sábado, 31 de octubre de 2015

Depresión tras la pantalla del Facebook (Encuesta)

facebook

Por Ale K | Nosotros y los Baños | Parece que la columna que escribí anteriormente sobre Facebook caló hondo en muchos de uds. que mandaron mails, escribieron y se hicieron presentes por varias vías, por eso hoy sigo con otra cara de este fenomeno que todos conocemos. Veamos que pasa en el consultorio cuando los pacientes hablan del tan conocido Face...

Muchos pacientes revelan en consultorio que su vida se ve supeditada en el éxito a los dictados de lo que ven a través de la ventanita del Facebook, es que son testigos de los muros de sus amigos, testigos de sus vacaciones, reuniones, relaciones y éxitos laborales.

[poll id="6"]

Esto muchas veces provoca en el que está del otro lado de la pantalla envidia o sentimientos de tristeza y soledad…

La envidia les hace sentirse solos, frustrados o enojados. Deprimidos.
Pero se observa que algunas personas dejan Facebook o al menos reducen su uso y mejoran notablemente. Se trabaja mucho en consultorio para dejar en general todas las Apps.

Al momento de dar like lo que mas “garpa” son los bebes, las mascotas y las comidas, todos reflejos de las facultades volitivas. Puede diferenciarse entre la volición (el deseo que es objeto de conocimiento), la tendencia (el apetito natural determinado por lo orgánico y lo instintivo; carece de un fin racional) y la inclinación (posee un fin determinado, pero no es objeto de conocimiento).

Las fotos de vacaciones son la principal causa de resentimiento.

La interacción social es también motivo común de envidia ya que los usuarios comparan cuántas felicitaciones de cumpleaños reciben con las que obtienen sus amigos en sus propios muros de Facebook y cuántos "me gusta" o comentarios hay en las fotos o entradas de los demás.

El seguimiento pasivo despierta envidia y los usuarios anhelan especialmente la felicidad de los otros, el modo en el que los otros pasan sus vacaciones y socializan",

Lo que sale a la luz en consulta es la envidia del Facebook: Una amenaza escondida para todos usuarios.

Los treintañeros por ejemplo son los que expresan más resentimiento por la felicidad familiar, mientras que las mujeres son las que verbalizan más la envidia por el atractivo físico, la ropa y las conquistas de sus amigas…

Disparadores

  1. Las fotos de vacaciones son la principal causa de resentimiento.

  2. La interacción social es también motivo común de envidia ya que los usuarios comparan cuántas felicitaciones de cumpleaños reciben con las que obtienen sus amigos en sus propios muros de Facebook y cuántos "me gusta" o comentarios hay en las fotos o entradas de los demás.

  3. El seguimiento pasivo despierta envidia y los usuarios anhelan especialmente la felicidad de los otros, el modo en el que los otros pasan sus vacaciones y socializan",

  4. Lo que sale a la luz en consulta es la envidia del Facebook: Una amenaza escondida para todos usuarios.

  5. Los treintañeros por ejemplo son los que expresan más resentimiento por la felicidad familiar, mientras que las mujeres son las que verbalizan más la envidia por el atractivo físico, la ropa y las conquistas de sus amigas…

  6. Los hombres muestran en facebook una mayor tendencia a la autopromoción de sus logros

  7. Las mujeres se centran en su aspecto y vida social.

  8. Los usuarios perciben frecuentemente Facebook como un ambiente estresante

  9. Facebook abona esta necesidad de querer tener lo del otro y ayuda a que uno sea infeliz si no lo alcanza.

  10. Facebook genera angustia. Muchas personas le prestan más atención a sus amigos de la red que a los de la vida real y eso hace que se sientan solos en momentos que necesitan apoyo.


Seguir leyendo

viernes, 30 de octubre de 2015

La porcelana de la abuela se renueva!

ceramica-gay

 

La porcelana de tu abuela con decorados antiguos, de colores pasteles y delicados diseños serán transformados por cuerpos, penes y todo tipo de homoerotismo que te puedas imaginar. Eso sí, no perderán su toque delicado y las flores seguirán presente, todo tipo de flores.

 

leer más

Ramoncito. Segunda parte

José María Gómez | Nosotros y los Baños| Los Putos|

Ramoncito

[avatar user="JMaria" align="left" /]

Desde ese día no me perdió de vista, y yo tampoco. Y no es que nos buscáramos, al contrario; yo, por mi parte, no atiné a nada pues la perturbación que me provocaban sus actitudes me inhibía; amén de que, a esa edad, era bastante inocente. Ahora recuerdo que, por ejemplo, me acordaba de él cuando me acostaba a dormir pero sin darme cuenta, todavía, de que en realidad lo que quería era que estuviera en la cama conmigo. Y cuando sucedió lo que tenía que suceder (aunque me estoy adelantando un poco) no fue precisamente en una cama sino en un estrecho banco que en un momento se vino abajo con nosotros pero no sentí el golpe ni nada pues si había algo que sentir ya lo estaba sintiendo desde hacía bastante rato (enorme, desproporcionado, impresionante el sentir que todavía lo recuerdo como se recuerda al primer dolor, quise decir, amor). Y fue en ese mismo banco hasta entonces impoluto que me dijo, la primera vez y sorprendiéndome (pues yo estaba alelado al parecer): “Y ahora dame la otra”. Vuelvo a esto porque me parece fundamental. Y no es puro romanticismo. Y ojalá que todos los que leen estas palabras hayan tenido su Ramoncito como yo lo tuve a esa edad. Pase lo que pase y más allá del tiempo y de las modas, sigue siendo importante la primera vez que te rompieron el culo. Recapitulando, el paraguayo era un tierno. Y son lo peores (es una broma). Ni por las tapas se me iba a ocurrir que además de ser un dulce tenía una herramienta de esas que sirven para todo, por ejemplo, para abrirte un sendero del que no vas a querer volver jamás. “La otra pierna… ¿en qué estabas pensando?”, me repite, con picardía porque yo no reaccionaba; es decir, hacía dos minutos que me conocía y ya me estaba atando los cordones. Repito, una cosa así no puede ser gratuita. (Y claro que lo pagué y en tres cuotas, tres veces quise decir y la última casi sin terminar pues apareció mi tío de repente y entonces Ramoncito dejó ipso facto de pertenecer al equipo y yo lloré). Después nos fuimos a patear los penales, como dije, hasta que se vino la tormenta. Y entramos nuevamente. Adentro, con el techo de chapa, el estruendo era infernal y casi no nos podíamos escuchar y por eso comenzó a hablarme muy bajito al oído apenas nos sentamos sobre el bendito banco. “Si se para… si para (corrigió), seguimos”. Y yo me puse colorado. Estábamos uno al lado del otro, muy juntos y sin ninguna necesidad, aparente. Ramoncito era más alto que yo, grueso pero proporcionado y, como adelanté, tenía unas piernas impresionantes, fuertes y aterciopeladas por el vello tibio que las cubría. Una tibieza que pude comprobar ese día pues Ramoncito, con el fin de que lo escuchara, se inclinaba hacia mi oído y, sin querer queriendo, apoyó con decisión su pierna caliente sobre la mía. Todavía recuerdo el impacto que me provocó ese contacto, el roce intencionado de su piel desnuda sobre la mía que percibí desasosegada, inhábil pero de pronto a punto de comprender una de las razones más poderosas de la existencia, es decir, aquella que estipula que todos tenemos derecho a ser felices. Aunque te duela. Pero no paró. Parecía que se venía el mundo abajo y debimos estar ahí, juntos, solos, esperando a que amainara. Así que aprovechó. Tiempo después, como se dice, comprendí que todo lo que hacía era premeditado. Y él mismo lo confirmó, alguna vez, casi sin proponérselo porque en general no hablábamos de esas cosas. Ya se sabe, a esa edad no se habla de esas cosas. Se hacen y punto, y nosotros las hicimos. Y agradezco a Dios que fuera un guacho como Ramoncito el enviado del cielo para que viera las estrellas. De todas maneras esa primera tarde no pasó más nada. Recién y luego del partido inaugural, como adelanté, se animó y, delante de todo el mundo comenzó a beber mis lágrimas, las de la derrota; las mismas lágrimas que después, cuando todos nos desbarrancamos (y el equipito incluido), Ramoncito volvió a beber, acariciándome con ternura porque había sido él, precisamente él, el que me las había provocado. Y pueden imaginar, por ahora, cómo y por qué. Finalizando con esa primera tarde y a punto de retirarnos exclamó de repente: “¡Mirá lo que me hiciste!, subiéndose el pantaloncito hasta lo imposible para mostrarme un moretón. Suave, morado, casi imperceptible, coronaba como una flor pequeña la vasta constitución de su entrepierna. Pero no miré la marca, no pude pues otra flor, inmensa y desatada bajo el pantaloncito, acaparó mi mirada como un huracán dejándome sin aliento. Continuará.

jueves, 29 de octubre de 2015

Reflexiones: Miedo al amor

[caption id="attachment_8588" align="alignright" width="400"]miedo al amor Estás empecinado en pensar que no tenés nada mejor para dar que sexo y eso no es así.[/caption]

Miedo al Amor: Parte I


- Vos lo que tenés, es miedo al amor.
- ¿Eh?
- Eso, que le tenés miedo al amor, que digas lo que digas y hagas lo que hagas, acá el problema es que tenés es terror de que alguien te ame por lo que sos, porque estás empecinado en pensar que no tenés nada mejor para dar que sexo y ahora te das cuenta de que eso no es así.

Salí de la sesión e inmediatamente sentí como una especie de alivio. Era como un enfermo al que le habían inyectado morfina. Un ligero placer se apoderaba de mí y pensaba ¿Posta? ¿Ese es mi problema? ¿Por eso hago lo que hago y siento lo que siento? ¿Todo por miedo?

Sí, la respuesta era sí.

Algunos pensarán, miedo se le tiene a la muerte, al cuco, al torno, a las arañas, a cualquier otra cosa, pero no al amor. Se podrán llenar la boca de las cosas buenas del amor como sentimiento, del amor como estado, del amor natural, del amor incondicional. Pero a mí, todo eso que algunos les viene por naturaleza, a mí me provoca miedo. Y mucho.
Y es que para alguien que tuvo un padre que lo maltrataba física y mentalmente (no por mi condición de gay, aclaro, mis hermanas también ligaban) y una madre fría como una roca, ese sentimiento le fue desconocido desde chico.

Después de una infancia sin besos, abrazos y te quieros, llegó la adolescencia, y con ella el despertar sexual. A los 14 años tuve mi primera vez con un chico y a partir de ese momento descubrí el dulce placebo que iba a tomar el lugar que nunca había ocupado el amor.

A los 18 años, decidí dejar mi provincia natal y mudarme a Buenos Aires. Aquí la joda sería infinita. Había cines, saunas, baños, parques, plazas, chats, líneas telefónicas. No había manera de estar solo. O en realidad había muchas.
Por diversión, por ganas, por aburrimiento, por poder, simplemente porque sí, terminaría usando el sexo como un refugio. Allí, todo era alegría. Conocía, experimentaba, tenía orgasmos, provocaba orgasmos. Siempre había alguna tetera para visitar, alguna pija por chupar, alguna cogida por disfrutar. Y disfrutaba, realmente disfrutaba. Me era fácil y me era cómodo. No tenía que recordar nombres, historias, sólo tenía que producirme una mínima calentura y ya. Era su pito y mi boca. Su pija y mi culo. Mi pija y su orto. Era sexo y nada más.

¿Cómo podía yo dejar de ir a lugares que me mantenían alejado de mi mayor terror? Ahí donde me sentía cómodo, donde me desempeñaba tan bien. Con los años descubriría que a pesar de haber tenido tantas experiencias, nunca había llegado al nivel de “puto reventado”. Solía andar bien solo por ahí hasta que me ganaba la calentura y terminaba en algún lugar de los mencionados, pero no lo hacía tan seguido. Tampoco soy un pibe bolichero, así que nunca salí a ponerme en pedo (primero porque no tomo) y levantar o ser levantado.

Yo quería lo fácil, lo seguro. Todo lo que me alejara de un posible encuentro con alguien que me preguntara por mí, alguien a quien no tuviera que exponerme y desnudarme más que con el cuerpo...(continuará)

 

Matías Herrera

miércoles, 28 de octubre de 2015

Sex in the city

Sex in the city: una noche con el Sr. T


cena romanticaA las  20 hs me encuentro con mi cita al que llamaré "Sr. T" en una lujosa confitería de Palermo, es un hombre de como de 1.80 de altura, robusto, cabellos negros con algunos sutiles mechones de canas que lo hacen ver muy atractivo, mis ojos no dejan de observarlo, cada gesto, cada cálida sonrisa que lograba sacarle con algún  halago hacia su persona  me dejaba completamente hechizado al tener frente a mis ojos  un hombre súper atractivo, educado, atento  y  con buen sentido del humor, 50 años , divorciado y un hijo.


Mientras esperamos que nos trajeran la cena, hablamos de miles cosas, (película, salidas, relaciones anteriores), entre risas y anécdotas de ambos logramos generar un ambiente cálido  y agradable, todo parece ser la noche ideal, una noche que jamás olvidaré  por estar junto a un hombre  seguro, divertido, atractivo y conversador; mientras yo le contaba sobre mi actividad y la carrera que estoy estudiando el me escucha muy atento con gran interés, en un momento veo que en su rostro se dibuja una sonrisa  que lo hace ver muy atractivo  y se lo hago saber " linda sonrisa tenes"  a lo que me responde levantándose de la silla con un tierno beso en la mejilla sin importarle la gente que está alrededor.


Mientras cenamos acompañados del cálido ambiente, música suave, romántica, luz tenue que contrastaba con la luz que emitían las velas  perfumadas  que lograba completar la noche romántica ideal.


Terminamos de cenar y me invita a su Dpto. “a tomar algo” y “charlar más tranquilos” -me dijo.


cena romanticaEn un segundo estábamos los dos completamente desnudos en su habitación  en una cama tibia y perfumada  en donde nuestros cuerpos, sudores y olores parecieron fusionarse en uno solo, cogimos toda la noche, practicamos diferentes posiciones, perrito, patita al hombro, misionero y el 69 con todas la pase genial, goce como nunca, gemí , grite de dolor y placer a la ves, por momentos sentía que mi ano se desgarraba  con cada empuje que el Sr T me propinaba al meter su pija dentro de mi culo, lloraba, gozaba y gemía todo al mismo tiempo  pero lo estaba disfrutando como si fuera la primera ves, tal era el disfrute que sentía al estar ensartado con ese macho  que no quería que terminara, quería que fuera eterna, pero desde luego el hombre acabó, todo concluye al fin... y me llenó, por dentro quedé más blanca que la leche blanca, tanta era la pasión contenida en ese par de huevos  que sentí su dureza masculina como un hierro candente que explotaba haciendo que un liquido caliente  corriera por mis piernas,  ambos quedamos tendidos sobre la cama, yo  con mi cabeza sobre su pecho peludo y el envolviéndome con sus brazos  nos quedamos dormidos  juntitos, al otro día me despertó, me di una ducha, se acercó a mi y me dió un lindo y cálido beso y por supuesto un tierno abrazo.


Salí a la calle, satisfecho de la noche que pase junto al Sr T. y una sonrisa dibujada en la cara. 

martes, 27 de octubre de 2015

Justin Bieber y su pene: ¿sobrevalorado?

[caption id="attachment_8509" align="aligncenter" width="490"]justin bieber Justin fue fotografiado completamente desnudo mientras veraneaba en Bora Bora (te lo perdiste? mirá aquí). El New York Daily News publicó las fotos y fue una explosión en Internet. “Me siento súper violado”, manifestó Bieber. Sus abogados emitieron una carta al diario sensacionalista.[/caption]

Después de la filtración de las fotos de Justin Bieber desnudo en Bora Bora, la marca Clone-A-Willy - que produce kits para "copiar" cualquier tamaño de un pene en silicona con vibración - ofreció más de $1 millón a Justin Bieber para que el sea el niño del cartel y de la publicidad de la marca.

El canadiense aún no se ha pronunciado sobre la oferta, pero Clone-A-Willy esta realmente interesado en Bieber. Bueno, esto es una forma de generar polémica: Pregúntale a Justin Bieber si quiere hacer que su pene sea una réplica de kit vibrante. Clone-A-Willy, dice que recientemente ofreció recientemente al cantante $1 millón para que le haga publicidad.

En una carta hecha al agente comercial de Bieber, quien también fue enviado a The Huffington Post, Clone-A-Willy escribió: "Justin Bieber, que es popular, con talento y ahora como todo el mundo sabe...esta muy bien dotado. Sólo puedo imaginar...un enorme panel de Justin Bieber y "Clone-A-Willy" en West Hollywood. Sin duda hará maravillas para ayudar a promover su nuevo álbum y, ciertamente, no estaría en su vida amorosa".

[caption id="attachment_8508" align="aligncenter" width="535"]justin bieber "Estamos ofreciendo el Sr. Bieber un millón de dólares por sus dotes. Estamos esperando que apruebe la propuesta de 'Clone-A-Willy".[/caption]

Bieber desnudo y su pene fueron fotografiados recientemente mientras veraneaba en Bora Bora. El New York Daily News publicó las fotos y fue una explosión en Internet. "Me siento súper violado", Bieber dijo Acceso Hollywood. Sus abogados emitieron una carta al diario sensacionalista, amenazando con demandarlo, de acuerdo con The Hollywood Reporter.

Pero si hay un dinero que se hará de los hechos, Clone-A-Willy es sincero al respecto. "Sabemos que Justin es una gran celebridad y nuestra oferta es de estar con alguien de su enorme estatura", continúa la carta. "Estamos ofreciendo el Sr. Bieber un millón de dólares para aprobar la propuesta de 'Clone-A-Willy".

La marca asegura que su kit produce una "replica vibrante de silicona de cualquier pene en la comodidad de su propia casa". /justinbieber.cl

La variedad de la carne.



[caption id="attachment_5658" align="aligncenter" width="500"]carne. El fin de semana siguiente (viernes) salimos a bailar con un amigo. A la salida conocimos a dos chicos, con quienes nos fuimos. Me cogió en la cocina del bar, en pelotas, con la carne ... [/caption]

Anhelaba la variedad de carne, quería sentir la mayor diversidad de manos que me manosearan bien el orto y de porongas que se adentraran en mí. La corridilla de sucesos fue algo así:
Un fin de semana fui a uno de los cines porno de la ciudad donde vivo. Esa noche conocí un morocho treintañero que me partió el orto. Lo vi., me gustó, apoyé mi brazo en el brazo de la silla rozándolo, él se dio cuenta, me miró, mandó un brazo por mi espalda y empezó a manosearme el orto. Ahí entramos a chaparnos con mucho fuego, mientras nos explorábamos. Me bajó el pantalón, me dio vuelta y empezó a lengüetear con mucha energía (siempre les ha gustado mi cola). Me apoya contra una silla, le paso el forro, y me empieza a dar. Despacio al principio porque no estaba dilatado más que por su lengua. Entre saca y ponga, me chupaba el orto. Se lo pasé y seguí dando vueltas, ya que había decidido que quería estar con al menos dos tipos. Me metí a una de las salitas donde había un tipo, me bajé el pantalón y me apoyé contra la pared. Me la quiso meter sin forro, pero lo paré. Dos días después, un lunes, arreglé por Fonogay un encuentro con un chico cerca de casa. La tenía grande, pero por desgracia, y como suele pasar con las porongas de dimensiones extraordinarias, a lo que se suma que había tenido sexo esa mañana, no se le paraba bien, mucha carne para parar,  por lo que me chupó bien el orto (uno de los mejores) hasta que acabé.
El fin de semana siguiente (viernes) salimos a bailar con un amigo. A la salida conocimos a dos chicos, con quienes nos fuimos. El chico con el que quedé me cogió en la cocina del bar, los dos en pelotas, con la carne al aire.  Un lindo chico, de mi edad (25 años). El sábado a la noche volví a ir al cine porno. Conocí un tipo treintañero también. Empezamos a chapar en una de las salitas (la más concurrida), pero como un par de viejos no paraban de meter mano nos fuimos a la otra más tranquila. Acabó él, yo no quería porque, nuevamente, quería experimentar varios tipos (había comprado una cajita nueva de Prime y quería volver a casa con las manos vacías). Me gustó uno de ellos, un tipo de cuarenta y tantos, bien masculino, serio, morrudo pero sin tirar a gordo. Cruzamos miradas mientras caminábamos. En un punto de la noche estaba yo parado en la escalera de la sala gay y justo aparece él y se para al lado de unas sillas. Encaro para una de las salitas (justo estaba detrás de él), y al pasar le manoteo el bulto. Sin mediar palabra; lo más excitante que hay.
También me junté con un antiguo chongo porongudo con el que solía verme.
No he hecho nada más, porque si estoy de novio, estoy de novio.
¡Gracias por leerme y buenos polvos para todos!

Martin

lunes, 26 de octubre de 2015

Carne sobre carne, asi te quería tener...

carne sobre carne

Al evocar mi primera vez es inevitable pensar en varios momentos, e inmediatamente me remito a ese despertar hormonal creciente entre los 12 y los 16 años donde ocurrieron por ejemplo la primera erección consiente y a sabiendas de una atracción por otro varón, el primer jugueteo con un amigo donde el límite del morbo y la inocencia se va borrando al sentir la carne del otro contra la propia piel, la primera ves haciéndole sexo oral a alguien o recibiéndolo, la primera vez penetrando un cuerpo o siendo penetrado, esos recuerdos siempre aliados al recuerdo de ese cosquilleo en el vientre bajo y la entrepiernas, y de la mano con ese miedo a ser descubierto, miedo que es quizás uno de los ingredientes que le da inicio a aquello que después se convertirá en morbo en nuestras vidas.

Una de esas primeras veces es la que les compartiré hoy. Leo era mi vecino y amigo de infancia, teníamos menos de 15 años, y habíamos crecido junto a esos grupetes de amigos de barrio, donde la edad es heterogénea y eso mucho no importa hasta que algunos empiezan a despegar hacia la sexualidad adolecente y se alejan de los juegos infantiles.

Leo era el típico atorrante del grupo que siempre se metía en problemas, pero con el paso de los años se estaba convierto en el Badboy con el que todos hemos tenido alguna fantasia.

Yo había empezado a notar que en su entrepierna se remarcaba algo más prominente que antes, el había pegado el estirón junto conmigo, y sus piernas ahora eran gruesas y fuertes, por lo que los juegos de pelota en la calle sin remeras, se habían convertido en combustible para algunas fantasías que yo no terminaba de aceptar, pero esos dilemas se acallaban cuando leo y yo festajabamos un gol y nuestros cuerpos se encontraban en un abrazo efusivo y alguna nalgada de “amigos”. Yo sospechaba que él sabia algo, pues me había notado mirándole la entrepierna alguna vez y a lo lejos se agarraba el bulto con un risa picara como señalando “te vi mirando” pero no pasaba de eso.

Una tarde de verano después de estar reunidos con los chicos, sentados en la vereda de mi casa, nos quedamos solos Leo y yo, hablábamos de todo un poco, y en algún momento me confeso que una noche hace algunos meses se despertó a mitad de un sueño con el bóxer todo mojado, pensó que se había orinado pero luego un tío le explicó lo que había pasado y con la explicación le prestó una revista xxx, para ese entonces yo ya sabia todas esas cosas y entre otras sabia como desbloquear el canal Venus del cable y le conté algunas cosas que había visto allí, ambos nos reíamos como bobos, pero por dentro yo estaba totalmente exitado.

De pronto me dijo que tenia sed, yo lo invité a pasar a casa a tomar algo y ver tele, sabiendo que mis padres estaban trabajando y no llegarían hasta mas tarde, asi fue que entramos a mi sala y encendí el televisor, recuerdo que el llevaba una muscolosa y unos shorts, y yo también llevaba algo ligero pues hacia mucho calor, le dije que mirara lo que quisiera mientras yo iba buscar un jugo. Cuando volvi le dije que se sirviera un vaso y me dijo “servime vos, es tu casa, estoy cansado” con un risa picara, del mismo modo me reí y le dije que me obligara si podía, asi fue como se acercó a mi para “jugar” como solíamos hacer, sometiendo al otro hasta dejarlo en el piso, lógicamente el juego duró poco porque terminé voluntariamente en el piso boca arriba y el encima mio sujetándome los brazos contra el piso. En medio del forcejeo logre zafarme un mano y alevosamente la dirigi hasta su entre pierna y le agarre todo……él se reía y trataba de zafarse a medias, y en la primera oportunidad tome su short y bóxer del elástico, justo en el medio de la cintura, y se los baje, dejando caer sobre mi vientre, para ese momento desnudo, toda su hombría. Puedo recordarlo casi en cámara lenta, como sentí esa piel genital suave, el calor de sus testículos, el rose de sus vellos púberes y la ligera humedad del prepucio posándose en mi vientre bajo.

Mi sorpresa fue mayor cuando vi que no le importaba y se reía, yo estaba extasiado, forcejeando sintiendo, desarrollando mi morbo, “ahora yo quiero ver también” me dijo, mientras yo seguía en el piso con los brazos inmovilizados con una de sus manos y la otra dirigiéndose hacia mi short, ahí fue donde prácticamente deje que me lo bajara junto con la ropa interior casi hasta las rodillas. “recuerdo su rostro cuando miro mi sexo, fue una mezcla de alegría, deseo y un poco de pudor, se mordió el labio inferior como solía hacer cuando planeaba sus travesuras, al mismo tiempo que miraba sus rostro y ese brillo de locura en sus ojos, podía sentir algo caliente, endureciéndose encima mio, creciendo, solo pasaron segundos, pero cuando lo recuerdo parecen gloriosos minutos”.

El jugueteo continuó, y yo me “resistía” aunque por dentro recordaba esos fragmentos de sexo entre hombres que solían pasar en ese canal de cable y deseaba que pasara. Al resistirme y tratar de zafar de su sometimiento logre zafar mis brazos, tome impulso para salir, pero solo logre darme la vuelta y quedar boca abajo, no se aun en que momento pasamos de movernos forcejeando a movernos en sincronía, su risa picara se silenció dando paso a algunos suspiros e inhalaciones profundas, aún recuerdo su carne dure entre mis glúteos, y sus manos sujetando mis muñecas contra el piso, su aliento en mi nuca, su cuerpo en mi cuerpo, presionando su pelvis contra mi ser, frotando su cuerpo con el mio sin despegarlo ni un milímetro, que sensación aquella, que se multiplicaba por el sudor que recorría nuestra piel, piel de inocentes, novicios en el arte del encuentro de los cuerpos, sin prejuicios, sin intenciones, puro deseo.

Cuando sonó la puerta de calle, fue instantáneo el salto que pegamos del piso y en menos de un segundo aparecimos vestidos, sentados en el sofá, mirando una peli y tomando el jugo. Mi padre había llegado del trabajo antes…….

Cuál es la importancia de la primera vez? Las primeras veces son estrellas fugaces, son esos pequeños momentos que moldean nuestro crecimiento y desarrollo humano y por consiguiente también el sexual. Muchos de nuestros morbos más grandes se remiten a momentos puntuales que quizás ni siquiera recordamos conscientemente, momentos en los que quedaron tatuados en nuestra psiquis algunos gestos, actitudes, lugares, olores, pero también interpretaciones, sentimientos, deseos y temores. Después de recordar esa primera vez, solo puedo decir que hay que animarse liberarse y de disfrutar al máximo todas las “primeras veces” que vengan de ahora en mas, o recordar aquellas que nos ayudar a ser quienes somos hoy para conocernos un poco más.

 

Ivan.

domingo, 25 de octubre de 2015

Estrés Tecno: aversión al presente.

Por Ale K | Nuevos problemas y trastornos de comportamiento han surgido producto de la tecno-dependencia: ya se habla de tecnoansiedad, tecnofatiga y tecnoadicción.

Estres Tecno

Estamos todo el tiempo viviendo en tiempos desesperantes, algunos hablan de CRISpasión y otros de tiempos de vértigo.

Lo cierto que en un momento en donde los ataques de pánico están a la orden del día vemos transcurrir delante nuestro los minutos del mismo y a veces no alcanza. Quien más quien menos uno podría pensar que por suerte tenemos a la tecnología que nos asiste y podremos llegar indemnes al fin del día. ¿Esto será tan así?

La oferta está a la altura de la demanda, los mas clásicos eligen el Psicoanálisis, para mitigar dicho estrés los más modernos la Decodificación biológica o las terapias alternativas, ‪#‎Mindfulness, etc.
Pero si damos una vuelta por todas las disciplinas casi todas coinciden, en que hay que vivir el presente, evitar anclarse en el pasado (este es imposible de reeditar o reescribir, mucho menos recuperar) y evitar tratar de dominar el futuro (desasosiego puro) a la que sucumben hoy hasta los más jóvenes.
Y todos, si, todos fracasan por su pasión extrema por el celular.

¿Cómo es esto?

Desde que los teléfonos son inteligentes centrarse en el presente es para los fanáticos de los “smartphones” una tarea colosal.

Esto es por que acuerdan por WhatsApp una cena a futuro con amigos y cuando llega el día convenido están ahí ciertamente pero se pierden la mitad de la conversación porque están atentos al “aparatito” que los lleva del pasado al futuro sin escalas.

Me pasó el otro día en un cumpleaños donde se dijo que un conocido era escort y figuraba en una pagina de Internet a la que alguien había llegado “sin querer”, la mitad de los comensales empezó a buscar dicha pagina para ver al conocido en común como Dios lo trajo al mundo, los sanguchitos y las masas seguían corriendo y daban paso a las tazas de café pero alguien contaba que un compañero de secundaria había subido una foto en el Facebook del viaje de egresados del año ’81 y un grupo reía por esos raros peinados viejos.

Sonaba el WhatApp; una prima invitaba a un cumpleaños de quince de su hija para el sábado próximo y pedía la confirmación de  asistencia. Unos amigos, dicen que asistirán gustosos.
Llegará ese día y estarán ahí, pero mirando por Instagram las fotos del cumpleaños de hoy que para entonces ya estarán en la red subidas por otro amigo cuyas conversaciones se escuchan a media voz mientras “atiende a uno que se bajó del Grindr, para esta noche”.

Así se suceden los recuerdos y compromisos venideros en la pantalla del teléfono móvil. ¡Si! Estresados del año.

Victimas de su pasión obsesa  por el aparatito que los tiene en ascuas entre el pasado y el futuro.

¿Y yo? Acá estoy resistiendo con mi Motorola i465, el que cuando los ladrones me lo roban, al toque me lo traen y me dicen: “se le cayó señor…” Pero estoy atento al más acá. ¡Que para todo hay tiempo! Incluso para el más allá…

sábado, 24 de octubre de 2015

Elecciones 2015: a quien le darías en el cuarto oscuro?

Encuesta


Los galanes no sólo están en el mundo de la actuación o del modelaje. La política argentina también tiene su séquito de seductores que además de desempeñar sus funciones partidarias, lograron acaparar la atención del público femenino y masculino.

Algunos se destacan por su físico, otros por su elegancia y están quienes atraen por su carisma. Cada uno con su estilo, estos políticos lograron ubicarse entre los más deseados.

"Yo no creo que incida a la hora de votar, no creo que prime lo lindo. Sí me parece que el carisma es fundamental por sobre la belleza. Si están las dos cosas juntas fantástico, pero si falta una lo preferible es que sea lo físico.

 

La sociólogos y consultores en marketing político consideran que la clave radica en el factor carismático y prima por sobre la belleza. "El lindo que no tiene carisma, no suma nada", destacan

Y agregan: "Uno de los atributos que más se destacan cuando se hacen los estudios cualitativos es la cercanía con la gente. Esto se sigue valorando muchísimo, además de la sensibilidad con los problemas de la gente, el hablar directo y esto quizá puede decodificarse como carisma. La gente percibe la simpatía, la sencillez y sigue siendo dentro de los atributos de personalidad el que más da posicionamiento".

Sin dudas, uno de los políticos que más halagos recibió del público femenino es el legislador Carlos Reutemann como también el diputado nacional Felipe Solá entre los veteranos, pero el objetivo de esta lista es dar lugar a los nuevos galanes.
Lo que nos interesa saber es a quien le darías si te lo llegas a cruzar "LITERALMENTE" en el CUARTO OSCURO...

Los elegidos


 

[caption id="attachment_8427" align="alignnone" width="600"]nicolas del caño El voto BABA: El candidato a presidente del Frente de Izquierda de los Trabajadores Nicolás del Caño es el político argentino que genera más suspiros entre las mujeres de nuestro país. La gente gay también lo sigue por su look "desarreglado", en algunos foros algunos hablan de su forma de ser, de su "olor a macho" y su falta de baño por unos días" Tan efectiva es su belleza que algunos incluso lo van a votar el próximo 25 de octubre gracias a su atractivo. En las redes sociales lo califican de fachero, lindo, bombón y otros hasta se aventuran a confesar que no les importaría compartir algo más que palabras con el diputado nacional. Muchos se "bancarian" todo su discurso trosko con tal de llegar a los bifes de una vez...[/caption]

 

[caption id="attachment_8429" align="alignnone" width="600"]uRTUBEY Juan Manuel Urtubey. El gobernador de Salta parecería tener la combinación ideal de un galán de la política: juventud, belleza y carisma. El mandatario supo ganarse los votos que lo posicionaron como el auténtico morocho argentino, con una presencia contundente pero sencilla.[/caption]

 

[caption id="attachment_8424" align="alignnone" width="600"]Martín Lousteau1 Martín Lousteau. Luego de que se conociera su romance con Rosario Ortega, el ex ministro de Economía protagonizó un escándalo amoroso con Juanita Viale. Y cuando parecía que este galán de la política le "haría la cruz" a las famosas, sorprendió al formalizar su romance con la actriz Carla Peterson, con quien acaba de convertirse en padre.[/caption]

 

 

[caption id="attachment_8419" align="alignnone" width="600"]Amado Boudou. Amado Boudou. Se encargó de robar los corazones de todas las argentinas cuando fue electo ministro de Economía. Sus ojos claros y las lindas facciones de su rostro cautivan a cuanta mujer pasa por su lado. Mucha loquita de cola suelta lo voto para vice por ser "lindo" y luego se trago el sapo.[/caption]

 

[caption id="attachment_8418" align="alignnone" width="600"]Alfonso Prat Gay. Alfonso Prat Gay. El ex presidente del Banco Central y actual diputado de la Coalición Cívica siempre cultivó el bajo perfil, incluso después de haberse separado de su esposa, con quien se casó a los 28 años. A los 47 años, las mujeres suspiran a su paso, pero la mala noticia es que su corazón ya tiene dueña: una treintañera que trabajaba en el Sofitel de la calle Arroyo, hotel que el político suele frecuentar en sus reuniones laborales.[/caption]

 

[caption id="attachment_8420" align="alignnone" width="600"]Axel Kicillof. Axel Kicillof. Desde que hizo su primera aparición en público en una conferencia desde el Ministerio de Economía, el vice de la cartera es el único que le arranca sonrisas nerviosas a Cristina y tal vez algunas humedades intimas. Pero sin dudas entre el público femenino fueron más de los primeros que de los otros. De hecho durante su "debut" en un acto político muchas fueron las menciones que obtuvo en la red social Twitter, en la que se parafraseaba su apellido como #Kicillove. También lo suelen llamar "el San Martín del siglo XXI" por sus características patillas.[/caption]

 

[caption id="attachment_8426" align="alignnone" width="600"]Mauricio Macri. Con un estilo impecable, el jefe de gobierno porteño bien podría haber escalado en este ranking gracias a la bella mujer que lo acompaña, Juliana Awada y la elegancia que de ella "copió". Las opiniones estuvieron divididas cuando el líder del PRO decidió afeitar su tradicional bigote, pero así y todo, siguió despertando suspiros entre la platea femenina porteña y hasta, por qué no, sumando votos gracias a su simpatía. Mauricio Macri. Con un estilo impecable, el jefe de gobierno porteño bien podría haber escalado en este ranking gracias a la bella mujer que lo acompaña, Juliana Awada y la elegancia que de ella "copió". Las opiniones estuvieron divididas cuando el líder del PRO decidió afeitar su tradicional bigote, pero así y todo, siguió despertando suspiros entre la platea femenina porteña y hasta, por qué no, sumando votos gracias a su simpatía.[/caption]

 

[caption id="attachment_8422" align="alignnone" width="600"]Facundo Moyano. Facundo Moyano. PARRAFO APARTE!!!! El sexto hijo del clan Moyano saltó a la fama en 2007, cuando comenzó a encabezar las protestas del Sindicato Único de Trabajadores de Peajes (SUTPA). Pero en ese entonces tenía apenas 22 años y lucía algo excedido de peso, lejos del físico "trabajado" que mostró el verano pasado en las playas de Cuba, de vacaciones con su novia. El "diputado hot", como se lo suele llamar, no dudó en cambiar la típica campera de cuero sindical por remeras y camisas que dejan apreciar su nueva figura.[/caption]

 

[caption id="attachment_8421" align="alignnone" width="600"]Daniel Scioli. Daniel Scioli. Como buen hombre que proviene del deporte, el gobernador bonaerense llegó a la política con un séquito de seguidoras. Su casamiento con la entonces modelo y hoy empresaria Karina Rabolini le dio a su vida el glam que necesitaba. Y la confesión de Carmen Barbieri acerca de que había sido su novia en la adolescencia, le otorgó el toque pasional ¿? que le faltaba a nuestro galán.[/caption]

 

[caption id="attachment_8428" align="alignnone" width="600"]Sergio Massa. Sergio Massa. El intendente de Tigre es uno de los hombres del momento, en plena definición de candidaturas. Y si hay algo que seduce, sin dudas, es el poder; más aún cuando viene de la mano con la simpatía y el carisma, todos atributos que él ostenta. Y como dicen que detrás de todo gran hombre hay una gran mujer, la cercanía de Malena con la gente es otro punto que "enamora".[/caption]

 
Ya tenes una breve reseña, ahora tratando de recrear el acto mas sublime de la democracia, votá a quien le darías!

[poll id="5"]

viernes, 23 de octubre de 2015

“Amores santos” cibersexo entre curas.

Un documental que retrata a cientos de curas practicando cibersexo.


Largometraje en Brasil. Para realizarlo se grabaron más de 500 horas con una webcam a pastores y sacerdotes de todas las religiones y de 30 países. El film busca mostrar la hipocresía de los discursos de las religiones que condenan la homosexualidad.




El documental “Amores santos”, que incluirá escenas de decenas de religiosos practicando sexo virtual con un actor (contratado), se propone denunciar la doble moral de las religiones que condenan la homosexualidad pero cuyos sacerdotes y pastores la practican a puerta cerrada, informó su director.


“Nuestra intención es mostrar la hipocresía de religiosos que, sin importar su credo, hacen a escondidas lo que condenan en público desde los púlpitos”, afirmó en una entrevista con EFE elperiodista brasileño, ambientalista y director de documentales Dener Giovanini, productor y director de “Amores santos”.


amores santos



“Tenemos unas 500 horas de grabaciones de cientos de religiosos católicos, evangélicos, protestantes y anglicanoscuando practicaban sexo virtual frente a su webcam, así como los archivos de sus conversaciones con el actor en las redes sociales”, dijo Giovanini.


“Pero la investigación que hicimos nos permitió percibir que muchos de los religiosos que pregonaban ese discurso también eran homosexuales. Entonces decidimos contratar a un actor y le inventamos un perfil en Facebook para atraer religiosos”, afirmó.


Tan solo mostrar la hipocresía de los discursos de religiones que condenan la homosexualidad. El filme seleccionará imágenes de unos 150 religiosos de 30 países, sobre todo brasileños pero también del propio Vaticano.


El director considera que el filme puede provocar gran impacto en la Iglesia católica porque incluye escenas chocantes con obispos, monseñores, religiosos del alto clero, sacerdotes y seminaristas.


(Fuente: EFE)

Ramoncito. Primera parte

José María Gómez | Nosotros y los Baños| Los Putos|

RamoncitoLo primero que me dijo, apenas se sentó a mi lado, fue: “Vos sos el josemaría”, y me miró. Pero no me miró como se mira normalmente a una persona, me miró como si me estuviera devorando. Ramoncito tenía 19 años, yo algunos menos y era la hora de la siesta, hacía mucho calor, se venía la tormenta. En efecto, una hora más tarde y cuando todavía estábamos en la canchita practicando los penales, se largó a llover. Eran gotas gruesas y pesadas, las sentí calientes y en un momento me nublaron la vista. Por eso Ramoncito se acercó, despacio, mientras yo despegaba la pelota de la red luego de su último pelotazo y me dijo, colocando de improviso su brazo inmenso sobre mi hombro: “Entremos, que te vas a mojar”. Sentí que me desmayaba.


Ramoncito fue la primera incorporación, después caerían los demás, inclusive uno que se haría carne y uña con mi primo, el mencionado Vergara, y que fue más para problemas que para fortalecer al equipo. Ya llegará el momento de contarlo. Volviendo a Ramoncito, mi tío Eduardo me había dado la llave del vestuario para que lo esperara porque él estaba trabajando y no lo podía atender. El plan era que le atajara los penales, su fuerte, parecía, y porque iba a revistar en la delantera y necesitábamos sus goles. Y yo se los tenía que atajar. Ahí fue cuando me di cuenta del grosor y de la potencia de sus piernas. Antes, en el vestuario, no me había dado cuenta. Pero ahora, que tenía la obligación de mirarlo fijamente para intentar adivinar para qué lado patearía la pelota, no solamente me percaté de eso sino de algo más (y ese algo estaba ahí, muy cerca, a tiro de mis ojos) que me resultaba extraordinario, por no decir estremecedor.


Ya había tenido un adelanto, adentro, sobre la madera desvencijada del vestuario, un banco que apoyábamos sobre la pared para que no se viniera abajo. Ahí me acomodé, luego, mientras Ramoncito se cambiaba detrás del mueble que alojaba la única copa del Club, la que consiguió mi viejo y antes de que yo naciera. Una gloria pasada. Las otras glorias, por venir, apenas se insinuaban. ¿Dónde me cambio?, preguntó, innecesariamente. Y a continuación se ubicó en el único lugar donde no podía verlo desnudarse. Todavía. Desde mi lugar, tan cerca y con los ojos cerrados, escuchaba todo. Sonidos apagados, roce, tela y piel, y el aire que se espesa al encontrarse con un cuerpo caliente.


Vuelvo a empezar. “Vos sos el josemaría”, exclamó. “Sí, yo”, le contesté, y no le dije que mi primer nombre iba con acento, ¿para qué?, y porque me gustó cómo lo dijo, como bautizándome. A partir de ese momento yo sería para él –y sólo para él– el josemaría pues nadie me nombraba así y él tampoco cuando estaba con los otros. En esos momentos, si necesitaba hablarme, me lo decía al oído (obnubilándome, destrozándome aun antes de que…). Yo ya me había vestido cuando ingresó esa tarde: la camiseta del club que me quedaba grande, los pantaloncitos azules. Pero no me había puesto los botines todavía. Y Ramoncito se dio cuenta, enseguida. Por eso, apenas se sentó a mi lado y me nombró, como dije, me agarró decididamente una pierna (una piernita, mejor dicho, pues yo era muy menudo) y, como si siempre lo hubiera hecho o hubiese nacido para hacerlo, la apoyó sobre su falda (tal vez debería decir sobre un lugar donde lo que llamamos falda se abultaba) y comenzó a atarme los cordones. Así empezó todo. Continuará.

jueves, 22 de octubre de 2015

Proyecto Andes: lucha contra el VIH

La Fundación Huésped, en asociación con Laboratorios Richmond, realizará un estudio que analizará si es posible generar un comprimido único que contenga distintas drogas



Luego de la experiencia del Estudio GARDEL (impulsado a nivel mundial), la Fundación Huésped vuelve a realizar un avance en la investigación en la lucha contra el VIH.


La Fundación se asoció a Laboratorios Richmond para estudiar la eficacia y seguridad -y eventualmente desarrollar un comprimido único- de la formulación de Darunavir/ritonavir y Lamivudina. El proyecto fue seleccionado para recibir un co-financiamiento mediante el mecanismo de Proyectos de Investigación y Desarrollo (PID) de la Agencia Nacional de Ciencia y Tecnología.


El proyecto contempla la realización de un estudio de 140 pacientes en cinco centros de Argentina durante un año. Los pacientes serán tratados con darunavir/ritonavir y lamivudina y se aleatorizarán a recibir adicionalmente una tercera droga (tenofovir). Si los resultados son satisfactorios se iniciará el proceso de producción de una combinación con estas moléculas en un comprimido único.


Fundación Huésped estuvo a cargo del diseño y, además, coordinará el estudio clínico, e identificará y supervisará los otros centros. Laboratorios Richmond, presidido por Marcelo Figueiras, participó en el diseño de las coformulaciones y aporta el darunavir-ritonavir y fondos para el sostenimiento del estudio. La Dirección Nacional de Sida del Ministerio de Salud de la Nación colabora con el resto de la medicación y reactivos para pruebas de resistencia y carga viral.






El proyecto contempla la realización de un estudio de 140 pacientes en cinco centros de Argentina durante un año





En Argentina, cada año se reportan 5.000 nuevos casos y 1.500 muertes por VIH. Recientemente se ha demostrado que la expansión del tratamiento reduce la transmisión al disminuir la carga viral comunitaria por lo que es prioritario buscar el mejor tratamiento para alcanzar al mayor número de personas para su tratamiento inmediato.


Éste debería ser –en lo ideal- potente, sin toxicidad significativa, con bajo riesgo de resistencia, y bajo requerimiento de monitoreo, en un único comprimido, con una adecuada barrera contra la aparición de resistencia y que pueda utilizarse en diferentes poblaciones (hombres, mujeres, adolescentes y embarazadas, entre otros). En la actualidad, ninguna de las opciones en el mercado cumple con todas estas características.


La elección del DRV-ritonavir y 3TC se debió a que cumplen con todos estos requisitos en base a los resultados del estudio GARDEL, que demostró que un esquema de 2 drogas puede tener una eficacia similar a un esquema de 3.


Los PID tienen como objetivo promover la articulación entre los grupos de investigación y los sectores productivos y sociales, y -a su vez- apoyar las iniciativas orientadas a la obtención de resultados innovadores precompetitivos o de alto impacto social.

miércoles, 21 de octubre de 2015

Una tarde junto a un morboso sesentón

[avatar user="LuisMJ" align="left" /]

El jueves 1 de Octubre  arreglo un encuentro  con Roberto, quedamos en vernos en la rotonda de Alpargatas, así fue, cuando llego al lugar  me estaba esperando en su auto, lo abordo y fuimos por autopista Bs. As la Plata mano a Capital  porque tenia que hacer un tramite me dijo y me pidió que lo acompañara, mientras hablábamos en un momento me mostraba su pija de 22× 6   y me dice te gusta a lo que respondí si, entonces me agacho y comienzo a chupársela con mucho fervor , su pija fue aumentado de tamaño, cada ves mas rígida dentro de mi boca de tal manera que me costaba mantenerla dentro, el tipo mientras manejaba esta al palo  hasta que un momento me pide que deje por que lo iba hacer acabar y quería guardarse la enterrarme esa hermosa poronga en mi culito dilatado.

morboso sesentonSeguimos camino a capital  y mientras se sobaba la pija sobre el pantalón  me decía -exclamando:
¡¡¡ Como te gusta la pija puto eh!!!
¡¡¡ Que bien que la chupas hijo de puta!!
¡¡¡Debes tener el culo bien roto puto!!! -mientras tocaba mis tetitas y las apretaba con mucho morbo yo gemía, esa mezcla de calentura, morbo y de dolor que provocaba ese apretoncito  con los dedos sobre mis tetitas me daba mucho placer  y mas aun cantidad de insultos que hacia que aumentara mas mi apetito sexual , mi culo parecía dilatarse con solo escuchar:
"puto, culo roto, te voy a partir en dos, ¡¡que gorda puta sos!!" y demás frases  que me ponías súper hot  junto ese sesentón  morboso dispuse a cumplir con todo lo dicho, terminamos de realizar el tramite en Bs. As y emprendimos la vuelta, llegamos hasta Alpargatas y entramos a un telo, nos dieron la habitación nro 10 estaciono el auto en la cochera y entramos al cuarto ni bien cerro la puerta me agarro la cara y me dio un beso mojado, de lengua su boca presionada sobre la mía, sus manos grandes y fuertes no soltaban mi cara yo no me podía soltar.

Nos desvestimos, me pide que le saque las botas como yo soy súper obediente lo hago, el estira sus piernas yo cruzo una pierna por encina de la de el dejando mi cola desnudita enfrente de el, comienzo a quitárselas y de pronto siento su sus dedos largos y gordos  entrando en mi culo yo comienzo a gemir, estaba excitado no podía contenerme con la simple frotación de sus dedos en mi culo, y me decía: esto nos es nada putazo ya te voy a enterrar mi pija  y vas a sentir a un macho de verdad , hijo de puta , gorda puta  trolo traga leche, termine de sacarle las botas y nos tiramos en la cama estamos tan caliento con toda la previa  le coloque el preservativo con mi boca  se la chupe un rato para dejarlo bien al palo y el acostado me monto encima de el  e introduce su pija de dentro de mi culo ya dilatado lo cual entro de una  y comencé a cabalgar, subía, bajaba, subía, bajaba, y el se movía sus huevos pegaban con mis nalgas mientras yo me sujetaba contra el espaldar de la cama.

Seguía embistiéndome  el culo me dolía pero lo estaba gozando de ese machote sesentón morboso, lo estaba disfrutando, de pronto me pidió cambiar de posición, pedí patita al hombro mi favorita porque veo al macho cogerme, lo veo gozar entrando en mi culo, abro mis piernas y me toma con mucha fuerza, me te su pija en mi culo  comienza a moverse con mucho morbo, estaba tan caliente que me avisa que esta por acabar,  de pronto siento un caudal de leche caliente entrando en mi cola, me levanto de la cama me doy un baño y salimos del telo me deja en la rotonda de alpargatas y me dice: ¿la pasaste bien putito? Respondo que si -me da un beso y promete volver a vernos, me bajo del auto y vuelvo contento a casa después de pasar una tarde junto a un morboso sesentón.

Marcelo

 

Estados Alterados

[avatar user="AleK" size="thumbnail" align="left" /]


Todos habrán leído sobre las noticias del chico que en el subte A que se masturbó y eyaculó sobre una pasajera no es un caso aislado, el tema de la violencia de género. Son denuncias que recibe la fiscalía porteña. Se producen en medios de transporte y también en lugares públicos. El lunes, un hombre fue bajado a golpes del vagón y luego detenido por eyacular sobre una pasajera. Las lineas de subte donde más se producen son la Linea A y la D. Las condiciones de hacinamiento en que se viaja favorecen estas conductas.




[caption id="attachment_8328" align="aligncenter" width="600"]subte Apretados. Un vagón en hora pico. El caso del lunes se produjo en la línea A; en la D, el año pasado hubo una situación similar y el agresor también fue detenido.[/caption]

Las alteraciones de la conducta pueden ocurrir en cualquier momento e incluso pueden ser el primer síntoma de enfermedad que la familia o entorno detecte. Estas alteraciones no tienen necesariamente que aumentar en intensidad y frecuencia a medida que la enfermedad avanza.


Este tipo de comportamientos se asocian con alteraciones de la conducta social; se trata de pura psicopatología. Una actitud completamente aberrante, en donde el protagonista ni siquiera tuvo en cuenta las consecuencias de su acto en relación a su propia integridad, porque pudo haber sido linchado por los pasajeros del subte. Claro está que entonces no puede tener en cuenta a la mujer agredida y tampoco a los pasajeros. En otros países donde el trastorno esta visibilizado (México) las mujeres en hora pico viajan en los dos primeros vagones en los denominados “vagones rosa” a los que pueden ingresar solamente ellas y los niños menores de 12 años.


Ante el hartazgo de ser vejadas en los viajes, en Japón, Brasil, India, Filipinas y México crearon vagones exclusivos para mujeres. Con ese antecedente, el legislador porteño del PRO Gerardo Ingaramo presentó en 2006 un proyecto para que el  subte H –que todavía no está terminado– tenga también un sector femenino (que permita el ingreso de niños menores de 12 años) para “evitar situaciones de acoso” con los antecedentes, además, de varias denuncias de abuso sexual –que tendría que haber prevenido la empresa Metrovías. El legislador falleció y el proyecto fue olvidado.


Hay que diferenciar a un hombre abusivo –en un sentido de maltrato cotidiano, de denostación, cuya máxima expresión es el femicidio– de este comportamiento que responde a una psicopatología. El abusador tiene todo la internalización del acto perverso y sabe cuidarse y esconder lo que hace porque se aprovecha, por ejemplo, de un niño que puede ser su propio hijo.


En el caso del subte, el hombre actúa fuera de su privacidad y de forma aleatoria.



Discriminar al otro y al espacio.



Creo que lo mejor en estos casos es saber distinguir con quien jugamos el juego, muchas veces leemos en esta pagina historias de subtes donde son dos o más personas que juegan un juego “consensuado” es decir acordado por las partes, no donde una de las ellas avasalla a la otra sin tenerla en cuenta y de forma aberrante. Siempre hay que tener presente al otro. Al que está enfrente. Tal vez yo sea de la vieja usanza prefiero una bella melodía a media luz, velas y algunas fragancias….


Escrache en el subte A

Se masturbó sobre una pasajera en el subte A: quedó detenido



Un hombre de unos 30 años que viajaba en la línea A se masturbó durante el viaje y eyaculó sobre una pasajera, según confirmaron a Clarín fuentes judiciales. Al final, el abusador terminó detenido por la Policía, cuando el resto de los pasajeros lo descubrieron y comenzaron a golpearlo.


En el momento en que la mujer notó que tenía manchada la parte de atrás de la ropa, comenzó a gritar e insultar al joven. Enseguida varios pasajeros lo bajaron a las trompadas en la estación Pasco.


Allí intervino la Policía Metropolitana, que lo atrapó, le colocó las esposas y luego de varios minutos en el andén -donde fue insultado por los pasajeros- se lo llevaron detenido.


En las redes sociales trascendió incluso un video donde se ve a la pasajera que fue víctima del ataque: "Vos sos una escoria, mirá cómo me dejaste el pantalón, hijo de p...", le dice a los gritos en el andén. El hombre, en el piso pide: "No me escrachen".


Según se informó, en un principio el hombre fue acusado por "exhibiciones obscenas", un delito contra la integridad sexual. Pero luego el caso fue caratulado como "abuso sexual", que es más grave. Por las exhibiciones podría ser condenado a pagar una multa de entre 1.000 y 15.000 pesos. Mientras que el abuso es un delito en el que interviene el juzagado de instrucción de turno porteño, con penas de entre 6 meses y 4 años de prisión, aunque es excarcelable.


Los casos de este tipo son numerosos y llegan a menudo hasta las fiscalías porteñas, donde en el primer semestre del año se recibieron 72 denuncias por violación del artículo del Código Penal por exhibiciones obscenas./Clarin

domingo, 18 de octubre de 2015

Amor se escribe con Facebook?



[caption id="attachment_8253" align="aligncenter" width="600"]facebook La tecnología es maravillosa y un gran regalo, resumiendo… "¿Nos alcanza con sumar contactos, recibir mensajes, chatear o acumular ideas y promesas en el muro?"[/caption]



Facebook es una herramienta y no un fin en sí mismo.




[avatar user="AleK" size="thumbnail" align="left" /]

Hablamos de "amor" hoy deberíamos sumar otras palabras claves tales como "relaciones, amigos, seguidores, contactos... ".

Es que las redes sociales parecen haber llegado, en algunos casos, para estar enredados (EN-RED-DADOS) con el afuera y tener mayor posibilidad de encuentros e intercambio de fotos e información.

Bendita sea la tecnología que llega para aproximarnos y abrirnos a un mundo inmediato e ilimitado. Confundido parece andar el hombre (y la mujer, claro) que dejan todo en manos de lo que el mundo virtual les pueda facilitar. No es una crítica, sólo una mirada.

Hacemos lo que podemos y tomamos lo que encontramos a cada paso, sobre todo cuando creemos que eso puede facilitarnos encuentro de lo que estemos buscando. ¿Qué buscamos?

Facebook parece haber aparecido como "el hada madrina" de muchos "Cenicientas/os modernos" que están solos; ya sea porque no se animan a exponerse o porque desde hace tiempo no encuentran la horma de su zapato.

Las redes sociales parecen haber llegado, en algunos casos, para estar enredados con el afuera.

Si bien en el amor ya no es tiempo de cuentos de hadas ni parece dar resultado sostener viejos mandatos, podemos correr el riesgo de quedarnos solos y atrapados en las redes sociales.

Hoy, cuando las relaciones, que para muchos son efímeras y descartables; y, para otros, mucho más prácticas, relajadas y auténticas que en viejos tiempos, Facebook gana adeptos en lo que podría llegar a pensarse como un "club de amigos" o "una agencia de matrimonio virtual", donde todo puede llegar a suceder (o quedar en el intento).

Insisto, bienvenido el Facebook que haya permitido el encuentro de huellas y zapatos perdidos al sonar el gong de la medianoche. Parece tan difícil vincularse en estos tiempos y tan necesario intentarlo que todo vale cuando resulta satisfactorio y saludable. ¿Nos alcanza con sumar contactos, recibir mensajes, chatear o acumular ideas y promesas en el muro?

¿No estaremos "contactados sin contacto"? ¿Le tendremos miedo al fracaso por el exceso de exigencias e ideales que nos proponemos a la hora de encontrar amigos u otro tipo de amor? ¿En materia de relaciones, qué lugar ocupan hoy, para cada uno de nosotros, las redes sociales: son una moda, un hobby, una comodidad... ? ¿una llave que abre o que encierra... ?

Insisto, es sólo una mirada. Tampoco me gustaría que nadie levante el dedo para que nos diga cómo tenemos que hacer para establecer vínculos, relaciones, amigos, seguidores, contactos..

Nos quedamos en que solo estamos "sintiendo" o también estamos "haciendo" algo?

viernes, 16 de octubre de 2015

Mi segunda primera vez: Héctor

[caption id="attachment_8147" align="alignright" width="400"]Mi primera segunda vez El recuerdo de Héctor, mi segundo hombre que, para mí, fue el primero, siempre despierta en mí una dulce nostalgia y gratitud.[/caption]

La nota “Sexo anal. Duele… pero te gusta” me recordó antiguas vivencias.

Me moría de ganas de ser penetrado, pero tenía miedo. Pasados los dieciocho, toda mi experiencia de pasivo se limitaba a pajas compartidas y sexo oral. Así, las vueltas por la vida y por las teteras me enlazaron con un muchacho de cerca de treinta años. Quise aparentar experiencia.

No funcionó; enseguida se dio cuenta de que nunca me habían hecho la cola. Decidió que mi primera vez fuera imborrable; después, lo que yo quise fue olvidarla. En términos formales no fue una relación forzada, porque yo había accedido.

Pero las diferencias de edad y de contextura me dejaron a merced de su calentura. Acabó, se arregló la ropa y desapareció, dejándome solo y dolorido en un maloliente baño de estación. Me prometí nunca más repetir el suplicio.
Pero pronto rompí la promesa.

Un feriado vacío de compromisos me llevó al antiguo cine condicionado de la terminal de ómnibus de Retiro. (La remodelación de la terminal, bastante tiempo atrás, puso fin ese cine.) Me senté por el medio de una fila de butacas y dejé mi campera en el asiento contiguo. Al breve rato se acercó un tipo y me pidió permiso para pasar. Aunque todas las demás butacas estaban vacías, me preguntó si podía sentarse en donde estaba mi campera. Le respondí que sí, corrí la prenda de lugar, y se sentó a mi lado. Lo que siguió fue el procedimiento usual: roce de piernas, acercamiento de brazos, su mano buscando la mía para tomarla y llevarla a su bragueta. Le bajé el cierre mientras él inclinaba su cabeza para besar mi cuello, luego mis labios. Me asomé a su entrepierna. Pasé de su lengua a su verga, que empezaba a erguirse.

Me propuso ir a su casa. No quería volver a pasar por lo de la vez anterior y, además, me daba cierto temor ir a la casa de un desconocido. Me excusé diciéndole que no tenía tiempo. Entonces se aflojó, se bajó el pantalón y me ofreció el trofeo para que lo disfrutara a mi gusto. Olía a un perfume riquísimo. Alternaba bajando a su verga y sus huevos para subir a su boca. Cada vez más me gustaba él y me excitaba. No aguanté las ganas de estar en una cama, dejándolo hacer conmigo lo que quisiera.

Le pregunté dónde vivía. Me respondió que en Núñez, que en tren serían veinte minutos, pero que  podríamos tomar un taxi y llegar en diez. Hasta el tono de su voz me enloquecía. Le dije que aceptaba, pero que iríamos en tren. De ese modo, si quisiera librarme, sería más fácil. Agarré mi campera y salimos.

Fuera del cine, viéndonos los rostros a plena luz, me miró con cierto desconcierto.

- “No me digas que sos menor.”

Es que, siendo menudito, parecía más chico.

- “No, che, tengo veinte, quedate tranquilo”, le respondí agregando un par de años a mi edad real.

Yo también me había decepcionado cuando lo vi, pero no hice ningún comentario. En la penumbra de la sala, le daba treinta y pico. Pero era obvio que había pasado los cincuenta, por más que estuviera teñido de rubio oscuro.

Tomamos el tren. Durante el viaje charlamos para conocernos un poco. Era cordial y amable, aunque no evitaba hacer insinuaciones sexuales, veladas para no llamar la atención de los pasajeros que estuvieran oyendo. Caminamos un par de cuadras desde la estación hasta el edificio donde vivía. Antes de entrar me previno que, si aparecía algún conocido, me presentaría como uno de sus sobrinos. Y así fue que en el ascensor coincidimos con una vecina.

- “Ah, él es… mi sobrino.”

Se había olvidado mi nombre y no quiso inventar. La mujer me miró de arriba abajo, con cierto desprecio, como pensando “Sí; otro sobrino y van…”

Llegamos a su departamento. Me ofreció algo de tomar. Acepté gaseosa; quería estar bien  despierto y atento. Cuando se metió en el baño, aproveché para dar una mirada al lugar. En la mesa del teléfono había un portarretrato con él abrazado a una mujer de su edad. No era necesario hacer ningún comentario.

Salió y me invitó a pasar al dormitorio. De más está decir que la cama era de dos plazas. Atardecía. Bajó las persianas para oscurecer la habitación pero encendió algunas pequeñas velas para dar una luz muy tenue. Puso música. Desnudó su cuerpo de maduro acostumbrado a hacer deportes. Desnudó mi cuerpo que, de a poco, iba abriéndose en confianza.

Lo que siguió fue la noche más maravillosa de mi vida. No me preguntó si tenía experiencia; no hacía falta explicar nada. Yo tampoco le pregunté nada. Los detalles personales de cada uno eran innecesarios para el otro. Sus brazos, sus piernas, su boca, su lengua, su aliento… cada roce me erizaba de placer.

[caption id="attachment_4328" align="alignright" width="300"]Mi segunda primera vez Me dejó entretenerme un buen rato con su pija[/caption]

Me dejó entretenerme un buen rato saboreando su pija, que iba poniéndose cada vez más firme. Experimentado, manejaba los tiempos con total pericia. Sutilmente, como invitándome, me puso boca abajo, me abrió los cantos y se dedicó a regalarme su lengua en mi ano. Sentía cómo se relajaba y se entregaba mi agujero. Lo fue dilatando con los dedos empapados en saliva. Yo no aguantaba el momento en que me penetrara.

Se calzó el forro, lo lubricó y se ubicó en posición. Abrí las piernas con total confianza, entregándole la entrada a mi felicidad, y a la suya.

- ¿Estás listo?

En mi excitación, que me pidiera permiso para cojerme me despertó mucha ternura. Alcancé a susurrarle:

- Sí, dale, todo para vos.

- Para vos también.

Sus movimientos eran suaves, cobrando cada vez más impulso. Me decía al oído: “Si te duele o te molesta, avisame. Quiero que lo disfrutes.”

¡Y cómo disfruté! El tiempo se detuvo, el placer que experimentaba no tenía límites. Me sentía feliz de sentir semejante verga entrando cada vez más profundo, feliz de ser un puto pasivo debajo de semejante macho que se había propuesto regalarme su experiencia y hacerme gozar como nunca. Cada vaivén me estremecía todo. La cabeza de su pija parecía por estallar en mi recto.

Y mi aullido de placer se fundió con el suyo en su acabada dentro mío, sintiendo la presión de cada chorro.

La sacó con cuidado, se quitó el forro y se la limpié saboreándola con mi lengua, mientras él  suavemente jugaba con un dedo en mi agujero caliente y húmedo.

Quedamos así, un buen rato en silencio, abrazados, besándonos.

Han pasado dos décadas y algo más. El recuerdo de Héctor, mi segundo hombre que, para mí, fue el primero, siempre despierta en mí una dulce nostalgia y gratitud.

 

Máximo Fernández

Ramoncito (Introducción)

Ramoncito[avatar user="JMaria" align="left" /]
José María Gómez | Nosotros y los Baños| Los Putos|


Un día el club tuvo que cerrar y nos quedamos todos en pelotas, es decir, sin la pelota y los partidos del domingo. Todos lo lamentaron y yo también, pero por motivos muy diferentes. No sabía que, precisamente por eso, mi vida daría un vuelco, por no decir, una revolcada, un término que ya no se usa ya pero que quiere decir muchas cosas; por ejemplo, echarse sobre una cosa, restregándose en ella o, porque de eso va el asunto, tener relaciones sexuales dos personas. ¿Por qué dos? Pero bueno, por algo hay que empezar aunque esa vez, por esas cosas del destino, se sumaron unos cuantos por no decir casi todo el equipo de futbol menos el arquero, mi primo, por razones familiares. Igual, con el tiempo, el mencionado, al que apodaban Vergara, tuvo su oportunidad, solo y conmigo, claro, que para entonces ya le había encontrado la vuelta (o el date vuelta, mejor dicho) y, según recuerdo con nostalgia, no me pude sentar durante una semana. Volviendo a lo principal, la Comisión Directiva formada por mis tíos y un par de paraguayos recién llegados decidió componer un equipito de futbol 15 (porque rondábamos esa edad) con la idea de recaudar fondos y conseguir el apoyo de alguna autoridad para volver a empezar. El dueño del terreno y de las instalaciones (incluyendo las duchas que habían significado mi primera felicidad y mis primeros tormentos) ya había puesto en venta todo y fue un milagro que las cediera por última vez para el partido inaugural. Terrible y deliciosamente inaugural. Hubo refuerzos. A los paraguayos se les ocurrió que,  para la nueva etapa, no alcanzaba con los valores locales (los pibes del barrio que todos conocían, lamentablemente bastante pataduras) e introdujo en el equipo a un par de paraguayitos que se las traían. Caras  de nene, unos cuantos añitos más que nosotros y con todas las mañas. Después, cuando pasó todo, supimos otras cosas de ellos, mucho más relevantes, pero mientras entrenábamos no teníamos forma de averiguarlo. Andaban siempre juntos,  se desnudaban juntos, ¡se bañaban juntos! pero cuando lo hacían no permitían que nos acercáramos a ellos. Era todo un misterio y yo, que luego de lo ocurrido con mi papá andaba con ganas de descubrir ese y todos los misterios del mundo, fui el más atrevido y, seguro, el responsable directo de haber iniciado la jornada, es decir, ese domingo cuando (después de que nos habían hecho todos los goles del campeonato juntos) nos pusimos a llorar en el vestuario y entonces, Ramoncito (el mayor y el más hermoso de todos y el que… pero, claro, todavía no les conté esa parte) me vino a consolar. Y se inició el zafarrancho. ¡Seguimos en la próxima!
PD: Hasta el día de hoy nunca supe por qué lo llamaban Ramoncito, no tenía ningún sentido. Ya lo verán.

jueves, 15 de octubre de 2015

Así te queria tener ... ensartado!


Cogeme y dejame ensartado.
Llename el culo de leche, déjamela adentro hasta que explote. 
Me gusta el sexo sin límites. 
Algún chico dispuesto a todo, Solo gente decidida.
Me gusta recibir toda la leche hasta la última gota en mi boca.
Busco gente para sexo a “pelo”, soy bare. Uno a uno, trío, orgía, gang bang. 
Lo que se dé, mientras sea a pelo y haya muchas secreciones en el culo y la boca. 
Me encanta tragar semen y que me dejes el culo bien lleno de leche”, -dice Leo en su perfil de un portal de contactos gay.

Como Leo, casi tres mil usuarios de este sitio expresan sus anhelos corporales: En Argentina hay más del 70 %  y pertenecen a la CABA (Capital Federal)  y sólo alrededor del 80% de los perfiles son los que se conectan diariamente.

Activos que esperan encontrar “culos sumisos y aguantadores”; pasivos que anhelan penes enormes para ser ensartados. “Penetradores a full que te romperán el orto.”


Dentro del perfil de cada participante existe la opción de informar al otro de que forma practica el Sexo Seguro hay opciones como: A veces, Necesita ser Hablado, Excepto con mi pareja o Te digo después, opciones de la mayoría de los barebackers para darse a entender que practican sexo sin preservativo y no colocar la opción Siempre.


Muchos, optan por “NO CONTESTA”


[poll id="4"]


 

miércoles, 14 de octubre de 2015

Examen oral con Juliancito.

Examen oral: Soy Juliiancito Matías sigue haciendo de las suyas para deleite de algunos y para bronca de otros. Miralo!



Amigo del blog ya ha aparecido en otras notas y siempre nos trae calentura y polemica.

Hace un tiempo publicamos videos de Soy Juliiancito Matías como le gusta que lo conozcan, para que se hiciera más conocido aún y parece que eso le ha dado resultado...


martes, 13 de octubre de 2015

Desde el diván: honorarios en terapia












[avatar user="AleK" align="left" /]




Por Ale K | Si bien Argentina ostenta uno de los mayores índices de psicoanalistas per cápita, nunca se habla públicamente de cuánto cuesta ir a terapia.




También me veo movido a escribir este artículo porque muchos de uds, lectores de esta pagina, llegan al consultorio con el miedo lógico al costo del tratamiento y si este se podrá costear, los miedos en muchos casos son reales, porque las variables socio económicas generales no ayudan mucho, se escucha mucho aquello de “antes estábamos mejor”, “cada vez empeora más la situación económica y justo a mí se me ocurre empezar terapia, lo necesito”, “quiero empezar pero si me rajan del laburo no voy a poder venir más”, todos miedos reales reflejos de esta crisis económica.


El momento en que uno comienza la terapia no es circunstancial, hay un momento exacto que a veces no respeta lo económico.


Los principales motivos de consulta son:


Soledad, 
Imposibilidad de encontrar pareja, 
Salida del closet, 
Perdida del status laboral que se haya conseguido.
Bisexualidad
Imposibilidad de concretar proyectos. 
HIV y serodiscordancia en la pareja. 




Muchas circunstancias convergen en un solo lugar…  hay una relación entre lo pulsional y lo libidinal que favorece una articulación entre los aspectos sexuales que participan en este encuentro, un terapeuta debe analizar cómo opera esto fuera y dentro del consultorio.

El dinero está íntimamente ligado con lo sexual, lo empodera,  en el podemos ver como la persona se maneja en su cotidiano, como se vincula, que desempeño tiene. Por regla general quien es mezquino con el dinero en este espacio lo es en su vida sexual, personal, social y en otros aspectos de la misma. Esto en el devenir de las sesiones aparece.


Pero tampoco se debe sufrir para ir a terapia –no debe mediar angustia- cuando sabemos que necesitamos una contención debemos invertir tiempo en buscar un terapeuta, en cuales son los diferentes tipos de terapias a las que podemos acceder, saber que no será igual la atención en un centro comunitario donde el terapeuta debe ver un paciente cada veinte minutos estipulados por el marco institucional, que lo marca por reloj, a la atención en un consultorio privado donde seguramente la sesión oscile entre cincuenta minutos a hora y cuarto. Con una relación que será por lógica más personalizada, por ende el precio será otro y no tendrá rango institucional.


Pocos dedican tiempo previo a la búsqueda de un terapeuta, muchos de mis pacientes me dicen que llegan a mi luego de varios intentos con final frustrado,(con sesiones por más de dos años). Y otros manifiestan que hartos de buscar en cartillas de prepagas u obras sociales se aventuraron a buscar en lugares menos convencionales.

Que jamás pensaban en que podrían “anidar” en mi consultorio, ya que habían sacado el contacto del “blog de los baños” – esto último dicho en tono bien bajo, como hablando de algo bien privado, es que la terapia en sí, reviste un carácter bien privado.


Es un lugar al que el paciente accede para hablar de cosas que no hablaría con nadie ni siquiera con “su mejor amigo”. Muchos se han entrevistado con “eminencias del psicoanálisis” y han salido decepcionados, otros han tenido terapeutas gays que los trataban en femenino, algunos pacientes varones a la terapeuta torta que les era hostil, otros al terapeuta clínico hetero que los trataba como a un enfermo, con un velado marco séptico.


En todos los casos de varios de los que relato las sesiones continuaban a pesar del disgusto del paciente y es que este espera y pone en un lugar de poder al terapeuta que le dice hacia donde queda el norte. Se suprime. Muchos dicen que esto ocurre por ignorar cual es el protocolo a seguir.

Esto es discutible, digo, si uno no se siente a gusto con la persona que se entrevista esto se hace saber o no se vuelve a la próxima consulta.


¿Cómo tratar del tema del dinero?


Decía al principio que muchas veces los pacientes llegan con el miedo a los honorarios, ocurre mucho sobre todo en consultorio privado de gentes que reservan el turno y después no vienen, o que mandan un escueto mail o whatapp diciendo que no pueden concurrir por “temas de dinero”,  hoy por hoy todo se negocia, hay gente que no tiene problemas en modo alguno y viene y regatea la tarifa de consulta,  o “llora la carta” como se dice en el barrio. El regateo aparece también en otros espacios... Este tipo de pacientes es retentivo, sádico, narcisista ya que sólo piensa en él. Hablo de los que pueden pagar y hacen un tema porque creen que el terapeuta los tiene que amar como un papá y no les tiene que cobrar. Pretenden un vínculo afectivo donde no medie el dinero.

En el vínculo terapéutico se da una relación "surrealista", en el que el encuadre es fundamental. Dentro del encuadre está el dinero. "Algunos pacientes solos te dicen: '¿Usted no tendría que aumentar por la inflación?', otros se ofenden porque sienten que te estás aprovechando de la necesidad que tienen del analista, como si uno quisiera cobrarles el oxígeno. Se establece un vínculo muy especial porque lo estás ayudando a vivir, a que pueda superar inhibiciones y conflictos que no les permiten vivir, trabajar, casarse, emparejarse".


El tema del dinero hoy se discute en el consultorio, se negocia, algunos cuando se les informa el honorario  dicen que no pueden pagarlo, pero es tarea del psicólogo ver si esto es realmente así. En ese caso se puede ser flexible en el monto y en la forma de pago. "Hay pacientes para los cuales es importante que alguien les de crédito a su palabra y puedan endeudarse y otros que deben entender que con el dinero no alcanza, por más de que puedan pagar".


Lo mismo que cuando un paciente se ausenta sin aviso, paga la sesión porque es algo que está pautado de este modo porque ese horario ya está destinado para él, nadie lo usa en su ausencia. Es importante que el paciente considere al otro en un vínculo analítico, sus espacios, su tiempo, el del otro, el tiempo compartido, su capacidad de previsión, todo lo que le pase allí es lo que seguramente le pasa con el resto de sus vínculos".


Los honorarios dependen siempre de cómo llega ESE paciente a mi consultorio, desde dónde lo derivan, cómo empieza el tratamiento y tiene que ver con el recorrido terapéutico del mismo. Algunos pueden pagar más con el paso del tiempo, otros no, hay pacientes que se quedan sin trabajo y eso lo contemplo.


Cuando alguien está comprometido con su tratamiento el tema económico pasa a un segundo plano. Todo se habla. Todo pasa por la palabra.


domingo, 11 de octubre de 2015

Mi pija publicada... Arturo

Mi pija publicada

 
Soy Arturo, de 39 años, activo, vivo en Villa Ortuzar, busco chicos discretos entre 18-40. De preferencia de la zona y que no sean tan vuelteros. Aquí va mi pija, Es fácil pasarla bien.

sábado, 10 de octubre de 2015

Mi pija publicada ... Pablo

Mi pija publicada

Pablo, 40 años, de Wilde, Avellaneda, soy un chabon masculino, trabajo, soy universitario, muy calenton en todo sentido, sexualmente 90% activo por asi decirlo, muy franelero, busco conocer chabones hasta 40 años, por la zona, para ver que pinta, espero sus mensajes, salu2. Pablo. fox310104@hotmail.com

La historia de Rama

relato de los lectoresSoy Rama. Es la primera vez que me animo a contarles una secuencia, los sigo desde hace un par de años y me morboseo mucho con la página. Lamentablemente nunca he podido ligar nada por el chat. Pero ya ocurrirá.


Hoy, hace algunas horas atrás, volvía caminando a casa por avenida Corrientes hablando con un pibe por una de esas aplicaciones para conocer gente. La charla se puso subida de tono y la pija se me empezó a poner gomosa. Pero lamentablemente él estaba laburando asique no podríamos sacarnos la calentura juntos.

A la altura del abasto, decido entrar al shopping a ver qué onda. Aproveché que me estaba meando y encaré para el baño (vale decir que de a poco están remodelando los baños y estimo que en un tiempo no se va a poder hacer nada mas. Sonamos!).

En este lugar, chequeo que no haya moros en la costa y me dirijo hacia los mingitorios. Allí había un flaco muy lindo, cuarentón, onda deportivo, barbita de un par de días, claramente no meando. Me le pongo a dos espacios de distancia, yo re caliente, pero el flaco solo miraba de reojo. Como con miedo. No mostraba la pija sino que la escondía en el mingitorio, pero eso me calentaba porque podía imaginar lo rico que debía ser ese culo tapado por su jogging. Al toque de esto, entran un par de mirones que van y vienen, y se terminan yendo.

Un par de minutos mas, y entra un pibe morochito, alto (yo mido 173, el flaco mediría 180), flaco, lindo,. Se me pone al lado y empiezo a escuchar como mea, a lo cual pienso "Acá no va a pasar ninguna". Yo, ya con el pito bien duro, no me muevo de donde estoy (el papi tímido que tenia a dos espacios tampoco, seguía dándose a si mismo... Qué bueno hubiera sido garcharlo!). Cuando el morocho termina de mear, empieza a sacudirla mas de lo normal. Cuando levanto la vista, el loco tenia los ojos en dirección exacta a mi verga. Bajo la mirada de vuelta, y veo que corre la mano hacia donde estoy yo. Me pongo un poquito de costado, y me la manoteó al toque. Mientras me pajeaba, yo le amasaba el culo con la mano derecha. Me puso mucho mas a pleno. El tímido seguía mirando de reojo. El morocho se ponía saliva en los dedos y me acariciaba la cabeza. A pleno.

Siento ruidos de puertas, me da un toque de cagazo y me acomodo la chota para encarar para lavarme las manos, no sin antes decirle que vivo acá nomás. Que vayamos para mi casa. Me comenta que estaba laburando por la zona pero que salía en unos minutos, y que me quería "comer toda la pija". La volví a sacar, me la mamó un segundo ahí nomas y se la saqué de la boca para que me pase su celular así cuando salía de trabajar la seguíamos mas tranca en mi lugar. Me pasó su número en voz bajita y me pidió que por favor no acabe, que lo banque a que nos veamos, que no tenia mucho tiempo pero que quería comérmela.

Al cabo de veinte minutos, cae en casa. Ni bien nos metimos en el ascensor, nos comimos la boca y me mandó de toque la mano adentro del short. Se me puso como piedra en medio milésimo de segundo. Entramos a casa, los besos se pusieron mas mojados, mas chanchos... Me tiró en el sillón y me dijo que quería que le dé la pija en la boca. Pero no pude porque cuando atiné a dársela, me la agarro él y me la empezó a lamer. Primero la cabeza, me hizo sentir alto placer mientras yo podía al fin meterle la mano en el culo. Culo flaco, peludo, rico, pero no iba a poder ser mío porque tenia que irse rápido. Le comí las tetillas cada vez que me la dejaba de chupar para respirar, se la comía entera. Le manoseaba el orto, las gambas, lo agarraba de la nuca para besarlo fuerte. La verdad es que me re calentó lo loquito que se puso.

Paja va, chupada viene, me pide la leche. Le gustaría que lo ensucie todo pero como estaba apurado no podía. Entonces le dije que me acabe él a mi. Lo hice arrodillarse en el sillón, quedamos con su pierna apretándome (estimulándome) las bolas y su verga gorda y dura apuntándome al torso. Empecé a pedirle la leche yo a él ya que si acababa yo primero me la iba a bajar el lechazo suyo. Se empieza a pajear mas fuerte, la respiración se puso mas fuerte también. Yo ya no daba más... No se cómo, pero nuestras pijas sincronizaron y empezamos a largar varios chorros de leche al mismo tiempo. La suya termino en mi panza y pecho, la mía me saltó hasta mi barba.

Nos limpiamos para que yo pueda bajar a abrirle, ya que no podía esperar a que me duchase. Mientras me cambiaba, me agarró la cara y me sacó un lechazo mío que me había quedado en el cuello. Bajé a abrirle la puerta, en el ascensor me volvió a manotear la pija. Le abrí, pero antes quedamos en repetir con mas tiempo para que me entregue ese culo porque me quedé con ganas.

Saludos!
Rama

viernes, 9 de octubre de 2015

Me compré un masajeador de próstata.

HUGO | Un nuevo masajeador de próstata a control remoto

[avatar user="NYLBadmin" align="left" /]

Tal vez esto tenga que ver con lo bueno de vivir en Madrid. Donde uno puede adquirir estos aparatitos para incrementar el placer personal. Tengo entre mis manos lo ultimo en tecnologia de LELO

[video width="640" height="360" mp4="http://www.usandbath.com/wp-content/uploads/2015/10/Masajeando.mp4" poster="http://www.usandbath.com/wp-content/uploads/2015/10/Hugo2_GAYLETTER.jpg"][/video]

 

El último buttplug's, HUGO,  un nuevo masajeador de próstata a control remoto. Yo lo compré acá pero se que lo entregan en cualquier lugar del mundo, por eso hago este post usándolo. LO TENGO ADENTRO!
Vamos a hablar del packaging, la caja está grabada con texturas de cuero y sutiles letras intrépidas en plata; una ventana transparente a través del panel frontal permite una vista del contorno limpio de HUGO; y en la parte posterior se lee "para los orgasmos más explosivos conocidos por el hombre."

En el interior, tenemos a HUGO sí mismo, su pequeño compañero un control remoto, accesorios de carga, y las instrucciones. El tapón (el control) es elegante. Un diseño de dos frentes cubre dentro y por fuera igual, un extremo se deslice en que mientras que el otro estimula el perineo y las bolas. Todo es a prueba de agua y se puede cargar a través de USB, que es funcional, es un poco gracioso. Dormí con él enchufado en mi equipo, ahora en movimiento conectado a mi teléfono.

Aunque no entiendo totalmente la necesidad de un control remoto externo (foto de abajo), eso hace sin dudas que escribir este post sea más fácil. Sí, HUGO se encuentra actualmente dentro de mí. Ahora la vibración es tan alta que me distrae, estoy al palo y casi mueve el vaso del jugo de naranja que me estoy tomando... Esto se torna adictivo...

Ajuste # 1 es una constante, una vibración sostenida. La vibración más baja es muy suave, la presión de su forma más presente que el zumbido; la más alta vibración hace que sea difícil concentrarse plenamente. Estamos hablando de un rango dinámico aquí, amigos.

Ajuste # 2 es un pulso intenso, casi como si alguien estuviera con su pija dando vueltas en mi culo,  por intervalos dentro de mí. Puedo sentir mis hombros arrugando hacia mis oídos. Mi mandíbula inferior se sobresale lentamente hacia la pantalla de mi compu, me estoy mordiendo los labios inferiores....

Marco # 3 es un pulso cada vez más agresivo, más rápido todavía. Como cuando alguien luego de penetrarte te empieza a cabalgar y sabes que no va a parar... Me recalienta sentir esto porque yo siempre fui activo, miren lo que me estaba perdiendo! Mi pierna está rebotando en la barra transversal de mi escritorio.

Ajuste # 4 es un proceso lento, suave vibración, flujo y reflujo como una ola in crescendo. Es más tranquilo que el golpeteo # 3. Ésto me da un momento para pensar en la combinación de sensaciones en mi cuerpo. Mi respiración es cada vez mayor. Me estoy agitando
Antes de llegar a la siguiente configuración, necesito acomodar el estimulador. No tendría que ser tan curvo ya que en vez de presionar profundamente en mi perineo está sacudiendo mis bolas, me gustaría que fuera un poco más plana por lo que se quedaría donde yo quiero que haga presión.

Ajuste # 5 es una combinación de # 2 y # 4, una vibración ascendente que culmina en un pulso distinto, una y otra y otra vez. Es muy fuerte y ya estoy re caliente! Tengo que descargar!

El control remoto ayuda a un orgasmo con manos libres, (yo me estoy tocando y estoy casi al palo).
Tiene un confuso "movimiento de sentido" la capacidad para que pueda cambiar la intensidad de la vibración por la inclinación de un modo u otro. Todavía me estoy poniendo al día e imagino que el control remoto está diseñado para el juego en pareja.

Como estoy bien solo, actualmente, HUGO es mi mejor amigo.

Ajuste # 4 y yo vamos a tener un momento después de que termine esta frase final. byeeeeeeeeeee. Acabé

Gimnasios con Onda (LISTADO)

Gimnasios con Onda (LISTADO)
Hace CLICK en la foto

ULTIMOS COMENTARIOS