domingo, 31 de agosto de 2014

Sexo después del cáncer de prostata.


ACS - Un equipo de médicos de la Clínica Mayo, en Estados Unidos, sostienen que los pacientes diagnosticados con cáncer de próstata pueden padecer depresión e insatisfacción sexual hasta un año después de someterse a la cirugía, según publica la edición digital de la revista Psycho-Oncology.

Además, el diagnostico y tratamiento de la enfermedad pueden ocasionar al paciente ansiedad y menor calidad de vida. No obstante, los investigadores consideran que estos problemas pueden mitigarse con la ayuda de un asesoramiento psicológico.

Según el investigador Alexander Parker, la tasa de supervivencia a diez años para un hombre que se somete a esta cirugía es superior al 95%, por lo que muestra su preocupación por el tipo de vida que estos pacientes llevarán décadas después de su diagnóstico y tratamiento.

Por ello, este experto ha estudiado el efecto de la ansiedad en 365 pacientes, quedando demostrado que ésta afecta a la calidad de vida del paciente.

Los resultados también arrojan que los hombres que reportan niveles altos de ansiedad son más propensos a reportar satisfacción sexual baja y a los síntomas de la depresión. Sin embargo, Parker destaca que, a pesar de esta falta de deseo y satisfacción sexual, la ansiedad no está ligada a función eréctil baja.

Los gays que tienen penetraciones anales,
generalmente nunca padecen de cáncer de próstata 
sobre todo los gays pasivos.
La pregunta:


¿Causa algún daño a la próstata, tener relaciones gay?

Al contrario, los gays que tienen penetraciones anales, generalmente nunca padecen de cáncer de próstata  sobre todo los gays pasivos, puede haber algún enfermo de próstata entre los gays activos, que siempre se mantuvieron en este rol, pero en el primer grupo prácticamente es nulo. 

La próstata es un órgano que cuando se estimula por masaje es como los músculos del cuerpo, la próstata de los gays nunca se atrofia por los masajes que el glande produce en las relaciones sexuales, no existe prácticamente ningún gay pasivo que padezca cáncer de próstata, un poco de inflamacion es normal pero no dañina.







viernes, 29 de agosto de 2014

El placer de viajar en tren.

Nuestros relatos casi siempre tienen que el tinte de levantes de
película, enculadas olímpicas, sexo en los lugares más insólitos. Nos
divierte contarlos, sin duda recreándolos, dándoles unos centímetros
de más a las vergas y multiplicando las acabadas y los litros
eyaculados. Sin embargo, hay un espacio de experiencias mínimas,
modestas, casi imperceptibles para muchos pero que más de una vez, en
las mañanas, han servido para cambiarnos completamente el día. Quienes
habitualmente viajan en tren en horas pico saben de esto.

De adolescente, mis primeras experiencias de alternar entre apoyar y
ser apoyado fueron en el colectivo, en el viaje al secundario. Pero
esporádicas; el riesgo de equivocarse y ligarse una trompada es mayor
en ese medio. Cuando empecé a trabajar y debí usar a diario el tren,
las oportunidades se expandieron. Acostumbrarse a viajar siempre en el
mismo horario y subir al mismo vagón por la misma puerta, facilita el
familiarizarse con los rostros y los bultos. Uno empieza identificar
“pasajeros con derecho a roce”. Y de la categoría de “pasajero” a la
de “pajero” hay una distancia de apenas dos letras… o dos estaciones.

Si bien mantenía la rutina de la hora y el vagón, trataba de
escabullirme por donde había amontonamiento masculino. Al principio me
quedaba a la espera de la iniciativa del otro. Creo que aunque
intentaba poner cara de disimulo, lo que me salía en realidad era una
expresión de evidencia, ya que algunos me manoteaban con descaro la
entrepierna o me apoyaban las suyas con fuerza entre mis nalgas.
Otros, en cambio, se acercaban con tanta timidez, que yo casi perdía
la paciencia y me ponía al punto de gritarles: “¡Dale! Acá estoy;
agarrá de una vez”.

Empecé a descubrir la forma de identificarlos. Manos completamente
libres o, preferentemente, con una bolsa o bolsito liviano, sin correa
para colgar, para sostener directamente a la altura de la ingle. A
medida que el tren se llenaba, aprovechaban el apretujón para llevar
la mano o la pija, según preferencias e intenciones, a la zona del
botín. Un empujoncito más, y se tiraban completamente encima de uno
con un innecesario “Perdón”, a lo que yo respondía sonriendo y con
otro innecesario “No, no es nada”.

Lo demás era cuestión de cómo estaba el entorno. Una vez percibida la
luz verde de mi parte, y si habíamos quedado tan apretados como para
que nadie viera pero no tanto como para permitir cierto movimiento de
manos sin generar sospechas, empezaba la sesión. Si estaba adelante,
el compañero comenzaba a frotarme la bragueta, tras lo cual la carpa
empezaba a alzarse. Con cuidado empezaba a bajarme el cierre e
introducir un par de dedos que se deslizaban por el costado del slip o
avanzaban por la abertura para mear. Si estaba por atrás, según el
espacio disponible para maniobrar, alternaba la presión y la frotación
de mi culo. Alguna vez se me daba disfrutar un trío: yo en el medio,
con uno adelante y otro atrás. Es que con el tiempo, los del palo nos
reconocíamos y éramos una banda, lo que nos permitía hasta la
alternancia de cuerpos y cambios de posiciones. Alguno que otro
pasajero se daba cuenta y ponía mala cara. En su mayoría, mujeres
grandes, que sospechaban de algo turbio en ese grupo compacto de
machos que aglomeraba entre las dos puertas. Pero, por vergüenza, no
decían nada, salvo protestar con un “¡Córranse, por favor, dejen
pasar!”, y la orgía se diluía por un instante.

Para facilitar, yo me cuidaba de no usar pantalón con botones en la
bragueta pero sí usaba un bolso con correa para colgar del hombro. Ese
aliado me permitía, en caso de tener que hacer una salida rápida sin
tiempo para subir el cierre o cuando algún fluido se me hubiera
escapado, cubrir la delantera hasta llegar al baño y poner un poco de
orden en el asunto.

A muchos partenaires los vi por bastante tiempo, esperando el
encuentro, extrañándolos cuando no los ubicaba en el andén. En casos
llega minutos antes por si se adelantaban o dejaba pasar uno o dos
tres, en caso de que se hubieren retrasado. Con unos pocos, llegamos a
terminar en el baño de una estación discreta lo empezado durante el
viaje. Con un par de ellos seguimos disfrutando en la vida, sin
compromisos, el derecho a roce y algo más que nos concedimos viajando
en tren al laburo.


jueves, 28 de agosto de 2014

Conoces a ... Leo y Sebas?

Hola, somos una pareja de 30 años, nos gusta mucho hacer doble penetración y  siempre gusta mucho, porque cuando la hacemos acaban al instante, podríamos decir que somos expertos en el tema, no hay pija que no entra en la doble!

Somos bien parecidos, delgados, altos con buena cola y dotación, nos gustan solo los activos, y todavia no encontramos ninguno que haya tenido aguante para estar mas de 10 minutos sin acabar cuando hacemos doble penetración. Les dejamos nuestro skype; leoysebas. 

Y esperamos que nos contacten para disfrutar de la doble penetración, vivimos x Córdoba y Gascón, y solo buscamos activos dotados.

Teteras del Centro II

Me llamo Ema, tengo 23 años soy de zona sur, les cuento que leo siempre el blog hace 2 años ya.

Me sirvió mucho para conocer todos los lugares mas morbosos de buenos aires solamente concurría al baño del mc obelisco muchas enfiestadas ahí muchos recuerdos, pero ese baño no sirve mas! 

Burger King Malabia: estaba muy bueno y sigue vigente aunque le sacaron un mingitorio y creo que fue por culpa de los pajeros no de mantenimiento!

Burger King Callao y Córdoba: perfecto también, hay bastante joda y diferente publico siempre, una ves eramos 5 entre pajas y petes, entro uno que no curtía la onda y entro a mear al box, nosotros seguimos de fiesta, salio del box y seguimos todos dándole y el tipo se sorprendió hasta se hizo el ofendido, pero entre 2 le agarraron el bulto y y se calmo con un pete!

Burger king Cordoba y Azcuenaga: muy bueno! Concurren todo tipo de gente ahí, muchos con ambos medicos, estan escondidos los mingitorios para hacerla tranquilo.

Mcdonals pacifico: lo creía muerto por que siempre que fui  no estaba muy bueno entraba e interrumpía todo el tiempo la gente que entra. Tiene agujeros para espiar las pijas cuando mean hasta una época el box tenia glory hole. Resulta que hace 2 semanas entre a eso de las 21hrs y había 5 tipos en fiesta, obvio que me sume. Estuvo muy bueno y lo hicimos sin problemas. Le di toda la leche a un pibe que parecía cartonero estaba sacándole la leche a todos.

Ciber Lavalle vip: es mi preferido, aunque es un ciber cocainomano, si no te molesta eso la vas a pasar bien.

Cine idal: es mi preferido hay varias salas, la gente es verdad suele ser grandes, pero en las salas hetero le hice el culo a los taxys que se ofertan ahi, te ven pendejo y se te regalan.

Lo que recomiendo si tienen ganas de una tarde de relax y verga dura y exhibicionismo es el SPA HOTEL CASTELAR. Me encanta el sauna, buenas duchas y la pileta hidro masaje, la gente que trabaja ahí muy buena onda tambien.

Les dejo una foto de mi verga, interesados en hacer alguna dejen mail en comentarios.

Saludos, Ema!


miércoles, 27 de agosto de 2014

Priscilla la Reina del desierto. La caída.

Este universo de alegría, al son de famosas partituras de la música disco y pop, dirigidas por Gaby Goldman, con color -con un fastuoso vestuario, responsabilidad de René Diviú- y movimiento -la dirección coreográfica es de Elizabeth de Chapeaurouge- conserva su espíritu festivo durante todo el viaje que propone la obra.

Priscilla deslumbra no sólo por su producción imponente y su parafernalia desplegada como un mecanismo de relojería. Cada uno de los intérpretes brilla en el escenario (en los arneses y en los palcos, también) y así el todo, aglutinado por Valeria Ambrosio, es mucho más que la suma de sus partes. Alejandro Paker, una vez más, demuestra su talento descomunal, y Juan Gil Navarro se anima con soltura a este género tan complejo.

Llegó junio y un anuncio inesperado: Pepe Cibrián Campoy, encargado de ponerle el cuerpo al personaje emblema de este musical, Bernadette -una transexual que supo ser gloria del boom drag queen en el pasado y se suma al bus Priscilla para volver a las tablas con sus amigos, Adam [Gil Navarro] y Tick [Paker]-, tuvo que renunciar a su rol porque su físico no aguantaba la alta exigencia de las funciones.

Chabacanería y la bajeza estaban a la orden del día, una falta de
respeto para todo el musical argento. 
Hay, por lo menos, dos problemas con la incorporación de Moria: uno es el rol que interpreta. Si bien la producción original del musical autorizó por primera vez que Bernadette sea encarnada por una mujer, el resultado es muy confuso.

El juego no se instala, por un lado, porque resulta difícil desde el lugar del espectador olvidar que se trata de la famosísima diva, y por otro, porque en su composición del personaje no codifica una transexual. Todo lo contrario. Si no fuera por las menciones a su pasado como drag queen, la lectura que se impone es que Bernadette es una mujer. La consecuencia directa de esto es que la historia de amor gay con el personaje interpretado por Omar Calicchio es absolutamente inverosímil. Otra consecuencia: incomodidad. Moria no puede brillar en escena, ergo, tampoco Bernadette, que con Cibrián se convertía en la gran protagonista de la historia, lo hace.

Ale Paker se pone la obra al hombro llevándola a buen puerto
Sobresalen entonces los otros dos roles protagónicos: en esta nueva Priscilla... el personaje central es el interpretado por Paker, que se carga al hombro el liderazgo de la obra. El ultimo fin de semana Almorzando con Mirtha, Moria no podía pronunciar exactamente el apellido de Paker, cambiandolo por un Parker que sonó afectado. Y es que Moria es funcional a ella misma, no reconoce a nadie, y transita este personaje como si fuera cualquier otro, pensando tal vez que con ponerse unas plumas y una falda larga daba "glamour" para la platea.

Omar genial como Bernadette.
Tuve la oportunidad de verla en el papel de Shirley cuando Pepe protagonizaba como Bernadette y pasaba lo mismo, la chabacanería y la bajeza estaban a la orden del día en un papel que daba para mas. Es que Moria vibra en un solo tono, lo mediocre. Anteriormente la había visto con Georgina Barbarrosa y realmente se lucia llevándose los aplausos del final.

Ahora todos tenemos una alternativa que es ver a Omar Calicchio en el papel de Bernadette este jueves, día de paro. Hace meses que el teatro no pone carteles de localidades agotadas, exactamente desde la incorporación de Moria. Pero si podes atravezar la ciudad en otro día de caos, será lo mejor para ver actor que se juega y hace una interpretación genial del papel. Recordá jueves 28-8. Alguna localidad podes encontrar seguramente.





TEATRO | CARTELERA
Direccion: Av. Corrientes 1280 - Ciudad de Buenos Aires - Teléfono: 4381-0076

Gabo Arancibia

Apoyadas y manoseos. Que pasa en el subte D?

Muy interesante viaje la mañana del lunes.
Me subo al tren, el San Martin, que venia con suficiente gente para hacer de las mías. No me queda otra que ponerme de espaldas a un muchacho que estaba muy bien, arranca el tren y vieron que con el bamboleo, uno se mueve. Bueno, le tiro un poco el culo para que me apoye. Lo siento, pero se aparta. Lo vuelvo a buscar, me pareció que ameritaba ser un poco evidente.

Nunca se ofenden cuando son ellos los que apoyan. Ya la tercera o cuarta vez que lo busco me apoya un poco mas, se resiste menos. Con la gente que iba y venia me re apoye contra el y a él termino cabiendo. Después de un rato se bajo.

Llego a palermo y me bajo al subte, con ganas de saber que tanto pasa en el famoso primer vagón. Llego y estaba el subte a punto de irse, asi que me subí a un vagón del medio, el que estaba ahi, sin expectativas. Entro y quedo mirando la puerta. Frente a mi habia un pelado, cuarentón, lo fiche a ver que onda. Era casado, me la bajó. Nunca dejo de leer el diario, asi que dije bueno, fue.

Llegando el subte a la siguiente estación, mientras frenaba, veo en el anden a un flaco TREMENDO. Pero tremendo. Cruzamos una mirada de un segundo, el subte frena y él sube quedando enfrentado a mi. Alto, morocho de pelo ondulado, una boca preciosa, delgado. Hermoso. Sostenía su mochila con las dos manos frente a él, justo sobre mi bulto.

El subte arranca y siento que sus manos se mueven. Lo apoyo, le hago saber que esta todo bien. Sus manos se mueven un poco, pero no demasiado. No entendí hasta que parece que le agarro calor, tenia uno de esos sacos largos, y se lo desabrocho todo, quedando su bulto frente al mio. Mi emoción no se imaginan, tremendo flaco todo para mi. Le apoyo el bulto en el suyo, duro, se la sentía re bien sobre su pantaloncito de vestir. Ambos sentíamos la pija del otro sobre la suya. Había bocha de gente, se la agarre, se la re disfrute. El pelado de al lado seguía leyendo el diario, nosotros dale que dale, al lado suyo, nunca se dio cuenta.

Pasan estaciones, baja gente, quedan menos. Hay espacio para estar mas separados, quedaba muy obvio seguir pegados. Pero me puse estratégicamente para poder seguir sobándole la pija (que buena pija tenia!) lo que quedaba de viaje. Se le agarre, se la apreté, la recorrí suave con los dedos hasta la punta, se la acaricie, todo lo que pude hacer se lo hice. Le mande mano entre las gambas, por detrás de los huevos con el dedo, siento que inspira fuerte, le re cabio. Me lo imagine de pasivo, cogiéndomelo... el chabón nunca me miro, la verdad que un maestro, la debía tener muy clara. Yo soy igual, yo disimulo muy bien, pero en este caso me costo mucho no mirarlo. Estaba tan bueno que no lo podía creer; LEJOS, lo mas lindo que tuve el placer de toquetear en un transporte publico.

Volvió a subir gente y volvimos a quedar bulto contra bulto. Ambos nos bajamos en 9 de julio. Él pasó, aproveche para agarrarle un poco el orto y me baje tras el. El se fue para combinar con paso apurado  para el lado del bajo, de repente paro y me miro riendo, haciendome una seña para que lo siga.

Lo saludé hablamos del subte y me dijo de acompañarlo a una iglesia que está en Viamonte y San Martin, yo estaba tan al palo que me costaba caminar y le dije que si!! Ni bien entrás al jardín de la parroquia le das derecho por el pasillo y a tu derecha, en el fondo, hay una puerta que da al baño. Ahí tenés una pared grande que tapa todo lo que quieras hacer. Nosotros casi nos desnudamos, no nos sacamos mas ropa por el frio pero podríamos haber estado en bolas, nos besamos, nos chupamos, nos cogimos, nos acabamos, hasta gemimos y ni un alma. Estuvo buenísimo y siempre atentos por si llegaba alguien. Pero nadie llegó. Descargado y con un hermoso dolorcito de pija, huevos y orto, salí a la calle con un humor excelente.

Flaco... gracias por hacerme empezar tan bien la semana... Ojala te cruce de nuevo.

Gonzalo

martes, 26 de agosto de 2014

Así te quería dejar... empapado en mi guasca...


Nada mejor que dejar marcado al otro con tu leche, como marcando tú territorio.

Novato... recorriendo teteras

Hola a todos. Paso a comentar que soy nuevo en esto de las teteras y me surge un sentimiento de felicidad y de asombro a la vez.
Obviamente siempre tirás el ojo en los baños públicos, y sólo en los sueños (hasta ahora) me imaginaba que algo podría pasar. Ok, se hizo realidad. Existen las teteras.

Indagando en esta página me di cuenta que nuestra ciudad está minada de estos lugares, pero también está MINADA DE GENTE GRANDE. No tengo nada en contra de los adultos-mayores, pero gente como nosotros (menores de 25) a veces salimos un poco desilusionados. Sin ir mas lejos les voy a contar mis últimas 2 historias:

1) MUY caliente andaba por capital y decidí probar con el nuevo cine victoria. La entrada me salió $60. Pagué feliz y entré con mucha expectativa. No encontré más que 3 personas (+60)en la sala del subsuelo, y 5 (+50) en la del primer piso mirando muy fríamente. Eran eso de las 7 de la tarde (buen horario) pero nada pasó. Desilusión.

2) Hora mediodía. Estaba por Obelisco. Intenté en el Mc Donald's de Corrientes y 9 de Julio, llenísimo, había cola de unas 10 personas (entre ellos sólo 3 eran jóvenes) y decidí irme a Lavalle VIP. Era mi primera vez. Pagué una hora ($17) y me dieron una máquina. No pude ingresar a ningún sitio de chats ni encuentros ni este blog, ni mucho menos una página porno. Con mi celular (bien primitivo) entré al chat. Como nada pasaba fui al baño, donde supuestamente "hay acción" y solamente 3 viejos me relojearon la poronga cuando fui a hacer pis.

Un bajón. Lo bueno es que entró un tercero, de unos 40 años, fortachón, no me cabía mucho, pero estaba tan caliente que estaba lo invité a mi máquina a que me chupara toda la pija y terminé desagotando los varios cm3 que tenía de leche caliente acumulada. 

CONCLUSIÓN: Me encanta esta movida, estoy sorprendido que exista, y estoy empezando a ponerla en práctica. Jóvenes... MANOS A LA OBRA! qué esperamos? seamos más proactivos y busquemos lugares... me cansé de ver solamente gente mayor. (Repito sin ofender a la gente grande)

Gracias por el espacio!
Saludos... un nuevo tetero. 

Juan M.

lunes, 25 de agosto de 2014

Los putos que no vamos con el rebaño...

Nunca me vi formando parte del rebaño gay o del gay con mas visibilidad
Estuve leyendo el blog y me llamaron la atención varias notas, tocan casi todas el tema de la diferencia como gay, no me canso de publicar y expresarme (donde pueda hacerlo) y con respeto, sobre la DIFERENCIA en una sociedad tan fascista y pacata e intolerante como la nuestra, donde si no haces lo que hace el rebaño sos raro. Yo quiero decir que soy Gay, que me gusta y amo el Scat, que tengo pancita y algún kilo de más, que tomo bastante alcohol, que consumí sustancias (blanca), que no voy al gym, que gano un sueldo mínimo y que como tantos gays soy portador de HIV.

Les decía me llamó la atención una nota muy buena que escribió Ale K: "Lo femenino y lo masculino en el universo gay" lo que dice la nota y luego la foto me hicieron acordar a la cantante ganadora del Festival Eurovisión de donde han salido las máximas estrellas europeas que conquistan el mundo. Conchita Wurst.

Hace apenas unos meses en yahoo se la presentó como un fenómeno de circo, por mostrarse como una mujer con barba y ahora es toda una estrella de la canción internacional.
Hizo lo que hace el rebaño? NO!!!! Decidió ser una persona distinta, con un aspecto distinto.

Por mi parte tengo pareja y un amigo de toda la vida, que se me declaró amante recién el año pasado y sigo la vida con los dos y ambos lo saben y están de acuerdo. Tampoco esto es muy común dentro del rebaño, digo; hacerlo y tenerlo perfectamente blanqueado.

Me han criticado? Sí!!!
Quienes??? Mis amigos y conocidos gays!! 
Han sido crueles? Sí!!!

Los representantes...  que veo venderse por algún dinero.
Sin embargo, sigo disfrutando de la vida y además cuando puedo, tengo otras aventuras y las disfruto.
Tengo muy en claro que ya no soy el joven que supe ser, tengo 53 años, y la vida es una sola y aprendí que hay que disfrutarla.

No existe la perpetuidad por eso vivo el hoy, como quiero y como puedo. 
Jamás me gustó formar parte de ningún rebaño. Ni siquiera de los que veo venderse por algun dinero a los gobiernos de turno que no nos representan. Prendidos de alguna manera siempre a la teta del Estado.

Ya desde pequeño, tenía muy en claro que quería, y aunque cueste creerlo, a los dos años y medios debí ser internado por una grave quemadura y como sucede siempre con los niños pequeños me llevaban juguetes para paliar la situación traumática y sin embargo el trauma se lo generé yo a mis padres; pidiéndoles "Una Muñeca". Ellos accedieron al pedido.

Esteban Justinov

sábado, 23 de agosto de 2014

Soy gay, ¿se me nota o me delato solo?

Alguna vez se pusieron a pensar en que se te nota  o que delata que sos gay? A mi por ejemplo me delata un poco el perfume (a veces), el gusto por el ballet, el manifiesto interés por las mujeres poderosas de la historia incluyendo divas nacionales e internacionales que, cualquier macho hetero debería desconocer por obligación, obsesión por el aseo personal, tambien me sacan de quicio los insectos, principalmente las moscas a la hora de comer (en una oportunidad en una parrillada me levanté y salí huyendo) -pero sin gritar como mariquita acosada por mujeres, eh- dejando plantados a dos amigos, la situación supero mi tolerancia) me quitan el apetito y, por supuesto las disimuladoras miradas a algún que otro chongazo con desborde de testosterona.

Hace poco le pregunté a un amigo algo mayor que yo, por qué tenía el auto tan chocado/rayado si siempre manejó bien y ve bien, me contesto que últimamente se distrae mucho al mirar hombres mientras maneja... temo que con la edad me suceda lo mismo, por eso ya le saqué al auto seguro contra todo riesgo!

Me delata mi total desinterés e ignorancia de temas deportivos (salvo cuando admiro en la tele el paquete de esos machos con cuerpos esculturales...), el amor por el arte, la literatura, mi sensibilidad. Y todo esto contrasta más con mi profesión (soy ingeniero); tengo muy pocos temas en común para charlar con mis colegas... En esos momentos pienso "que puto que soy"!

Me delata creo el exagerado gusto por la estética, por las cosas refinadas de la vida, los cuerpos masculinos esculturales y jóvenes, de los cuales estoy casi siempre acompañado.

Adoro la buena mesa gourmet, los excelentes vinos y los buenos perfumes y viajar por lugares con historia. Además,creo que a esta altura de mi vida todos los que me conocen saben que soy gay y estoy orgulloso de serlo.

Suelo defender encendidamente nuestra condición y tratar de educar al gran publico sobre lo importante de nuestro aporte a la civilizacion humana y lo bueno que seria que todos pudieran elegir desde su adolescencia su afinidad sexual,ya sea hetero, homo o bisexual, sin traumas ni condena social.

Resumiendo y luego de todas estas consideraciones destaco los siguientes items que me revelan al mundo como gay. A saber:

*desinterés por el deporte, salvo en los mundiales, que me enajeno y me vuelvo fanático barrabrava, je!

*ignorancia absoluta sobre autos

*bailo muy bien, pero masculino. Siempre atraigo público femenino. Eso cuenta...?

*Sigo series como Glee y Desperate Housewives, HORROR!! 

*chusmear y cagarme de risa más con las compañeras de trabajo que con los flacos.


Tulipan

jueves, 21 de agosto de 2014

Manoteando en el subte


Hola a todos hoy a la manana 08.45 suby en Constitución en el primer vagón en la primera puerta y le manoteo mal la poronga a un chabon yo me baje en Av de Mayo si estas aca mandame un privado o algo m encanto tocarte y medijiste encima vamos a tener q bajar todos .. Ojala estés acá y me hables..
Sino mañana en la primera puerta entre 8.30 8.45 voy a subir en Constitución si alguien quiere le manoteo díganme así arreglamos

Hernan

miércoles, 20 de agosto de 2014

Lo masculino y femenino en el universo gay.

El homosexual, en la mayoría de los casos, desea ser amado y amar a un hombre.
Por Ale K - ¿Cómo operan las nociones de masculinidad / feminidad en la construcción psíquica de alguien homosexual?

No hay que ser muy intuitivo para saber que los músculos trabajados arduamente en el gimnasio tienen como finalidad borrar cualquier rasgo de feminidad (aunque el objetivo no sea logrado), en tanto y en cuanto, el homosexual sabe que lo que atrae a la mayoría de los otros homosexuales es la masculinidad y quedar fuera de esa esfera es quedar por fuera de la posibilidad de ser amado. Lo cual es una tragedia, y por lo tanto todos los medios son lícitos para evitarla.

¿Es posible el amor homosexual? Respuesta compleja porque ya desde el vamos no tenemos una definición definitiva sobre qué es el amor. El amor es eso del que todos hablamos en algún momento de nuestra vida, que muchos ansiamos y paradójicamente no sabemos muy bien de qué se trata. ¿Ser deseado? ¿Desear? ¿Ser protegido? ¿Proteger?¿La tranquilidad de contar con alguien que estará en las “buenas y en las malas”? ¿Admirar? ¿Ser admirado? (y no hablo de enamoramiento adrede, porque amor y enamoramiento son dos cosas distintas. El enamoramiento puede ser el comienzo del amor pero es mucho más objetivable tanto a nivel de respuestas fisiológicas, emocionales, conductuales, cognitivas y en cuanto a su duración que como mucho es de 6 meses a dos años.

Enamoramiento y amor son cosas distintas, bien diferenciables. Volviendo a la cuestión de si es posible el amor homosexual….el homosexual, en la mayoría de los casos, desea ser amado y amar a un hombre. Y como todos sabemos ahí está la paradoja, un hombre por definición no ama a otro hombre sino a mujeres.

Esto se puede ver en cualquier portal de citas donde abundan las frases: “acá machito de gym busca similar”, “que no se te note”, "macho por macho", “cero plumas, onda nada que ver ”, etc. etc. Es decir que quizás el amor homosexual es de por sí un imposible. Para hacerlo posible hay que utilizar todo tipo de estrategias para evitar que “eso” no se note. De ahí los músculos, el intento desesperado porque no se caiga una pluma, la cuestión paranoica de evitar cualquier gesto que remita a lo “femenino”, etc. etc. Un lector podría decir que eso sólo está presente en un subgrupo de homosexuales y no en otros que no tienen ningún pudor en mostrarse públicamente con cierto afeminamiento.

Pero a veces esos intentos son otro tipo de respuesta fallida al conflicto. En lugar de intentar desesperadamente ocultar los rasgos físicos y psíquicos femeninos en uno, la salida es “no me importa nada” (mentira) y salgo al mundo y me muestro “tal cual soy”. Nace una loca!

Creo que los homosexuales nos debemos un debate sobre estos puntos, que creo, son más constitutivos del conflicto de ser homosexual que el de la discriminación hacia los homosexuales (el tema de la discriminación sigue siendo un tema muy importante pero sobre el que estamos a años luz respecto de otras épocas históricas, aunque no estamos a nivel de los griegos donde la homosexualidad ya era una especie de institución, con todo lo conflictivo que plantea eso en cuanto a todo intento de institucionalizar el deseo).
Ese debate es tan necesario como el debate sobre la discriminación.

¿Por qué es tan necesario? Porque los intentos fallidos de dar respuesta a estos puntos planteados más arriba se están volviendo cada día más peligrosos y se cobran vidas todos los días dentro del “mundo gay”: promiscuidad, anabolización, depresión, consumo excesivo de drogas lícitas e ilícitas, relaciones cada día más fugaces, deshumanización, etc. etc. 
A su vez una vez gatillados estos problemas como consecuencia de una mala resolución del conflicto de ser homosexual, toman autonomía propia, generan otros problemas y todo se transforma de una huida hacia adelante…un “adelante” que se intuye aterrador.

Ale K

* Ale K es licenciado en Psicología y Abogado (UBA), psicoanalista y coordinador de grupos de reflexión. Trabaja con pacientes HIV, con parejas y varones gays.
Es comunicador radial distinguido por divulgar la cultura lgtb. 
*Tratamientos analíticos: Individuales adolescentes y adultos; parejas y grupos. 
Solicitar entrevista o comunicarte con él  escribile a su mail.


martes, 19 de agosto de 2014

Cosas del subte...


Casi siempre viajo con él, en la línea C a las 17:15 aproximadamente de Constitución a Retiro, y hay manoseo por sobre el pantalón, pero hoy tuvo la valentía de sacarla... Bravo!
Lo que no entendí es si la seña que me hacías era para que te la chupara o qué... 

PERDÓN, SOY UN POCO PUDOROSO!
PD: Y a la marica mala, y fea, con suéter color coral que me empujaba con el codo para que no le tocara a su presa: PUDRETE FLANDERS!!!

Exequiel

Ser "puto out" es una cruz muy pesada?.

Como ya hemos leído para los gays que están dentro del closet, la principal ventaja es pasar desapercibidos, o al menos creerlo.
Pero para los que estamos fuera, cuales creen que son los principales obstáculos a vencer?.

Ser "puto out" es una cruz muy pesada?

Siempre pensé que no. Que en verdad desde hace años que vivo fuera del closet y que mas que una referencia indirecta que si hubiera sido a día de hoy termina en megakilombo, no tuve experiencias negativas. Lo atribuí siempre a mi carácter de pocas pulgas.

Sin embargo, hace poco, charlando con mi vieja, ella al menos acusa que hay amigas que la han dejado de saludar imprevistamente, muy coquetonas y católicas de Domingo ellas, lo que lo atribuye a mi out-of-closet. Lógicamente me parece que es para festejar que no la saluden mas semejantes exponentes, pero bueno, quizás sea cierto lo que enuncia y sea un costo indirecto.

Lo que noto últimamente es que hay personas a las que les atraigo, pero no se acercan por el echo de ser puto abierto.
Dan veinte mil vueltas para hacerme saber que quieren que les chupe la pija, cuando todo podría ser un simple tramite.
Y no tiene que ver con mi look ni mi forma de desempeñarme, lo que los desacomoda es que viva mi sexualidad tan abiertamente.

Pero no me dá hablar de minas, caretéandola para después ponerme de cuatro...

Beneficios de estar en closet? A primera mirada pueden parecer muchos, pero creo que son pocos (o ninguno) y a un precio personal elevadisimo.
Mi experiencia me dice, que estar in, frente a ciertos circulos incluso llega a ser perjudicial "mira el puto ese como se hace el nada que ver" y esto lo he escuchado.

Para mi estar en el closet despues de los 25 años maso-menos, es como el cuento del orejudo:
Un chico de orejas muy grandes, harto de las burlas lo habla con su madre. Y esta le dice que le pintaria el pelo de verde para que la gente se fijara en eso. Asi fue se tiño de verde. Al otro dia al ir a la escuela escucha entre risas y burlas como decian: Ahi viene el orejudo, mira como se pinto el pelo de verde.

Si saliste del armario, comentá como fue tu experiencia.
Y si no saliste aun, contanos como te gustaria que fuera.

Eduardo T 

lunes, 18 de agosto de 2014

Los gay, ¿nunca cogemos con travestis?

Lizy Tagliani fue convocada por Marcelo Tinelli para formar parte del Bailando 2014
Trabaja como estilista de famosos y es columnista de un programa radial
Soy gay y me gusta coger con travestis. He notado lo aparentemente jodidos que son los travas que se prostituyen. Es al revés que en el de los masculinos. Por una buena experiencia, hay diez experiencias de mierda relatadas.

Y me llamó la atención, el cómo hablan los hombres que cogen con travas de ellas/os. Es raro, porque no me dio la sensación de que se consideraran a ellos mismos homosexuales, hablan de las travas como si fueran mujeres.

Y de hecho, en las notas donde se toca el tema de la bisexualidad, muchos hablamos de mujeres o de bisexualidad, pero no recuerdo haber leído una sola experiencia con travestis.

¿Nadie se cogió a un chico enfiestado con una trava?

Los gay, ¿nunca cogemos con travestis?

Me da la sensación, como que aceptamos que podemos coger con una mujer, pero como que coger con una travesti sería estigmatizarse como algo malo, que no nos permitimos hacer.

¿Alguno coge con cierta asiduidad con travestis? ¿Alguno lo ha hecho?

Me da la sensación de que, aparentemente, un travesti debería estar más cerca del mundo gay que del mundo hetero. De hecho, en muchos lugares gays, hay travestis para tirar al techo. Y eso no pasa en los lugares de diversión hetero.

Sin embargo, no somos los gays los que cogemos con los travas, sino que son los "heteros". Que a su vez no cogen, los "heteros", con gays.

Cosa rara, ¿no? Sin embargo, por ejemplo siempre me llamó la atención que muchos escorts (soy asiduo), cuando les preguntaba si preferían una fiesta con otro chico, con una trava o con una mina, las respuestas eran parejas. Chico, Trava y Mina, estaban empatadas en preferencias entre los escorts.

O sea, que las travas calientan a los escorts, tanto como las minas u otros chicos.

En cambio en el mundo gay, las travas son de escaso consumo. Sin embargo, si se consumen gays activos y gays pasivos. Gays "machos" y gays "mariconas". Pero no travas, que muchas veces son activas y otras tantas pasivas.

Por otro lado, en los boliches, las travas conviven perfectamente con los gays. No se rechazan mutuamente. Todos los boliches gays tienen shows y animadoras travas.

Sin embargo, en los privados los escorts detestan a las travas. Esto último coincidiría con el tema de que, por una trava que trabaja bien, hay otras nueve que atienden como el culo. Se ve que las travas, trabajando, generan quilombos.

No me llego a dar cuenta bien por qué un gay que coge con chicos bien afeminados, sin embargo no acepta a los travas y en cambio un hetero que coge con mujeres, si puede perfectamente cogerse a una trava.

¿Será que finalmente y contradiciendo al dicho, "el hábito sí hace al monje"????? En una de esas, si está vestido de mujer es mujer, independientemente de que tenga una pija de 27x8 entre las piernas. ¿Será más importante el exterior que el interior, después de todo? ¿La forma más significativa que el fondo?

Cuando era más chico incursionaba mucho en un privado de chicas. Un día mientras esperaba que se desocupara la chica que frecuentaba vì pasar a otra. Èsta era rubia, ojos celestes, flaquita y muy hermosa. Cuando se desocupa la pibita que frecuentaba paso y luego de terminar le pregunté por la rubia linda y me contó que era un trava. Jajaja Yo no lo podía creer. Luego me contó que tenía más clientes que todas ellas juntas. Yo le pregunté por què. Ella me dijo que para muchos hombres es díficil estar de una con un chico y prefieren alternar primero con un trava y ver si les gusta.
Con respecto a los gays y los travas, hasta donde yo sé nunca se soportaron. Ese privado era muy grande y había travas allí y la relación con los escorts masculinos era muy difícil. Ambos se peleaban mucho.

Que raros que somos los seres humanos... ¿no?

Mariano Sepulveda. 

domingo, 17 de agosto de 2014

Se es más feliz fuera del closet?

El hecho de mostrarse ante los demás de manera espontánea y sin limitaciones genera cierto bienestar. No creo que la felicidad para los homosexuales dependa única y exclusivamente de confesarse sino que está determinada por múltiples factores que exceden la aceptación.

El hecho de conversar con seres cercanos acerca de los sentimientos que se manifestaban, de compartir las situaciones o las vivencias que uno atraviesa en su condición de "homosexual" me permitió acercarme más al otro no tanto por prejuicio ajeno sino personal.
Es uno el que se impone el peso de la mentira, del ocultamiento.

La liberación que supone el ser reconocido y que eso sea aceptado como natural es reconfortante para la persona que se reconoce así misma y permite al resto un acercamiento hasta lo que no hace muchos años era considerado una enfermedad, algo sumamente inmoral e inapropiado.

En mi caso, yo soy mucho más feliz fuera del closet que cuando estaba en él. No tanto por compartir mis gustos, sino por poder ser plenamente yo, sin sentir que oculto una parte tan importante de mí que me genera alegría, tristezas, preocupaciones, sonreír como un idiota, compartir lo que siento... desde ahí es que me siento más feliz sin el miedo del "qué dirán" o "cómo reaccionarían si se enteraran".
Ese miedo no existe, no tengo que encubrir mis estados de ánimo que confundían a mis allegados al no poder explicar mis humores, etc.

Fue para mejor 100% sin lugar a dudas. No digo que sea para todos, pero por ejemplo no me podría poner en pareja con alguien en el closet porque en mi vida no tengo espacios para secretos, ni ganas de ser la vergüenza de nadie.

No es que antes de asumirme gay era un infeliz que andaba llorando por los rincones ni que ahora estoy bailando con una sonrisa de oreja a oreja....
Pero si es cierto que poder hablar, aunque sea con una persona, libremente de la sexualidad, sin miedos ni tapujos es un ejercicio que ayuda mucho.

No soy un gay declarado, en el sentido de que soy reservado y aunque tengo muy poca gente intima, con algunos ya me he asumido como gay y fue una reconfortante sensación saberse querido mas allá de la compañía de alcoba que uno tenga.

Ojo no es que vaya por la vida contando que soy gay, la mayoría de la gente no lo sabe por mi parte, pero seamos honestos, si uno tiene cierta edad y no se le conocen parejas femeninas la cuestión de la homosexualidad esta presente.

Por eso, no doy muchas explicaciones, no son necesarias.
Pero no oculto nada innecesariamente. Así estoy tranquilo.

Feliz? De a ratos... Como todos creo...

Marcos L

sábado, 16 de agosto de 2014

Levantando en el subte.


Esta mañana en la A, encontre a un pibe re lindo se la  toke todo el viaje desde Once hasta Peru, yo siempre bajo ahi, el bajo pense q tambien se bajaba ahi pero camino para hacer la mismo combinación con de D, entramos juntos al baño de Plaza de Mayo y se la re mame!!! 

Estuvo muy bueno porque sin hablar nos entendimos entre y se metio conmigo al privado del baño... muy buena mamada q le pegue si estas por aca avisame. vos con una camperita de lana color claro con capucha..

Juan José

15 cosas que los Gays deberíamos dejar de hacer...

Madison Moore, un famoso y reconocido bloguero estadounidense, elaboró una peculiar lista de las 15 cosas que los gays deberíamos dejar de hacer, según su criterio, misma que fue publicada en la revista digital Thought Catalog.

En la misma engloba varios aspectos de la vida diaria de un chico homosexual, o de la gran mayoría, y su pésimo comportamiento ante otros homosexuales. Aquí te la dejamos para que nos digas que piensas.

1) Tener un miedo irracional al “afeminamiento” en otros hombres: ‘Eso es básicamente misoginia mal ubicada. Yo sé que todos tenemos cosas que nos atraen de los demás hombres, pero hay una gran diferencia entre sentirse atraído por chicos masculinos y sentirse asqueado por las llamadas “locas”, así que tomen nota aquellas personas que escriban “locas/plumas/maricas/ambiente: abstenerse” en sus perfiles de sitios de citas. Porque sin locas, ¡este mundo sería un lugar muy aburrido y mal decorado!’

2) Describirse a sí mismos como “straight-acting” (versátil): ‘¿Qué significa eso? Te gustan los penes, ¿verdad? Bueno, que yo sepa, no hay nada “straight-acting” en eso’

3) Tratar de encajar en un ideal mágico de belleza masculina gay: ‘Siempre me pone muy triste cuando veo a hombres homosexuales que no son capaces de expresarse de la manera que deberían, porque que están muy ocupados en ser como todos los demás hombres gays. Tú sabes: los clones gay. Eso no es culpa de nadie, en realidad. Todos hacemos lo que podemos para lograr ser aceptados. Hubo un período en el que creía que si no usaba una camiseta de Abercrombie & Fitch, ningún hombre gay me encontraría atractivo ni querría salir conmigo. Todos los gays usaban A&F, así que me parecía que si quería ser aceptado, yo debía usar lo mismo’

4) El uso de la palabra “masculino” para describirse a uno mismo: ‘¿Es eso lo único que te define?’

5) Saturar de perfiles las plataformas de online dating: ‘Uno entra a Manhunt y ahí está ese usuario… ¡dos veces! Acceder desde dos dispositivos al mismo tiempo no hace que aumenten tus posibilidades de ligar’

6) Y ya que estamos hablando de perfiles: ‘¡no más fotos tomadas con tu iPad en el espejo del baño, plis!’

7) Ustedes han visto esto antes: “No me gustan los hombres negros, lo siento.” O “sólo me gustan los chicos blancos estilo deportistas”. Y otra cosa: ¿podemos dejar de justificar nuestro desagrado por gente de otras razas con la frase: “no soy racista, es sólo una preferencia”? Porque si a lo que estás diciendo tienes que anteponerle el discriminar “no soy racista”, ¡entonces definitivamente eres racista!

8) Enojarte o ponerte a la defensiva si alguien te llama “chica” o “nena”: ‘Sí, sé que tienes un pene y, sí, sé que no eres una niña, pedazo de amargado. Los hombres homosexuales se llaman entre sí de esta forma como una muestra de cariño, lo cual no es muy diferente de cómo casi todos los hombres heterosexuales se llaman “hermano” entre sí’

9) Decir: “No queremos casarnos, sólo queremos coger”: ‘Yo sé que el matrimonio no es para todos, y que todo el mundo tiene derecho a su propia opinión. Ni siquiera voy a decir algo moralista como que los hombres gays tienen que bajar el tono de su retórica promiscua y sexual. Uno debería poder echar un polvo cada segundo de cada día, si eso fuese lo que lo hace feliz. Pero no nos olvidemos que muchos de nuestros hermanos gays realmente se beneficiarían de tener los mismos derechos y privilegios que las parejas heterosexuales. Es como la retórica gay utilizada contra las personas anti-gay: si no quieres que los gays puedan casarse, entonces no te cases con un gay. No arruinemos las posibilidades de los que sí quieren hacerlo’

Los pasivos deben dejar de esconderse en la versatilidad.
10) Preocuparse de que las cosas que haces sean “demasiado gay” o decir que “odias” la cultura gay: ‘Que no te gustan las drag queens porque te “asustan”. Que quieres encontrar a alguien agradable y normal que no sea del ambiente. ¿A qué es que le tenemos tanto miedo?’

11) El bronceado artificial: ‘No tengo nada en contra del bronceado de por sí, pero hay ciertos tipos de bronceado que son simplemente inaceptables, ¡como los que salen de una botella! Esta es una lección que me gustaría extender a todas las personas en la sociedad. Tu color de la piel no debería salir de una botella, y si vas a usar un producto bronceante, ¡al menos asegúrate que tu trasero sea del mismo color que el resto tu cuerpo!’

12) Subir fotos con el torso desnudo a Facebook: ‘¡Sí, lo dije!’

13) Mentir sobre el tamaño de tu pene: ‘Ustedes saben lo que quiero decir; eso de asegurar en los sitios de citas y redes sociales que su miembro mide veinte centímetros. No hay manera de que cada hombre gay en la tierra tenga una varita mágica de tales proporciones’

14) Sentir odio por otros hombres gay.

15) Sentir odio por nosotros mismos.

Hasta aqui lo que dice Madison, ahora yo leí esa nota y es todo muy cierto, hablando de hombres homosexuales definidos gays con respecto a otros hombres homosexuales también definidos gays. 

Si la "onda" gay no te va, la marcha gay no te identifica, o el boliche gay no te divierte porque vos vas con tus amigos a otros lugares no gays donde la pasas muy bien igual... entonces simplemente sos un hombre homosexual más que le debe respeto a los hombres homosexuales y gays... y aquellos que se consideran gays, respetar a los hombres homosexuales que no les gusta el cliché gay de que le digan "nena", "histerica" o frases de Susana Gimenez. 

De las 15 cosas que los hombres gays tienen que dejar de hacer.... si dejan de hacerlo dejan de gays, o "que se supone que tiene que hacer un hombre definido gay para se mejor gay¨??? jajjajaj es ridiculo.. cada cuál tiene derecho a hacer lo que le plazca y codearse con el grupo social que se le antoje... el mayor drama de la comunidad gay es un tema de intolerancia.... de quienes habremos aprendido?? De heterosexuales!! Si!

Tulipán

viernes, 15 de agosto de 2014

Conoces a... Claudio??



Porque siempre muestran pijas y solo pijas, 
quiero mostrarles una buena cola golosa

Dejen mensaje por acá contesto a todos!!

¿Existe la amistad entre los gays?

Creo que siempre hay lugar para la amistad,
siempre y cuando hablemos de personas maduras
Muchas veces me pregunto: ¿si existe la amistad entre la gente gay? Pienso que siempre puede existir la amistad, más allá de la atracción. Pero también es real que muchos se confunden y te terminan tirando los galgos.

Tengo un conocido que plantea que NO, que no existe y da estos argumentos: no existe, no tanto porque "se van a a confundir y te van a tirar los perros" (es tan de pendejo y de mina ese comentario... -dice siempre y después se ríe), sino por la competencia y la envidia y ver que el otro consiguió al pijón y vos no, y que el otro consiguió al activo que lo atiende tres veces por semanas y vos no, y que el otro cobra más y se puede ir al crucero gay y vos no.
Es terrible la competencia entre hombres y ni hablar entre hombres gays.

Yo sí creo en la amistad entre gays, porque tengo 4 amigos gays, pero sólo con uno de ellos hay derecho a roce aún él estando en una relación abierta, y se sigue dando porque los tantos están muy bien delimitados. Es muy raro porque él hace años que está de novio y no siento celos para nada de su novio, y él me aconseja de forma desinteresada cuando tengo algún drama amoroso. Va contra mis propios códigos pero es el único con el que los rompo. Y de esto ya van casi 6 años.

Con los otros 3 nunca hubo sexo ni nada parecido y me llevo super bien. Confío en ellos y ellos confían en mi sus desventuras sexuales y amorosas. Gano más que algunos de ellos, y mucho menos que otros y jamás fue un tema que se nos interpuso. Y si lo hizo, no fue lo suficiente como para que me enterara. Si te vas a confundir hacelo al principio, no da "confundirse" con un amigo de años.

La cagada es cuando intentas ser amigo de personas que sabes desde el principio que están atrás tuyo, uno da amistad y recibe levante, o cuando amigos heterosexuales quieren probar nuevas experiencias con vos.
Para algunas personas el echo de tener algo no modifica la amistad, para mi, por eso soy muy tajante en el asunto. Si es amigo, no.

Creo que si en verdad hay interés por la persona y no hay tensión sexual o romántica una verdadera amistad se puede dar.

Gabo Arancibia

jueves, 14 de agosto de 2014

Conoces a ... Alan?


Los gays somos promiscuos.

Uno de los típicos tópicos que se manejan es aquel que se refiere a la promiscuidad de los gays, a que todos somos unos viciosos y unos guarros y a lo poco predispuestos que estamos en general a comprometernos en relaciones de pareja. Lo habrán oído por todas partes. No sé si conocen ustedes el chiste aquel: ¿Qué se lleva un gay a una segunda cita? Un tercer marica. Porque nos encanta hacer tríos y orgías y somos unas cerdas de nivel máximo, claro.

En contraste, tampoco podemos desgajarnos del típico tópico que asegura que las lesbianas están ansiosas por comprometerse en relaciones de pareja. No sé si conocen ustedes el chiste aquel: ¿Qué se lleva una lesbiana a una segunda cita? La valija con todas sus cosas para mudarse. Porque las lesbianas, como mujeres, no practican el sexo, sino que se enamoran todo el rato y se comprometen a la mínima (nótese la ironía).

Evidentemente, yo no pretendo hacer apología en esta columna sobre tópicos, aunque muchos estereotipos esconden algún grado de verdad. Puede que sea cierto que los gays, en general, tienden a ser más promiscuos que las lesbianas, pero esto no se debe a la orientación sexual, como se cree erróneamente. Mucha gente piensa que los maricones, como sodomitas de pro, hijos de Belcebú y enfermos mentales depravados, nos dedicamos a coger sin ton ni son y que nos lo montamos con nuestro médico y hasta con el carnicero del Carrefour (al parecer, mientras nos hace filetes una pechuga de pollo, nos ponemos de rodillas y le practicamos una mamada padre, como ritual de agradecimiento o algo).

Se comenta que, biológicamente hablando, somos así de impulsivos y ultrasexuales, unos guarros, unos viciosos y unos pervertidos que sólo pensamos en meterla en caliente. De hecho, no sé cuántas veces he oído eso de es que los maricones lo tienen mucho más fácil, llegás al cuarto oscuro y vas a lo que vas (claro, los maricas ni tenemos citas, ni cenas, ni estrategias de cortejo, ni nos abrimos perfiles, ni invitamos a una copa, ni nos presentamos en plan “estudias o trabajas”, ni hablamos, ni nos sonreímos, ni nada: sólo metesaca). Esto ocurre porque el imaginario colectivo ha interiorizado que los hombres homosexuales somos promiscuos, venimos así de serie, mientras que las mujeres (lesbianas y heteros) y los hombres heterosexuales no lo son, o lo son en menor medida. Sin embargo, la realidad es otra muy diferente.

Porque lo cierto es que esto, lo de coger con mucha gente, no es patrimonio exclusivo de los maricones; es, más bien, una seña de identidad de los hombres (tanto homosexuales como heterosexuales), al menos en esta sociedad. El compromiso, los sentimientos y las emociones son atributos tradicionalmente femeninos. El amor en sí, así como el romanticismo, ha sido desde siempre más propio de mujeres. Muy recurrente es el tema central de numerosas tramas de películas, series, canciones y novelas en las cuales mientras ella cree ciegamente en el amor, se imagina de blanco y espera que su novio le pida matrimonio, él siente un montón de dudas porque asocia eso de casarse, el compromiso por excelencia, a una especie de castración: una pérdida de virilidad. El hombre que se casa es un poco menos hombre. Recupera su hombría cuando es infiel o, al menos, así es cómo se percibe socialmente. Por eso el adulterio y la infidelidad es una práctica más frecuentada por hombres.

Y si a los hombres ya les cuesta reconocerse amando a una mujer, no les digo ya el trabajo hercúleo que se les presenta cuando el objeto de amor es un hombre. Óscar Guasch, un señor que es muy sociólogo, mantiene teorías muy interesantes al respecto en Héroes, científicos, heterosexuales y gays. Gracias a nuestra educación y socialización, los hombres tienen más predisposición a sentirse inseguros y a salir corriendo como alma que lleva el diablo cuando hablamos de amor y sentimientos; inseguridad que se duplica en el caso de que el objeto de amor sea otro hombre. No sólo estoy hablando de relaciones homosexuales, sino que quiero referirme también a ese otro caso tan típico de los dos amigotes completamente heteros que se muestran incómodos y que no terminan de reconocer expresamente que sienten amor el uno por el otro, aunque se trate de un amor meramente fraternal o amistoso.
Por mucho que nos guste alardear de cuánto hemos avanzado, aún está vigente la idea de que los hombres de verdad no quieren a otros hombres de verdad, no tienen sentimientos hacia otros hombres. Sigue siendo extraño ver a dos hombres manifestarse afecto mutuo y si lo hacen se subraya mediante gestos y distancia, “sin mariconadas”. Tal y como dice Guasch: La homofobia es mucho más que odiar a los gays. La homofobia es el temor de los varones a amar a otros varones.

Los gays también somos homófobos. Nos aterra admitir que amamos a otros varones en tanto en cuanto el mundo de los sentimientos, el romanticismo y el amor nos resta virilidad y credibilidad en nuestro papel de machos. Un papel que nos causa mucho estrés, puesto que los gays vemos cuestionada nuestra virilidad constantemente, desde que somos pequeños. Los maricones nos preocupamos muchísimo por cuestiones como la pluma y parecer unos machotes. La feminidad nos aterra tanto o incluso más que a los heteros. Y los machotes son, por definición, infieles y promiscuos, más sexuales; pero no porque sean más guarros biológicamente hablando, tengan que expandir su semillita, eludan natural e impulsivamente el compromiso y les guste garchar más que a las mujeres, sino porque el sexo, el placer sexual sin amor, ha sido tradicional y exclusivamente patrimonio masculino.

Así que la promiscuidad, la infidelidad, la soltería y eludir el compromiso se convierten en comportamientos que reafirman la hombría y la virilidad. 
Comportamientos que, tal vez, los gays exageremos y llevemos al extremo sólo porque se cuestiona nuestra hombría con más fuerza y con más frecuencia, porque albergamos una mayor ansiedad a la hora de acercarnos a la imagen del machote, no parecer nenonas y no ser tratados de modo despectivo.

Aunque, esto, claro, no es más que una hipótesis... 

Lautaro Anchorena.

miércoles, 13 de agosto de 2014

Leche, frente al espejo.


Hola cómo estás?? Muy bueno el blog!! Muy buena data! Quién quiera contactarme que escriba mail a nescorc@hotmail.com que manden mail, casi no uso MSN.Busco machito para pajearnos juntos y hacer un desparramo de leche...(por ahí cae alguno). AbrazoteNestor.

Así los quería tener... de rodillas, mamando.


Si es lindo que te la chupe uno, imaginate cuando te la chupan dos, sentir dos lenguas que se pasean por el tronco, y el glande, que comparten lo que vos pones entre ellos. Imperdible cuando uno recorre los huevos mientras el otro te succiona bien la pija. Hermoso, sentir que la leche te llega a la punta de la pija y que ya es inútil aguantar ese rio de guasca que se va a dividir en dos bocas. Siiii así los quería tener... de rodillas, mamando! 
Lautaro Anchorena

MANDA TU DATA, FOTO O CONTACTO a excrotabi@yahoo.com.ar


martes, 12 de agosto de 2014

Teteras: Facultad de Agronomia.

Javier Tomollo amigo del face, nos manda nueva data con plano y todo!



Facultad de Agronomia es muy parecida a la reserva solo que acá no hay guardias y no cierra a la noche! la joda comienza apenas se va el sol onda 20:00 hs de lunes a lunes!!se puede cojer a full yo ya la probé!!

La linea negra representa la via del ferrocarril Urquiza y las rayas azules las distintas entradas, la única entrada que tiene control de coches es la de Av San Martin y es la unica que cierra a las 22:30hs las otras están abiertas toda la noche.

El camino para seleccionar con quien quieres cojer es el que va de Av. contituyentes a Av San Martin.

Los círculos rojos es donde se puede cojer a full!! hay muy poca luz muchos arboles y no hay guardias igualmente sean discretos! vistiendo preferentemente ropa deportiva.... así se hacen los que anda haciendo deporte...

Javier

lunes, 11 de agosto de 2014

Mala yunta, las teteras y los policias...

Hace unos días volvía de una cena con amigos del centro de capital y un "agente de la PFA" palabras textuales desde la pared contigua a un kiosco donde se encontraba cómodamente recostado me gritó: "Flaco, veni para acá". Seguí mi camino, soy un hombre grande para tanta pavada...
Se adelantó y de manera muy prepotente y violenta me pidió mi DNI. Le pregunté por qué? Me dijo: - Porque me acaban de decir que en la esquina amenazó a un muchacho...
Sin decir palabra alguna lo miro, sacó mi tarjeta DNI.. dice un par de pelotudeces, contesta que la cédula está en orden (ni siquiera puede identificar un DNI tarjeta, ni conoce que en la actualidad existe).
Le pregunto su nombre ya que nunca se identificó ni tenía placa alguna (el disfraz o el uniforme me lo puedo comprar en la Calle Moreno y Cevallos sin ser personal de la PFA).
Cortando el asunto, le di la mano y me fui.
Aclaro algo, por mi edad, mi contextura corporal, mi apariencia y vestimenta no poseo la llamada y altamente discriminatoria "portación de rostro". Hay que soportar a estos tipos que con un uniforme, aburridos de no hacer nada, jodan a cualquier ciudadano que camina libremente por la calle?
En esa zona es ALTO el grado de hurtos y robos, no hay personal policial por cuadras, no hay patrulleros, solo se los ve en algunos de los kioscos 24 horas sin hacer nada...
Su educación, su elección de "profesión" para ejercer la violencia, su alto grado de inseguridad personal, sus frustraciones en la vida, su pertenencia a clases sociales marginadas, su falta de raciociño entre una larga lista: ¿Debe seguir siendo soportada por los ciudadanos que sin hacer ningún tipo de acción ilegal caminamos por la calle?

Es importante que todos tengamos en claro que es lo que debemos hacer en el caso de ser sorprendidos "in fraganti" (como en el caso anterior) con alguien a tús pies que te está tirando la goma, o en cualquier situación similar.

Quien sea y su circunstancia dentro de una tetera, un baño o el lugar que elijas, nos pone a todos ante un "dilema moral " entendiendo que la moral es la suma total del conocimiento que se adquiere sobre lo más alto y noble, y que una persona respeta en su conducta. 
Las creencias sobre la moralidad son generalizadas y codificadas en una cierta cultura o en un grupo social determinado, por lo que la moral regula el comportamiento de sus miembros.

Entendiendo de esta forma que tal vez para algunos (gays inclusive) esté visto mal moralmente hincarse y petear en un baño y para otros no.

Según el Dr. Leloir no hay que perder la calma, ni dejarse invadir por el pánico. 
Entendemos que no todos pueden manejar las cosas de esta manera, pero siempre es bueno saber cuales son nuestros derechos. 
Los derechos humanos no son solo para los desaparecidos, hoy sí los podemos hacer valer. 

Abrazo y pijazo! 

Lautaro Anchorena y Daniel Baños


1- POR QUÉ PUEDE DETENERTE LA POLICÍA? 
En la Ciudad de Buenos Aires, las personas mayores de 18 años pueden ser detenidas: 

¿Como se hace una buena felatio?


Por MANUEL VELANDIA | ¿Quién no se ha comido un helado en cono, barquillo o cucurucho? Si tú lo has hecho, ya tienes algunos puntos ganados para hacer bien el sexo oral o «mamada» que llaman. El final de una buena chupada se asemeja bastante a comerse uno de estos helados, cuando se ha hecho con mucho gusto; tanto que algunos/as llegan al orgasmo con sólo hacerlo o dejárselo hacer.


Muchas mujeres no aprecian lo divertido que puede ser, pero para quienes lo han o lo hemos hecho, chupar el pene a un hombre o recibir una buena lamida es uno de los más grandes placeres a experimentar, tanto que algunos hombres intentan hacérselo ellos mismo ¡y lo logran!

Es triste pensar que siento algo tan placentero no sepamos hacerlo bien, así que luego de mucha «investigación de campo», les cuento algunos secretitos.

Antes que nada, nunca vuelvas a comenzar por el final, no te lances de una a meter el glande en la boca ¡ese es el ultimo paso!

Lo primero que debes lograr es producir una muy buena erección. Si aun está puesta la ropa, desliza las manos suavemente sobre el paquete, abre lentamente su bragueta y sigue acariciándolo; es mejor si estás de rodillas y entre sus piernas.

Si la persona se excita con facilidad en pocos segundos estará lista, si él es nervioso, su pene puede estar aún doblado en sus calzoncillos. Mantén agarrado su pene y sube a su cara y bésale. Observa si puedes sentir una respuesta; todo movimiento ascendente es un buen signo.

Ahora sácale el miembro y mira cómo está. Si está tieso, lo estás haciendo bien; en otro caso acaricia suavemente los testículos (a algunos les gusta algo fuerte, no te excedas sin consultar previamente). Sujétalos con tu mano menos diestra y con la más hábil toma su pene. Apriétala poco a poco, con presión moderada como si estuvieras masturbándole y prepárate para chupar.

Humedece con la lengua tus labios; es excitante ver hacer este movimiento de lengua, así que levanta la cara y mírale a los ojos mientras lo haces.

No lo lleves aun a la boca: un poco de espera produce una agradable tensión. Acércate al glande, respira fuerte sobre él, sóplale con tu aliento tibio. Saca tu lengua de nuevo y tócale con ella, cambiando la velocidad del movimiento que puede ser de un lado a otro o haciendo círculos. Combínalos.

Gira tu cabeza de lado y simula morderle suavemente colocando tus dientes en su balano (la parte larga del pene), como si estuvieras comiéndote una mazorca. Mientras haces lo anterior no olvides estimular los testículos.

Detrás de los testículos hay un lugar muy sensible: el «ni es», que está justo antes del ano. Puedes tocarle allí con la lengua o estimular con la yema de los dedos. En ese lugar queda justo el origen del músculo que causa la erección.

No olvides tocar con la lengua el contorno del glande, ésta es la parte más sensible del pene. En el frenillo igualmente se debe acariciar con la lengua, incluso algunos hombres son más sensibles allí. Insiste además en poner la punta de la lengua en el orificio del centro, de la parte más saliente del glande; pero no chupes su «cabeza» aún.

Después de jugar un buen tiempo tocando, mordiendo, lamiendo el balano, toqueteando su glande ya es hora de poner su glande en tu boca.

Mira si brota un líquido claro del orificio. Si esto sucede es el momento de aplicar tu decisión sobre qué tipo de riesgos deseas asumir, pues el liquido pre-eyaculatorio tiene una baja presencia del virus que causa el sida (VIH). Si no quieres correr riesgos, es hora de poner el condón con la boca o con la mano. De lo contrario continua con el juego, tal y como vas.

Ya es hora de ponerte ese delicioso «helado» dentro de tu boca. Mete toda su «cabecita» en tu boca caliente. Mantenla allí. Estimula su glande con el roce de tus dientes, mientras su pene entra y sale de tu boca.

Ahora si trata de poner todo su pene dentro de tu boca. No te excedas, hazlo lentamente. Él querrá profundizar más en tu garganta. No le dejes imponerse, pues sin no estás mentalmente preparada/o sentirás «horcadas» y ganas de trasbocar.

Si doblas tu cuello apropiadamente, haciendo que desde tu boca hasta la faringe haya un conducto recto, el pene puede entrar completamente, tal y como lo hacía su protagonista en el film «Garganta profunda». No intentes respirar por la boca mientras haces esto, sentirás que te ahogas, debes respirar por la nariz.

Moviéndote tan rápido como tu pareja pueda resistir sin eyacular, desliza tu boca sobre su pene de arriba hasta abajo como si estuvieras «Tirándotelo». Recuerda las técnicas sobre cómo retardar la eyaculación aprendias en el articulo sobre masturbación, este es un buen momento para aplicarlas.

No es recomendable la practica oral durante mucho tiempo;, es mejor parar un poco, jugar eróticamente de otras formas y luego continuar, pues hay un momento en que se siente en el pene un «adormecimiento», se pierde un poco de sensibilidad y por tanto, ya no se disfruta igual.

Tragar o no tragar el semen es una decisión particular, de ahí que previamente hayamos hablado del condón… ah, es mejor hacerlo con uno que tenga saborizante. Los estudios demuestras que el sabor del semen cambia con la dieta alimentaria, así que comidas muy condimentadas producen un sabor fuerte y comidas dulces y frutas producen un sabor y fragancia más agradable, para la mayoría de personas.

Ten cuidado de retroceder un poco cuando sea el momento de la eyaculación, un hombre excitado incrementa el movimiento y la fuerza de su movimiento «penetrativo». Si lo prefieres ten una toallita a mano para que la eyaculación se produzca en este elemento.

Si no te gusta chuparlo, recuerda que es tu decisión y no la de tu pareja; pero él estará, muy seguramente, interesado no sólo en que lo hagas, sino en que lo hagas bien. De todas formas recuerda que es tu derecho no hacer lo que no deseas, así sea del gusto de tu pareja.

Para concluir: si eres el dueño del pene, debes saber que para muchas personas es supremamente molesto sentir unas manos sobre la cabeza, ejerciendo presión. Es necesario tener muchos acercamientos a la práctica para volverse experto/a, así que ten paciencia y disfruta los avances logrados.

Ten en cuenta que una buena higiene es importante para volver excitante la situación, no hay nada más molesto que sentir el olor fuerte del esmegma (secreción de las glándulas prepuciales). Una buena afeitada es igualmente importante, porque la fricción de la barba con el glande es supremamente desagradable, para la mayoría de los hombres.


Manuel Velandia

Formado en sociología, filosofía, sexología y educación. Soy Doctor en Psicopedagogía y en Enfermería y Cultura de los cuidados. Como investigador he realizado consultorías y asesorías para agencias de cooperación internacional en educación, Sida/ITS, sexualidades, DDHH, trabajo sexual y comunicación efectiva en salud.

viernes, 8 de agosto de 2014

Teteras del centro

Hace poco me pasaron a una oficina por Florida y Lavalle y no paro de dar vueltas entre teteras por acá. Hasta noté que varias no están en el mapa y por eso quería compartir ésta información: 

* Mostaza - Perú y Saenz Peña: el baño está ahí nomás de la entrada, pero tiene una curva al fondo que tapa todo. A la mañana no hay nadie. Tipo 8:30 es cuando menos gente hay. 

* Brioche Dorée - Roque Saenz Peña 620 (justo en frente del Mostaza, digamos): baño queda en el fondo y está apartado de todo. Además cerrás la puerta y hace tremendo ruido cuando se abre así que se escucha genial si viene alguien (cosa que nunca pasa, en serio). El mejor horario es a partir de las 18 porque hay menos gente todavía. 

* Galería Boston - Florida 142: TREMENDO lugar que encontré gracias a un amigo. Para llegar al baño hay que (leer con atención porque es medio confusa la descripción, tal vez): entrar a la galería y subir o bajar la escalera de la entrada. De una forma u otra, vas para el fondo y a la izquierda hay una puerta que lleva a más escaleras. Si estás en el piso de arriba, hay que bajar un nivel (es decir, subir una escalerita, y bajar dos) y si estás en el piso de abajo (hay que subir dos mini escaleritas, creo; siempre voy por arriba). El tema es que de una forma u otra terminás en un cuarto con una puerta que da a un pasillo. Ese es el baño y hay que dar una vuelta más (además de abrir una puerta que hace mucho ruido) para que te descubran. Otro lugar donde tuve la suerte de armar tremenda fiesta sin problemas (salvo que a veces está medio inundado, pero bueno, no deja de ser un lugar donde no va nadie). El mejor horario para ir es a partir de las 18, más que nada porque van los trajeados que conocen el lugar. 

* McDonalds en frente de Galería Jardín: Se pone a la mañana. Tremendo. Entre 8:30 y 10.

* Galería Jardín: A la mañana (también 8:30 - 10) el de limpieza no está y el de seguridad están adelante sin hacerse problemas por nada. El baño queda totalmente desolado. 

* Ateneo - Florida y Tucumán: estoy hablando del que está en el tercer piso, al fondo. Todo bien con este baño, pero el de seguridad ya se avivó y se la pasa dando vueltas por ahí. No recomiendo para nada seguir con esa tetera en ningún horario. 

* Parroquia - Viamonte y San Martín: otro lugar donde en cualquier momento del día se puede armar tremenda fiesta sin que joda nadie. El de seguridad cada tanto da vueltas por ahí, pero tampoco para tanto. Ni bien entrás al jardín de la parroquia le das derecho por el pasillo y a tu derecha, en el fondo, hay una puerta que da al baño. Ahí tenés una pared grande que tapa todo lo que quieras hacer. Y hasta podés cerrar la puerta del baño tranqui que nadie la vuelve a abrir (a menos que seas totalmente obvio, claro).

* Mostaza al lado del McDonalds sobre Florida: el de seguridad se avisó y se la pasa abajo en los baños. Otra que hay que evitar. 

* Burger - Florida y Corrientes: estará en un tercer piso y el de seguridad no subirá nunca, pero siempre está plagado de histéricos que muestran la pija y se van. Nunca nadie quiere hacer nada con nadie.

Cachorrocentro

Gimnasios con Onda (LISTADO)

Gimnasios con Onda (LISTADO)
Hace CLICK en la foto

ULTIMOS COMENTARIOS