas las horas que estaba completamente solo como para ver porno en la pc, siempre lo hacía a las apuradas y con miedo de que alguien me descubra. Pero ahora teníamos toda una noche por delante en su quincho, los dos, solos y caliente.

Empezó a buscar y eran miles de vídeos. Ya estaba caliente sin siquiera tocarme. Era la primera vez que iba a ver un vídeo porno con Marcelo.

Eligió uno que era dos minas con un chabón bastante pijudo. Una rubia tetona, y otra morochita. Puso play, el vídeo cargó y empezó. Sin preámbulos las chicas empiezan a manosear al pibe y descubren la pija enorme que tenía guardada, se vuelven locas, bajan a chupársela, el tipo gime, tiene dos bocas chupándole la pija, lamiéndole los huevos. Dominante agarra a la rubia y sin siquiera sacarle la tanga rosa se la empieza a coger, mientras la otra se tocaba la concha esperando su turno de recibir pija.

Del otro lado de la pantalla Marcelo y yo, mirando la película un poco tímidos, colorados. Cada uno con su mano derecha adentro del pantalón. Marcelo toma la iniciativa y la saca y se empieza a pajear cada vez más fuerte. Yo lo miro. Nunca había visto una verga en vivo, tan cerca mío. Unos pelitos rubios se le asoman, con un tronco rosado y unos huevos que le siguen pegados a él. Me da vergüenza que piense que se la estoy mirando, ¿pensará que soy puto? ¿soy puto? ¿me calientan las tetas de esta nueva rubia, de la anterior o el hecho de tener la pija de Marcelo bien dura a centímetros míos?
Mi cabeza estallaba, de calentura, de preguntas, de nervios.

‘Dale gil, pelala’ –me dice.
La pelo.
Me la mira.
El tipo ahora se estaba cogiendo a la morocha.
Cruzamos miradas.
Seguimos pajeándonos.

Miramos la pantalla nuevamente y siento un gemido que no me voy a olvidar más. Observé ese momento para guardarlo para siempre. Se le hinchó la verga, se le marcaron sus venas y parecía que le iba a explotar la cabeza de la pija. Y explotó. Líquido blanco salía del glande. Uno. Dos. Tres chorros llegaron a su abdomen mientras de fondo sonaban los gritos de la morocha con toda la pija adentro. Marcelo había acabado y tenía que seguir yo, pero ¿cómo? Si nunca lo había hecho.

Seguir sus mismos pasos. Fue imposible.

El tipo ya estaba por acabar y puso a la rubia y a la morocha arrodilladas para darle la leche a las dos.
‘Boludo agarrala bien’ – me decía
‘Si la estoy agarrando bien pelotudo’
Me enojaba no poder acabar...

‘Así’ –dice

Y antes de pronunciar esa í con acento, me había manoteado la pija. Sentí la diferencia de temperatura entre su mano ya fría y mi pija hirviendo. Me dio 5 sacudidas como mucho, con su brazo fuerte, de la misma manera que él se había pajeado. Sentí cosquillas, no sabía lo que me estaba pasando, si me iba a mear encima o si eso era lo que llamaban orgasmo, si a mí también me iba a saltar leche como a Marcelo.

Gemí. Uno, dos, tres, cuatro chorros de leche. El segundo me dio en el cuello, como a la rubia, en cambio la morocha había preferido sacar la lengua. Marcelo se sorprendió y me soltó rápido la pija, con vergüenza. Yo tenía mi pecho y me abdomen lleno de leche, había acabado por primera vez. Marcelo me había hecho acabar.

Silencio. La pantalla en negro, todo había ‘acabado’.

Nos limpiamos, riéndonos un poco y nos fuimos rápido a dormir. No más películas. Al otro día nos levantamos con las pijas duras como buenos adolescentes. No dijimos nada, desayunamos y me fui.
‘Ey, que esto quede acá’ – me dijo
Y hoy se los estoy contando a ustedes...

lunes, 27 de enero de 2020

#TETERASDATA: Fiesta láctea en el subte

Por Marco | Teteras recorridas por lectores | Nunca tuve buena suerte con la estación Carabobo de la linea A, pero este finde la cosa fue distinta, estaba un tanto aburrido y pasé, después de estar unos minutos sale de un baño un flaco, de apariencia oficinista, y me muestra la pija, ahí mismo me pregunta si se la chupo, a lo que respondo que seria un placer, a los dos minutos comienza a emanar un jugo muy rico, y a los próximos dos minutos me avisa que va acabar y casi automáticamente comencé a sentir una lava de leche espesa y caliente por mi garganta.

Como paso un tiempo y nada nuevo pasaba, me tome el subte y me fui a dar una vuelta por la tetera de la estación Once de la linea H. (nunca había curtido ahí), porque otras muchas veces que pasé estaba cerrada.
Maravilloso, en los tres mingitorios estaban tres, el de el mingitorio de la izquierda se estaba dejando chupar la pija por pendejo muy lindo que estaba en el mingitorio del medio, y a la vez se lo estaba empernando otro flaco que estaba en el mingitorio de la derecha, para todo esto en la puerta de uno de los baños estaba un flaco muy interesante con una hermosa pija, que se la estaba chupando un pendejo que estaba dentro del baño arrodillado, excelente, apenas ingreso veo que este flaco esta por acabar, asi que le pregunto al que esta arrodillado si le va a tomar la leche, al responderme que no, me prendo de esa deliciosa pija y me llena la jeta de wasca hasta desbordarlo.Cuando ya todos habían acabado su historia, solo quedamos yo y el que inicialmente estaba chupando la pija adentro del baño al que me descargo su leche en la boca, viendo que tenia una hermosa verga, muy gorda y dura, le pedí que me deje chupársela y que que me de de tomar su leche, a lo que no se negó, y en unos breves minutos ya tenia mi barba con unas gotas de leche y mi boca desbordada de semen, maravilloso….esa tetera es maravillosa.

Les paso data de algunos lugares donde con paciencia levanto:

  • *Galerías Pacifico. Baños del CC Borges. Hay veces que tienen vigilancia.
  • *Baños de la estac Retiro de Ómnibus, el que limpia no jode (los que están frente de las plataformas). Sector de plataformas salidas Internacionales.
  • *Mc Donalds Independencia y Paseo Colon, muy chiquito pero excelente
  • *Si alguien tiene la obra social DIBA en el 3 piso del edificio Libertad en Retiro, el baño del pasillo. Con cuidado, chupadas y cogidas pero poca gente!!!
  • *Baño Estac Mitre Retiro EXCELENTE y renovado, con policía que cuida para que no afanen!!! Cada tanto se meten y dan pija

domingo, 26 de enero de 2020

#TETERASDATA: Circuito KDT y Club de Amigos.

Ahora que llega la temporada primavera, verano y nos da la fantasía de alguna ducha publica. Una buena opción es el circuito KDT o sino el Club de Amigos en Alcorta y Sarmiento. Este último si bien tiene acciones para los "asociados" también permite el ingreso de gente que disfruta la pileta por un cannon diario. 

Si vas de tarde noche siempre pasa algo. Hay pileta publica y en las duchas el fondo se sabe que son "reservadas" para peteo o garche. Eso si, cuidado, porque van muchos pibes que solo la quieren poner así nomas.

Ahi no hay amor jajaja ni te van a invitar a una cena romántica después jaja.
Onda, ponete contra la pared, morde los azulejos y abrí el orto para recibir pija. Nada mas.



¿Pero no es lo que algunos buscamos a veces? Solo garche. Esta es una buena opción.

sábado, 25 de enero de 2020

#TETERASDATA: Estación de trenes Coghlan

Por Tomás Teteras recorridas por los lectores | Hola, les doy data de lo que puede ser un buen lugar. En la estación de trenes Coghlan hay dos baños pequeños rodeados por el parque.
Uno se encuentra del lado de los trenes hacia retiro y está abierto desde las 10 AM hasta las ,17 aprox. Es de una sola cabina y un mingitorio, pero nunca entra nadie a joder nada. Da para chusmear por los alrededores y si enganchas alguna te mandas para la cabina. Por cómo da la disposición del baño, no se nota nada desde afuera.
El otro se encuentra del otro lado - sería hacia provincia -, aún más discreto y de igual tamaño. Este no está todos los días abierto pero cuando lo está, da para lo mismo! Ver qué onda y sale pete o incluso garche en la cabina. 
Lo bueno del lugar es que el parque alrededor es súper tranquilo a cualquier horario. Inclusive da para hacer algo al aire libre durante la noche, pasando las 22. Yo hice varias cosas y nunca tuve que guardar nada! Cero robos.
De paso les comento que la tetera del Carrefour de Coghlan no está más! Cerró el supermercado hace ya más de un año y lo único que quedó es el buen recuerdo.
Gracias, sigan con el blog!

viernes, 24 de enero de 2020

TETERAS: Mamadas al amparo de la Virgen de Schönstatt

Nuevo Schoenstatt: Misiones 2501 (1888) Florencio Varela - Buenos Aires 
Por Emmanuel | Hay momentos donde uno no busca hacer nada y aparecen las oportunidades como en este caso que les paso a contar...
Ahora con el calorcito empiezan a aparecer las ganas de revolear la chota por lugares abiertos y con pastito, por eso le estamos dando importancia a estas teteras que tal vez no son las tradicionales de ciudad, sino aquellas que implican estar un poco más alejados de la city. Aunque los mosquitos te puedan picar los huevos sabemos que no podes resistirte a querer mostrarla al aire libre o a que te la lustren al costado de un río, por eso nos parece interesante el dato que nos pasa Emmanuel sobre este recreo en Florencio Varela para garchar al amparo de la Virgen de Schönstatt. Gute Fang!

Tengo 27 años y soy de Almagro, cada tanto voy a alguna tetera y la paso genial. Pero en esta ocasión me sucedió algo en un lugar inesperado.
Con un grupo de amigos que vive en la zona sur de Buenos aires nos reunimos a pasar una tarde al aire libre en Florencio Varela, el lugar se llama Schönstatt es una gran parque que pertenece a la iglesia, fuimos ahí porque podes comer algo y el lugar es inmenso, creo que en el grupo ni creyentes hay.
Lo que sucedió es lo siguiente: en un momento voy al baño, entro tranquilo, y en enseguida atrás mío entran dos pibes de unos 20 y pico.
Y enseguida comienzan las miradas, yo pensaba que esto no podía estar sucediendo y menos en este lugar, enseguida comenzamos los tres a mirarnos las chotas, y uno de ellos comenzó a tocarme bien la pija. El otro nos dice vamos a divertimos un rato, nos metimos en uno de los cubículos y lo mejor de todo es que la puerta llega hasta el piso, nos encerramos ahí los tres y pasamos muy bien, entre chupadas, olidas y frotadas.

Cuando volví con mis amigos casi 40 minutos después, tuve que meter la excusa que estaba descompuesto.

Hay momentos donde uno no busca hacer nada y aparecen las oportunidades como en este caso.

jueves, 23 de enero de 2020

Experiencia traviesa en el Cine Ideal

Por PajeroLanus | Esto me paso el viernes pasado, caí al cine Ideal como plan no previsto ya que mi ida a la facultad fue en vano porque el tren funcionaba como el orto y entre el mal humor y la calentura enfile para Microcentro, soy de zona sur.

Llegué aproximadamente a las 19:00 hs, pagué dos Evas y pico, la entrada y ya veía movida en pb con varios moviéndose de aquí para allá. Fui al baño del pb para mear y abriendo la puerta ya me encontré con un viejo de 70 aprox pajeándose en el lava manos (bizarro) y dos en los mingitorios pispeandose con carpa, re al pedo con carpa pero bueh, fui al ultimo mingitorio y mientras hacia lo mio escuchaba sonidos de succión y gemidos del box de al lado, una sonrisa se me dibujo en el rostro. Salí de ahí y enfile para el primer piso.

Una linda trans me pasó por lado y nos miramos, ella siguió derecho y yo tmb. Subí la escalera, pasé cerca del laberinto y veo pasar un hombre y una mujer bastante buena de la mano (se me dió dije, capaz sale joda) y fueron para el baño, los seguí pero se habían metido a un box a garchar y no eran una pareja ja!


Fui a la sala principal, película chota que recién empezaba y me aburrió rápidamente así que me cambie a la sala del fondo de todo, la mas oscura  y que es amplia a lo ancho. Me siento en el primer banco de la ante-ultima fila, buena porno cojiéndose a una mina en la calle, al fondo había un circulo de 10-12 tipos alguna joda pasaba y aunque el volumen de la película estaba alta pero se escuchaba el sonido a chancleteo (fiesta a algún putito). Se me puso al lado un señor mayor y luego de un rato de insistir me hincho los huevos y me fui para otro lado. Enfrente estaba la fila de 4 asientos y había solo un tipo. Me siento tranqui al fondo a seguir viendo la película.


A los minutos entra una señorita y se le acerca al tipo que estaba dos filas delante mio, era una traviesa bastante linda. Hablan unas palabras y el caballero le da unos billetes, a los segundos la traviesa estaba mamándole la pija con el culo al aire. Estuvo así un rato hasta que se terminó de bajar los pantalones por completo y abriéndose el culo se metió la pija del señor, buena cabalgata le dio hasta que acabó el agasajado. Beso y cada uno por su lado y enfiló directo hacia donde yo estaba.

Con una voz dulce y femenina me saluda, se llama Agus. Me dice si quiero hacer algo a lo que le respondí que sí pero que no tenia nada para ofrecerle (realmente no tenia nada, fue una salida no planeada) me toca el bulto, que estaba gomoso por ver la escena antes mencionada, y me dice que no hay problema que no hace falta nada. Se me cruza por adelante, se sienta al lado y manoseándome la verga me pide que la saque del pantalón, beso con lengua y mucha onda me da, saca un forro y con la boca me lo pone con una habilidad impresionante.
Me la chupa con fuerza y ganas pasa su lengua por mis huevos, me hace ver las estrellas, me encanta verla mamando. Los mejores petes los hacen las traviesas, en mi opinión.
Pongo su mano en sus nalgas para manosearla, llevaba una tanga con encaje por lo que aprecié en la oscuridad, su ano estaba dilatado por la cojida anterior. Le gustaba que jugara ahí ya que de a ratos succionaba con mas fuerza, estuvimos un rato igual hasta que me pide que la coja. Nos levantamos y pone su culo cerca mio mientras se apoya en las butacabas con las rodillas apoyadas en el asiento. Se pone lubricante y empiezo a puertearla con mucho placer pero cometí el error de mirar a mis costado, tenia publico mirando a lo que se vuelve a estado gomoso sin poder penetrarla.

Realmente no estoy acostumbrado a que me miren mientras cojo, me gusta el morbo pero todavía no me termino de acostumbrar. 
Le digo que me la chupe hasta acabar ya que no podía remontar la situación a lo que accede sin dudarlo un segundo. Empieza nuevamente por mis huevos y luego se come toda la pija, volvía a estar parada. Pero el pete estaba genial, empieza a hacer garganta profunda y ya siento que falta poco hasta que llega el momento esperado y dándome varios espasmos le acabo en la boca (con forro puesto,obvio).


Nos limpiamos, charlamos un poco y me cuenta que es de Palermo y que atiende a domicilio, vivo lejos y estoy de trampa era una lastima pero bueno es lo que hay. Beso con lengua de ella y se retira de la sala. El circulo que de joda que había de costado de la sala se había disuelto y yo volví a sentarme a ver la película un poco mas de paso descanso dos segundos.

A los pocos minutos me levanté, justo estaba Agus en la puerta de la sala principal hablando con otra traviesa y por el pasillo había mas (conté como 4). La salude y me fui del Ideal contento y con los huevos vacíos.

Nunca decepciona el Ideal, volveré pronto.

miércoles, 22 de enero de 2020

Paseando al perro y tocando chotas por Avellaneda

Parece ser que por Croatto y San Martin en Avellaneda la gente que sale a la nochecita a pasear al perro, no solamente anda con la simpatica mascota a cuestas. Algunos hasta sacan a tomar aire al ganso. Sabiendo de códigos y dejando de lado el celular los que están en la onda hablan un poco del perro pero a la hora de tocar se tocan "el otro bicho". 
Y ahi sale todo! 
Muy buena data para los que andan por Avellaneda con o sin mascota!


Si queres saber mas de lugares como este, visita nuestro mapa, que se está actualizando constantemente.

domingo, 19 de enero de 2020

#MIPIJAPUBLICADA ... Omar

Hola soy Omarcito de Zona Sur,  ando buscando maduros activos y dominantes, no descarto otras edades, también soy versátil o como les guste llamarlo.. dejen su Wasap! Abrazos... 

jueves, 16 de enero de 2020

Sin mediar palabras II

Por Mr. Brightside | Había andado por el oeste. En el baño de Liniers un tipo se pajeo alevosamente al lado mío, con una pija hermosamente grande y derechita. Pero no acabo ni se la llegue siquiera a tocar. Después en el tren un pibe bien barrio se manoteaba el ganso en unos pantalones de fútbol bien berretas (bien abultado) mirándome. Lástima que me baje directo al baño en Castelar pero él no se bajó conmigo! De más está decir que quedé súper caliente.
Cuando volví a casa instintivamente abrí mis perfiles. Y casi de inmediato me empieza a hablar un vecino, hetero casado de trampa, con el que ya había estado. Que tenía el mambo de venir todo tapado (de capucha, anteojos oscuros cubriéndole toda la cara) y sin intercambiar una sola palabra. Me re sorprendió porque lo había visto varias veces en todo este tiempo conectado y siempre me clavaba el visto (y no lo que yo quería, ja!). Pero esta vez parece que la suerte estaba de mi lado. Me pregunta que estoy haciendo y le digo que estoy al pedo en casa (guiño). Me dice que anda con ganas de que le tiren la goma (bingo!). Le digo entonces que se venga, sin vueltas. "Estoy recién saliendo de jugar al futbol, estoy todo chivado"... UFFFFFF CON MAS RAZÓN!!!! Un buen macho con gusto y olor a macho, todo para mí. Me dice que al estar así todo chivado y no darse tiempo a pegarse una ducha, sería solo pete, que no espere nada más. Recordaba muy bien esa poronga, bien llenadora, pero sobre todo esos huevos hermosos y grandes que la acompañaban. De solo imaginarme con la nariz hundida ahí mientras me daba un atracón de pija y huevos ya la chota me explotaba y se me hacían agua la boca y la cola. Le remarque que se venga, que yo lo deslechaba como sea. Me insiste en que no hablemos ni una palabra, que pasa al dpto., pela, le tiro la goma y se va. "¿Qué haces si algún día te cruzo por la calle?". Sé a dónde quería llegar. Estos tipos hetero para todo el mundo, casados, bien tapados y de trampa, lo último que quieren es una mariquita gritandoles IUJUUUUUUUUUUU agitando el brazo cual reina cuando los ven en la calle.
"No haría nada, no se quien sos". "En 5’ paso" me responde.
Dicho y hecho. Puntualmente llegó, encapuchado y con anteojos oscuros como la otra vez, solo que esta vez con unos cortos de fútbol en lugar de un jogging. Le abrí y se mandó para mi dpto., sin cruzar ni un hola, ni un apretón de manos, ni un beso. Apenas entra, estuvo a punto de pelar ahí mismo, del lado de adentro de mi puerta, pero en cuanto ve que la ventana que da de frente estaba 100% abierta (y si bien da al "pulmón" del edificio, no se llega a ver nada desde ningún otro dpto.), me agarra de la mano y me lleva a mi habitación. Dios ya con esa iniciativa me tenía entregadisimo! Ahí si, cuando entramos a mi habitación, me baja de los hombros y pela. Era verdad, estaba todo chivado! Aunque tampoco empapado. Más bien húmedo. Bien adobado, como se diría. No dude ni medio segundo en meterme ese pedazo de carne de lleno en la garganta. Le empecé a cabecear el ombligo con ganas. Estaba a punto caramelo esa pija! Esos huevos también, irresistibles! Aunque en principio solo atine a acariciarlos o sostenerlos mientras le comía la chota. El me agarraba de la nuca y me garchaba la boca. Estaba re encendido! Pensaba por dentro "que mal que no me va a garchar, pero al menos le voy a saborear todos los ingenieros". Le empecé a comer los huevos y el flaco enloqueció. Empezó a gemir con ganas, algo que la vez anterior que nos vimos reprimía bastante. Tan así, que en un momento se sentó en mi cama, abrió bien las piernas y me hundió la geta en su ingle. Le comí los huevos de todas las maneras posibles, subiendo cada tanto a la pija. El chabón empezó a levantar la pelvis un poco más. La intención era clara: QUERÍA QUE LE LAMA EL OJETE. Así que ahí estuve, alternando entre pija, huevos, perineo y puerta del hoyo. La disfrutaba tanto que ahora acomodo un par de almohadas contra el respaldo, se puso bien cómodo ya con todo su cuerpo sobre la cama, y me dio todas sus zonas erógenas para disfrutar con mi boca. Yo estaba en una fiesta! Es ahí donde me dice una de las 2 únicas frases que llego a susurrar: "TRAE FORROS".
Yo por suerte estaba preparadisimo para ese momento. Si bien el me había dicho que NO me iba a coger esta vez, mientras lo esperaba pensé "si de casualidad se sobrecalienta y le da por pedirme el rosquete, nada de perder tiempo buscando forros!" e inmediatamente me puse un par y un sobrecito de gel en el bolsillo del short que yo tenía puesto. Así que cuando me pidió forros, no hice más que meter mi mano en mi bolsillo derecho y darle uno. "Ponete en 4" fue la última frase que le escuche articular. Ni lerdo ni perezoso, previo vuelo de mi short por los aires y de manotear el sobre de gel, puse culo en pompa con mis rodillas sobre el borde de mi cama. Y mientras el abría el forro y se lo enfundaba, me embadurne entero el hoyo con el gel. La estocada inicial, si bien fue súper lenta, igual ardió y dolió fuerte! Pero esa poronga no me la iba a perder. Me salí un toque, para después, nuevamente, despacito, pasito a pasito, suave suavecito, volver a comérmela por popa. Una vez que esos huevos hicieron tope con mis cachetes, empezaron a rebotar. CON FURIA! La orteada que me estaba pegando era soñada! Y como golpeaban esos huevos pesados contra los míos! No podía pajearme ni 2 segundos que se me subía toda la leche! Y ni en pedo me iba a permitir acabar sin gozar hasta saciarme completamente de esa pija. El chabón estaba re desatado. Me agarraba de las caderas y me daba murra sin piedad. Gemía ya sin disimulo ni timidez. Como me calientan los machos cuando gimen! Le sentía cada rincón de ese trozo en cada célula del interior de mi orto. Me daba a full y bien a fondo y era una sensación de sentirme súper lleno, invadido, poseído, y a la vez de un placer inmenso. Pocas veces logran en mi todo ese nivel de sensaciones cuando me garchen (a pesar de que igual siempre me las arreglo para disfrutar a pleno cada uno de mis polvos). Le agarraba los huevos y el flaco se ponía más loco y más fuerte me daba. Y así estuvo, dándome en cuatro como 10/15 minutos, hasta que acelero a toda máquina y en unas cuantas estocadas bien frenéticas lo escuche soltar un: AAAAAAAAAAHHHHHHHHHGGGGGGHHHH como de gloria.... Y ahí fue donde yo aproveche y me manotee mi pija y en menos de 10 pajeadas, apretándole la chota con las paredes de mi culo, acabe como hacia un buen tiempo no acababa, en cantidad e intensidad...
Lentamente me la saco, se volvió a poner el short, yo me vestí también, y de nuevo, sin decirnos siquiera chau, le abrí la puerta de calle y se fue bien vacío. Y yo me quede, bien lleno y satisfecho como pocas veces.

#MICULOPUBLICADO ... Dario

Dario 37, de Córdoba Capital. Pasivo morboso , catador, bancador, sumiso y discreto. Morbo con pareja de activos, grupos y pijones... En CABA 4 días por mes y Rosario un finde, una vez al mes por laburo. Dejen mensaje y la pasamos bien
pasivomuymorboso@gmail.com
351 15-399-8377

miércoles, 15 de enero de 2020

#MIPIJAPUBLICADA ... Alan

Soy activo de 26 años, de La Plata, busco divertirme y pasarla bien. También ando por CABA seguido, si tenés lugar deja mensaje y arreglamos para hacer algo.

lunes, 13 de enero de 2020

Un mundo de 20 asientos. Enviciado de poronga.

Por Fede | Estaba en mi trabajo solo,  ya por irme a mi casa pero se me ocurrió llamar a una línea telefónica gay para ver si encontraba algún machito para petearlo o que me haga la cola. Yo soy de zona sur, gordito, de tez blanca, culón, barbita de unos días, un pibe discreto pero que se envicia con la poronga. Bueno, ya estaba medio aburrido y escucho una presentación que decía algo así: "En Quilmes, buscando un chupa pija"
Al toque le mande mensaje y me dice que está en una "combi de 20 asientos" haciendo tiempo en Quilmes y buscando algún nene petero. Ahí nomás se me levanto todo el morbo y me paso su whatsapp y coordinamos para encontrarnos. Llegue al punto de encuentro, lo llamo y me dice que esta llegando, que lo siga atrás con la moto y nos vamos a algún lugar tranqui, "total la combi tiene cortinas y podes dejar la moto al lado y la miramos". Diez minutos después, llega y lo sigo unas 5 cuadras atrás hasta que para en una esquina, frente a una plaza. Estaciono la moto al lado y me hace seña que suba. Subo, nos saludamos, se va para la parte de atrás, donde están los asientos, lo sigo. Un tipo de unos 50 años, flaco, alto con cara de degenerado. El macho se sienta, pela pija, se la miro y estaba re babosa, me dice que la chupe, empecé la mamada, mucha lengua y con un caramelo de menta en la boca. Comía toda, empezó a crecer y se puso gigante, muy gorda venosa y cabezona!! Yo estaba enviciado, la comía, la olía, le chupaba el tronco, la cabeza y los huevos. TODO! Me sentía el putito de zona sur comiendo tremenda poronga de un maduro en una combi en la calle!! El tipo morboseaba, decía cosas como: "Comela nene", "Uhhh como me hago chupar la pija" "Como te gusta la verga nene".
No quería que use las manos, solo la boca. Estaba haciendo mi trabajo, esperando la leche, hacia garganta profunda, se la babee toda. Estuvimos 20 minutos así. Se sienta en el asiento de atrás, que son 4 juntos y me hace chuparla mientras el mira por la ventana como pasaba la gente. A todo esto a mi me gusta pajearme cuando chupo pija, al tipo mucho no le cabia. Cuando me estaba por dar la leche, me dice donde la quería y le digo que en la carita (QUERÍA QUE ME HAGA LA COLA PERO SE QUE NO LE IBA). Se para, se empieza a pajear parado delante de mi cara, arrodillado espero la leche con la lengua afuera y pajeandome. Pero pasó lo peor que le puede pasar a un putito, el chabon frena y me dice que si voy a acabar... y le digo que si. Me mira y me dice: "entonces ya fue"
Se empieza a subir el pantalón y se la guarda, sin acabar, medio enojado porque yo quería acabar también. Le digo que bueno; que ya fue entonces, me paro, avanzamos hacia la puerta y me recrimina que tiene baba en el pantalón, que no se iba a secar, le digo que le estaba chupando la pija, que obvio que iba a haber baba. Agarro mi mochila y le digo "parece que nunca te chuparon la pija", abrí y me fui, con unas ganas tremenda de haberle exprimido la vergota gorda y cabezona a ese tipo. 
Si esa pija me cojia era la gloria, pero se lo perdió

sábado, 11 de enero de 2020

Kirill Dovidoff desnudo y erecto

Kirill Dovidoff desnudo y erecto
Hace CLICK en la foto

ULTIMOS COMENTARIOS