lunes, 30 de septiembre de 2013

Mi pija publicada .... Germán.



Hola soy Germán, 26 años cordobés, viviendo por ahora en Merlo, Zona Oeste de Buenos Aires, calentón, algo tímido, más bien activo me va todo en una cama, me gustan los tríos, y ando siempre muy caliente. Me gustaría contactarme con gente de mi edad o mayores hasta 50 para tener sexo y si da amistad, en ese orden, espero escriban por acá. Contesto a todos! Saludos. Gracias al blog por publicar. 

Encuentros cercanos con la mano boba...

Muy bien al muchacho que hoy subió en la B, en la 1ra puerta del 3er vagon... veo que nos vamos organizando de a poco... cuento la experiencia: yo estaba parado en el anden esperando el subte y un petiso lindo se me pone al lado... como el pibe era petiso, llamó especialmente mi atención, por mi atracción natural hacia las personas de baja estatura jajaja... mi sexto sentido me dijo que el peti era del palo... cuando llegó el subte enfilé para la 1ra puerta del 3er vagón y el peti entró en la misma... se fue llenando el subte y lo vi distraído (en otra digamos) con lo cual casi enfilo para otros rumbos...

Antes de abandonar un intento de tocada que aun no había comenzado, dije: "no me pude haber equivocado tanto... no parece gay pero voy a atender a mi sexto sentido y al menos voy a intentarlo"... apoyé mi mano en su paquete (la famosa mano boba) y empecé a rozarlo con el vaivén propio del subte... en un momento el peti miró para abajo y ni se inmutó (punto a favor)... seguí tocándolo con mas intensidad y cuando confirmé que le gustaba, metí mano de una... empecé a tocarlo fuerte y le agarré el paquete de lleno...

En un momento, para darle aun más emoción al tema decidí bajarle la bragueta (el pibe estaba de jean)... cuando empiezo a tantear donde debería estar el extremo del cierre, no encuentro la chapita para bajarlo y era porque el nene ya lo tenía bajo!!!! jajaja (se ve que no era su "primer viaje" de subte y ya estaba entrenado)...

Metí mano en su pantalón y empecé a tocarle la pija por arriba de su slip... le manoseé todo el ganso... incluso en un momento pude meter un dedito por abajo del slip subiendo desde la pierna, y le toqué la pija a flor de piel... muy lindo empezar el día de esta manera!!

Sebastian Radjanjopulus

sábado, 28 de septiembre de 2013

Con la moral bien alta, pero falsa.

Esta semana leo con mucho interés una nota que aparece en la pagina principal de este blog, enviada por Carlos,  titulada Buena figura, buena chota y (se pregunta) buena moral?

Carlos trata de preguntarse extrapolándose sobre otra nota que ha leído en el blog que ha traído mucha controversia. Nos habla de la violencia que a su vez ve en algo que a él le llama poderosamente la atención entre todas las cosas del blog. Los mensajes. Los mensajes de uds. Que tienen todo el derecho a opinar y que pueden hacerlo desde una óptica subjetiva sobre el tema que opinan y desarrollar…

Es que el blog en si nos moviliza mucho. Este blog destaca sobre todo la vida sexual de todos nosotros, la vida sexual de los otros. Es que para desarrollar nuestra vida sexual necesitamos de OTRO (así en mayúscula). Este OTRO aparece en nuestras fantasías cuando estamos solos transitando una paja, amasándonos la pija, viendo un video porno, (aunque no concretemos la eyaculación), o está al lado nuestro en una tetera, en una estación de tren vacía en la madrugada, en la Shell de Técnopolis, en un boliche, la facultad, un Burguer o donde nos pesque.

En esta vida sexual que parece tan privada y no lo es tanto involucramos a muchas más personas de las que imaginamos. De virtudes y morales diferentes.
¿Hay una sola moral?

Carlos nos habla desde un cura, un integrante de Caritas hasta un PUTO recalcitrante (tomando sus propias palabras) y abre de esa forma un abanico variopinto donde aparentemente entran todas las escalas de personalidades que puedan subirse a una cama. SU cama. No la NUESTRA, no es la TUYA, ni la MIA. Hasta aquí nos tendríamos que limitar a leer y listo, es su vida, NO ES LA NUESTRA, ni la mía.

Carlos nos abre la puerta al tema de la FALSA MORAL que hay en todo esto. En el sexo viene implícita una carga de FALSA MORAL por llamarla de alguna forma, es falsa -a priori-  porque es un concepto introducido por el propio hombre para delimitar el territorio. Viene de antaño. Para que yo no pueda tener acceso a la gente de mi propia tribu y por tanto un acceso enmarcado a los de la otra. En este punto nace la moral, los códigos y el Estado. 

Nos ha tocado en suerte (o desgracia) vivir en un mundo y una época que parece consecuencia de las encuestas. De los resultados de cualquier encuesta extraemos un rápido juicio de como nos comportamos (o somos). Somos una cultura exitista  ¿Reflejan las encuestas la realidad que nos toca vivir? ¿A que encuestas debemos hacer caso?
Por dar un ejemplo, según las encuestas "serias” en medios impresos alrededor de un 40% de las personas (hombre y mujeres por igual) han cometido infidelidad en algún momento de sus vidas, no obstante según otra realizada por internet (con el anonimato explicito que esto conlleva) alrededor de un 82% de las personas han sido infieles en algún momento de sus vidas.

¿Quién miente? Posiblemente nadie, posiblemente la falsa moral sea la que en muchos momentos nos hace decir que hemos sido fieles durante toda nuestra vida. ¿O es quizás un exceso de trivialidad? un exceso que mueve a gente (con una imaginación mas que desarrollada) a mentir y decir que han sido infieles cuando lo mas cerca que han estado de la infidelidad es decirle “hola” al vecino.
¿Somos infieles y lo ocultamos? Por supuesto que si. La infidelidad deja de serlo cuando es descubierta, es decir, pasa de ser de un acto privado y oculto a algo consumado y ante hechos consumados solamente queda una acción, el perdón o la culpa.
Pero sucede aquí que muchas personas no pretenden ser perdonados o señalados como culpables, prefieren cometer infidelidad y después ocultarla.
Y si además de todo eso negamos nuestra infidelidad y la atacamos con auténtico fervor entonces quedamos libres de toda sospecha. Sencillo ¿no?

¿Vivimos en un mundo de apariencias, de falsa moral? Preguntate eso cuando alguien defienda con fervor algo frente a vos, algo como puede ser infidelidad o cualquier otro hecho socialmente objetable.

 ¿Que hay tras ese fervor? ¿Falsa moral o la férrea convicción? Muchas veces me pregunto al escuchar las cosas que dicen mis pacientes en consulta, que defienden posturas políticas, culturales, morales y de moda con auténtico convencimiento si detrás de esa férrea moral se encuentra la falsa moral, es decir, sino están defendiendo algo para quedar libres de sospecha. Cuando uno introduce la pregunta, surge la duda y muchas veces la confirmación de que se debió obrar de OTRA manera “mas ética por llamarla de alguna forma” para quedar ajustado a la MORAL.

 La vida esta llena de contradicciones y eso significa que cada uno la interpretamos de una manera diferente. Este blog acepta todas las opiniones con la mejor de las sonrisas aunque pretendemos que la gente sea también sincera o al menos quite algo de hierro a esta vida llena de falsas morales.

Cierro con un mensaje de un lector del blog que resume en lenguaje llano lo que trate de explicar anteriormente. 
 Agus dijo...
Vivan y dejen vivir, o mejor dicho, cojan y dejen cojer. Loco, cada uno con su mambo... nadie esta en condiciones morales para cuestionar la vida del otro. Todos tenemos un muerto en el placard. Además, gran parte de la sociedad misma ya hace demasiado en discriminar a la comunidad LGBT, como para que encima nos demos el lujo de discriminarnos entre nosotros!
27 de septiembre de 2013 01:17


Free polls from Pollhost.com
En el caso de que fueras portador HIV. Lo dirías a tú compañero de cama?

NO   SI     

* Ale K es licenciado en Psicología y Abogado (UBA), psicoanalista y coordinador de grupos de reflexión. Trabaja con pacientes HIV, con parejas y varones gays. Es comunicador radial distinguido por divulgar la cultura lgtb. Para comunicarte con él escribe un comentario a continuación o escribile a su mail.

Así te queria tener ... ensartado!


  • “Llename el culo de leche, dejamela adentro hasta que explote. 
  • Me gusta el sexo sin límites. 
  • Algún chico dispuesto a todo, Solo gente decidida.
  •  Me gusta recibir toda la leche hasta la última gota en mi boca.
  •  Busco gente para sexo a “pelo”, soy bare. Uno a uno, trío, orgía, gang bang. 
  • Lo que se dé, mientras sea a pelo y haya muchas secreciones en el culo y la boca. 
  • Me encanta tragar semen y que me dejes el culo bien lleno de leche”, -dice Leo en su perfil de un portal de contactos gay.

 Como Leo, casi tres mil usuarios de este sitio expresan sus anhelos corporales: En Argentina hay más del 70 %  y pertenecen a la CABA (Capital Federal)  y sólo alrededor del 80% de los perfiles son los que se conectan diariamente.

Activos que esperan encontrar “culos sumisos y aguantadores”; pasivos que anhelan penes enormes. “Penetradores a full que te romperán el orto.”

Dentro del perfil de cada participante existe la opción de informar al otro de que forma practica el Sexo Seguro hay opciones como: A veces, Necesita ser Hablado, Excepto con mi pareja o Te digo después, opciones de la mayoría de los barebackers para darse a entender que practican sexo sin preservativo y no colocar la opción Siempre. Muchos, optan por “NO CONTESTA”

Free polls from Pollhost.com
Practicas sexo a pelo (bare) ?

Nunca   Siempre   A veces    Me la tomo toda   Me gusta que me acaben sin forro.     

Gabo Arancibia

viernes, 27 de septiembre de 2013

Conoces a ... Dardo ??



Dejo video de paja. Aca pibe de 25 años de San Miguel, busco pajeros o machitos pasivos. 
Interesados dejen skype. 

SUBTES: Dos viajes en la D

1) Subí en un subte demorado (hasta las pelotas) y vi que en la puerta opuesta estaba un flaco que nos tocamos un par de veces pero había mucha gente para llegar hasta él. Miré quien estaba adelante de él, y vi a un flaco que obviamente ya lo estaba sobando antes que arrancara el subte en Catedral. Mientras el subte seguía parado sin arrancar, sube de mi lado un lindo trajeado y me queda adelante mío (había cero espacio y yo estaba casi en el borde de la puerta).
Le rocé mi mano por su pija (tendría algo suelto abajo porque no se sentia una pija apresionada en un slip ajustado ni nada de eso). Un poco se le paró pero no fue la gran cosa. Sospeché que el flaco no era gay pero como tampoco hacía nada para evitar la tocada lo seguí rozando disimuladamente por algunas estaciones.
En una estación se bajan el trajeado y varias personas mas y quedo enfrentado con el que le sobaba la pija a mi conocido (para ese entonces mi conocido ya se había bajado). Le agarré la pija casi de una, porque ya sabía cual era su onda. Me encantó ese pedazo enorme... bien gordita y larga... La verdad que no se encuentran pijas asi todos los días en el subte... se la recorrí bien con la mano desde la base hasta la punta. La tenía bien para un costado así que pude llegar hasta la punta y comprobar el tamaño de semejante nutria jajaja. Lo sobé unas estaciones hasta que me bajé.

2) Subí a un subte que iba muy muy lleno. Apenas subo un pibe onda wachiturro (wachiturro bien digamos) me miró de una forma que me llamó la atención. Él estaba cerca de la puerta por lo que pude hacerme lugar rapidamente.
Como los wachiturros me calientan para que cumplan el rol de pasivos y/o chupa pijas, me imaginé apoyandolo y eso fue lo que exactamente hice. En cuanto pude me le puse atras. En un momento, entre la multitud, pude meter mi mano dentro de mi pantalón, correrme el slip y quedar con la pija suelta. Estando atrás de él empecé a apoyarlo y el flaco no dijo ni MU...
Para no hacerla mas larga: a lo último se la comió toda y durante varias estaciones. Como él estaba de pantalones de gimnasia era imposible que no sintiera mi pija recontra parada contra su culo. Encima con la cantidad de gente que había, la multitud me apretaba de una forma terrible contra ese culo que disimuladamente ante sus pares que lo rodeaban, quería una linda pija clavada.

Sebastian Radjanjopulus

jueves, 26 de septiembre de 2013

NAVEGACIONES: Violento Facebook...


Andamos por internet y tenemos oportunidad de ver muchas cosas, sentir otras y percibir. Mucha agresión al hablar de otros, de enfermedades que nos caben a todos. Porque somos violentos?
Esta sección no trata de explicar nada sino de mostrar... sumate con tu comentario... de buena onda obvio!

miércoles, 25 de septiembre de 2013

Clausuraron el ciber de Rivadavia 2226 - CONGRESO

Se trata de un local sobre avenida Rivadavia al 2226. La investigación que dio lugar al allanamiento se inició hace seis meses, cuando desde el Centro Nacional para Niños Explotados de Estados Unidos alertaron sobre este establecimiento.


Un cybercafé del barrio porteño de Congreso fue allanado y clausurado por la Justicia de la Ciudad y la Policía Metropolitana que investigan si desde allí se facilitaba por internet material de pornografía infantil.

En el local, ubicado sobre avenida Rivadavia al 2200, los agentes secuestraron unas 80 computadoras, tras lo cual la Agencia de Control Gubernamental dispuso su clausura, informaron fuentes judiciales.

Los investigadores comprobaron que en el cyber había varias personas viendo en internet pornografía infantil pero como no es un delito no fueron detenidas.

Sin embargo, las computadoras secuestradas van a ser peritadas para determinar si hubo intercambio de material, lo que sí esta penado. La investigación se inició hace seis meses cuando desde el Centro Nacional para Niños Explotados de Estados Unidos, que concentra investigación de hechos de pornografía infantil en internet, se informó de la situación del cyber allanado.

La causa quedó a cargo de la fiscal Daniela Dupuy, especialista en delitos informáticos.

La investigación arrojo que el uso de material de pedofilia en el lugar no era aislado, sino que desde el lugar surgían muchos datos e información sobre pornografía infantil.

El allanamiento estuvo a cargo del subdirector del Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ) del Ministerio Público Fiscal porteño, Enrique Del Carril.

(Diario La Prensa)

Amor gay

El amor en las parejas homosexuales es un tema complicado, ya que no cuentan con modelos establecidos. La relación no puede extrapolarse de la heterosexual, ya que los componentes de la pareja cuentan con otras características completamente diferentes.
Las parejas homosexuales son una realidad nueva en la sociedad, por lo cual no existen modelos establecidos, lo cual puede crear confusiones y dudas.

Es cierto que los homosexuales tienen una tendencia a tener un mayor número de parejas que los heterosexuales, pero no necesariamente son relaciones desprovistas de afecto o sentimiento. Los homosexuales, contrario a la creencia popular, son capaces de entablar relaciones duraderas basadas en la honestidad, pero no es correcto el reproducir el modelo de la pareja heterosexual, ya que la realidad es otra y las necesidades son otras.

Una relación de pareja entere dos hombres, no puede jamás seguir los cánones de la relación entre hombre y mujer, no es lógico que uno de los miembros de la pareja adopte el rol de mujer. Dos hombres que recibieron educaciones similares, donde están orientados a conquistar, tener una vida social activa, incluso a mandar, no se adaptarán a tomar un rol que no les corresponde. Por tanto, es necesario crear la relación en base alas personas que la integran, sin ajustarse a modelos preexistentes.

Muchas veces, los prejuicios de la familia o los propios, interfieren con la relación de pareja, llegando a ocultar al otro de las miradas de conocidos, esto provoca una degradación en la relación, que a la larga tendrá consecuencias.

Las parejas homosexuales deben tomar en cuenta las interferencias que puedan producirse por parte de las familias que prefieren culpar de la homosexualidad de su hijo a la pareja y por tanto, tratarán de rescatarlo. Por otro lado, tenemos a los amigos homosexuales celosos de la relación, que intentarán destruirla para cumplir la máxima de la infidelidad homosexual.

La promiscuidad en las relaciones gay es un resultado natural de la conducta sexual del hombre (tanto heterosexual como homosexual), ya que no tiene reparos en separar el sexo de los afectos, ni en buscar una relación sexual por el simple hecho de desearla, sin necesidad de involucrarse emocionalmente.

Las parejas monogámicas son estructuras relativamente modernas dentro de la historia de la humanidad, tanto para homosexuales como para heterosexuales. Existen estudios de los años 60, que avalan que los homosexuales que viven en pareja, pueden aspirar a una mayor calidad de vida que los otros homosexuales.

Conocer otras parejas en la misma situación ayuda a tener un punto de referencia, y permite un intercambio de experiencias que pueden enriquecer a la pareja.

Marcos L

martes, 24 de septiembre de 2013

Así te quería dejar.... enguascado!


Hermosa la mirada del chavon con toda la leche colgando, algo se ha tragado, pero se reserva un poco de tú guasca para hacerte el "show de la leche", se la pasa de un lado a otro, generando calentura. Así te quería dejar...

Lautaro Anchorena

Conoces a .... Marcos ?


Hola, tengo 19 años de zona oeste,versatil. Estas son mis fotos. Dejen face,whatsapp o mail. No comenten si es para decirme que tengo pija rara o que me tengo que circuncidar porque no me dicen nada que ya no sepa.

Marcos


Sexo en los Bosques de Palermo



Hola amigos del blog, como todas las semanas quiero compartir con ustedes un videito grabado al costado de la vía en la tetera de Plaza Pakistan en los Bosques de Palermo. 
En esta ocasión le doy para que tenga a un hermoso pendejo de 19 años con un culito peludo delicioso.
Espero que lo disfruten tanto como yo!!

Pablo

domingo, 22 de septiembre de 2013

Un pasatiempo ideal

Hacía mucho que no visitaba una tetera o un cine porno, estimo que es algo así como  más de dos años.
La semana pasada, estuve en Buenos Aires y al terminar mi conferencia, me di cuenta que me quedaban casi tres horas para mi próximo compromiso. Por eso decidí  dar un paseo tranquilo por Lavalle y continuar por Florida en camino a mi hotel. Me desplazaba tranquilo y despreocupado cuando me di cuenta que estaba frente a la galería que ingresa al Multicine, que casualmente fue el primer lugar de esas característica que visite en vida.

Me corrió un cosquilleo en la espalda cuando me vinieron algunos recuerdos de esas salas subterráneas. Volví a mirar el reloj y el tiempo libre que me quedaba me puso en duda de continuar hacia el hotel. Ya trastocado en mi pensamiento y con tiempo de sobra, estuve a punto de entrar nuevamente, pero la cantidad de gente que se desplazaba a esa hora de la tarde y el recuerdo de algunas experiencias que leí en este blog, me resolvieron concurrir al Ideal.

Comencé a sentir esa rara y única sensación que uno tiene cuando toma la decisión de intentar una aventura rápida, sobre todo después de tanto tiempo.
Nervioso por la resolución, me costó unos instantes ubicarme donde estaba parado y hacia donde tenía que dirigirme. Camine por Corrientes y caí en la cuenta que calle Suipacha a esa altura era peatonal, pero ya estaba decidido.

Ingenuamente ingrese velozmente convencido que nadie miraba. Pague la entrada y con el vuelto recibí un forro. Todo estaba igual en que entonces. Entregue la entrada y me encamine a la sala mayor de la planta baja. Como siempre, en los primeros instantes, la oscuridad resulta aterradora.
Ni bien ingrese, como un ciego, al tanteo logre sentarme en las primeras filas de atrás y solo unos segundo después pude ver que no había nadie en las proximidades del asiento.

Lo único que podía ver era la pantalla, que por cierto no era poco ya que dos lindos pendejos eran los actores principales del film. Con solo ver como el actor más pequeño que estaba acostado de costado, levantaba su pierna para dejar paso a la cámara y a lo que esta estaba filmando, entre en erección. Su compañero, desde atrás le abría impresionantemente el orificio con un pedazo que era más largo e igual de ancho que una botellita de coca cola. Yo sentía como el líquido pre seminal se desbordaba desde el interior de mi verga y se pegoteaba en mi slip. Contemple unos segundos la escena de ese bareback  y me fui para el baño. Apenas entre, desde el recinto del inodoro, se me ofrecía desnudo y erecto un muchacho algo musculoso. Me fui hacia él e inmediatamente me comenzó a manosear, pero cuando yo le tome su respetable verga se apresuró a aclararme que estaba trabajando. Todo finalizó allí y yo volví a la sala más caliente y más pegoteado que cuando había dejado la butaca.

Ya con la vista más adecuada a la oscuridad me desplace hacia la mitad de las filas derecha que están adelante. Había poca gente, pero en los primeros instantes rechacé los embates de un par de adultos mayores. Observe que pasaba a mi costado una figura interesante y a simple vista parecía tener la edad y la contextura esbelta que son de mi preferencias no exclusivas.

Pego la vuelta y me gesticuló para que lo siguiera. A los segundo estábamos contra la pared de la sala pequeña reconociéndonos con las manos entre nuestros bultos y las nalgas.
Nos fuimos a sentar en las primeras filas y la poca gente que estaba se fue retirando para dejarnos hacer. No sin antes observar nuestro franeleo.

El chico era lindo, de ojos claros y rostro muy agradable, delgado, con una vos muy dulce  y lenguaje culto. Por su actitud y modales permití que hiciera algo que yo generalmente evito. Comenzó a besarme la boca después de haberme pasado la lengua por el cuello y la oreja.
Se desabrocho camisa y pantalón y antes que yo intentara alguna expedición bucal, se agacho hacia mi entrepierna y desesperadamente logro que mi pija salga del eslip y del pantalón.
Me empezó a chupar la verga con una suavidad y agilidad de expertos. Me llevo muy cerca del éxtasis cuando con mucho esfuerzo intentaba tragársela toda, impedido tal vez por la poca profundidad de su garganta. Yo ya tenía la mano debajo de su cola y un dedo había hecho el trabajo de dilatación y humedad, en un orificio que al tacto dejaba sentir su estrechez.

Me reitero varias veces que solo la chupaba, pero yo no me di por vencido. Entre mi delicada insistencia y el trabajo exitoso de mis dedos sobre su ano, logre convencerlo que dejara su butaca e intentara sentarse sobre mi exagerada erección.  Me recosté al máximo sobre mi butaca, mis pantalones estaban en el suelo y él se fue acomodando la cabeza de mi pedazo de carne duro y latente, recubierto por el forro que me entregaron a la entrada, en la puerta de su agujerito jugoso con mi saliva. Condición imprescindible para convencer al chico.

Sentí el ruido y la presión  cuando logre vencer su esfínter para que mi verga lo penetrara. El pibe se quedó unos segundos quieto con casi tres cuartas partes de mi pedazo en su interior. Después empezó a moverse con un ritmo lento que no acompañaba mi excitación. Entre en un estado de desesperación que me perturbo demasiado, me puse de pie con el chico ensartado, lo agache para que se apoye en las butacas de adelante y empecé a bombear rápido y con fuerza. Sus gemidos eran casi gritos de placer y dolor, pero demasiados exagerados, superando ampliamente el volumen de la película. Yo estaba en la antesala del hormigueo, cuando de una manera intempestiva logro sepárame y se desplomo sobre su butaca. Quedo tendido boca arriba, con una respiración acelerada y profunda, jadeante y exhibiendo como un mástil su tentadora erección.

Me tomo de la nuca con su mano y me llevo a su cara para besarme. Inmediatamente comenzó a bajarme la cabeza para su entre pierna y me fue aproximando a su verga, que tenía un tamaño no  superior a lo normal, supongo que como de 19 centímetros pero no muy gruesa. Cuando mis labios tomaron contacto con herramienta, disfrute de una cantidad placentera de ese líquido transparente y viscoso que lubricaba con exceso esa carne dura y venosa. Me la estaba comiendo lentamente con mi boca, mientras me deslizaba hacia arriba de su tronco para luego volver a tragarla, me sorprendieron los latigazos de esperma. Parecía que no iba a dejar de eyacular. Le salto tanta leche que no la pude contener y empezó a rebalsar  de mi boca y a escurrirse por la base de su tronco, sus huevos y caía al piso después de recorrer el asiento de cuero.

Excitado por el gusto de esa crema tibia, saladita y algo acida, me acerqué a su boca para besarlo y retiro la cara con algo de asco. Igualmente alcance a machar sus labios con su propio jugo.
No podía terminar así, casi lo forcé a que me chupara la verga. Cuando aflojo su resistencia le tome la cabeza y lo hundí en mi entre piernas atravesándole la garganta con mi verga. Cuando intentaba zafarse interrumpí su arcada con la explosión de mi leche. Aunque parecía un momento de éxtasis con tensión, después de toser y escupir mi esperma el chico me devolvió una sonrisa chorreando leche por la comisura de sus labios. Se acomodó su ropa para salir del cine presentablemente, me dio un beso y me acaricio el rostro y me dijo que volvía muy feliz a su trabajo.

Salí del cine Ideal pensando que había tenido un justo retorno a este tipo de encuentros y que quedara, junto con otros calientes pasatiempos, en mi memoria sexual.

Pablo del Interior.

sábado, 21 de septiembre de 2013

Me pasó en Chacarita...

Yo soy un fanático de este blog porque desde siempre he sentido curiosidad por lo que sucede en los baños de estaciones, parques, universidades o cualquier sitio público, por eso un día decidí buscar algo relacionado con sexo en sitios públicos o baños públicos y conseguí este blog, son muchas las datas que he recogido acá, pero rara vez he ido a algún sitio pues últimamente me interesan teteras semi publicas, como teteras de ciertos restaurantes y bares, de la facultades de ciertas universidades y cosas por el estilo, menos gente y menos histeriqueo, la gente que vos consigues en esos sitios, si anda en lo mismo que vos, no tienen drama y van directo a lo que todos queremos: coger, chupar, pajear. Solo una tetera me dio curiosidad, el Cementerio de Chacarita, por eso me decidí a ir para conocerlo y ver que onda.

Confieso que no me gustan los cementerios, hay algo morboso en la contemplación de los monumentos y la lectura de los epitafios, pero por pasar un buen momento pensé que valía la pena. Decidí ir un viernes, en la tarde tipo 15 horas, pues según mis cálculos, habría poca gente y con la cercanía del fin de semana, muchos de los chavones que trabajan allí estarían dispuestos a pasar un buen rato con el primero que se lo propusiera. Yo soy un pibe de unos 37 años, alto, blanco, buen lomo, buena cola y muy buena pija, que me gusta coger o que me cojan obreros rústicos de buena pinta, fornidos, no me importan sin son criollos o extranjeros siempre que tengan buena pinta, ¿Por qué?

Porque los mejores lances los he tenido con tipos así, te cogen a morir y cuando los coges reciben pija como si no fuera con ellos, me recalienta verlos llevar pija y no decir nada, es como cogerse a un militar o policía, le das pija y ellos se quedan tan tranquilo como si el que estuviera llevando pija fuera otro y no ellos. Imagino que eso es un mecanismo que tiene todo macho para no volverse loco cuando lo cogen y seguir siendo macho delante del que lo coge. Lo cierto es que me llegué al cementerio. Impresionado por lo grande que es y porque a esa hora había poca gente, hice muchos de los recorridos que aquí en el blog aparecieron, pero lo que más me llamó la atención fue la zona de los mausoleos, porque mientras deambulaba, noté que en muchos de esos sitios se esconden los obreros para descansar o no trabajar.

Así que me dirigí hacia los mausoleos y comencé a caminar entre esa ciudadela de muertos buscando la chance, en eso, al pasar por uno, me encuentro con un chavón de unos 35, morocho, fornido y muy buena pinta. Se me cortó la respiración, pensando en lo que pronto íbamos hacer. Este me vio e inmediatamente me preguntó si buscaba algo, le respondí que no buscaba nada en particular, que estaba viendo las tumbas; le pregunté si trabajaba allí en esa zona y cual a su entender eran los mausoleos más interesantes,  respondió que dependía de lo que quisiera ver, que había unos en los que prácticamente se podía vivir de lo grande y cómodos que eran y que eran los que a veces usaban ellos para dormir la siesta o estar un rato conversando con algún conocido sin que el supervisor moleste.

Cuando me dijo eso me encendí, mi pija se puso a millón y el pibe se dio cuenta, pero no dijo nada, entonces le pregunté que si me podía mostrar alguno de esos mausoleos tan cómodos y, mirando para todos lados, me dijo que le siguiera, caminamos por la calle principal de la zona de los mausoleos y cruzamos a la izquierda, como si buscáramos la entrada principal. En efecto allí estaba lo que parece una pequeña iglesia con vitrales y todo, el me indicó, siempre viendo para todos lados, que entráramos para que viera. Entramos y el estaba completamente al palo, de una le manotee la pija y el me agarró el culo mientras nos besábamos como locos, el loco besaba de diez. Le abrí el lompa y saque una verga hermosísima, derecha, hacia arriba, gruesa y de unos 20 cm, rematada con una hermosa cabeza rosada y una base de pelo negro, sin cuidar ni afeitar. Me tragué aquel animal hasta que se me salieron las lágrimas, mientras le agarraba el culo, redondito y le metía mano en el orto.

Estuve como diez minutos adorando aquella verga, después el se despegó y me desnudó completamente, me chupó la verga como loco mientras jugaba con mi orto con aquellas fuertes manotas. Yo al palo, tenía miedo de acabar, pero el muy guarro, me volteó y comenzó a puertearme. Por supuesto que yo iba preparado con todo, condones y lubricante, hasta servilletas para limpiarme y allí en ese sitio este obrero, Julián, me dio una de las mejores cogidas que me han dado en mi vida. Casi que me desgarró ese orto de lo duro que me cogió. Nos desnudamos y estuvimos cerca de una media hora o más cogiendo como locos.

El pibe de unos 35 años, me contó que siempre cogía ahí y que cuando quisiera lo fuera a buscar. Terminamos, incluso nos lavamos pues dentro el sitio hay una canilla para el agua de las flores y para lavar el mausoleo y nos despedimos. Me acompaño hasta el borde de la zona y me dijo que lo buscara cuando quisiera pasarla bien, que él siempre estaba dispuesto. Llegué a mi casa temblando aun de excitación y durante la semana me clave sendas pajas pensando en este pibe. La semana que siguió lo fui a buscar, recorrí toda la zona y no lo encontré, de hecho encontré a otros, solos o en grupos pero no estaba Julián. Seguramente tenía el día libre, pensé, por lo que regresé varias veces seguidas y nada.

Este último viernes que pasó fui nuevamente y como no lo encontré pregunté al grupo, si por casualidad no conocían a Julián, que lo estaba buscando porque me lo habían recomendado para unos trabajos, los obreros extrañados me dijeron que no conocían ningún Julián y que seguramente ese no era el nombre, por lo que se los describí, ellos se miraron entre si y un señor mayor, como de unos 70 me preguntó que de dónde lo conocía, le dije que de allí mismo el me dijo que el único Julián que conocía era un pibe que había trabajado allí hacia más de 18 años y que se suicidó por problemas con la pareja.

Le dije que no podía ser el mismo, que yo había hablado con él días atrás y él me dijo, acompáñeme para mostrarle. El señor me llevó fuera de la zona, hacia los nichos y me mostró, para mi espanto y horror, el nicho, con una foto pegada, del obrero que me había cogido días atrás: Julián Garrido, 1963-1995. Nicho 1570.

Juan

Feliz primavera....


HOLA HOY 21 DE SEPT 2013 FESTEGAMOS LA PRIMAVERA PETEANDO EN EL CEMENTERIO DE LA CHACARITA A PARTIR DE LAS 13HS QUIEN SE PRENDE ?=====

viernes, 20 de septiembre de 2013

De mi cama a panelista de TV

 Me dio vuelta y me chupó el orto
como nunca había experimentado
Esto me pasó hace un año, tengo 30 años, un pibe masculino y no me puedo quejar de la facha, sin embargo nunca había tenido suerte y buenas experiencias con tipos.
Una noche estaba aburrido en casa chateando y empece a hablar con un flaco de 38 años, pusimos cam y de entrada me pareció muy facha, barbita, pelo corto, lomo normal, peludo, ambos estábamos muy calientes y me dijo que quería dormir conmigo esa noche, me pareció una locura y muy imprudente pero como me había mudado hace poco no tenía nada en el dpto. así qué no podría robarme nada.

Llego, en persona estaba más curtido pero me gustaba mucho, subimos por el ascensor hablando de cualquier boludez. Cuando entramos a mi casa me agarra del cuello y me come la boca como nunca me la habían comido, me metía la lengua y yo se la morfaba como si fuera una pija. Me empezó a sacar la ropa, él seguía vestido, me dejó en bolas, se bajó el pantalón y me dijo, "comela bebe". Era una pija bien troncosa, gruesa, bien dotado, se la devoré a full, en un momento me saca la pija de la boca, me agarra del mentón y me dice "abrí la boca bebe" y me tira un chorro de saliva adentro de mi boca, eso me calentó de una forma que no puedo explicarlo.

Fuimos a la cama, se quedó en bolas, me chupó los pezones y los escupía de vez en cuando, después me dio vuelta y me chupó el orto como nunca había experimentado, me cogía con la lengua, yo intentaba pajearme y me sacaba la mano.

Al rato me pidió un forro, y me antes de meterla me dijo "te voy a hacer bien la cola amor", y me la fue metiendo despacio, me dolía por momentos y lo frenaba, una vez que entró toda me bombeo a morir, cuando yo estaba en cuatro me nalgueaba bien fuerte y me decía que era su puta. En otras posiciones me escupía en la boca y me encantaba tragarme su saliva tibia. Acabo adentro gritando mucho, un poco antes de mí.

Meses más tarde lo vi en la tele, de panelista.


Leo. 

Muy bueno el blog!
Pd: no publiquen mi Mail porfa. Gracias.

Chicos tomando leche...

jueves, 19 de septiembre de 2013

Manoteando... en el subte.

Todos los días viajo en subte y tren ida y vuelta al trabajo, y siempre hay alguna agarrada de bulto, mas o menos alevosa, en los horarios pico. Una que siempre sale es último vagón del subte C, en Constitución yendo a Retiro, a eso de las 8.30 hs o 18.30 hs. En general, no pasa de una sobada intensa encima del pantalón, una paja sobre la ropa, o una colada de dedos en la cola como mucho. En general, no da más que para eso.

Hay muchas historias dando vueltas de gente que se pasa un poco más y hace algo más zarpado. Ahora me tocó a mí.

El viernes pasado estaba esperando el Subte B en Diagonal Norte yendo para Chacarita, a eso de las 19 hs. Crucé miradas con un chabón más o menos de mi edad, veintitantos, rubión y facha. Al principio pensé que no le cabía nada. Al toque llegó el subte, y quedamos enfrentados, yo de espaldas a la puerta. Ahí me di cuenta que estábamos en la misma, y como pudimos, porque el subte no estaba tan lleno, nos fuimos acomodando.

Tímidamente me empezó a tocar la pija por encima del pantalón, unos chupines marcabulto que uso específicamente para viajar en subte. Yo no me quedé corto y también metí mano. Me puse al palo enseguida, pero como no había mucha gente se complicaba un poco.

El flaco se acomodó como mirando a la puerta, y yo de costado también mirando un poco a la puerta. Quedó claro que al chabón le interesaba tocarme, y que yo me iba a dejar tocar. Me empezó a pajear por encima del pantalón y a amasarme la pija. Hasta ahí, la estaba pasando genial, pero nada muy excepcional, excepto tal vez que es la primera vez que me toca alguien lindo posta.

Pero… siento que me deja de tocar, y empieza a desabrocharme los botones con una mano. Yo no tenía calzoncillo, como acostumbro para disfrutar más estos viajes en transporte público. Me empezó a tocar un poco la pija, pero todavía le quedaba incómodo, así que siguió desabrochándome el pantalón, hasta no dejar un solo botón. Yo estaba como loco, pero con mucho cagazo porque el subte no estaba tan lleno y había un chabón atrás nuestro que nos re miraba.

Sacó mi pija completamente del pantalón, y comenzó a pajearme apuntando a la puerta, amasándome también los huevos y trabajando la cabeza. En eso el pantalón desabrochado se me empieza a caer… Ahí me entró cagazo, me animo a una paja abierta en el subte pero quedarme en bolas no da. Como pude, no tan disimuladamente, me subí el pantalón e intenté abrocharme el pantalón… que sin calzoncillos y con un chupín ajustado, me resultó muy difícil, así que tuve que agarrarme la poronga con el cinturón y abrocharme sólo un botón del pantalón.

No estaba yendo a mi casa y tenía que bajar (ya me había recontra pasado de estación), y veo que escribe algo en el celular, y me lo muestra disimuladamente “No querés acabar?”. Por supuesto. Tengo ganas de explotarte en la carita hermosa que tenés. Le escribo mi número de celu en mi celular, y se lo muestro. Lo anota, y me bajo, intentando disimular una indisimulable erección y arrepetido de no haberlo dejado seguir.
Todavía no se puso en contacto conmigo, no se si sólo le interesaba paja en el subte o anotó mal mi celu (lo que me parece lo más probable). Asi que si estás aca…. Avisame.

Mariano

martes, 17 de septiembre de 2013

Tutorial de Juliancito: Como chupar una buena pija.



Hola chicos, aca les dejo un video corto de cuando ando aburridito en casa, sin nada que hacer, me pongo a jugar con mi juguete... :)

18 añitos, de Ciudadela - Zona Oeste, muy juguetón!

http://www.facebook.com/juuliiancito mi Facebook...

Versatil.. si sos activo me gustaría que seas dotado... 
si sos pasivo, tengo 18x5 de puro amor para VOS!! ;)

Conoces a .... Dario ?



Hola por acá flaquito calentón de 24 activo, buena pija que quiere ponerla siempre, busco bocas golosas o pasivos que se animen siempre a más. Ando por Córdoba Capital. Entre tanto fuego busco alguno que me apague la sed de garche que tengo siempre.... Escriban al mail o por acá. Saludos. Daro. just.aboy29@yahoo.com.ar

lunes, 16 de septiembre de 2013

Camioneros: De Lugano con amor....

Rubiote, gorra con visera  barbita,
ojos verdosos, labios gruesos, sonriente
Vivo en Lugano I y II, cuando vine a vivir por aquí fue porque me había quedado sin laburo y estaba en la lona económicamente  Mi mundo era en barrio norte, noches de fiestas y madrugadas sorprendentes en cines, baños, calles,etc. Así que supuse que aquí no iba a pasar nada. 

Me equivoque fulero, aquí es donde mas y mejor cogí en mi vida. La primera vez que una situación me sorprendió fue cuando bajaba del premetro por avenida Roca camino hacia general Paz. Percibo , al cruzar, que un camionero que venia por el medio de la avenida , mano hacia donde yo iba, me hace un gesto, pero no le di bola, yo no conocía a nadie camionero.

 Luego cruzo y percibo que el camionero se va acercando hacia la vereda donde yo iba. De golpe tengo al camión con acoplado a mi lado. Justo hay una placita, frena lo miro con curiosidad, me llamo la atención la situación. Me hace un gesto con el puño invitándome a que se la chupe. Casi me muero. Rubiote, gorra con visera  barbita, ojos verdosos, labios gruesos, sonriente, con mucha onda, pelo largo, mano con dedos anchos como ristra de chorizos, musculosa. 

Me quede paralizado viéndolo, no lo creía, tan fácil!!!!!!. Me abre la puerta del mionca y me dice que suba, con la mano en el bulto duro, pantaloncito corto zapatillas de macho. Yo vivía a dos cuadras de allí, temía que me vieran subir ... pero el puto, es el puto y cuando un chongo se la quiere dar... no hay nada que lo detenga. Subí. estábamos protegidos por el espacio de la cabina del camión. el flaco se baja los pantalones y pela. 


Vergas machazas que quieren ortos bancadores
Verga gorda, durísima, buen tamaño, mediana y un poco más, mucho huevo, muy machito. Me pidió que le mostrara la cola. Yo seguía asombrado haciendo lo que me pedía, era un sueño cumpliéndose. Le mostré el culo. Me lo acaricio suavemente con delicadeza, se puso saliba en un dedo y me acaricio la puerta que estaba cerrada, me la acaricio hasta que se fue relajando , yo con mi mano le acariciaba la cabeza del choto duro y húmedo. 

Me fue enterrando el dedo de apoco, hasta que enterró dos dedos. Me pidió que se la chupe. Se abrió de piernas y se acomodo para disfrutar. 
Mi cabeza no paraba, mi boca se lleno de verga machaza. Cada tanto volvia con su dedo y me cojia el culo. Gemía, "que bien la chupas!!", "te gusta la pija papa?", "te la bancas ?", "te lleno de pija el culo, quere?"..... me pongo de costado me baje completamente los pantalones, me saque una pierna del pantalón, mi calzoncillo y le entregue el orto caliente.

Calzo un forro, se escupió el dedo y me lo paso por la puerta y me empezó a entrar, cabezona, de apoco fue entrando. 

Me dijo que no iba a aguantar mucho que estaba muy caliente y que quería llenarme de leche.... después de cinco minutos de verga acabo mordiéndome el hombro. al sacarla me nalgueó... me dijo "que buen culo!!!!!" ,,,, se limpio la verga y me llevo dos cuadras hasta mi casa. Después de un par de años, ya estaba super apiolado del barrio y de donde ir a coger. Al parque de las Victorias, siempre que fui me han garchado sin piedad, machazos de toda onda, vergas de todo tamaño, pero por sobre todas las cosas, machos que les gusta el orto y una buena mamada. 

"Mono" Valdez

domingo, 15 de septiembre de 2013

Asexualidad. Una relación sin sexo. ¿Funciona?

Los asexuales simplemente no sienten excitación sexual...
Por Ale K - Una relación sentimental sin sexo puede llegar a ser exitosa dependiendo de la etapa de vida en la que se encuentren las personas, sobre todo en aquellas personas de edad avanzada que ya se les paso el furor del sexo y lo único que buscan es disfrutar del amor y de la compañía de otra persona.

Una relación de noviazgo puede ser exitosa sin que el sexo este presente, me refiero a una relación seria con proyección de futuro, en donde los sentimientos prevalezcan sobre los deseos carnales, y sobre todo existe la valoración y el respeto

La asexualidad no es tan conocida como otras orientaciones sexuales así que tiende a confundirse con otros términos. No es celibato; las personas asexuales no deciden renunciar al sexo sino que no sienten ese impulso, realmente no les interesa. No es aversión al sexo; algunas personas piensan que son asexuales cuando en realidad tienen aversión al sexo, estas personas rechazan cualquier tipo de gesto de intimidad; caricias, abrazos, besos. Si se tiene aversión al sexo se sufre ansiedad, dolor físico y miedo. Los asexuales simplemente no sienten excitación sexual...

No es falta de deseo. Es muy frecuente pasar por temporadas más o menos largas en las que el sexo no apetece. Sobre todo responde a estados de estrés o problemas de pareja.

Opciones dentro de la asexualidad. Al igual que las personas “sexuales”, las asexuales tienen distinta formas de vivir su orientación sexual sin por ello dejar de estar dentro de este grupo.

Algunos sienten excitación sexual y se masturban en solitario pero no tienen el impulso de practicarlo con otras personas. Pueden masturbarse en menor o igual frecuencia que las personas sexuales. Otros no sienten ningún tipo de excitación sexual ni siquiera consigo mismos.

El ser asexual no impide a algunas personas fantasear eróticamente. Esas fantasías les resultan agradables pero no tienen ningún interés en llevarlas a la práctica. Esto ocurre también a las personas sexuales; por ejemplo es frecuente fantasear con orgías y la mayoría de las personas no querrían hacerlo en la vida real.

Muchos asexuales se enamoran y se sienten muy atraídos por otras personas, pero en esta atracción no existe componente erótico o sexual. Otros no llegan a sentir esa atracción romántica nunca.

El amor en la asexualidad. Por supuesto las personas asexuales son capaces de amar, simplemente no sienten atracción sexual. Eligen sus parejas por otras razones entre las que no incluyen las eróticas; atracción intelectual, principios comunes, objetivos vitales etc.

Un asexual puede a su vez calificarse como heterosexual, homosexual o bisexual, dependiendo del género que le atraiga aunque es cierto que muchos dirían que son bisexuales puesto que la dotación sexual de la persona le es indiferente.

¿Funciona una relación sin sexo?. Muchas personas aseguran que el sexo es una parte muy importante en su relación. Las relaciones sexuales no son solo placenteras a nivel físico sino que son una forma de comunicación e intimidad esenciales para una pareja “sexual”.

Una relación de amantes sin sexo, carece totalmente de sentido, ya sea por el motivo que fuere por el que se hallan relacionado como amantes, sobre todo en el caso del hombre que es quien considera como indispensable al sexo en una relación de amantes, si no hay sexo, no hay relación.

Pero los asexuales simplemente no sienten interés o impulsos sexuales. Si que sienten placer, lógicamente y también son capaces de comunicarse a nivel íntimo con otra persona sin problema, pero sin sexo.

Por otro lado, el hecho de no sentir impulsos sexuales no les hace incapaces de tener sexo. Una persona asexual puede tener una relación con otra sexual si llegan a un acuerdo sobre el papel del sexo en su relación.


Ale K

* Ale K es licenciado en Psicología y Abogado (UBA), psicoanalista y coordinador de grupos de reflexión. Trabaja con pacientes HIV, con parejas y varones gays. Es comunicador radial distinguido por divulgar la cultura lgtb. Para comunicarte con él escribe un comentario a continuación o escribile a su mail.


sábado, 14 de septiembre de 2013

Lo hicimos en la pileta...




Quien alguna vez no se encontró buscando hilitos blancos que flotan en el agua para que no se vayan al fondo de la pileta familiar... Nosotros lo hicimos en la pileta...

Tulipán 

El chilenito del Lavalle VIP

Parto diciendo que no nos gusta que nos digan chilenitos, y al parecer allá todos están acostumbrados a tratarnos así… ha de ser nuestro ego (o el de ustedes).

Soy chileno, tengo 25 años, vivo en Santiago y el verano pasado fue mi segundo viaje a Buenos Aires. Había ido cuando era chico, pero con mi familia, y no cachaba todavía que me gustaban los hombres, ni mucho menos que Buenos Aires es vista (acá en Santiago al menos), como una de las ciudades con más cultura gay en Sudamérica.

Decidí que para mis vacaciones y segunda visita a la capital trasandina, iría sólo; y así lo hice. Tuve la suerte de quedarme en un hostel cerca del centro, y salía todas las noches con la idea de “ver qué pasaba”.
Los lugares de (lo que los chilenos llamamos) “webeo gay”, no son muy abundantes en Santiago, mucho menos en el resto del país, razón por la cual con cada salida nocturna sentía esa excitación propia de estar haciendo algo prohibido y en un país donde la oferta es mucho más amplia que en el mío.

Anduve por varios “cruising bars”, donde conocí varios tipos y me hicieron mamadas exquisitas varias veces en glory holes o en baños, como en los baños de Las Galerías Pacífico, en el Abasto, etc., pero una de aquellas ocasiones me dejó particularmente marcado, y fue cuando buscando en varias páginas de internet, llegué al conocimiento de la existencia de un ciber llamado “Lavalle VIP”, y un día me decidí a ir a cachar qué onda.

Cuando llegué, quedé impactado. Traté de disimular lo más posible mi acento chileno (que a veces me delató e hizo que me insultaran en Buenos Aires), y recuerdo que me atendió a eso de las 3 de la tarde un moreno bien afeminado que me preguntó si sabía dónde estaba y qué cosas se hacían en dicho lugar. Le dije que sí, y traté de mostrarme lo más seguro posible de mí mismo… casi como si fuese ya un bonaerense que iba desde siempre.
Me instalé en una cabina y al rato comencé a entrar en confianza, recuerdo que lo más me sorprendió fue la cantidad de personas que caminaban por los pasillos y que se detenían a mirar sin ningún tapujo hacia el interior de mi cabina. En Santiago existen lugares de ese estilo, pero hasta para eso somos más temerosos, porque en los cyber “gay” chilenos, no existen vidrios para mirar hacia el interior, ni tampoco se da todo con tanta fluidez, acá en Chile todo es mucho más solapado.

Recuerdo que pese a estar muy caliente, pasado un rato aún no lograba hacer nada y sólo me dedicaba a ver porno en mi cabina y tocarme por encima del pantalón.
Pasado el rato decidí que era hora de entrar en acción y me dije que si todos andaban en la misma, mirando descaradamente y paseándose, yo también podría hacer lo mismo sin que me dijeran nada (que es algo imposible de hacer en las teteras de Santiago).

Llegué al baño del fondo, entré con la idea de que sería un baño tipo centro comercial, cuando en realidad es un baño super chico, para una o máximo dos personas, y lo que vi me dejó anonadado.


Pese a que la luz era alta, ya no recuerdo bien si veía poco por la cantidad de gente que había dentro, o porque mi excitación me estaba jugando malas pasadas. Pero había un cabro de unos 20 años, arrodillado en el piso, y unos 4 con los picos afuera dejándose mamar. El que mamaba parecía extasiado, y como dicen ustedes yo “me puse al palo” altiro. Me recorrió un calor por el cuerpo que pocas veces había sentido, y sin pensarlo dos veces me acomodé entre todos a quienes se las estaban chupando y lo saqué. El tipo tenía la boca caliente, y mientras me lo comenzó a chupar podía agarrarle el culo a los dos que habían quedado al lado mío. Fue exquisito.

Hubiese querido darle leche, pero pensé que si ya había conseguido eso, ciertamente valía la pena quedarse otro poco rato y ver si salía algo aún mejor.
Sin ningún disimulo me guardé el pico que se me notaba evidentemente parado, y salí de vuelta a m cabina. Llegando ya no tenía sentido seguir buscando porno en internet, habiendo tanto hombre caliente en ese lugar, así que me comencé a masturbar, todavía con las manos y el pico húmedo de la saliva del que me lo había chupado en el baño. Después de un rato apareció un gordito bien lindo en la puerta de mi cabina… se quedó mirando buen rato, y después abrió mi puerta y se metió.

Entendió el mensaje enseguida porque se agachó frente a mí, y yo abrí mis piernas para darle más espacio. Lo mamaba exquisito. Partió muy suavemente y eso me excitó mucho, porque contrastaba con la mamada anterior, que había sido frenética.

Se bajó de inmediato el pantalón mientras jugueteaba con mis bolas, y le empujé la cadera hacia el costado, para alcanzar su culo y acariciarlo mientras se seguía tragando mi pico.
Recuerdo que su culo me pareció uno de los mejores que había visto desde que había comenzado a ir a vitrinear a las teteras bonaerenses. Era gordo, pero apretado y turgente. En un instinto animalesco saqué la mano de su culo y comencé a olerme los dedos… olor a hombre, a macho, su culo era verdaderamente lo mejor que me estaba pasando en ese viaje.

Lubriqué mis dedos con un poco de saliva (de la suya y de la mía), y comencé a penetrarlo con los dedos, suavemente, nunca quise hacerle daño… era un pendejo muy tierno. Me gemía mientras se los iba metiendo, uno dos, tres, meneaba la cola y de cuando en cuando le daba una palmada. Me apretaba los dedos cada vez más y me hacía saber que le gustaba, que yo era el centro de su atención y que me estaba regalando el culo en ese cyber.

A ratos alternábamos mamadas con besos, mi pico hacía presión contra su pecho mientras se inclinaba para besarme y sé que lo excitaba, era mío.
Estaba siendo una de las mejores mamadas de toda mi vida, y sin decirle nada lo puse de pie. Moví hasta donde pude las cosas de la mesa y lo tumbé encima con una de sus piernas apoyada encima del teclado del computador.

Me deleité saboreando ese culo maravilloso, jugando con él… era casi una escena romántica, como si nos conociéramos de toda la vida, fui a propósito cuidadoso con él, le acaricié las bolas, y le comí el culo por mucho rato. A esas alturas ya habían varios curiosos mirando por encima de la puerta o bien intentando por ese vidrio esmerilado que tienen las cabinas. Me dijo que pusiera una polera (remera), pero le dije que si a él le daba lo mismo a mí también… más morbo me daba dejarlos ver cómo se perdía mi cara entre sus cachetes ya jugosos de mi saliva.

Su culo se empezó a dilatar cada vez más, pues llevábamos mucho rato en eso, y cuando mi lengua ya entraba casi por completo, me puse de pie, me acomodé detrás de él, le abrí el culo con ambas manos y empecé a puntearlo de a poquito… me dijo que le dolía,  que tenía novio, que tenía que irse a trabajar, que no podía… pero no me importó, porque me gemía, porque yo sabía que yo le gustaba, y yo le había dejado en claro que él también a mí.

Pese a que siempre me he jactado de ser (como decimos los chilenos) “pichulón”, no me costó nada penetrarlo, estaba tan dilatado que podría haberle metido literalmente lo que quisiera. Esos 20 minutos de lamidas de culo lo habían dejado listo.  Lo hice despacito, no al principio sino siempre.
El weon me gustaba, caleta. Le mordía las orejas mientras empujaba mi pico hacia dentro, y en la medida de lo posible se daba vuelta y me besaba o sacaba su lengua que buscaba la mía.

Sentía que podría haber compartido todo con él… sólo quería que fuera mío. A ratos le dejaba el pico metido hasta el fondo y lo abrazaba fuerte contra mi cuerpo mientras le agarraba la guata o el pecho. No quise acabar dentro suyo, me lo había pedido, así que comenzó a chupármelo de nuevo, esta vez yo de pie y él sentado en la silla. Mientras me pellizcaba las tetillas, le puse mis bolas en la cara, para que las gozara, para que me sacara la leche, que era suya, toda suya… y me tenía lleno después de tanto rato de webeo.
Comencé a masturbarme y de la excitación debo haber durado unos 40 segundos porque de inmediato se venía mi leche, que sabía de antemano iba a ser mucha. Lo puse frente a mi glande, y se la tiré toda la cara… abrió la boca a todo dar y lo que no cayó en su boca lo recogió con los dedos y se lo tragó. Se siguió masturbando un poco más y acabo en el suelo, y cayó un poco de su leche en mis pantorrillas. Cuando terminó, dio un suspito y me abrazó, yo todavía de pie con los pantalones abajo y él sentado besándome la guata y el pico ya flácido. Cuando subió la mirada me dedicó una sonrisa que jamás voy a olvidar, tierna, contenta, como de vergüenza un poco, como si hubiera sido el polvo de unos amantes que llevan juntos años, y se siguen queriendo como en el primer día.
Le limpié la cara tiernamente, tratando de que no se ensuciara más de lo que ya estaba. El sólo se dejaba hacer.  Me subí el pantalón, él el suyo, nos acomodamos como pudimos para parecer que nos quedaba algo de decencia, me abrazó, me dio un beso tierno, suave, lento.

Le dije que era mi última tarde en Buenos Aires, que al día siguiente partía en la mañana en el ferry a Montevideo, que quería conocerlo, salir con él… que lo invitaba donde fuera, que pasáramos la noche juntos, que fuéramos a comer a Puerto Madero, a tomar algo, lo que fuera… incluso le ofrecí irse conmigo a Montevideo. No me dijo nada… sólo se rió y me dijo “sos muy tierno, pero tengo novio”.
Lo abracé, le pedí que no me dejara así, que me dejara al menos su número, su nombre, algo… me dio su correo electrónico y me dijo que si volvía a Buenos Aires le escribiera.

Anoté su correo en el mapa de Buenos Aires que compré cuando llegué al Aeropuerto, esperando que cuando vuelva a Buenos Aires pueda concederme algo más que un buen polvo. Me miró, se volvió a reír, y se fue. Si lees esto, espérame.


Aldo

viernes, 13 de septiembre de 2013

Tocándose el bulto. Agarrame ésta!!

Otra cosa es cuando un macho te hace el gesto de "agarramela". 
Está claro lo que hace y porqué lo hace. Se viene cogida
Y que nos lo hagan muchas veces, ¿Verdad?
Y lo bueno sería que después nosotros pudiésemos 
tocarselo a otro, y el placer ya sería completo.


Es curioso como se encadenan las cosas a lo largo del día. hoy me he levantado con unas ganas irremediable de tocarme los huevos. Estaba en la cocina tomándome un café y no podía dejar de tocarmelos y sentirlos calientes en mi mano. Cada tanto me olía las manos porque sentir olor a bolas me calienta mal.

Pensé en dedicarme a escribir sobre esto de tocarse "el bulto" y especialmente los huevos.
Además se que es un tema que gusta a mucha gente, es inevitable ver chavones por la calle que le dan a la chota como si nada.

Me pasó yendo a mi trabajo, parado en un semaforo un chongo que esperaba para cruzar en plena Rivadavia y Castro Barros se tocaba el bulto sin importarle nada, se dio cuenta que lo miraba pero no le importó y siguió con la mano metida. Cruzó por delante mío y me miro sonriéndose. Le gustaba que lo mirara.

Después mas adelante dos pendejos que caminaban seguramente a alguna Universidad hablaban tranquilamente y uno de ellos se echó mano al bulto para en ese gesto normal de muchos recolocarselo dentro del pantalón.

¡Calentura! Parecía el dia para tocarse. También en una obra mientras estacionaba el auto veo a unos obreros que no me habría importado a mi tocarles a cada uno los bultos que tenían ¡que presagiaban soberbias porongas!

Y lo que yo pienso que está más que claro es lo que nos gusta tocarnos los huevos y lo que nos gusta verlo cuando otro lo hace.

 ¿Cómo resistirse a mitrar cuando, por ejemplo, estamos en la playa y alguno se mete la mano para colocarse bien el verga dentro de la malla?

Me gusta cuando ocurre esto mismo en el vestuario de la pileta. Aunque, es curioso, en esto no hay unanimidad. Hay muchos que se suben la malla o los calzoncillos y no se preocupan lo más mínimo de como haya quedado todo dentro.


Yo no puedo, Tengo que meterme la mano y acomodarme el paquete dentro, y veo que muchos hacen igual, aunque algunos no.

No se si porque no les importa como les quede o porque les da verguenza hacerlo en público, si tenemos en cuenta que, normalmente, estos mismo se visten tan rápidos y hacen todo lo posible para no enseñar nada.

De todas formas es un placer ver a los que lo hacen y lo que lo hacemos notamos que los demás nos miran de reojo como nos lo colocamos.

Me gusta también los que tienen esa costumbre de meterse las manos en la cintura del pantalón, como este. Estás en una reunión, charlando con amigos o tomando alguna copa y si alguno tiene esta costumbre se agradece. Notas que todos lo miran y notas que él lo sabe. Tengo un amigo que lo hace y puede hablar de cualquier cosa con una sonrisa cómplice instalada en la cara, después te alcanza algo con esas manos que seguro huelen a huevo y pija.

Fernando Garrido

TETERAS: Todo sobre rieles

En el baño de la Estacion Liniers antes de las 12 del mediodía no esta el de limpieza y los milicos no entran, las veces que fui solo había viejo pajero(no son mi tipo) asi que no hice nada.

Estación Ramos, nuevo baño, genial para pajar y petes rápido, los milicos de vez en cuando van a fijarse , asi que con cuidado.

Mc de Merlo CADA VEZ MAS TETEROS VAN, PERO OJO! DISIMULEN PORQUE EL BAÑO ES MUY CHIQUITO Y NO DA QUE HAYA 5 ADENTRO, APARTE VA MUCHOS CHICOS CON MADRES, ASI QUE CON CUIDADO Y PIENSEN CON LA CABEZA DE ARRIBA.

Baño de estación de Moreno, piola pero no se puede hacer nada mas q paja y eso si pescas algo interesando... El otro baño q esta en la plaza es desolado, pero siempre van los mismos de siempre y a mi parecer no tienen nada interesante.

Baño del YPF que esta cerca de Nine Shopping ESTA MUY BUENO, LA PUERTA SE ESCUCHA AL ABRIRSE Y DA TIEMPO PARA DISIMULAR. No es muy concurrido pero ya llegara el dia.
Soy mas pasi que act de Z. Oeste me re va los pijudos de 18 a 45años. Mi skype es ja.-vi, yo 19 años, delgado, lampiño.


Dos líneas para comentar la tetera del FFCC Mitre, en Retiro... Con el nuevo sistema de baños y los cuidadores mirándote cada paso q das, ni en pedo se puede hacer algo... En los privados de atrás, tenés que pedir permiso para entrar a los cuidadores chongos que se hacen los q limpian pero tienen bastante sucio su lugar de laburo!
Solo informar esto. Sigan aportando y publicando data capooos!
DJC

INCREÍBLE ¡¡¡ABRIERON EL BAÑO DE LA ESTACIÓN "CATEDRAL" DE LA LINEA D DE SUBTES!!!! Una tetera increíble. Añares que no la veía abierta. Creí que la habían cerrado para siempre. Por favor seamos prudentes así no la cierran de nuevo...


Eduardo T

N/R: Sobre data recopilada enviada por los lectores.

jueves, 12 de septiembre de 2013

SI QUERES CONTACTAR CON EL BLOG.... HACELO ACÁ!!


Te amo, honestamente, te amo

Motivado por este blog me encontré con alguien que encontré en el chat, estábamos calientes y con cero histeria, vivimos cerca, por eso el levante se hizo fácil, nos encontramos en la esquina de mi casa y hubo onda al instante. De ahí a estar en la cama fue solo un paso.

Yo soy un man pasados los 40, profesional, buena onda, creo que estoy bueno, al menos eso me hacen ver mis ocasionales partenaires y la paso bien en cuanto a lo sexual se refiere, tengo buena poronga, eso ayuda.

El flaquito tendría unos veintilargos, después me enteré que eran 26 muy simpático y con un culito muy tentador, (es sexy y lo sabe). Estuvimos precalentando, y llegamos a la cama en donde todo se amalgamaba como un buen proceso químico. Habia química!
Estábamos al palo ambos y mi ocasional amigo, después me enteré que se llama Andrés, estaba con la colita  parada, abierta y entregada. Un espectáculo.

Fue en ese momento que viendo su figura recortada por las sombras de los fanales, (soy un romántico, al fin) se me ocurrió decir espontáneamente para mi sorpresa: nene, vamos a usar forrito... soy portador.
Normalmente entiendo que si la otra persona no hace mucho incapié en el uso del mismo es portador o no le interesa cuidarse (es bare por elección), yo soy portador HIV hace como 15 años, y creo que ver su candidez y su juventud, me hicieron ser totalmente honesto al momento de hablar.

El me devolvió la gentileza diciendome: -si mejor, porque yo me acabo de enterar que tengo HPV, todavía no sé muy bien que es eso pero el médico dice que es contagioso- dijo algo confundido.

A pesar de esta intro, tuvimos un sexo totalmente desenfrenado y protegido, sorprendente, muy bueno y por algo más de media hora, en silencio, solo se escuchaban nuestros gemidos que nos calentaban más.

Cuando acabamos, con el forro lleno de leche en el piso, nos quedamos hablando abrazados, en la cama de nuestro sincericidio le conté cual era mi política sobre decirlo o no, el me contó que casi se está formando la misma idea, que de hecho ya lo practica y me volvía a dar las gracias. Le conté de mis experiencias fallidas cuando recién enterado me confesaba con quien estaba al otro lado de la cama y que en muchas oportunidades se levantaban y se iban, dejándome solo.

El tiene la filosofía del libre albedrío, todos somos libres para elegir, que lo que tiene es por no usar preservativo, pero que amaba su libertad (en tiempo pasado) y que le cuesta mucho cambiar a un "modo seguro". -Sostiene lo que le pasa, por que sabe que es consecuencia de su propia elección- dice que lo aprendió en terapia. 
Igual recién lo está procesando, pero se lo ve seguro de sí. Confiesa que a mi era la primera persona en situación sexual a la que se lo decía. -Se siente bien ser honesto- dijo.

De esto pasaron ya dos meses, donde tenemos relaciones hasta tres veces por día. Siempre con forro. Nos duele todo de tanto coger, vivimos cansados y ojerosos, pero nos gusta. Estamos todo el tiempo juntos, cuando no cogemos vemos pelis, cocinamos, nos reímos.

Ayer con toda mi pija adentro besándonos y mirándome a los ojos me dijo: "te amo... honestamente, te amo". 

Facundo

miércoles, 11 de septiembre de 2013

TETERAS DATA: Con calor a coger al ... parque


En el verano fuimos con unos amigos al Parque de la Costa, ya que uno en particular rompía con que quería conocer porque le habían dicho que era muy bueno.

Llegamos a las 11.30 hs. y luego de abonar nuestros pasaportes nos pusimos a recorrer el parque y a “jugar” en casi todos los juegos mecánicos que allí había. Luego de unas horas decidimos descansar un rato y comer unas hamburguesas con una coca bien helada. Durante la comida, me dieron ganas de orinar y me dirigí a uno de los baños cercanos. Al llegar, dos muchachos con los uniformes de limpieza del parque estaban conversando y fumando entre ambos un cigarrillo contra la pared al final de la línea de mingitorios.

Mientras yo orinaba miraba de vez en cuando a los muchachos. Uno de ellos era morocho de pelo cortito, ojos cafés y un físico de envidiar, tendría unos 22 años. El otro, más bien rubio de pelo algo largo, ojos claros, barbita en forma de candado y algo gordito, sin embargo, alto; éste tendría unos 27 o 28 años.

Yo sostenía mi verga semi erecta con una mano, mientras sacudía las últimas gotas de orín. Ellos ya habían terminado su cigarrillo y me miraban sin disimulo. Al terminar subí mi cremallera y me fui al lavatorio a lavarme las manos. Cuando terminé busqué la máquina secadora y no la hallé. Busqué toallas de papel y tampoco encontré. Entonces, recordando que los chicos eran del personal de limpieza del parque me acerqué a ellos y les pregunté dónde podía encontrar algunas toallas. Se miraron por un minuto y uno de ellos me respondió que de inmediato me traería algunas.

El muchacho morocho abrió la puerta de una de las letrinas que había a su derecha y resultó ser una puerta falsa, que conducía a un pequeño depósito de productos de limpieza. El rubio se quedó a mi lado mientras me ofrecía un cigarrillo que yo rechacé por tener ambas manos mojadas. El chico se sonrió y me dijo que lo lamentaba mucho. Y comenzó a entablar una conversación conmigo, me contó que el trabajo que hacía en el parque era sencillo pero agotador, y que la paga no era muy buena. Yo hice algún comentario sobre la economía del país y él asintió. Tenía una manera muy sensual de pitar el cigarrillo, casi diría que me calentaba de sobre manera observarlo. Entrecerraba los ojos en cada pitada y largaba el humo suavemente y con una especie de mueca en la cara que le dibujaba algo así como una sonrisa a medias. No me di cuenta mientras lo observaba que el otro chico me estaba ofreciendo algunas toallas para secarme, las tomé, me sequé y me despedí de los muchachos.

Cuando estaba por salir uno de ellos, el rubio, me dijo “ahora si querés podés fumarte uno ¿no?” me sonreí y acepté el cigarrillo que me ofrecía. El morocho le comentó al otro que debían ir al depósito a ordenar un poco, y yo me ofrecí a ayudarlos un rato. (Mis amigos, que me conocen bien, no se preocuparán por un pequeño retraso). Ellos se negaron, pero ante mi insistencia aceptaron mi ayuda. Entramos al depósito, y allí pude observar que era más grande de lo que parecía. Al entrar cerraron la puerta y comenzaron a apilar cajas y rollos de papel. Yo los ayudaba mientras conversábamos de nuestros nombres y lugares de residencia.

Dentro del depósito el calor era insoportable y ellos se quitaron sus remeras dejando ver sus torsos transpirados. Yo me empalmé de inmediato. Les comenté que el calor era terrible y me dijeron que me saque la remera si quería, y así lo hice. Entre caja y caja que acomodábamos noté como el morocho rozaba de vez en cuando el culo del rubio, hasta que el otro le dijo que si quería tocarle el orto que lo haga de una vez y bien. Yo me sonreí ante la respuesta, pero me quedé helado cuando el rubio se bajó los pantalones y dejó su culo al aire. El morocho sin dudarlo demasiado, se llevó dos dedos a la boca, se los llenó de saliva y se los enchufó en el culo. Ambos me miraron y el morocho me dijo “sabemos que te gusta esto, vení, ayudame con este putito”. Me acerqué y el rubio se prendió de mi entrepierna, me bajó los pantalones y se arrodilló para empezar a mamarme la pija. El morocho seguía trabajando en el culo de su amigo y yo tomé la cabeza de éste con mis manos y comencé a enterrarle mi pija hasta la garganta.

Sus labios envolvían y apretaban mi tronco mientras su lengua jugueteaba con mi glande. Una de sus manos se apoderó de mis huevos y empezó a jugar con ellos, para finalmente dejar paso a su boca que decidió lamerlos apasionadamente. El morocho se cansó de meterle los dedos en el culo a su amigo y decidió pasar al exquisito uso de la lengua. Clavó su cabeza entre las nalgas de su amigo y empezó a lamerle el culo entre alaridos de placer que el rubio lanzaba. Mi pija entraba y salía de la boca del muchacho dándome un placer espectacular.

El morocho decidió que era el momento de cambiar y me ofreció el culo de su amigo, mientras este me decía “cogeme, por favor, cogeme”, y yo no lo dudé, me ubiqué detrás de él y le apoyé la cabeza en la entrada de su culo deseosos de ser penetrado. Mi pija no es muy larga, pero sí es bien gruesa, lo que da mucho placer a los culos que hice y hago aún. Empujé sin dudar y entró la cabeza, luego, el mismo chico empujó hacia atrás y quedó clavado contra mí.

Lo tomé de la cintura y empecé a taladrarlo sin piedad, su culo apretaba mi pija

El morocho tenía la pija metida en la boca del amigo y cuando estaba por acabar la retiró y me miró a los ojos diciendo: “querés probar”. Le dije que sí, y me acerqué a él, le tomé la pija con la mano y comencé a pajearlo mientras nuestras bocas se fundían en un beso caliente.

Me fui arrodillando de a poco, lamiendo todo su pecho, hasta llegar a su verga, que mediría unos 20 cm. y estaba realmente apetitosa. Me la fui tragando de a poco y comencé a mamarla con delicadeza. El muchacho no tardó demasiado en vaciar sus líquidos, pero no lo hizo en mi boca, sino sobre mi cara, mientras que con una mano sostenía mi mentón y con la otra fregaba su verga en mis mejillas.

El rubio que ya se había vestido, se acercó a mí sonriendo y ofreciéndome un rollo de toallas de papel para limpiarme. Salimos de depósito y por suerte no había nadie en el baño. Me despedí de ellos y les di mi celu para un futuro encuentro. Salí del baño y llegué a la mesa donde mis amigos estaban conversando. Al sentarme junto a ellos, uno comentó “un día de estos, leeremos en Internet lo que pasó en ese baño”. Y no se equivocó.

elgatomichifus@hotmail.com

Vivanco 1509 - Tigre

Listado de gimnasios con onda

Listado de gimnasios con onda
Hace CLICK en la foto

ULTIMOS COMENTARIOS