lunes, 30 de abril de 2012

DATA: Instalemos tetera


Hola! Me encanta el blog y quería contarles que he ido en varias oportunidades a hacer tramites a la dirección que paso más abajo, si bien la primera vez que fui al baño (el del noveno piso) lo hice por necesidad les puedo decir que las demás veces solo acudí por morbo y curiosidad, en algunas ocasiones vi gente sorprendida y algo incomoda, pero que luego se aflojaban cuando sabían que "uno es del palo".
Me dí cuenta en veces posteriores que siempre hay algún chavoncito haciéndose tirar la goma, o a alguno se lo están empernando mal. La cosa se pone medio tensa cuando entrás pero después está todo bien.

Me comí terribles vergas y hasta me han echo el orto,  la pasé de lo mejor. No hay custodia y cualquiera puede entrar... . Muchas veces hay gente copada que por solo mirar te hace de campana.
Al que le quepa que vaya. Esta muy bueno. Les paso el dato de esta posible nueva tetera, que -como todas- esperemos que sea discreta y no se arme kilombo.
Es en Paseo Colón 823 (entre Independencia y Pje Giufra). Es un edificio de oficinas.

Para entrar te mandas con cara de nada hacia los ascensores del fondo, el último de todos y subís al 9no piso. Ahí hay un baño vacío casi todo el día.

beso

Gastón.

Contactos.... Marcos

MARCOS - CASADO - 28 AÑOS

Hola soy Marcos,machito casado de 28 años. Pero HIPERMEGAADICTO A LA PAJA! Como y cuando sea,  Les envio un video de una pajota q me hice en el baño del micro chevalier el pasado finde largo cuando volvia a Baires.

No uso msn x si me engancha mi jermu pero pueden escribirme a: marcos_blankbi@yahoo.com.ar
o buscarme en FB con mi casilla de trampa con este mail:
Saludos y buenas pajas!
Marcos


El malabarista

Fabian Mazz - Manejaba por Av. Directorio, algo al pedo, con la mano en las pelotas como de costumbre morcilleando la japi a través del lompa.

Me frena el semáforo en Varela cuando veo a un pendejo rubiecito de unos 19 años, con un pantalón de gimnasia azul bastante viejo, una remera de colores y un gorro de invierno de lana gris, sucio, el gorro y él, malabareando con unas clavas para los autos que bajaban de Varela.

Se le marcaba la japi que se bamboleaba junto con los malabares evidentemente porque no la sostenia ningun calzoncillo. Me activò esa escena. Giré esperé el semáforo para quedar primero en la esquina y preparé 5 mangos que le di cuando el flaco terminó su acto.

domingo, 29 de abril de 2012

Te acabo en la boca?



Mucho nos preguntan sobre la bondad o maldad de ingerir el líquido blanquesino que emana del pene del hombre (guasca - lefa - leche - semen), cuando llega al clímax máximo de placer. Hay dos vertientes: La moral y la higiénica.

Desde el punto de vista del bien y mal filosófico, no hay nada de malo en eso. De hecho, no hay ni bien ni mal en toda práctica sexual, siempre y cuando se haga de mutuo acuerdo. Mutuo suponiendo que son dos, pero aún en una bacanal griega, mientras todos los participantes tengan uso de razón y la edad suficiente para asumir esas responsabilidades, nada es censurable, ni por Dios ni por El Hombre.

Voy a ser sincero y directo, para mi, y ojo, digo para mi, lo que quiere decir que pueden aparecer mucho de aquellos que le dan asco, o que le parece uan terrible perversion, pero para mi no es asi. A mi me parece de todo el acto sexual, lo mejor y mas excitante, cuando llegamos al extasis, en la boca del otro, o bien que mientras uno esta chupando una pija, sienta que nuestro compañero no aguanta mas contener esa leche caliente y sin avisar y gozosamente descargue toda esa leche como lava volcánica en nuestra boca, en todas sus variedades, en todos sus sabores, desde las acabadas mas amargas, agrias como yogurth, liquidas como agua, y espesas como crema, escasas pero intensas como un elixir, o abundantes y dulces como la crema chantilly, en fin, es maravilloso, y ayer venia pensando eso mismo, cuando el viernes, despues deencontrarme con un amante con quienrepetimos desde hace años algunos encuentros sexuales, y sabe que para mi no hay nada mejor que mientras arremete con su pija en mi culo, en el momento de acabar y realizar la descarga de leche, me pregunta como un ritual, ¿Vas a queres la leche en la boquita?, y despues de mi afirmación, la saca, y apenas la apoya en mi lengua su glande comienza la descarga de su abundante wask que tanto aprecio.

 O como ayer en la tetera de la Estación Lacroze del Ferrocarril Urquiza, un pendejo a quien encuentro varias veces en el mes, nos encerramos en el baño y me chupo la pija tan habilidosamente, que en pocos minutos me hizo descargar mi leche diaria acumulada....y la degusto con el placer que se toma un buen vino en un encuentro con nuestro ser amado, fue maravilloso, ver esa cara de placer al sentir el liquido lubricante que corria e invadia su boca. bueno, los dejo, hasta aca mi modesto comentario, no se porque aca en en buenos Aires, no hay lugares deonde se pueden hacer encuentros dodne se practique el bukkake, en europa esto esta mucho mas difundido y mucho mas demitificado. Un beso seminal para todos ustedes.

 Ahora bien, en el aspecto de salud e higiene si hay unas consideración básicas que se debe tener en cuenta.

 Si tu pareja sexual tiene herpes genital, y tu tienes a bien hacerle una jugosa fellatio, existe el enorme riesgo de que te contagies.

 Suponiendo que el mal es mayor y tiene SIDA, existe un riesgo, -pequeño- pero riesgo al fin, de contagio. El contagio se da si tienes alguna herida en la boca.

El cambio del sabor del semen no se da si unos dias antes comes cosas dulces. Que el semen tenga sabor "dulce" o "acido/amargo" si depende de la alimentacion, pero el cambio se da despues de una cantidad de ingesta moderada, en un periodo de tiempo (1 mes minimo). Alimentos como la fruta, jugos o cualquiera que contenga cantidades altas de fructosa hacen que el semen sea mas dulce, mientras que el alcohol, carne o comida chatarra hacen que sea mas acido/amargo.

Con el tema del alcohol, no, no te vas a poner en pedo por tragar semen de alguien que se tomo una botella de vodka, la via metabolica del alcohol nunca alcanza al proceso de formacion de espermatozoides, ni del liquido seminal

EDIT: Estudios recientes han dado por resultado que ingerir semen previene el cáncer.
¿Qué esperas?

Contactos.... Ezequiel


Me llamo Ezequiel y acá me ven como más me gusta. 
Soy mamador, sumiso, me va todo y soy bancador...
El que quiera probar que escriba,
los gorditos tenemos nuestro encanto.
Si sos negro sumas puntos. Son mi debilidad.

Teteras: ascenso, vida y decadencia.

No en cualquier baño se “hace tetera”,
y no cualquier baño puede llegar a ser o ha sido
 “una tetera”.
Cada una de ellas tiene
 una época de ganado prestigio
y una época de decadencia.

Todavía hoy, que el servicio de trenes se ha privatizado y la vigilancia extrema de los andenes de la estación de Belgrano R hace mermar el merodeo en torno del baño público, sobre la pared de los mingitorios sigue escrito con trazo grueso un graffiti que dice: “Lissette, ama y generala de las teteras, 1980”.

El curioso que orina en dirección a esa pared y detiene ahí la mirada supone que se trata apenas de la huella autobiográfica de un “invertido”. Uno más, piensa, de esos que pueblan desde hace siglos los relatos populares acerca de prácticas homosexuales en lugares públicos, y contra los cuales lo han prevenido desde la niñez el padre y los curas. “Ama y generala de las teteras”: he ahí un desorden de género, puesto que el autor del graffiti –sin duda un varón– se refiere a sí mismo en femenino. 

Y también un uso burlón de la nomenclatura militar, a pocas cuadras de donde vivía entonces el general de la dictadura Albano Harguindeguy. Pero el curioso se pregunta, sobre todo, qué nuevo y bizarro significado se le habrá querido dar a un término tan doméstico como “tetera”, de modo que alguien pueda llegar a convertirse en su “ama” y “generala”.

En los 70 y los 80 la vida "teteril" pasaba por las estaciones de Belgrano R y la de Vicente López ningún afecto a las teteras, que tenga hoy alrededor de los 50 ha dejado de pasar por allí para mamar o que se la mamaran. Coger en los baños reservados y hacer de "campana" por si un policía llegaba a aparecer, ya entrados en la democracia post '83 con Alfonsín en el poder el aparato represor no estaba desmantelado, pero más de uno se dejaba tirar la goma e incluso coger.

Cuenta - Cristián Ingeniero de 53 años: "Una vez me encontraba en el baño de Vicente López con un flaquito que me la estaba mamando como los dioses, cuando de golpe entra un cana que nos agarra justo, nos lleva sin hacer mucho lío -diría más con reserva- y arriba del patrullero nos dijo de todo que no teníamos que estar ahí, me preguntó si estaba casado, -me había visto la alianza- le dije que sí.
Me miró fijo y me dijo: ¿que dirá tú esposa cuando la llame? -corría el año 85, cuando llegamos a la comisaría, el flaquito que estaba conmigo -entre sollozos- me dijo que el tipo era malisimo, la comisaria lucía solitaria, pensé cosas muy feas, veníamos de la dictadura, el pibito me pidió que haga cualquier cosa que el tipo dijera que no lo contradijera que tal vez nos dejara ir. Este cana era delgado desgarbado y de mal carácter.
Todo baño público transformado,
bajo determinados códigos y condiciones,
en ámbito subterráneo de actividad sexual.
Acción ésta que, a la vez,
recibe también el nombre de tetera.

Se quedaba de guardia y cuando su compañero se fue, cambió radicalmente con nosotros, nos llevo a una celda que había, nos dijo si queríamos agua, le pedí hablar por teléfono, me dijo que a su debido tiempo y nos trajo el agua, me empezó a tocar y a ponerse cariñoso, en definitiva nos terminó pidiendo al flaquito y a mi que le chuparamos la pija entre los dos, a mi no me gustaba la idea pero debo reconocer que mi compañero hizo casi toda la tarea, después se dio vuelta para ver si se la quería poner, pero sinceramente no se me paraba. Acabó y nos dejó ir. Con el tiempo me enteré que el cana este era famoso en la zona, los días que se quedaba de guardia. En su escritorio había visto una foto familiar, calculo que con su esposa y sus hijos.

En la actualidad están haciendo estragos las estaciones de subte de Buenos Aires, algo bueno tal vez de la gestión Macri -broma aparte- la línea H se lleva todos los laureles ganando por amplia mayoría las estaciones Humberto I y Venezuela

Si se iniciara en ciertas prácticas o en ciertas amistades, aprendería que el vocablo designa, en el argot de los gays, todo baño público transformado, bajo determinados códigos y condiciones, en ámbito subterráneo de actividad sexual. Acción ésta que, a la vez, recibe también el nombre de tetera. No en cualquier baño se “hace tetera”, y no cualquier baño puede llegar a ser o ha sido “una tetera”. Cada una de ellas tiene una época de ganado prestigio y una época de decadencia.

Daniel Baños.

sábado, 28 de abril de 2012

HOY LA MUESTRA .... NAHUEL

 


Una encuesta para saber tus gustos.


Siguiendo un parámetro hemos publicado diferentes artículos de nuestros columnistas y queremos saber con quien te identificas más.
En el costado superior izquierdo tenes una encuesta para completar si es que has leído las notas que hemos publicado en la fecha.  CONTÉSTANOS Y VOTA!

Parada en estación Venezuela

Sincronizadamente lo hacíamos chupar las tres pijas
para que todos estuviéramos contentos
.

Siempre escucho historias sobre la estación HUMBERTO I de la linea H, pero sinceramente fui un par de veces y no paso nada, no me gustó ninguno de los que pasaron, sin embargo en una pagina por la que ando siempre seguían hablando de las bondades del lugar.

Un día tuve que hacer algo en Belgrano y Jujuy y aproveché para tomar la linea en su estación VENEZUELA para hacer una conbinación. Cuando entré al baño me encontré con dos chicos parados y uno de rodilla que se estaba comiendo dos tremendas pijas, llegué los miré, me sonrieron y me puse en fila para que el pibito arrodillado se metiera mi chota en su boca. El flaco tenía los ojos hinchados y se le notaba en los mismos la emoción de tener ahí tres machos en fila esperando ser ordeñados. Cuando pelé mi chota la olió y empezó a chuparla lentamente mirándome a los ojos, algo que me fascina, se la metió hasta la garganta y parecía que los ojos se le iban a salir, uno de los pibes lo agarró de la cabeza y se lo empezó a coger por la boca y lo propio hizo el tercero.
Un viejo nos miraba y nos hacía señas para seguir, él nos cuidaba la puerta.

En unos minutos los tres estábamos ardiendo y el final se veía cerca, nos pusimos de acuerdo para acabar al mismo tiempo en la cara y la boca del pibe que estaba ansioso de guasca.
De pronto entró un cana que miró para todos lados y se puso a mear en uno de los mingitorios relojeando a todos, estaba muy bueno, de pelo corto, con el uniforme que le marcaba la pija y el culo, tenía colonia y ojos claros.

El pendejito chupapijas se vé que lo conocía porque estaba retranqui, yo me había metido en uno de los individuales y miraba la situación (había empezado a chivar)
El cana le muestra la chota al pendejito y este se arrodilla y se la empieza a chupar, a mi toda la situación me calentaba mucho....

En determinado momento los otros flacos se hicieron notar y yo abrí la puerta de mi box, nos mostramos las chotas (yo tenía cierto temor a que todo fuera una trampa o algo así...), cuando de golpe el cana se guarda la chota, va hacia la puerta y la cierra con una traba que habia en el piso. Ahí me cagué de miedo, pero tenia la pija al palo. El cana se da vuelta y mirando al pibito le dice en que andaban? -pelando su chota- nos mira a nosotros y todos lo fuimos rodeando al pendejo y nos pajeábamos. El cana me guiño un ojo -haciendo un gesto de: que pija grande!- y mirándome frunció el ceño y gimiendo empezó a enguascar al nene que se tomaba toda la leche, le salian unos chorros largos y potentes que caían directo en la boca del pendejo que estaba con la boca abierta de par en par, nos miramos con los otros chicos y empezamos enguascarlo nosotros también largando chorros cruzados directos a la boca, algunos les caían en la cara o los ojos, pero el pibe se tomaba todo, el cana con la cachiporra le metia la guasca que tenia en la cara dentro de la boca.

Cuando todos terminamos dijo: "Esperen, no lo van a dejar así!". El pibe me la empezó a chupar y a limpiar mi chota que todavía tenía hilos de guasca y el cana le empezó a meter el cabo de la cachiporra enguascada en el orto, el pibito acabó al toque, me miraba con la cara llena de leche y se reía. El pendejo estaba en Disney!

Automáticamente todos enfundamos las pijas, nos arreglamos y sin mediar palabra salimos del baño. Me crucé con uno en el andén (tenía una pequeña mancha de semen en su bragueta), nos miramos complices, pero cada uno siguió su camino.

Lautaro Anchorena

Portador, morboso se confiesa...

Soy asiduo del blog y leo todo lo que publican, me gusta mucho las polémicas que se arman sobre si un relato, o un dato son ciertos o no. Creo que al entrar en el campo del sexo virtual todo se hace cada vez más improbable.

Tengo 50 años, hace 17 que soy portador HIV y siempre me han gustado los cines y los lugares para encuentros casuales, las teteras, los baños y todo lugar que "de" se transforma en un lugar ideal para el sexo express, leí por ahí que acá no solo se muestra o se habla de sexo, sino que también se lo -"piensa". También me he dado cuenta que hay muchos que reclaman que se hable más del SIDA y del HPV o cualquiera de las ETS.

No soy médico pero he vivido mi vida y no cambiaría nada de lo que he hecho con ella, pero sin dudas sería bueno que se pudieran erradicar todas las enfermedades venéreas, hay veces que caigo yo también en el discurso religioso pensando que tal vez Dios puso estas para que sean una barrera, un parate a que el morbo no se transforme en algo más morboso, algo todavía superior. He estado en varias orgías y por más forros que haya hay un momento en que algo se apodera de uno y tal vez no se tomen todos los recaudos.


Algunos de mis amigos me critican porque sigo yendo a cines, bares y porque hablo libremente en la primera cita de  mi condición de portador. No me va esconderme. Cuando alguien en un cine me pide que le acabe en la boca descarto amablemente la invitación y hasta les cuento mi realidad si es que se ponen insistentes.

Aún antes del SIDA algunos de nosotros tenemos propensión a contagiarnos, algo así como a ser tierra fértil para determinadas enfermedades. No descarto haber tenido 5 minutos de boludes pero en general siempre me cuidé he hice todos los deberes, algo no debe haber andado bien pues tuve, sífilis, luego fue el SIDA y ahora la no menos molesta HPV de la que leí un buen informe en este blog. 


Creo que tenemos que ser consientes los que portamos y los que no, pero que concurrimos a estos lugares de sexo casual, que las posibilidades de contagio aumentan y existen, que aunque se tomen todos los recaudos muchas veces podes o te pueden contagiar aún sin saberlo. Entiendo que muchas veces hay algo supremo que nos incita y nos lleva a concurrir a cualquier antro a cambio de un poco de adrenalina para amenguar la rutina de nuestras vidas, creo que es majestuoso recibir un guascaso de vez en cuando y sería hermoso poder hacerlo sin preservativo, pero está privado para los tiempos que corren.

Hay que tener presente al otro y su circunstancia, su juventud, su adrenalina, su inexperiencia y la propia para tratar de que un encuentro sea bueno para todas las personas involucradas.

Marcos L

Los que no salen del closet.

Pero si es elección de vida ser fiestero,
promiscuo, mete cuernos, cocaínomano, etc.  

Soy Argentino, vivo en Capital y soy homosexual, ¿cual es el problema de tener una pareja del mismo sexo?
Aclaro que no soy marica, en realidad no se me nota que soy gay, solo se sabe cuando lo digo.
En mi experiencia quiero decir que está lleno de gente homosexual y no es malo ni bueno, solo es un orden natural, uno sigue a su naturaleza, no se elige ser puto. Uno nace con un sexo genital y en la medida que crece va notando su inclinación o gusto sexual. Uno sigue a su naturaleza personal, NO SE ELIGE, no es elección de vida. Pero si es elección de vida ser fiestero, promiscuo, metecuernos, cocainomano, etc.

El problema esta en gente casada que roza la psicopatía o que lo es , como muchos de los famosos nombrados los cuales tienen doble vida, una con la mujer y otra con los amantes hombres. Yo conocí en mi juventud, a los 23, (hoy tengo 36) y es mas, hasta tuve un amor que era casado y puedo confesar que son pobres de alma porque no se atreven a vivir una vida feliz ya que deben fingir todo el día un rol o una mascara, ellos en definitiva sufren mucho su doble vida, y en lo general sus mujeres lo sospechan pero prefieren no ver. No investigar por miedo a conocer la realidad. La película Secreto en la montaña MUESTRA PERFECTAMENTE COMO SE MANEJAN a manera de ejemplo. Pero en muchos casos no tienen posibilidades, imaginen un hombre masculino pero gay nacido en un pueblito remoto del interior, como lo juzgaría el barrio? Por ende suelen mudarse a las capitales.

Entonces quiero decir que soy feliz con mi chico y lo amo y el me ama, por supuesto que es soltero y es el amor de mi vida y es masculino como yo.

No me gusta la promiscuidad pero cada uno decide si chupar una pija en un baño publico o buscar una persona sensata para estar a su lado, y SI juzgo a la gente que tiene doble vida, que "jura amor a María pero espera la oportunidad para coger con Pedro"

JUZGO a la gente que se compromete a una familia pero la destroza.
Conozco casos donde el hombre siendo gay a escondidas fue seguido por su hija de 17 años y lo descubrió junto a su "novio" por asi decirlo, la hija no podía creerlo y contrato una persona que le pincho la cuenta de su servidor de internet y descubrió no solamente cartas de amor a un hombre sino también fotos de sus viajes de "negocio" al interior y a Brasil.

Esta chica hoy esta haciendo terapia por su enorme frustración al ver que su padre "jugaba a la casita feliz"durante muchos años. Este es el punto donde condeno a los gays, y a los heteros tambien , cuando ponen en juego o peligro la psiquis o el amor de terceros.

El que tiene pene es varón y la que tiene vagina es mujer, lo que decida hacer en su cuarto es problema de cada uno de nosotros.
Hay casos incomprensibles como poner SEXO FEMENINO en un documento donde la persona tiene pene, que locura es esta? Respeto a los travestis pero eso es solo parte de la artillería política en favor de votos.

Estoy a favor de la naturalidad sexual, o sea seguir lo que a uno lo hace calentar pero sin abusos, sin engaños.
Entiendo que muchos galanes de TV si dijeran que son putos ya no seria un negocio al parecer....


No creo en la bisexualidad en la edad adulta. La bisexualidad es un pasillo donde o lo pasas o te quedas en el medio y si quedas en el medio no te definís jamas. No definirse no es sano según la medicina psicoanalítica. Uno puede ser verdulero y también ser profesor de matemática, pero no se puede tener la casa dividida, la mente partida. Si es así, es por que se mienten a si mismos. No se puede estar casado con una mujer solo por el deseo egocéntrico de tener hijos, pero gozar con un hombre. Es eso sano?

Todo lo que escribo lo digo bajo mi propia experiencia y conocimiento, ya que quien no es homosexual no puede conocer mucho del mundo gay, es mas complicado de lo que todos creen, hay mucho prejuicio todavia en esta gran ciudad, esto no es Europa.
De todas maneras basta de los supermachos que no lo son.

Fernando Garrido 

LA MALDITA POLICIA. - El momento más temido. Enfrentalo.



Los que habitualmente paseamos por acá, por este blog, también lo hacemos por los lugares que dejamos acá descriptos.


Once, Humberto I, Venezuela, Carabobo, Falabella, Mc Donalds. ¿Quien no temió algún día que la cosa se pudriera y que el momento de placer se transformara en pesadilla?


La verdad es que hace años que esos lugares me otorgan la adrenalina del goce, que lleva al impulso frenético de la promiscuidad (mal o bien entendida, con o sin forro, como uno la elija) pero que atrapa. Que te lleva a dos, tres, o cuatro mamadas, a ser chupado, en un día en distintos momentos, y te obliga a volver, como una adicción incontrolable, que necesita ser saciada.

Ayer sucedió. En plena tirada de goma, mientras tenia arrodillado uno de los tantos anónimos pasajeros de esos viajes de placer, sigilosamente, en puntitas de pie, de manera muy maricona (eso, si, los putos somos siempre nosotros), entró un cana.

Más de una vez había zafado. Más de una vez, alguno entraba y yo salía, o se asomaba y yo estaba solo o con acompañantes prudentes e histéricamente inmóviles. Pero esta vez, ese momento que por años no había pasado, sucedió.

A los gritos de que le diéramos los documentos, y tras las amenazas de que nos llevaría a la comisaría, bloqueo la puerta del baño. Pesaba el doble que yo y bloqueaba con su masa de carne podrida en odio y resentimiento, toda la entrada.

Mi ocasional acompañante empezó a rogar, saco un billete de cien mangos y le prometía que no iba a volver más. Le decía que no tenía documentos. Realmente en un acto de inconsciencia, lejos de acatar órdenes (para eso padecí a mi viejo muchos años) le grite en la cara que no le iba a dar ningún documento y que no iba a ir a ningún lado a donde no quisiera ir, que no tenía ninguna razón ni prueba para hacerlo.

Me volvió a amenazar con esposarme, me empujo brutalmente adentro de un reservado. Le devolví con toda mi fuerza la embestida para desbloquear la entrada. Me cuerpeó más fuerte, rebote contra el pobre pibe de un cabezazo, mientras le seguía lloriqueando y se hincaba de rodillas, esta vez no para chupar pija, sino en situación de ruego. El odio me encegueció. Siempre los odié. Pero porque son inmorales,(ellos, no nosotros) asesinos y corruptos. Es cierto, yo estaba en un lugar público realizando actos privados. Es verdad, la escena puede molestar a quien no disfrute de eso.

Lo que no voy a permitir porque tengo los mismos huevos para que me chupen la pija en un baño o arrodillarme a chuparla, es la prepotencia y los golpes, por eso lo enfrenté. Pude leer su cara de miedo y odio, cuando lejos de mostrarme sumiso, le hacía frente y lo desafiaba.



Arremetí con toda mi fuerza contra la salida. Volvió a empujarme violentamente contra la pared y me jodió la rodilla de una patada.

Clave mi peor mirada de odio y volví a embestirlo,

No me pregunten como de repente me vi liberado, fuera del baño, traspasando los molinetes, escaleras arriba y arrancando el auto.

Doble bruscamente y tambaleé un poco, hasta que el impulso me hizo poner segunda, tercera y avanzar con velocidad.

Mi única preocupación es que habrá sido del pobre pibe que quedo adentro.

Todavía me dura el odio. El malestar y la bronca. Seguramente demoraré un tiempo en volver ahí. Iré a otros lugares.

Es más esa misma tarde terminé pajeandome con un tipo en el Mac Donald de Córdoba y Callao, pero solo del odio y la calentura de no haberlo podido cagar a trompadas, por abusar de una investidura, que no merecía llevar.

Es cierto. Pueden entrar menores al baño cuando estamos en plena joda.Jamás me lo perdonaría. Es más nunca entran silenciosamente y a hurtadillas los pibes a los baños públicos, siempre lo hacen con algarabía, y jamás me exhibiría frente a quien no quiere o no debe participar de lo que no puede, por la razón que fuere.

Pero, como el escorpión, está en mi esencia, y como él, aunque muera al aguijonear, no voy a dejar de hacerlo.

Cómo escuche en una película del cine argentino, en boca de un personaje que quizás alguien me ayude a recordar: En este país, todavía hay que ser muy macho… para ser puto.

Voy a volver. Juro que voy a volver.

Lisandro Torres

Remando en dulce de leche

"Tenia la idea de que la vida era una fiesta, pero no me quedé al banquete." Sir Bernard Shaw
 Hay veces que frente a la incertidumbre en la que vivo, me encuentro remando en medio de dulce de leche sin poder pensar que debo hacer a futuro.
Tengo 35 años, soy homosexual, trabajo en una multinacional que de pronto me abre todas las puertas para que tenga, techo, coche y hasta vacaciones. Pensaba embarcarme en todo, pero empecé a indagar entre todos los que llevan "años" trabajando y me di cuenta que a pesar de tener una certidumbre social, viven temerosos de que los despidan, se vuelven obsecuentes y en definitiva se terminan transformando en felpudos de los jefes que jamás reparan en ellos.

Esta "certidumbre social" falla en el objetivo de reducir la ansiedad de los que la adoptan. Por qué ocurre esto? Porque íntimamente, el empleado es consciente de que hay algo que no cierra en su relación con la empresa en términos de conveniencia mutua (el tan de moda win-win): la paga que se recibe por renunciar a los sueños, ver poco y nada a los afectos y pasar todo el día encerrado en una oficina mientras la vida pasa de largo, nunca será suficiente.

La ansiedad aflora también en aquellos cuya certidumbre social se encuentra consumada: "merezco vivir mejor por lo que doy a cambio, ahora que puedo planificar a largo plazo voy a sacar un crédito para comprar la casa y el auto que siempre quise y disfrutar más de la vida".

El resultado de esta movida es la pérdida total de nuestro bien más preciado: el tiempo, que deja de ser de la persona y pasa a pertenecer al banco, donde irá gran parte del sueldo en concepto de pago del préstamo e intereses de la deuda.

La empresa se asegura que el empleado no renunciará, y podrá seguir explotándolo por mucho tiempo más, y el banco hace su negocio al tomar dinero a tasas bajas y prestarlo a tasas elevadas. Banco y empresa empleadora son los verdaderos win-win en este juego.

Reducir la incertidumbre a través de la certidumbre social termina siendo la peor opción de todas, ya que la única certeza que logramos con esto es saber que trabajaremos 9 horas por día de lunes a viernes para pagarle al banco por las cosas que compramos y ni siquiera tenemos tiempo de disfrutar.

Así es como la mayoría de la gente vive gastando dinero que no tiene, para comprar cosas que no necesita, con el objetivo de impresionar a gente que no le interesa en lo más mínimo.

¿Hasta cuándo vamos a estar así?

Gabo Arancibia

Transfobia.

Otra vez en la TV y siendo una flamante “mamá”, casada por civil
y habiendo cumplido con todos los mandatos sociales,
algunas personas no la perdonan y ven con malos ojos su reciente maternidad
.

Por Ale K - Nunca un chico de mundo como vos, ha estado tan lejos de un mundo como este. Es posible que el tema te suene de lejos, pero la realidad no es algo que se escucha, es como una paliza,  se siente en el propio cuerpo.

No te engañes que es peor. Por muchas copas que seas capaz de pagar y te pierdas en la inmensa oferta de las discotecas, aún disfrutando del encuentro furtivo (cuando no ocasional) en saunas, dark rooms, grupos de fiestas, teteras o después de una buena cena en el restaurante marica de turno –plato grande, porción diminuta y costo elevado donde se come muy mal, pero es muy bonito- y vestido de modernidad oliendo a eterna juventud: seguís siendo objeto de burla y humillación.

Dentro del círculo sos un ciudadano más. Fuera del arco iris de los siete colores, a pocos metros incluso de tu entorno, eres una maricona más, la pasiva, un chupapijas, un chongo que atiende por los dos lados, un enfermo, un pedófilo, un degenerado, una aberración de la naturaleza... un pobre homosexual.

 No es difícil darse un beso en Alto Palermo, pero se percibe como agresión al hacerlo en el almacén del barrio. Estas marginado/a las 24 horas del día pero vivís como si aquello no fuera tuyo.
 Tus vecinos no comprenden la terminología "diversidad sexual, para todos y para todas" "gay" o "respeto a la
diferencia", pero sí entienden de maricones, travestís y yironas.

Lo de "transexual" no lo tienen muy claro, pero el resto de la comunidad marica, tampoco.
En la feliz mentalidad del "ciudadano gay", se percibe la transexualidad como algo oscuro,
exactamente como el resto de la sociedad nos percibe a nosotros, y casi sin darnos cuenta
comenzamos a discriminar copiando el mismo modelo que nos excluye de la sociedad, para
devolverlo en forma de pedradas hacia uno de los grupúsculos peor tratados por la sociedad,
convirtiéndonos en unos marginados que marginan. Con el agravante de hacerlo a la colectividad
más débil.

El miedo existente en el mundo homosexual masculino (retrogrado y machista) de que se nos
identifique con el deseo de sentirrnos mujer, nos empuja a situarrnos del lado del malo, del que
margina se ríe y discrimina lo que no entiende, como si eso elevase nuestra identidad sexual a
la más normal de todas las normalidades, sin pensar siquiera por un segundo, que al acabar
con ellas, seguirán con nosotros.

Mientras en otros países de Latinoamérica muchos transexuales trabajan en discotecas de élite
como anfitrionas, relaciones publicas o camareras, en Argentina lo hacen también en pubs de corte alternativo (muy), ya que en general nadie quiere tenerlos al frente de su restaurante, o como imagen de su tienda de ropa.

En Argentina y otros países de Latinoamérica los hombres casados y de buenas familias requieren cada vez más los servicios de las travestis, esto tal vez porque estás últimas acceden a pedidos que sus mujeres jamás pondrían en práctica (se habla mucho de sexo oral y anal) o porque simplemente el gusto por lo que es “casi” igual lo hace más fácil a la hora del levante.

Algunos lo ven como si lo "normal" estuviera fuera de moda. Porque hay sobre todo una real pérdida de valores. Otra razón que se esgrime, es el hecho del poder, el “hombre casado” en cuestión, se siente bien, dominando y controlando a su satisfacción a otro hombre, siendo que por lo regular la relación es de competencia entre hombres, en este caso es la dominación total.

A pesar del terreno ganado por Florencia de la V (actriz y comediante argentina – tratada como capocómica), hoy por hoy se traduce en un hecho aislado dentro de la parafernalia televisiva, ya que también en ese ítem se ha avanzado poco y mezclado con el exitismo argentino, Florencia está en el candelero (y los trabas obvio) ahora que de nuevo en la TV y siendo una flamante “mamá”, casada por civil y ha cumplido con todos los mandatos sociales, algunas personas no la perdonan y ven con malos ojos su reciente maternidad. Jorge Jacobson tuvo frases desafortunadas para Flor cuando declaró: “es un tipo que mea de parado” y que no puede ser considerada la mujer del año.

Telefe ha dado un  gran paso al darle el aire en vivo a una mujer re identificada o un travesti con todas las letras como piensa don Tito el diarero de la esquina, al que este puto lo hace reír - me dice-

 Tinelli (sospechado de bisexual y repudiado por las organizaciones LGTBL de Argentina, por homofóbico) ha seducido al joven Muscari (dramaturgo, actor y director de teatro) para que entre en su mundo bizarro, obligándolo en muchos casos a jugar situaciones bochornosas que siempre están referidas a la sexualidad del dramaturgo, algo que tal vez a Muscari le guste, pero a juzgar por sus seguidores para algunos ha caído en desgracia trocando prestigio por dinero. (Es palabra de Twitter). Nada nuevo.

Cultivamos un resentimiento social y la marginación con todo el poderío que nos puede ofrecer la más fértil de las ignorancias. La transfobia no es un recopilatorio house.

Es en la comunidad gay lo que la homofobia en la sociedad heterosexual.
Ale K

Extraído del blog El Punto K 

miércoles, 25 de abril de 2012

Chongos cartoneros en el vestuario!!!!


Te gustaría encontrarlos en el vestuario, te animarías a algo con alguno? 


Mi experiencia con cartoneros empezo hace poco,por el cambio de temporada empece a limpiar mi placard y saque mucha ropa que ya no me servia y decidi llevarla a un grupo de cartoneros que vive bajo la autopista Buenos Aires La Plata,una vez alli me encontre con tres de ellos que al ver la ropa que les llevaba quedaron muy agradecidos y me invitaron a pasar a su refugio.

Yo entre por curiosidad y les pregunte como hacian para dormir en un lugar tan chico y como se la arreglaban con el tema del sexo y me dijeron que como alli nadie queria ir ellos solo se pajeaban tras lo cual uno de ellos me mostro como lo hacia y me invito a imitarlo ,despues de un rato me pidio si el podia pajearme y le dije que si,mientras otro de ellos se puso tras mio y empezo a tocarme el culo,yo me recalente y me baje los pantalones tras lo cual los otros dos sacaron sus pijas y me empezaron a chupar las tetillas.
Luego uno de ellos se puso detras mio y me chupo el culo hasta dilatarlo para luego penetrarme, despues de acabar se subio el otro y despues el otro,los tres me llenaron la cola de leche ,cuando terminaron me despedi y sigilosamente sali apurado tratandoque nadie me viera,y llegue a mi casa con el culo muy dilatado y feliz por los momentos vividos.

Cazador (algo sobre el cine Eden Av. Santa Fe 1833)

Tengo las dos manos ocupadas, en una el speed, en la otra el vodka, y estoy caminando por Contramano, dando vueltas. Lo veo parado abajo de la escalera, apoyado contra la pared, mirando oblicuo hacia abajo. Me acerco. A veces charlamos. Me paso la latita de speed a la otra mano, le doy un beso, le apoyo la mano en el hombro, le digo hola y muevo la mano del hombro a la panza y se la froto suavemente.

En realidad no tiene panza, es cazador y hay en él cierto estado de alerta, especialmente en los ojos y las orejas. Le gustan tipos bien grandotes, osos panzones, mayores que él (creo que tiene 28), no importa tanto si son peludos.

- Estás más flaco – digo.

Él se levanta el buzo y me muestra la panza. No tiene panza.

- Hace como dos meses que no hago nada – dice -. Tengo que empezar.

Me cuenta que va a natación, que él no es de gimnasio. Ahora estoy gordo, insiste.

- Hace mucho que no te veo – digo -, ¿estás saliendo a algún lado?

- No, voy al cine – dice.

- ¿Dónde? – le pregunto.

- Acá a la vuelta, al Edén.

- ¿Y qué tal es?

- Muy bueno – dice.

Yo le digo que no me gustan los lugares oscuros, donde no se ve con quién estás transando o cogiendo.

- No, este está bueno, vos llegás y hay un lugar así donde se ve todo. Podés tomar cerveza – dice -. Y hay muchos tipos casados. Y mucha gente durmiendo. Yo voy los viernes, por ejemplo, ahora antes de venir acá pasé por ahí. Hay tipos que trabajan y viven lejos y van a dormir ahí. A algunos les chupás la pija y se duermen. Otros se despiertan. La otra vez había uno durmiendo. Tenía la bragueta abierta y yo fui y lo empecé a tocar y a chupársela. Y se despertó. Le dije disculpame y me dijo, no, vos seguí y se despertó. A algunos me los llevo a mi casa. Está bueno. Pero después no pasa de ahí.

Yo le digo que tendríamos que terminar con esa idiotez de pensar que si a alguien lo conocés en un cine porno no puede convertirse en otra cosa.

- Sí, mis amigos se enojan cuando les digo que voy al cine porno – dice -, pero la verdad que yo ya no conozco a gente en los Osos ni en ningún otro lado.

Le pregunto dónde hace natación.

- En un gimnasio a media cuadra de mi casa – dice -. Lo único que me faltaría sería un mp3 que funcione abajo del agua, así estaría completo, escuchando música en el agua, solo. A mí me sirve en todo sentido.

- Claro, es aeróbico, trabaja la simetría del cuerpo y es muy amable con las articulaciones – digo.

- Sí – dice él -, yo incluso salgo enojado del trabajo y me descargo ahí, y cuando salgo estoy todo más derecho, más fuerte, mejor. Incluso me doy cuenta cuando al otro día estoy caminando por Florida. La gente se me viene encima y yo los esquivo, nado mejor contra ellos, contra la corriente.

Voy a buscar otra bebida y lo pierdo de vista. Dos horas después estoy sentado en la barra y lo veo zigzaguear entre la gente para venir a despedirse.

- Me voy al cine de nuevo – dice.

Lo saludo con un beso. El me apoya suavemente la mano en la panza y se va.


 Cristian Rodriguez

lunes, 23 de abril de 2012

Metropolitana o Federal?

Leí en varias oportunidades que la estación Venezuela de la linea H se ponía buena. Hacia tiempo que ya no me avivaban el morbo las estaciones de subtes. Debe ser que estoy mas grande, pero los malos olores, los lugares sucios, los cines berretas, los viejos pajeros ya me rompen las pelotas. Pero fui.

Más me rompió las bolas que el baño estaba cerrado. Lo primero que pensé es que debía avisar que actualicen los blogs que frecuento (este entre otros), y lo segundo que hice fue tomar el subte y bajar en Humberto I.

Estaciones amplias, monitoreadas por todos lados, con mucha gente por la combinación con Jujuy de la E. Un baño con división adecuada y sin seguridad mirando nada.
Entré, por supuesto. había un flaco meando. Se ve que hacía mucho que no meaba porque llevaba un largo rato. No me cabía mucho así que entré a los baños individuales. Me quedé un rato ahí.

A poco de escuchar llegar una formación se sumaron al meo dos más. Uno muy lindo, de esos que no esperás ver en las teteras, y otro medio viejo pero que mantenía su facha. El mayor portaba una pija descomunalmente grande y bonita, tan linda que me acerqué y le pedí manosearla. Me la dio unos segundos, pero estaba más interesado en el bonito de 20 años que en mi, por lo que no quise interferir, asumí la derrota y me puse en el mingitorio contiguo.

Del otro lado estaban los lavabos. Ahí se había quedado el primero del relato, quizás esperando que se liberaran y todos nos fuéramos en el próximo vagón a la espera de nuevos participantes, pero hizo algo más. De pronto empezó a gritar casi en silencio: "guarda!, guarda!". Todos "guardamos", pero no nos dio tiempo a dispersarnos cuando entró un cana, con manopla en mano y cara de reverendo hijo de perra.

He tenido algunas situaciones de riesgo policial, pero como no tengo aspecto de teterómano, y más bien cara de macho chongo come conchas zafo de las situaciones con bastante facilidad. Pero ahí estaba, con la pija marcándoseme a través del pantalón de ambo blanco (ambo de médico), grande, in-disimulable.
El flaco me vio. Más que verme me miró. Y se puso a mear.

Qué pasa pensé. Y me la jugué y me puse a mear al lado de él. Enseguida me mostró la pija. De cabeza grande, redonda y rosada. Huevos hermosos. Muy pijudo. Al toque todos los dispersados se volvieron a nosotros. Incluido el veterano que me decía "DÁSELA"!. Estaba muy nervioso. No sabía que hacer. Hasta que el cana me alejó del mingitorio y me empezó a mamar como si no comiera por días. Me la trataba como si fuera una pata de pollo recién sacada del horno y con mayonesa, jaja, extasiado. Te pondría en mi mesita de luz me decía, mirándome a través de la pija y a través de la gorra!!

Explotaba el baño de calentura.

En eso el flaco pierde la chaveta y se saca el cinto. Se lo quita con pistola y todo y le dice al "portero": -Cerrá la puerta, flaco"- Y se bajó el calzoncillo y me ordenó -"cojeme, hijo de puta!". Me calcé el forro como pude y lo cojí.

Lo abordé sin rodeos y lo penetré en seco. Me volvió a putear y se la comió entera. Acabé a la segunda o tercera embestida. Medio en el forro y se ve que me dio en el culo, porque cuando la saqué le chorreó guasca.

Me limpié y les dije a todos -Acabo de debutar muchachos-, y todos se cagaron de risa.
Llegué a la formación al palo. Entré, y un cana parado en una de las puertas, fuera de servicio, me miró la pija.

Me senté. Me puse los auriculares y me bajé en Virreyes, vacío de leche y con el corazón latiendo todavía al ritmo de 22 minutos atrás.


Fabián Mazz

domingo, 22 de abril de 2012

Contactos.... Yo Claudio


Claudio amigo del blog se presenta para que le escriban a su mail o por acá. Enjoy!



Oh la la!!! Yirando por París

LAUTARO ANCHORENA / en PARIS - Hoy vamos a yirar por el mundo dándole más glam al blog hablando de los saunas mixtos que ofrecen un relax alternativo por las calles de París, que tienen ese no sé que como Buenos Aires. Hacer un culo o mamar una chota en un sauna es algo hot pero hacer lo mismo en París te da un "savoir faire" increíble
 El parisino es más zarpado a la hora de avanzar, es muy común levantarse a alguien y de ahí en más, según el tiempo que tengas, podés tomar un café e ir a un dpto a coger o repentinamente terminar en una "partouze", si algo les encanta a los franceses son las partuzas, les va todo incluso las mixtas, ahora si en una mixta tú onda es garchar con un flaquito no te joden, (les gusta mucho lo voyeur) se apartan pero siempre te reciben. Si simplemente queres hacer algo express e irte a una "théière" (las conocemos como teteras) tambíén en París todo es posible.

En cuanto a los Clubs de intercambio están dedicados a establecer y garantizar las relaciones sexuales con extraños. La diferencia entre uno y otro radica en que en estos saunas te darán una toalla, unas zapatillas y un té verde además de suponer que vas a practicar sexo.

Los saunas mixtos, al contrario que los clubs, son menos tolerantes con los voyeurs, y es más común la “pluralidad” de apetencias sexuales. Además en estos saunas se ofrece comida real y se convierten en un escape ideal para parejas clandestinas con precios bajos y horarios convenientes.

Sin duda, una experiencia de viaje alternativa para los viajeros más intrépidos.

Alina Sauna
11 rue de Pixerecourt 75020 París
Los lunes antes de las dos del mediodía ofrece un menú por 10 euros. Las parejas tienen acceso gratuito antes de las 11 de la noche los miércoles para participar en el llamativo Gang Bang privado.


L’Amphibi
75 rue Hallé, 75014 París
Tal y como su nombre sugiere, el Amphibi es un lugar donde vibra la bisexualidad con precios especiales a hombres menores de 27 años. Hay una habitacón de relajación donde se ofrece té a la menta y también un glory hole y tres salones con vídeo. Las tarifas más baratas son para mujeres y transexuales que pueden entrar por 5 euros solamente. 


L’Atlantide
13 rue Parrot, 75012 París
Se trata de una de las saunas con más estilo de París. Es conocido por la pluralidad de sus tendencias sexuales con gays, bisexuales y parejas heterosexuales. Como en casi todas las saunas, las mujeres solas gozan de los mejores descuentos.


L’Ambigue
13 rue Dussoubs, 75002 París 
El aire de esta sauna viene impregnado por el sutil perfume del erotismo. Aparte de la sauna, también hay un hamman y un salón de relajación.


Sauna-Club Provence
66, rue de Provence 75009 París
Ofrece un pequeño desayuno los lunes por la mañana y también la posibilidad de reservar la sauna en su totalidad para fiestas privadas. En el futuro van a incluir también karaoke.


Sexodrome
24 Boulevard de Clichy, 75009 París
Se encuentra en el corazón del distrito más libertino de la capital y cuenta con un espacio de 2,500 m2. Sauna, hammam, jacuzzi, salas de fitness, salas para proyecciones de vídeos e incluso galerías de arte para disfrute de gays, heterosexuales y bisexuales.







Lautaro Anchorena

sábado, 21 de abril de 2012

Todo guasca


Nada mejor que tener a alguien esperando cuando estamos por explotar ... 

Incesto


Almodóvar ya se había quitado de la pantalla chica, la carne trémula ahora era la mía, y la él. Minutos antes yo había entrado a la ducha e intencionalmente para mi pecado dejé la puerta del cuarto de baño abierta.

Me dio miedo no correr la cortina de la ducha, sentí que era mucho atrevimiento y para tenerlo cerca le hablaba; así él tendría que quedarse al alcance de mi deseo. Salí del agua y me sequé despacio, ocultando con una bata la erección que me recordaba ser hijo del mismo diablo. Después fue su turno, inevitablemente el calor nos conducía al baño, entró a la regadera, corrió a mitad la cortina, despreocupado, confianzudo, familiar. Yo, fingiendo que me quitaba unos pelito de las cejas, con una pinza de depilar que está en el botiquín para que cualquier hetero que entre a mi casa sepa de inmediato que soy muy... ¡puto! Miré de reojo entre sus piernas morochas, macizas, velludas; y vi ahí un miembro parecido al mío, idéntico en tamaño pero más oscuro. Venoso, mojado. Una pija que se despertaba mientras él la tocaba. Morí de ganas de meterme ahí y de comérmelo como el lobo se comió a caperucita en el cuento.



Cuando salió del baño, urgente se puso un slip y más todavía (creo que sospechando mis pensamientos), se puso un short, que para ser sincero me calentaba más.

Yo tenía un slip negro y chiquito, que dejaba notar el miembro grande y más grande de a momentos por él, y marcaba mi culo como el de un joven fuerte, cuando me giraba a tomar una garra de naranja y Malbec, intencionalmente preparadas para la ocasión. Todo el tiempo me cuestioné qué hacer, porqué hacerlo, para qué. Mi novio no estaba en casa, de esta presa yo no me libraría nunca. ¡Nunca! para siempre estaría ligado a mí.

Lo inevitable sucedió. La habitación quedó a oscuras, su cuerpo y el mió uno al lado del otro, tirados, como muertos, mirando el techo sin decir una palabra, sin dar un indicio de nada de todo eso que sabíamos, iba a suceder. Podíamos oír nuestra respiración y yo podía oír todavía más, el pulso de su corazón.

Me abrazó en una escena mejor que la de Almodóvar, me abrazó como en una película de amor el galán abraza a su mujer antes de cogérsela. Él me estaba por coger, lo sabíamos. Aunque cuando yo comencé mi danza final sobre su histeria para emboscarlo y desarmarlo, rozándolo con la pija enorme y dura me dijo: -“¡NO! soy tu hermano”. Busqué tranquilizarlo. Quería resistírseme y si me evadía yo moriría de vergüenza. Continué lento, bien lento... dulce y deseoso de encontrar la pija de mi hermano para mí.

Le hice masajes. Confirmado, ¡son infalibles! Y lo toqué con aceite en las manos por toda la espalda, que cargaba una tarde entera y un sol dorado allí, y toqué sus nalgas duras como piedra, hambrientas y más allá sus piernas eternas de futbolero. Durante un largo tiempo estuvo así, de espalda y luego se volteó dándome el frente. Él se dejaba, le gustaba y mucho.

 La pija le explotó de golpe, no supo disimular nada, olvidó el parentesco y se dejó arrastrar por mi infierno. Con la boca le adoré la pija dura y dulce como el chocolate. Toda entera entraba en mi boca sin final. Toda mi ansiedad hecha baba corría por sus piernas y yo lo miraba y le decía: -"Mirá cómo te chupo todo entero". Y mi lengua como un demonio robaba su voluntad y la enfermaba. Se la arranqué con la boca. Todo su semen en mi pervertida cavidad bucal era jugo para ese enero tremendo de calor y de encierro.

Él seguía caliente, su verga no bajaba. Le dí mi costado para que me penetrase y lo hizo con fuerza, con entusiasmo. Me mordía la nuca, me besaba el cuello... ¿Pensaría en su mujer?, no lo sé, no importa eso. Me golpeó duro, adentro, más fuerte, como un caballo tomó mis caderas y renunció al apellido, a la sangre, y la sangre se hizo leche.

Así fue como me cogí a mi hermano. No va a olvidar lo que soy capaz de hacer, lo que le dí, lo que tengo.


Jesús Navarro

Un culo bien hecho!

viernes, 20 de abril de 2012

Teteras.... En el botánico... la tenés adentro!

Jardín Botánico: Av. Santa Fe 3951
Lunes a viernes de 8 a 18 hs.
Sábados y domingos de 9:30 a 18 hs.
Feriados de 11 a 18hs.


Les dejo información sobre el “jardín botánico” actualmente fui el martes 17 de abril a recorrer el lugar les cuento lo que sucedió: el lugar abre sus puertas a las 8  de la mañana, la entrada es totalmente Gratuita. Yo llegue a las 9.30 AM aproximadamente.

Recorrí el lugar de una punta a la otra note que hay un éxtasis de morbo entre todos esos lugares sobre todo en lugares medios ocultos que ya les digo son pocos y difícil para hacer algo, pero para aquel que le guste los retos y jugar un poco con el ser atrapado.


Viene bien un lugar así. A continuación enumere las fotos con los lugares indicados.

Como para jugar un poco hacerse la paja medio tapado. Me sirvió a mi como para levantar a 3 tipos, tengo que descartar que en el horario 11 y 12 hay mucha cantidad de gente cosa que se hace imposible poder jugar, ya que a cada rato o pasa una mina con el carrito de bebe, o pasa una señora que viene hacer las mil fotos justo en el lugar donde vos estar con toda la calentura por eso recomiendo q mientras mas temprano vas es mucho mejor.


Me comentaron que antes el lugar tenía sectores más ocultos donde podías hacer algo pero podaron mucho todo y quedo muy a la vista de todos. Los baños lamentablemente son un asco tiene la contra que no hay luz cosa q no podes cerrar la puerta ya que la única luz es la de afuera, pero si la dejas abierta del lado q entras esta la garita de seguridad donde vigila un tipo, ojo no parece mal tipo estuve charlando con el… pero igual es una lata el baño y encima con separadores cosa que uno no se la pueda ver al otro.


Bueno quiero decir que levante dentro hay hay que ser un poco listo por que ya les digo es difícil por la cantidad de gente que hay no sentirse un poco nervioso.

Pero es cuestión de tener tiempo para esperar el levante perfecto.
Espero que les sirva la data. Cualquier cosa pueden contactarme, seguiré buscando sitios frescos para ustedes.

PD: LLEVEN OFF! PARA LOS Molestos Mosquitos!!

Saludos,

Hernán.
spybsas@yahoo.com.ar

Mamando


El sabor entre salado y rancio de tu chota en mi boca,
que se va diluyendo,  junto a tú olor a bolas que ya se hizo mio.
Para empezar a sentir sabores nuevos. Ansío tú cremosa leche ... 

Fernando Burlando... te lo imaginas en una tetera?



Fernando Burlando heredó de su padre el apellido, una relación política clave, contactos invaluables con la policía y la llave mágica que abriría las puertas de todos los juzgados de La Plata. No necesitó mucho más para inventarse a sí mismo como el abogado penalista más influyente de la provincia de Buenos Aires y el más mediático del país.

De la mesura que caracterizaba al juez en lo criminal Julio Desiderio Burlando, su hijo no aprendió nada: Fernando Burlando es un desmesurado. Desmesura que se muestra, por ejemplo, en la compulsión de comprar desde autos de alta gama y trajes, suites en hoteles de lujo, palcos millonarios en estadios o caballos de polo.

En la exageración tan característica a la hora de contarse a sí mismo. "Tengo todos los contactos políticos que te imagines. Todos. Vos nombrá funcionarios nacionales, provinciales, municipales. Los conozco a todos", se ufana.

Entre esos muchos contactos hay uno especial que no pasa inadvertido en la agenda de su BlackBerry morada: Aníbal Fernández.


Daniel Baños

jueves, 19 de abril de 2012

Pijas: reunión de amigos


Nada mejor que estar con amigos, relajados, cómodos y hablando a calzón quitado!

Albañileria en mi culo.

Todo comenzó hace un año atrás, cuando junto a mi familia, conformada por mis padres, mi hermana mayor y yo, decidimos cambiarnos de casa para vivir en una ubicada en un lugar más céntrico y seguro, llegamos a la casa que actualmente habitamos, pero en un principio se nos hizo muy estrecha e incómoda, fue por esa razón que mi padre decidió ampliarla, para esto contrató a un maestro de construcción de muy buena fama, este era un hombre ya maduro y no me gustó para nada.

Uno de sus ayudantes sí que me gustó, mejor dicho, me encantó, era un hombre demasiado rico, alto, un poco delgado pero con músculos muy pronunciados, de cabello negro medianamente largo, con barba de candado y con una carita tierna y a la vez con cierto toque que le daba la imagen de macho dominante e intenso a la hora del sexo, la primera vez que lo vi era temprano, vestía unos jeans que le quedaban sueltos pero que a veces cuando se inclinaba me mostraban unos glúteos redonditos y un paquete que aunque no me lo crean era enorme.

Su nombre era Martín, me lo presentó mi nana, fue cuando después de bañarme en la piscina fui a tomar un jugo a la cocina, me sorprendí al verlo sentado ahí, en una posición muy sensual, con las piernas muy abiertas y sin camiseta, su torso desnudo me fascinó, sus tetillas no eran gordas pero sí menuditas, su cuerpo era largo, sus piernas ocupaban mucho espacio, nos saludamos amablemente y mientras nos dábamos la mano, me apretó muy fuerte, él era poderoso frente a mí, que sólo era un muchachito de 18 años ante él que ya tenía 33. En ese momento me sentí muy frágil y tímido, además trataba de subirme el short, que por el peso del agua se me caía y dejaba ver un poquito de mi blanco culo, al verme sonrió un poco burlesco y dijo:

- NO TE PREOCUPES, TU CULO NO ESTÁ NADA MAL!

Casi me desmayé al oírlo, quise lanzarme al suelo con las piernas abiertas y pedirle, rogarle, suplicarle que me culeara enseguida, sin ninguna clemencia, ahí en medio de la cocina sin importarme nada, pero no, tuve que controlarme y salir corriendo a mi pieza a hacerme una suculenta paja.


Pasaron varios días durante los cuales continuaron los trabajos de construcción. Desde la ventana de mi pieza podía mirarlo detenidamente, qué erótico y lúbrico era verlo vestido con su ropa sucia de trabajo, tan enérgico, tan poderoso y varonil, cargando sacos de cemento, mostrando su torso mojado bajo su camiseta sin mangas, con su pelo atado en una cola, todo un macho rudo, qué delicioso. En una ocasión creo que notó que lo espiaba porque se me quedó mirando fijamente un buen rato y se rió con cierta malicia. Las pajas que me hice en esos días sólo fueron por y para él, en mi mente y mi hoyo no existía otro ser que no fuera él, quería ser suyo por completo y no me importaba nada más, las tardes eran calientes, flojas, tardes con olor a sexo, de esas en que el cuerpo nos exige el calor de un machote que lo haga delirar y gozar al máximo.

Nuestra relación comenzó un día viernes, cuando en mi casa mis padres y mi hermana habían salido, sólo estaba yo y los maestros ya se habían ido, pero Martín se quedó hasta un poco más tarde para adelantar un poco el trabajo, nuevamente nos encontramos en la cocina, yo me acerqué más y más a él, tratando de rozarlo y tocar su transpirada piel, iniciamos una tonta conversación durante la cual me comentó del frío que sentía al tener que bañarse con agua helada, entonces yo amablemente le ofrecí el baño de mi dormitorio donde podría bañarse con agua caliente, accedió de inmediato y fue a buscar su ropa, yo esperé nervioso a que llegara, volvió con la toalla colgada al cuello y con su ropa limpia en una bolsa para cambiarse, venía con sus jeans semi-desabrochados dejándome ver un poquito de su slip blanco, le indiqué el camino hacia mi pieza, durante el transcurso hasta allá sentí su pecadora y libidinosa mirada sobre mi culo, entonces paré más las nalgas para complacerlo y calentarlo, llegamos al baño y lo dejé solo para que se bañara tranquilo, lo esperé sentado sobre mi cama conformándome sólo con mirarlo aunque fuera un poquito sin imaginar lo que me esperaba. Después de asearse salió, venía con la toalla en la cintura, su pecho aún estaba mojado y lo más importante y en lo primero en lo que me fijé fue la tremenda erección que lucía descaradamente, mostrándome todo su tamaño, se me acercó y me hablaba de lo confortable que había estado su ducha, la verdad es que yo ni siquiera lo escuchaba, su paquete me dejó loco, mi boca se abrió, mi ano cobró vida y se estremecía a cada minuto, Martín ya no tenía dudas, mis ojos me delataban, lo miraban con tanto fuego que debió haberlo sentido, entonces comenzó a hacer movimientos extraños, hacía su pelvis hacia delante, invitándome a observar con más precisión sobre la toalla su verga recién lavada y totalmente parada, sus huevos peludos que aún debían tener el olor al shampoo. Yo me quedé mudo esperando sólo un poquito de compasión de su parte, deseando que me permitiera por lo menos mirar su verga, pero Martín estaba dispuesto a todo, mi expresión de muchacho caliente y ganoso lo animó y riéndose dijo:

- PARECE QUE TE LLAMA LA ATENCIÓN MI VERGA, ¿VERDAD?, ¿TE GUSTA?,

Yo respondí con una voz muy suave:

- SIIIII, SIII, ME ENCANTA, LA QUIERO TODA PARA MIIIII...

Entonces Martín se quitó la toalla y me mostró su cuerpo enterito, completamente desnudo, húmedo, su verga medía 22 cm. aproximadamente, era larguísima, gorda, sus huevos colgaban como un fruto prohibido que yo estaba dispuesto a comer sin control. Me dijo:

- MIRA, MI VERGA ES TAN POTENTE QUE ME SIRVE HASTA COMO COLGADOR.

Tomó la toalla y la colgó usando su verga como perchero, después también colgó sus pantalones y su camiseta sobre ella, la tenía tan tiesa que hubiera podido soportar cualquier peso, mi impresión era enorme pero no más que mi excitación. Me agaché, quité toda la ropa que colgaba de su verga y me la metí toda en la boca, la tenía muy caliente, me encantó, fue como me la imaginaba, como la había soñado mientras me masturbaba, ahhhh, ohhhhh, maravillosa, se la chupé con reverencia, con verdadero recogimiento, con mi mano acariciaba sus huevos y jugaba con sus vellos, estábamos en lo mejor, yo me comía todo lo que tenía a mi alcance, no escatimé ni ganas ni esfuerzo para hacer feliz al dueño de ese gustoso trozo de verga. Martín gemía, me incentivaba a seguir, me daba animo como si la mamada hubiera sido una competencia que yo debía ganar:

- SIGUEEE, SIGUEEE, ERESSSS EL MEJOR, ERES UN CAMPEÓNNNNN... SIGUEEE, AHHHH, COMO TÚ SABES...

Todo era digno de ser contado en una película porno, pero justo sentimos que llegaban mis padres, nos pusimos muy nerviosos, Martín rápidamente se vistió y salió por la ventana, yo me quedé muy triste tendido en mi cama con el sabor de su verga aún en mi boca y con mi pene duro como un fierro. Esa noche no pude dormir, anhelaba que las horas pasaran rápido para volverlo a ver, mis sábanas se mojaron con mi sudor, fue una noche tormentosa y ardiente a la vez.

Pronto amaneció y como a las 9 de la mañana llegaron los maestros de construcción y junto a ellos Martín, vestía más sensual que otras veces, no sé si por lo sucedido en la noche pero yo lo miraba con otros ojos, con más confianza y deseando terminar lo que había quedado inconcluso, me dediqué a mirarlo a hurtadillas, me fui a la piscina a tratar de refrescarme un poco, traté de acercarme a donde estaban los trabajadores, Martín se percató de mi presencia e hizo como si no me hubiera visto, hablaban de varias cosas pero Martín inició el tema del sexo, unos se reían y otros comentaban sus experiencias, Martín les decía:

- LO QUE ES YO, TENGO UNA NUEVA RELACIÓN, AYER COMENZAMOS, ES UNA PUTITA CALIENTE QUE ME MAMÓ LA VERGA SUPER RICO, SE LA COMIO TODA, AÚN NO SE LA HE METIDO, PERO UN DÍA DE ESTOS SE LA VOY A CHANTAR TODA POR EL CULO, VOY A HACER QUE ME PIDA POR FAVOR QUE SE LA VUELVA A METER UNA Y OTRA VEZ, AHHH! HASTA SE ME PARA CUANDO RECUERDO LO RICO QUE ME LA MAMÓ ¡QUÉ BOQUITA! ¡QUÉ CULITO!

Obviamente se refería a mí y como sabía que yo lo escuchaba lo hizo para jugar conmigo, sabía que me tenía en sus manos, bueno más bien en su verga.

Yo sabía todos sus horarios y durante la tarde lo seguí al patio trasero donde se fumaba un cigarrillo todos los días. Cuando me vio, hizo como si nada, siguió fumando y mirando hacia otro lado, yo me acerqué y quise hablarle, pero me interrumpió bruscamente diciendo:

- ¿QUÉ QUIERES?, ¿NECESITAS VERGA? ¿CREES QUE PUEDES TENERLA CUANDO SE TE ANTOJE?... NO... NO, AQUÍ MANDO YO, Y SI QUIERES TENERLA NUEVAMENTE TIENES QUE PEDÍRMELA... ¡ANDA! PÍDEMELA, RUÉGAME PARA QUE TE LA DE, ¡¡PUTO HAMBRIENTO!!.

Yo, humillándome sin tener ni un poco de orgullo, le rogué, y es que por tenerlo de nuevo hubiera hecho lo que sea, y comencé:

- POR FAVOR, ¡DAME VERGA, LA NECESITO, ES COMO MI PAN DE CADA DÍA, TE LO RUEGO, HAZME MUJER, PENÉTRAME CON FUERZA, COMO TÚ QUIERAS!, HARÉ LO QUE ME ORDENES, PERO MÉTEMELA, MÉTEMELA, POR FAVOR!

Martín se excitó mucho, su cara tomó una expresión de efusión enorme y percatándose que no hubiera moros en la costa me besó en la boca, nos perdimos en ese beso casi rabioso, luego nos separamos y Martín metió su dedo mayor en mi boca, me lo metía y sacaba simulando su verga, me pedía que se lo mamara, se lo llené de saliva y se lo chupé como a él le gustaba, estuvimos un largo rato jugando a excitarnos, manipulé con fuego en mis manos su verga tibia, metí mi mano adentro del pantalón y disfruté de tener ese tremendo instrumento sexual en mi poder. Martín me detuvo y me dijo:

- SI QUIERES QUE TE LA META HASTA EL FONDO DEL CULO, VE A MI CASA ESTA NOCHE, TE PROMETO QUE TE ESPERARÉ CON LA VERGA PARADITA COMO A TI TE GUSTA.

No lo pensé dos veces, en la tarde me preparé para estar muy apetecible para Martín, me perfumé todito y como a las 10 de la noche me fui a su casa, no era una casa, más bien era un cuarto, y bastante pobre, pero para mí era como un palacio y adentro me esperaba mi príncipe vergudo. Cuando llegué entré silenciosamente mirando a todos lados, de repente oí su voz, estaba parado en la puerta de su dormitorio, me miró y sonrió, me llamó para que me acercara, rodeó mi cinturita con sus fuertes brazos, me apretó contra su cuerpo y me dijo al oído:

- ESTABA SEGURO QUE VENDRÍAS, TENGO LA VERGA COMO TE LA PROMETI.

Y agarrando mi mano me la llevó hasta su entrepierna haciéndome tocar su verga extremadamente dura, y con voz jadeante decía:

- TOCA, TOCA LO QUE TENGO PARA TIII, ¡ESTÁS DE SUERTE!, ¡HOY LA HE TENIDO PARADA TODO EL DÍAAA PARA TI, PUTA MIAAA!!!.

Después me guió hasta su cama, me ordenó que me desnudara, pero que me dejara puesto el slip, él también se desvistió y se dejó puesto el suyo, del cual se escapaba la puntita de su verga, se le veía rosadita y brillante, sobre la tela se le marcaba todo el contorno de sus magníficos genitales, los tenía presionados, queriendo escaparse de la tela, eran como un racimo de uvas enormes que mis ojos miraban con mucha concentración. Mientras observaba todo esto, me desvestí hasta quedar como él me lo exigió, mi cuerpo se estremeció con todo lo que estaba pasando entre esas cuatro paredes, no lo podía creer, ahí estaba yo, un simple maricón frente a un verdadero hombre dispuesto a hacer lo que se le antojara con mi cuerpo, esto me hacía estar en las nubes, me sentía como drogado con el olor que emanaba de su cuerpo, de su ropa, de su cama que sería testigo de la felicidad que un macho le proporcionaba a un puto y viceversa. Martín me miraba con lujuria, me tomó las manos y me las ató con una corbata, después me ordenó que besara todo su cuerpo, besé con religiosidad sus brazos, sus hombros, sus tetillas, su abdomen, sus pies, sus piernas peludas, sus nalgas blanquitas, hasta que llegué a su paquete, le quité con los dientes el slip, se lo bajé siguiendo el recorrido de su verga pasando mi labio superior por su tronco y luego por sus huevos, bajé por sus piernas, él levantó una para que yo pudiera sacarle su prenda y luego la otra, una vez terminada la tarea de desnudarlo, me abalancé sobre su verga, la miré bien, parecía una escultura, era una verdadera obra de arte hecha para ser admirada por quienes amamos y nos maravillamos con la belleza masculina.

La escupí para llenarla de mi saliva, me la zampé, succioné de ella sus diversas secreciones, quería tocarle las nalgas pero la atadura de mis manos me lo impidió, él se dio cuenta pero no me desató, sólo gemía y gemía. De pronto después de tanto chupar, mamar y succionar, Martín se corrió íntegro en mi boca llenándome de suaves y cremosos chorros de semen, descargando tanta delicia de su verga que quedamos exhaustos, descansamos un rato hasta que nuevamente nuestras vergas se erectaron pero ahora era el turno de él, besó por toda mi anatomía, me chupeteó, jugó conmigo, su lengua era extensa y se metió hasta por los rincones más ocultos de mi ser, viajó por las montañas de mi cuerpo, navegó por los siete mares de mi culo y viajando al sur de mi ombligo se internó en la profunda selva de mis vellos púbicos hasta llegar a mi isla de carne, me mamó la verga que aunque es bastante grande, al lado de la de él se veía un poco pequeña, me hizo delirar, no me demoré mucho en implorarle que me desatara.


Luego de esto Martín se apiadó de mí y me desató, me tendió sobre su cama boca abajo mirando hacia un gran espejo que colgaba de la pared, me untó el hoyito con una crema y luego sentí la calidez y rigidez de su verga que circulaba por los alrededores de mi ano, paseándose primero por mis nalgas hasta que sentí cómo se depositaba lentamente en mi ser, sentí el peso de su cuerpo sobre el mío, su pecho quedó pegado a mi espalda, me tenía ensartado como les había dicho a sus amigos que me lo haría, me había chantado toda la verga como él quería, me la revolvía como queriendo mezclar sus líquidos con los míos en lo más hondo de mí, sus movimientos pélvicos sincronizaban con los míos, fue maravilloso culear con él.

Hubo un instante en que nuestras miradas se cruzaron un momento en el espejo, él me miró con una expresión diferente, en ella pude leer lo que me quería decir, me decía lo mucho que gozaba al tener su verga toda adentro de mi hoyo, lo mucho que le gustaba poseerme y sentirse dueño de mi cuerpo, yo no pude aguantar más y me volteé para besarlo, fue un beso largo y mientras nuestros labios jugueteaban, sus movimientos se fueron haciendo más rápidos e intensos, su verga se hincho aún más y después de dar un feroz grito dejó salir rebosantes de líquido masculino, inundándome el orto, acabamos casi al mismo tiempo.

Nos culeamos sin piedad durante toda la noche, fuimos como uno solo, no necesitábamos ni siquiera hablarnos, saciamos nuestro hambre de sexo como dos animales, el cuarto estaba caliente debido al fuego que salía de nuestros cuerpos, fue algo salvaje, primitivo, después de esa noche el hoyo me dolió durante 3 días seguidos.





Fuimos amantes durante 8 ardientes y cachondos meses, ahora sólo lo recuerdo como uno de mis mejores amantes.

Escríbime millalobo357@hotmail.com  para gaymelilla.com

Alfred Liebl, DESNUDO y ERECTO.

Alfred Liebl, DESNUDO y ERECTO.
Hace CLICK en la foto

ULTIMOS COMENTARIOS